Aumenta el número de asesinados en el mundo por seguir a Jesús - Radio Milagro

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

miércoles, 23 de enero de 2019

Aumenta el número de asesinados en el mundo por seguir a Jesús

El número de cristianos asesinados por causa de su fe en Jesucristo aumentó, de acuerdo con la Lista de Vigilancia Mundial 2019, realizada por Puertas Abiertas, en comparación a los informes de años anteriores.

Luego de una disminución de 1.207 cristianos asesinados en el mundo en la investigación del año 2017, este año incrementó a 4.305 mártires.

¿A qué se debe este crecimiento? El estudio asegura que se debe a los asesinatos en Nigeria por parte de los radicales islámicos de la tribu Fulani en comunidades cristianas del país.

Se cree que, de la cantidad total de asesinados, el 90% correspondería a los muertos en Nigeria por declararse seguidores de Cristo.

¿México y Colombia, los países latinos más hostiles a la fe cristiana?

La Lista de Vigilancia Mundial 2019 también informa sobre los 50 países del mundo más hostiles a la fe cristiana, para gran sorpresa de muchos latinos, Colombia y México se posicionan en este ranking.

México, ubicada en el puesto número 39, es una nación conformada por 130.7 millones de habitantes, tiene 125.3 millones de cristianos que a diario temen por sus vidas y sus derechos, principalmente en zonas indígenas, por el simple hecho de creer en Jesús.

Según Puertas Abiertas, la persecución hacia los cristianos proviene del antagonismo étnico, a la corrupción y el crimen organizado, y a la intolerancia secular. A continuación, la descripción completa de cada uno:

Antagonismo étnico: Alrededor del 21.5% de la población mexicana pertenece a grupos indígenas. Sus comunidades se rigen por las leyes y costumbres tradicionales con una intervención mínima del Estado. Los conversos al cristianismo (generalmente protestantes) sufren una fuerte presión y, a menudo, ataques violentos, cuando abandonan las prácticas religiosas del grupo étnico.

Corrupción y crimen organizado: muchos cristianos son vistos como obstáculos para las pandillas criminales, especialmente cuando están comprometidos con el trabajo de los jóvenes y / o la rehabilitación de drogas. Los cristianos experimentan ataques, extorsiones e incluso asesinatos, especialmente cuando existe una connivencia entre las autoridades y los grupos criminales.

Intolerancia secular: se han fomentado políticas que buscan promover ideologías liberales, especialmente en asuntos relacionados con la educación sexual integral, el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo. La defensa de la vida y la familia promovida por los cristianos es criticada regularmente. Además, algunos líderes religiosos han sido amenazados con sanciones por expresar opiniones políticas en público.

La persecución violenta es llevada a cabo por grupos criminales contra sacerdotes y pastores, respaldados directa o indirectamente por el gobierno debido a la corrupción y la impunidad.

Los líderes y los miembros de las comunidades indígenas (incluida la familia) también son responsables de atacar a los cristianos conversos y de aplicar presión mediante multas, aislamiento, negar los servicios básicos de la comunidad y el encarcelamiento.

Además, la ideología secular permanece en el país a través de la creciente influencia de los grupos de presión ideológica (como LGBTI y las comunidades feministas radicales) promovidas por los partidos políticos y las organizaciones multilaterales, que intentan borrar los valores cristianos de la esfera pública que rodea la vida del feto, el matrimonio. Y los derechos de los padres, dice el informe.

Uno de los casos de persecución religiosa más sonados en México, ocurrió en octubre de 2018. Marcelino Carrillo, un indígena Wixarica de la región norte de Jalisco, fue secuestrado por las autoridades de Wixarican ("tupiles") y castigado con prisión (de acuerdo con las "leyes internas" de la comunidad) por un período de tiempo indefinido. Carrillo había sido expulsado hace un año debido a su conversión al cristianismo.

También en abril de 2018, tres líderes cristianos fueron asesinados. Uno fue secuestrado en Cuernavaca y murió mientras su rescate estaba en proceso. Otro fue muerto a tiros en Jalisco en la oficina de su iglesia. Un tercero fue apuñalado hasta la muerte dentro de una iglesia en la Ciudad de México.

En cuanto a Colombia, un país conformado por 49.4 de habitantes, tiene 46.9 millones de creyentes que podrían llegar a ser víctimas de la persecución religiosa que ocurre en el país.

Este año, Puertas Abiertas ubicó a esta nación sudamericana en el puesto número 47 de los 50 países más hostiles hacia la fe cristiana.

La investigación precisa que al igual que México la persecución proviene del antagonismo étnico, a la corrupción y el crimen organizado, y a la intolerancia secular. A continuación, la descripción completa de cada uno:

Antagonismo étnico: aproximadamente el 3,4% de la población colombiana se considera indígena. Donde los miembros de las comunidades indígenas se han convertido al cristianismo y han abandonado los ritos locales sincréticos, a menudo son perseguidos violentamente.

Corrupción y crimen organizado: la falta de garantías estatales en las regiones más descuidadas del país, alienta la presencia de grupos criminales involucrados en el tráfico de drogas, extorsión, asesinatos, etc.

Intolerancia secular: a pesar de la influencia actual de los cristianos en la política (especialmente los protestantes), las autoridades gubernamentales intentan erradicar la religión del dominio público e imponer valores que son contrarios a la fe cristiana (por ejemplo, la agenda LGBTI).

Líderes de grupos criminales y guerrilleros disidentes son los principales agentes de persecución. A menudo gozan de impunidad debido a la corrupción de las autoridades locales. De la misma manera, los narcotraficantes y las redes criminales cooptan a los funcionarios del gobierno para que actúen contra los grupos cristianos que se oponen abiertamente a sus prácticas ilegales.

Además, en las comunidades indígenas, donde los líderes perciben que los cristianos quieren imponer su visión del mundo y hacerse cargo de su territorio, los cristianos sufrirán persecución (respaldados por las autoridades locales o municipales).

Por último, los partidos políticos, los ciudadanos comunes y los grupos de presión rechazan las opiniones basadas en la fe y tratan de imponer agendas que contradicen los valores cristianos.

Algunos de los casos de persecución religiosa más sonados en Colombia, ocurrió en mayo de 2018. Una iglesia en Bogotá fue atacada "por un grupo de ateos". Arrojaron piedras, rompiendo ventanas y dañando propiedades en su interior. Se sabe que el grupo ha acosado a la comunidad cristiana durante semanas. Durante el ataque, el líder a cargo buscó refugio en la casa de un familiar debido a las amenazas hechas contra él.

También, en julio de 2018, en la comunidad de Embera Katio en el pueblo de Guaranini, las autoridades indígenas expulsaron a los pastores que vivían allí porque no querían que continuaran su labor evangelizadora.

Los países más hostiles a la fe

Este año, Corea del Norte y Afganistán obtienen el mayor resultado en la persecución a los cristianos. Aunque completamente diferentes en su estructura política y social, estos dos países recibieron puntuaciones máximas para la presión sobre los cristianos. Una pequeña diferencia en la puntuación alcanzada por el índice de violencia marcó la distinción entre el primer y el segundo lugar.

De acuerdo con Puertas Abiertas, más de 245 millones de cristianos en países con 41 puntos o más experimentan "altos, muy altos o extremos" niveles de persecución en razón de su fe en Jesucristo.

Pero la persecución no siempre significa asesinatos o condenas largas en prisiones.

"Tenemos evidencias estadísticas para apoyar nuestra experiencia que la persecución está creciendo tanto en intensidad como en el número de países y [cristianos] afectados", dijo el creador del ranking. "Esta lista no cambia las tendencias de los últimos años; pero, podemos afirmar que la situación para los cristianos está peor que el año pasado”.

Los 10 países más hostiles a la fe son los siguientes: Corea del Norte, Afganistán, Somalia, Libia, Pakistán, Sudán, Eritrea, Yemen, Irán y la India. 

Fuente: cbn.com





No hay comentarios: