Sacrifiqué, ¿y ahora? - Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Post Top Ad

Sacrifiqué, ¿y ahora?

AHORA VIVA LOS 5 PASOS:

No perdáis, pues, vuestra CONFIANZA, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la PACIENCIA, para que habiendo hecho la VOLUNTAD DE DIOS, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo VIVIRÁ POR FE; y si retrocediere, no agradará a Mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para PRESERVACIÓN DEL ALMA. Hebreos 10:35-39

1º – CONFIANZA: Cuando se oye la Voz de Dios, como Abraham, se necesita coraje para atenderla. Tras dar oídos a Su voz y entregarse en Su Altar, es preciso confiar en Su carácter, creyendo que Él cumplirá lo que prometió. Por esta razón, no debemos mirar las circunstancias, sino fijar nuestros ojos en Sus promesas.

2º – PACIENCIA: La perseverancia no es una opción, es una necesidad de la fe. Solo persevera aquel que cree que su fe no es en vano. Después de que los ángeles trajeron la noticia de que Abraham y Sara tendrían un hijo, él tuvo que perseverar creyendo para tener el hijo en sus manos un año después (Génesis 18:10).

3º – VOLUNTAD DE DIOS: El verdadero sacrificio es aquel en el cual se coloca en el Altar lo que Dios pide y lo que somos, y en eso está incluida nuestra propia voluntad. Dios jamás hará algo que no esté de acuerdo con Su querer, por eso, pregúntese a sí mismo: Lo que estoy pidiendo ¿es de la voluntad de Dios?

4º – VIVIRÁ POR LA FE: Dios no nos llama a una aventura en el Altar, Él no quiere que pasemos por allá, sino que pasemos a vivir por la fe, es decir, que vivamos según Su Palabra, y no que después de manifestar la fe crucemos los brazos.

5º – CONSERVACIÓN DEL ALMA: Hemos visto a muchos que, después de conquistar por la fe, no manifiestan la fe para mantener la fe, la razón de eso es que no están preocupados por lo más importante del ser humano y la razón más grande para lanzarse al Altar: LA SALVACIÓN DEL ALMA.

Cuando lleguen las conquistas, no abandone la fe haciendo que sus conquistas sean su dios, y mientras las conquistas no llegan, mantenga su confianza.

Colaboró: Obispo André Cajeu


No hay comentarios: