NECESITAMOS TU COLABORACIÓN

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

PASTOR ENCARCELADO DURANTE 18 AÑOS ENCUENTRA A SU IGLESIA MULTIPLICADA TRAS SER LIBERADO

 


Cuando el hijo del pastor Chang Wong* tenía cuatro años, el predicador comenzó a ser acosado e investigado por la Oficina de Seguridad Pública de China debido al mensaje cristocéntrico que compartía, y fue encarcelado por 18 años. Al salir de prisión se llenó de gozo, pues su iglesia no había desaparecido, por el contrario, se había multiplicado.


Chang Wong era un joven casado que fue guiado por Dios para plantar una pequeña iglesia secreta en una remota región montañosa de China. En ese momento, no había tantos pastores y el Evangelio no era ampliamente conocido en el país comunista. El joven pastor se mudó con su familia al área para evangelizar a los residentes. Sin transporte, Wong caminó durante horas para predicar y enseñar en los servicios secretos.


“Pasaba largas horas caminando a través de las montañas para llegar a las casas para reuniones secretas. Mis oyentes creyeron en el Espíritu Santo del que les hablé, y tuvimos muchas profecías, vimos muchas señales y maravillas, milagros y salvación”, dijo Wong a God Reports.


La congregación de Wong no tenía otros ministros para ayudar con el pastoreo, ningún ministerio de adoración y ni siquiera Biblias. Pero el pastor discipuló muy bien a las personas que se convirtieron a Jesús. Amaban la Palabra de Dios y ahorraban dinero durante todo el año para comprar un Nuevo Testamento y luego arrancaban algunas páginas para compartir la Palabra con aquellos que todavía no podían tener las Escrituras.


Cuando el hijo del pastor tenía cuatro años, Chang comenzó a ser acosado e investigado por la Oficina de Seguridad Pública de China, hasta que un día lo llevaron a una prisión, a muchos kilómetros de la región montañosa. Un día en prisión, Wong pidió a los guardias que lo dejaran “ser un buen cristiano” y que le permitieran estar a cargo de limpiar los cubos de desechos humanos de todas las celdas.


Pensando que era un tonto, los soldados dejaron que el pastor hiciera la desagradable tarea y empezaron a dejar los baldes para que los limpiaran en su celda. Debido al hedor de la pequeña celda de Wong, los guardias ya no estaban cerca, por lo que el pastor podía adorar a Dios sin castigo, cantando himnos, recordando versículos de la Biblia y orando por su familia y congregación. A pesar de la terrible experiencia de su fe en la cárcel, Chang afirmó que se volvió loco para volverse sabio, citando al apóstol Pablo: "'Pero fue bueno tener la oportunidad de adorar a nuestro Señor en privado".


Y así, el pastor Wong pasó 18 años, hasta que un día fue liberado por error y pudo regresar con su familia y su iglesia en casa. Al llegar al lugar, el pastor Wong, quien pensó que encontraría una pequeña congregación local, se enfrentó a una multitud de personas. "¿Quiénes son todas estas personas?", preguntó asombrado. “Su iglesia, pastor; viajaron muchos kilómetros y muchos días por las montañas para recibirlo”, le respondieron.


"¿Mi iglesia? Pero me he ido por años. ¿Cómo es posible? Éramos pocos cuando me capturaron. ¿Quiénes son los pastores?”, preguntó Wong con incredulidad. Y alguien respondió: “No hemos tenido más pastor que a Jesús y a usted”. Sorprendentemente, Wong dijo: “¿Yo? Pero llevo 18 años en la cárcel, no estuve aquí”.


“Pero pastor, hicimos lo que nos enseñó: alcanzamos a los perdidos, enseñamos lo que nos enseñó a compartir. Confiar en el Espíritu Santo y creer en su ayuda y orar por milagros. Somos su iglesia, pastor, enséñenos más. No tenemos miedo de las autoridades, tenemos miedo de no seguir las instrucciones de Dios”, le dijeron.


*Nombre cambiado por razones de seguridad


Fuente: impactoevangelistico.net

No hay comentarios: