Radio Milagro: útero

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta útero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta útero. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de julio de 2017

julio 16, 2017

"Me siento bien feliz siendo un hombre con útero" dice transgénero embarazado

Trystan Reese, de 34 años, está esperando un hijo con su compañero Biff Chaplow; las imágenes del embarazo le han dado la vuelta al mundo.

La pareja, oriunda de Oregon, Estados Unidos, lleva 7 años junta, y ya va por los 8 meses de embarazo. El bebé nacerá en el próximo mes de julio. Trystan es el centro de la historia, porque es él quien lleva un bebé en su vientre, algo que nadie está acostumbrado a ver. Citado por CNN, dijo:

“A medida que avanza el embarazo es cada vez más obvio que no se trata solamente de un hombre con una panza cervecera. […] Me siento bien siendo un hombre con útero”.

Al momento de su nacimiento, el nuevo padre (hablamos del que lleva el bebé en sus entrañas) fue registrado como mujer. A pesar de que hoy en día parece un hombre común y corriente, no se hizo ninguna modificación en su cuerpo, más allá de un tratamiento de hormonas, que le permite tener algo de barba, y algunos otros cambios físicos externos.

La pareja, de 34 y 31 años, adoptó a los hijos de Biff en 2011. Sin embargo, se enteraron de que había muchos casos de hombres transgénero que habían logrado tener bebés exitosamente. Por eso consultaron con expertos para contar con asesoría, que han tenido permanentemente desde el inicio de la gestación, que confirmaron luego de varios meses de intentarlo, cuando Trystan se empezó a sentir enfermo, añade Independent.

Para evitar comentarios negativos hacia su embarazo y su notoria barriga, Trystan intenta camuflar su vientre cuando está en la calle y cuando va al trabajo, pero no se ha salvado del todo, ya que a través de redes sociales, muchos anónimos han comentado con bastante desagrado el estado de este hombre.

La gestación ha transcurrido con total normalidad, con los detalles inherentes que trae consigo: antojos, acidez después de las comidas, etc. Sin embargo, la pareja sueña con dedicarles la máxima atención a sus hijos adoptivos y al que viene en camino.

“Ellos (sus hijos) no están emocionados de compartir el tiempo de sus papás con una nueva criatura, pero están ilusionados con la idea de ser un hermano y una hermana mayor”.

Fuente: viralnet

viernes, 7 de julio de 2017

julio 07, 2017

¿Podrán los hombres transgénero quedarse embarazados en un futuro?

Para muchos médicos no se trata de si podrán, sino de cuándo podrán, ya que dan por seguro que los hombres transgénero podrán implantarse un útero y tener sus propios hijos de forma biológica.

Es más, el profesor Steven Weyers, del Hospital de la Universidad de Gante (Bélgica) –encargado de un programa para implantar un útero a 20 mujeres infértiles- apunta a que esta técnica estará disponible en apenas diez años.

Ya existen casos de mujeres que se han hecho este tipo de trasplantes y han logrado quedarse embarazadas, por lo que el debate ha comenzado a cobrar fuerza ante una polémica que no deja indiferente a nadie.

Y es que ya hay quien apunta a que toda persona nacida varón y convertida en mujer tiene derecho a quedarse embarazada si la tecnología lo permite.

Y no solo eso, sino que es la Seguridad Social quien debe pagarlo.

Esta es la opinión de Amel Alghrani, la decana de la Facultad de Derecho Reproductivo y Salud de la Universidad de Liverpool, también defensora de los vientres de alquiler, informa el Daily Mail.

    Esta letrada apunta a que cualquier hombre, homosexual o heterosexual, podría tener a su hijo y vivir la experiencia del embarazo

La señora Alghrani es una visionaria y ya piensa más allá de hombres transgénero embarazados. Si una técnica así se hiciese realidad, esta jurista apunta a que cualquier hombre, homosexual o heterosexual, podría tener a su hijo y vivir la experiencia del embarazo.

Hay que recalcar que desde 2014, cinco bebés han nacido de úteros trasplantados, pero las evidentes diferencias biológicas entre hombres y mujeres hace que la viabilidad de esta operación en versión masculina no sea todavía más que un proyecto.

No todo el mundo está de acuerdo con que cualquiera, independientemente de su sexo, pueda llevar vida en el interior de su cuerpo.

Grupos feministas ya han mostrado su rechazo a lo que en el fondo, dicen, no es más que un intento de crear a la mujer en un quirófano, lo cual no es posible.

El debate todavía no ha llegado a España, pero lo que está claro es que una vez que lo haga se quedará por un tiempo, sobre todo con la aprobación de la ley LGTB de Podemos en el horizonte.

fUENTE: actuall.com

lunes, 2 de enero de 2017

enero 02, 2017

Extraño fenómeno médico: un bebé saca sus pies fuera del útero

Médicos franceses han dado a conocer el extraño caso sufrido por una mujer de 33 años en su 22.ª semana de embarazo. En concreto, la resonancia magnética mostró que la mujer presentaba una rotura de 2,5 centímetros en la pared uterina, lo que permitió que los pies de su bebé salieran fuera del útero, según un informe publicado en 'New England Journal of Medicine'.

Se cree que este tipo de roturas afectan a menos de 5 de cada 1.000 mujeres embarazadas que fueron sometidas a cesáreas con anterioridad. Con todo, el riesgo es notablemente inferior para el primer embarazo o para aquellas mujeres que no fueron sometidas a cesáreas. Se trata de un fenómeno increíblemente raro que, generalmente, causa complicaciones potencialmente mortales.

En este caso, aunque la mujer había sufrido cinco cesáreas, la ruptura del útero no se encontraba en el mismo lugar que el tejido cicatricial. Afortunadamente, la madre dio a luz a un niño de 1,4 kilos durante la trigésima semana de embarazo. Transcurridos seis meses del nacimiento tanto la mujer, como el niño se sienten bien.

Fuente: actualidad.rt.com

viernes, 30 de septiembre de 2016

septiembre 30, 2016

Mary Toft, la mujer que hace 290 años confundió a los médicos al dar a luz conejos

Una mujer pobre que paría conejos a principios del siglo XVIII en Inglaterra.

No es un cuento fantasioso, sino una historia aparentemente real que llenó las portadas de las publicaciones de la época.

“Desde que les escribí, la pobre mujer ha dado a luz tres nuevos conejos, todos ellos a medio crecer; el último duró 23 horas dentro del útero antes de morir. Si usted tiene alguna persona curiosa que quiera venir a verlo con sus propios ojos, parece que tiene otro en su útero, así que puede venir a sacárselo cuando quiera. No sé cuántos conejos le quedan adentro“.

Esa carta se la escribió John Howard, un “prominente cirujano” de Guilford, Inglaterra, a Nathaniel St Andre, médico de la corte del rey Jorge I en 1763.

La “pobre mujer” era Mary Toft, de 23 años. Ante la suculenta historia, St Andre no dudó en ir a examinarla.

“El 23 de abril pasado, mientras orinaba en el campo, vio un conejo saltando cerca de ella,corriendo. Por eso desarrolló una fijación por los conejos“, escribió el médico real.

“Desde entonces y por más de tres meses, siente un deseo constante de comer conejos, pero como es muy pobre, no ha podido procurar ninguno“.

Cuando vio el conejo que la sorprendió, Toft estaba embarazada y aparentemente tuvo un aborto espontáneo poco antes de que naciera el bebé.

Madre de conejos

“Hoy nos parece descabellado, pero tenemos que entender que en esa época existían muchas dudas sobre la concepción. Incluso gente educada creía que las mujeres podían afectar el desarrollo de los huesos del feto con su pensamiento“, explica Karen Harvey, profesora de la Universidad de Sheffield y autora de un libro sobre Mary Toft que será publicado próximamente.

Fue después de esta dramática experiencia que Mary, apoyada por su marido y por el doctor Howard, comenzó a decir que estaba dando a luz conejos.

A pesar de que salían muertos de su vientre, parecían estar saltando dentro de ella, en su estómago, según observó Richard Manningham, quien la examinó.

“Efectivamente había un movimiento en alguna parte del lado derecho de su estómago“, escribió.
 
El doctor St Andre vio “nacer” el décimo quinto conejo y volvió el caso público. Pero otro de los doctores reales, Cyriacus Ahlers, no estaba muy convencido.

“Le pregunté a la paciente algunas preguntas que no fue capaz de responder. La observé con atención, caminaba por la habitación presionando sus rodillas, como si tuviera miedo de que algo se cayera“.

Con Ahlers en la pieza, Mary Toft dio a luz otro conejo, asistida por John Howard.

“Para ese entonces yo tenía serias sospechas, pero fingí una gran compasión por el cuidado de la mujer, lo que le dio la oportunidad a Howard de contarme todo lo que la pobre mujer había sufrido, y que él esperaba que su majestad le otorgara la gracia, cuando todo esto acabara, de una pensión, dado que había tantos otros a los que se les había otorgado una pensión sin merecerla…“.
El principio del fin

Ahlers investigó las partes de conejo y encontró algunos detalles bastante sospechosos: tenían bolitas en sus estómagos que indicaban que habían comido heno y algunas de sus partes parecían haber sido cortadas con cuchillo.

“Técnicamente, Mary Toft sí dio a luz conejos. Durante meses partes disecadas fueron introducidas a su cuerpo, ella las mantuvo y horas más tarde su cuerpo las expulsó. Este fue un proceso incómodo y muy real”, señala Harvey.
 
La paciente fue llevada a Londres donde esperó el nacimiento de su décimo octavo conejo. El caso ya acaparaba las portadas de todos los periódicos y el artista William Hogarth hizo una caricatura del examen de los conejos, saltando en el piso.

“Nadie, hasta que la mentira terminó, comió conejo“, decía un reporte de la época.

“Me parece increíble que hayan creído que podían seguir con la estafa en Londres, observados tan de cerca. Obviamente los iban a pillar”, comenta Harvey.

Uno de los porteros de la casa donde se estaba quedando la supuesta madre reportó que ella le había pedido que le trajera “el conejo más pequeño que encontrara”. Richard Manningham estaba furioso.

“Le insistí que confesara la verdad. Le dije que creía que era una impostora y que por lo mismo había decidido hacerle un experimento bastante doloroso“.

Fue entonces cuando la mujer confesó.

“No seguiré más con esto. Prefiero colgarme“.

En una serie de confesiones llenas de contradicciones y frases cortadas, la mujer dio su versión de los hechos.

“Tuve un parto horroroso. Una cosa monstruosa salió de mí seguido por una inundación justo después de que vi conejos“.

Lo que describe Toft es un aborto y lo que vino después.

“Mi cuerpo estaba tan abierto como si un niño hubiese salido de él. Sentí dolor como que me picotearan los huesos por dentro durante una hora o más“.

Pero el resto de la historia tiene tres finales distintos en cada confesión.

En una, niega el fraude.

En la siguiente, dice que la ayudó la esposa de un afilador de cuchillos que había pasado por el pueblo.

Y en la última, involucró a su suegra.

El doctor St Andre, quien en un principio había creído en la historia, se retractó.

“Estoy completamente convencido de que esto es un abominable fraude“.

Como técnicamente fingir un embarazo de conejos no era delito, Toft fue puesta en libertad sin cargos.

Murió 40 años después y en su certificado de defunción en la iglesia quedó registrada como: “Mary Toft, viuda y la impostora del conejo“.

Fuente: aldeaviral.com


sábado, 26 de marzo de 2016

marzo 26, 2016

Realizan el primer trasplante de útero en EE. UU.

Cirujanos de Cleveland informaron que realizaron el primer trasplante de útero en Estados Unidos, una nueva frontera que busca darles a las mujeres carentes de matriz la posibilidad de embarazarse.

La Clínica Cleveland señaló a través de un comunicado que se realizó el procedimiento de nueve horas en una mujer de 26 años, utilizando el útero de una donante fallecida.

El hospital planeaba desde hace tiempo una cirugía de ese tipo, y en otoño pasado anunció un ensayo clínico en el que se realizarían 10 trasplantes. El hospital dijo que la paciente está en condición estable y no se revelarían mayores detalles hasta la realización de una conferencia de prensa la próxima semana.

Los trasplantes de matriz se han intentado en otros países y Suecia reportó el primer nacimiento exitoso en 2014 de cinco bebés saludables que ha habido hasta el momento. Los médicos indicaron que el tratamiento que permanece en fase experimental podría ser una alternativa para algunas de las miles de mujeres incapaces de tener hijos debido a que nacieron sin útero o lo perdieron a causa de una enfermedad.

Otros han cuestionado si un paso tan extremo sería una opción realista para muchas mujeres. Conlleva grandes riesgos médicos, incluyendo el rechazo al trasplante y el consumo de potentes fármacos supresores del sistema inmune para un trasplante, que a diferencia de los que reciben un riñón o un corazón, no es de vida o muerte.

El doctor Andreas Tzakis, de la Clínica Cleveland, dijo que los riesgos no son mayores a los de otros trasplantes pero si está considerado como uno que mejora la vida, como el trasplante facial o de una mano.

Una gran diferencia: “A diferencia de otros trasplantes, éste es efímero”, expresó Tzakis el año pasado durante el anuncio del estudio. “No se realizan con la intención de que duren toda la vida del receptor, sino que se mantendrán el tiempo suficiente para producir uno o dos hijos”.

El retiro del útero de un donante fallecido requiere más que una histerectomía regular, debido a que se deben retirar las grandes arterias a las cuales se conectan. La matriz y los vasos sanguíneos se cosen al interior de la pelvis de la receptora. Antes de cerrar el abdomen se debe revisar el buen flujo sanguíneo y que la fijación a los ligamentos sea suficientemente fuerte para mantener el embarazo.

En caso que una mujer sea aprobada para recibir el trasplante, se le deben retirar los óvulos de los ovarios, al igual que en la fertilización in vitro, luego se deben congelar los embriones, que serán implantados 12 meses después de que sane el trasplante.

Fuente: AP