Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta Chile. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Chile. Mostrar todas las entradas
septiembre 24, 2019

El Sacerdote Renato Poblete abusó de 22 mujeres durante 48 años y obligó a abortar a otras tres

Renato Poblete, un emblemático jesuita de Chile que alcanzó alta figuración y falleció en 2010, fue durante 48 años un depredador sexual que en ese lapso abusó de 22 mujeres, entre ellas cinco menores de edad.

Así concluye una investigación entregada este martes por la Compañía de Jesús, la cual estuvo dirigida por el abogado laico Waldo Bown y que inició tras las denuncias de la teóloga Marcela Aranda.

“Posteriormente recibió el testimonio de (otras) 21 mujeres más que sufrieron alguna experiencia de abuso sexual por parte de Renato Poblete entre los años 1960 y 2008”, dijo en una rueda de prensa el provincial jesuita Cristián del Campo.

“Entre las víctimas mencionadas hay cuatro personas que eran menores de 18 años cuando ocurrieron los hechos denunciados”, precisó Del Campo.

Durante la presentación, el religioso pidió perdón por los casos de abuso, pero descartó situaciones de encubrimiento, aunque agregó que “le corresponde al Ministerio Público de Chile determinar su existencia”, según recoge el diario La Tercera.
Los demás casos se refieren a abusos sexuales de mujeres mayores de edad, “consistentes en un abordaje sexual inesperado y violento, en que intempestivamente se intenta besar y tocar a la víctima”, señala el texto dado a conocer por el provincial jesuita.

Fallecido a los 85 años, en febrero del 2010 a causa de un paro cardíaco, Renato Poblete fue entre los años 1982 y 2000 el capellán del Hogar de Cristo, una institución chilena de beneficencia pública, creada por San Alberto Hurtado el 19 de octubre de 1944.

En 2009, Renato Poblete recibió de manos de la entonces presidenta de Chile Michelle Bachelet el Premio Bicentenario como reconocimiento del Gobierno a su trayectoria de servicio social.

La indagatoria del abogado Bown determinó que en el período 1960-2008, Renato Poblete mantuvo seis relaciones estables en un periodo de tiempo, y el investigador estimó “la existencia de aspectos abusivos en al menos cinco de ellas”.
En el caso de Marcela Aranda, que originó la investigación contra Renato Poblete, todos los hechos descritos por ella han sido considerados “plausibles y su relato creíble”, dice el texto difundido por Cristián del Campo.

Agrega que abusos sexuales contra Marcela Aranda han podido ser corroborados con otras evidencias, tales como patrones comunes de conducta del acusado y testigos que confirmaron la relación que “existió entre la víctima y el indagado”.

Respecto de tres abortos que Marcela Aranda denunció haber sido obligada por Renato Poblete, “el investigador consideró que en al menos uno de ellos habría antecedentes que corroboran la participación de Renato Poblete”, indica el documento.

En tanto, las personas relacionadas con la Iglesia que son investigadas suman más de 200, entre ellas 10 obispos, 152 sacerdotes, 9 diáconos, 15 laicos, 8 personas de las que no se dispone información y 27 pertenecientes a órdenes o congregaciones sin ser clérigos.

Fuente: https://www.joeirizarrynoticiascristianas.com
marzo 28, 2019

Mi padre, el sacerdote

Relatos de hijos de religiosos católicos están saliendo a la luz en todo el mundo, convirtiéndose en un nuevo desafío para la Iglesia. Chile no está al margen de este fenómeno. Estas son tres historias narradas por sus protagonistas, quienes revelan sus vivencias, miedos, alegrías y cómo enfrentaron a las autoridades eclesiásticas.
Mauricio Ramírez Ramírez cruzó la antigua puerta de madera de la parroquia Santísimo Sacramento, en Iquique, y avanzó sin quitar la vista del sacerdote Domingo Soto Díaz. Ese viernes 5 de diciembre de 1980, frente a 200 asistentes, el “cura Soto”, como lo llamaban en el barrio El Morro, subió hasta el altar, abrió su vieja Biblia y repasó por última vez los salmos que leería en la ceremonia más importante que ofició en su vida religiosa: el matrimonio de su propio hijo.

“Muy pocos han tenido la suerte que yo tuve, que sea tu papá el que bautice, el que oficie tu Primera Comunión, el que te confirme y el que te case. Me siento orgulloso de haber vivido eso”, dice Mauricio.

La elección de la parroquia de calle Wilson para celebrar su matrimonio tenía un significado especial. El terreno donde se levantó esa iglesia fue por 22 años el lugar donde vivió junto a sus padres y hermanos. Una amplia casa construida al costado del recinto religioso acogió a la familia que formaron el sacerdote Domingo Soto, Doris Ramírez y sus seis hijos (uno de los cuales murió cuando tenía seis meses).

Fue allí donde el secreto mejor guardado del barrio El Morro tuvo su punto de origen, cuando el párroco conoció a la joven empleada doméstica del obispado y se enamoraron.

Hoy, a sus 62 años, Mauricio relata con una mezcla de nostalgia y orgullo cómo fue la vida de un niño, adolescente y adulto que cargó con la responsabilidad de guardar el secreto que le contaron cuando tenía ocho años.

La figura pública de su padre, conocido por su activo rol social en dictadura y su vida académica en colegios y universidades, obligó a su madre a tomar resguardos para evitar sanciones de la Iglesia que podían terminar en su traslado. Así, los cinco hermanos Ramírez aprendieron a llamar “padrino” a su padre cuando estaban en público, o a explicar por qué vivían en la casa de un cura: “Teníamos que decir que el padre Soto nos había acogido en su casa. Solo cuando todos se iban le podíamos volver a decir papá”, relata. Sobre su apellido, Mauricio aclara: “Nos quedamos con el apellido de mi mamá, porque queríamos proteger a mi padre”.

Pese a los resguardos y al silencio solidario que mantuvo la comunidad de fieles, en 1978 la crisis fue inevitable. Ese año, el padre Soto decidió confesarse con su superior, el obispo José del Carmen Valle. Y su revelación no cayó bien en la Iglesia.

Tal fue el revuelo dentro del obispado y en los sectores conservadores de la época, que a pocos días de su confesión religiosa, y ante su negativa de abandonar la parroquia que por 38 años dirigió, Carabineros intervino para tratar de sacarlo por la fuerza. “Pero la gente, que lo quería y lo respetaba mucho, salió a defenderlo. No dejaron que Carabineros nos sacara de la Iglesia”, recuerda Mauricio. Para evitar que la tensión escalara entre los pobladores y la policía, el religioso cedió.

Mauricio y su familia se mudaron a una casa de calle Aníbal Pinto, a pocas cuadras. Aunque el Obispado de Iquique pidió sanciones por su caso, el Vaticano nunca las aplicó. Desde ese día los habitantes de El Morro apodaron al sacerdote “el padre sin iglesia”, recuerda su hijo.

Su alejamiento de la parroquia del Santísimo Sacramento coincidió con un empeoramiento en la salud del sacerdote, su diabetes lo obligó a usar silla de ruedas, hasta fallecer en 1988. Fue velado con todos los honores de un sacerdote.

***
En febrero pasado, una investigación de The New York Times dio a conocer la existencia de protocolos secretos del Vaticano para enfrentar los casos de clérigos que tienen hijos. “Es el próximo gran escándalo de la Iglesia Católica. Hay hijos de sacerdotes por todas partes”, advirtió Vincent Doyle, un psicoterapeuta irlandés, quien tras enterarse de que el párroco de su comunidad en realidad era su padre, decidió crear en 2014 la primera agrupación internacional de apoyo a hijos de sacerdotes. Desde entonces, Coping International, Children of Priests & Religious ha recopilado miles de testimonios en todo el mundo.

“¿La Iglesia Católica cómo puede afirmar que es provida cuando sus propios hijos son estigmatizados e ignorados, silenciados y maltratados?”, señala Doyle a Reportajes.

Tras la investigación del periódico norteamericano, el cardenal Beniamino Stella, prefecto de la Congregación para el Clero del Vaticano, dio una entrevista reconociendo la existencia de un documento interno de la Iglesia Católica llamado “Nota relativa a la praxis de la Congregación para el Clero en relación a los clérigos con hijos”, que se entrega a las conferencias episcopales y a los obispos, donde se establecen las directrices para abordar casos de este tipo.

Según detalló el cardenal, el mandato desde el pontificado de Benedicto XVI es acelerar los trámites de dispensa sacerdotal para todos aquellos religiosos menores de 40 años que tuvieran hijos, para que ejerzan plenamente su paternidad. Sin embargo, la dispensa es voluntaria y debe ser solicitada por el propio religioso al Vaticano. En caso de no hacerlo, el obispo o superior de la congregación debe evaluar caso a caso si eleva una causa para suspenderlo del estado clerical. Expertos en Derecho Canónico coinciden en que no hay ninguna causal para expulsar a sacerdotes por tener hijos, solamente es posible hacerlo si rompen el celibato de forma permanente, manteniendo una relación sentimental prolongada en el tiempo. Por eso, en algunas ocasiones se llega a un acuerdo para tapar el asunto, por ejemplo, cuando el sacerdote terminó su relación sentimental con su pareja y ayuda económicamente a su descendencia; cuando el hijo cuenta con otra figura paterna que le entregue sustento, o cuando los hijos ya son mayores de 20 años.

El cardenal Stella agregó un dato revelador: “Un cálculo aproximado de las solicitudes de dispensa muestra que alrededor del 80% de ellas implica la presencia de prole”.

***
Un cuadro con la imagen de la Virgen de la Anunciación y un crucifijo dorado sobre el escritorio decoraban la oficina de entonces obispo de San Felipe, Cristián Contreras. Era cerca del mediodía del 22 de julio de 2014 cuando Ignacio Miranda, párroco de Cabildo, ingresó al despacho del prelado, se sentó frente a él y le explicó el motivo de su urgente encuentro: “Obispo, voy a dejar la parroquia porque voy a ser papá”, lanzó.

Según el relato de Miranda, el rostro de Contreras -a quien el Papa Francisco le aceptó la renuncia en septiembre de 2018- se tornó serio y molesto. “Chiquillo, podríamos haberte ayudado, pero si es tu decisión, la respeto. Gracias por tu franqueza, pero esto se podría haber evitado”, dijo antes de levantarse, estrecharle la mano y acompañarlo hasta la puerta del obispado.

Esa fue la despedida del “padre Nacho”, que generó conmoción entre los fieles de Cabildo. Para disipar los rumores, días después él mismo les contó la noticia a través de la radio local “Maxx Radio Chile”: “Buenos días, saludos a todas las personas que escuchan tu radio. A ver…, no es fácil este tema, menos aún conversarlo por la radio. Lo que estoy viviendo ahora no es un error, no estoy equivocado, acá hay una decisión tomada con el cariño a Dios y con la persona que quiero comenzar una nueva vida”, afirmó.

Ignacio Miranda había llegado el año 2005 a la localidad ubicada a 175 kilómetros de Valparaíso. Siendo aún diácono fue enviado para cumplir labores pastorales. Su cercanía con los feligreses, sus visitas a zonas rurales y su juventud le dieron rápida notoriedad entre los habitantes.

Ese mismo año, trabajando en la parroquia conoció a Verónica, una de las catequistas, y surgió una amistad. Y la amistad, tras ordenarse sacerdote en 2010, incubó un conflicto interno en sus vidas. “Lamentablemente, y es lo que les pasa a los sacerdotes, estos temas no se pueden hablar. No sé si por miedo, por vergüenza, pero uno no se atreve a contar que está aflorando en ti el amor humano. Para mí fue un conflicto fuerte, porque quería ser sacerdote, era mi vocación. Pero, por otro lado, empecé a sentir ese amor humano, y ya no solo el amor divino, hacia Dios”, recuerda Ignacio. Para Verónica, el asunto tampoco fue sencillo de abordar. “Ella me decía que esta situación le produjo conflicto por estar enamorada de un sacerdote. Ella sufrió bastante por eso”.

Finalmente, en 2012 Verónica e Ignacio empezaron una relación sentimental que decidieron mantener bajo estricta reserva. Ni amigos ni familiares sabían que estaban juntos. Eso, hasta 2014. “Ese año me dijo que estaba embarazada, ahí decidí ‘colgar la sotana’. Cuando me contó, me emocioné. Pero sobre la marcha me dijo: ‘Te tengo otra noticia, no es una, van a ser dos, son gemelas’. Ahí me puse a llorar y pensé que Dios me las regaló, fue una bendición”.

Tras dejar la Iglesia, su mayor preocupación era a qué se dedicaría para mantener a sus hijas. Comenzó a golpear puertas en búsqueda de trabajo. Y fue el concejal Víctor Donoso quien le dio su primera oportunidad laboral. En una pequeña oficina comenzó a atender los problemas de los vecinos de la comuna. Su popularidad, lejos de decaer, se incrementó. Fue así como decidió entrar en la política y competir en 2016 por un cupo de concejal apoyado por la DC. Fue la primera mayoría local y ahora integra el concejo municipal de Cabildo.

Está impedido de celebrar misas o sacramentos, pero sigue siendo sacerdote, ya que nunca solicitó la dispensa al Papa como exige la normativa canónica. Aún en la calle, vecinos de la comuna lo saludan con humor como “el padre Nacho”. Ignacio Miranda, hoy de 43 años, asegura que “mientras vivamos en Cabildo, mis hijas siempre serán las hijas del cura. Yo siempre seré el cura. Y Verónica siempre será la catequista que se enamoró del cura”.

En Chile hay varios casos conocidos de sacerdotes que han tenido hijos. Uno de los que más dieron que hablar en su momento fue el de José Andrés Aguirre -el cura “Tato”-, fallecido en 2013, quien estuvo en prisión por abusos y estupro. A fines de los 90, antes de que comenzaran las denuncias en su contra, el sacerdote fue padre de un niño, hecho que estuvo en conocimiento del arzobispo de la época, Carlos Oviedo. O el caso de Bernardo Durier, un combativo cura francés de los cerros de Valparaíso, quien en 2002, a los 62 años, tras 30 años de ejercicio sacerdotal, dejó los hábitos para casarse con la madre de sus dos hijos, ya mayores de edad. O el escándalo que enfrentó el 2015 la Diócesis de Temuco, cuando el sacerdote Darío Celedonio Fuentes fue suspendido del cargo, tras conocerse una demanda de pensión alimenticia para su hijo de 12 años y una denuncia por violencia intrafamiliar.

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile, Jaime Coiro, señala que no existe un registro o una estimación de cuántos casos hay en el país, pero sí lineamientos fijados por el Vaticano: “Los últimos dos Papas y las autoridades y organismos competentes del Vaticano han subrayado con claridad un criterio general a seguir: que los sacerdotes con hijos dejen su ministerio para asumir su rol y responsabilidad como padres, la que constituye su primer deber. Ante una consulta sobre esta materia, este criterio fue expresado con claridad a los obispos chilenos que participaron en la visita ad limina el año 2008”, explica.

Aunque hay excepciones que quedan a criterio de cada obispo, “la mayor preocupación es el bien de esos hijos, más allá de toda otra circunstancia vinculada a la persona del sacerdote. Esos hijos necesitan padres activos y completos, y la Iglesia no puede avalar una ausencia tan relevante en el acompañamiento de la vida de las personas. También preocupa que puedan existir situaciones de “doble vida” que hayan sido escondidas a toda una comunidad, y a veces por años”, sostiene Coiro.

***
A sus compañeros de colegio les mentía y les decía que su padre era un vendedor de autos, pero tras las clases corría a la iglesia para vestirse de acólito y así estar al lado de él. “Siempre fui acólito para estar cerca de mi papá. Eso nos ayudó a hacernos más amigos, porque podíamos conversar más. Así que un día, a los 16 años, le pregunté por qué había elegido ser cura, por qué no optó por una familia normal. Y me contestó que esa era su vocación, que lamentablemente ya había elegido ese camino”.

Veintisiete años han pasado desde que Alfredo Rivas (43) sostuvo esta conversación con su padre, el sacerdote Rigoberto Rivas Chávez, pero su respuesta aún se mantiene fresca en su memoria. Los recuerdos de su padre, dice Alfredo, han sido difíciles de borrar, ya que pese que vivían separados, se las ingeniaba para estar presente y ser una figura paterna.

Lograr mantener la relación familiar fue una tarea compleja y cada día les exigía a él, a su madre y a su hermano mantener en secreto la identidad de su progenitor.

A diferencia de otros casos, “Rigo”, como apodaban al religioso, decidió reconocer a sus dos hijos, les dio su apellido y aportaba económicamente para mantenerlos. Pero esa decisión tuvo consecuencias: “Cuando en la iglesia descubrían que mi papá volvía a tener una relación cercana con nosotros, su familia, lo castigaban. Lo enviaban lejos, incluso al extranjero. Estaba prohibido que tuviéramos una relación familiar. Y él sufría por eso”, recuerda Alfredo.

En una época, Alfredo, su hermano y su madre se trasladaron a Chillán, mientras su padre vivía en Concepción, donde fue párroco de la Iglesia San Ramón Nonato. A pesar de la distancia de casi 100 kilómetros, viajaban todas las semanas para verse.

Cuando Alfredo tenía cinco años, en una pequeña oficina ubicada a metros del arzobispado, el propio cura Rivas le explicó que a partir de ese día ya no podía decirle “papá” en lugares públicos. “Aquí, en Concepción, ahora soy tu tío”, le dijo.

A partir de entonces entendió que la identidad de su progenitor debía mantenerla en secreto. Para no cometer errores, inventó una vida ficticia para su padre, quien incluso viajaba desde su casa al colegio en su auto marca Opel modelo Rekord. “Cuando mis profesores y mis compañeros me preguntaban qué hacía mi papá, les inventaba que trabajaba en una compraventa de autos, ya que por su trabajo en la iglesia cambiaba muy seguido de vehículos”.

Y en la calle, para evitar revelar su vínculo sanguíneo, junto a su hermano optaron por llamarlo “weñe”, que en mapudungún significa “niño”. Pese a las restricciones para compartir con su padre, Alfredo dice que vivió en una familia normal. La diferencia, dice entre risas, es que la relación de sus padres comenzó en una parroquia de la ciudad de Penco, en la Región del Biobío, donde su madre era catequista y él un párroco local.

Uno de los últimos castigos que afectó al padre Rivas ocurrió cuando estaba próximo a cumplir los 65 años. Una denuncia anónima llegó al obispado local, que no tardó en tomar medidas: el religioso fue enviado a itinerar a Arica; es decir, debía recorrer poblaciones y calles locales predicando pasajes de la Biblia. “Pese al castigo, nosotros igual viajamos a Arica para verlo”, recuerda Alfredo.

Conforme pasaban los años, la salud del padre Rivas empeoró. A tal punto, que pasó seis meses internado en un centro asistencial, luego de que le detectaran un glioma cerebral. “Qué bueno que tuve hijos, sabía que este día iba a llegar”, les dijo antes de fallecer, en mayo de 2001. Fue sepultado con todos los honores sacerdotales. Ese día, Alfredo decidió romper el secreto: “Ese día decidí contar abiertamente que mi papá era un cura. El día que murió mi papá me liberé, empecé a contar la verdad”.

Su muerte, sin embargo, trajo una nueva complicación para su familia. La disputa por bienes. Según Alfredo, “poco antes de que mi papá muriera, alcanzamos a hacer trámites y pudimos recuperar tres casas, un terreno en Quillón y unos vehículos. Pero al día siguiente de que falleció todas sus otras cosas ya habían sido traspasadas al Arzobispado de Concepción”.

Fuente: latercera.com








marzo 07, 2019

Escándalo en el que las iglesias evangélicas están envueltas hoy por hoy en Chile

Nadie ha sido ajeno al escándalo en el que las iglesias evangélicas están envueltas hoy por hoy en Chile, y que tiene su origen en una investigación reservada por la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad contra el Obispo de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal (Jotabeche), Eduardo Durán Castro, por el abultado y rápido crecimiento de su patrimonio personal, donde se dio a conocer que él confesó que recibe al menos treinta millones de pesos mensuales por el (solo) concepto de diezmo (Matus, 2018).

Dicho escándalo tiene el efecto de ser demasiado amplio y demasiado acotado a la vez. Amplio por cuanto no es la realidad ni de todas las denominaciones evangélicas ni de todos los pastores en Chile que muchas veces pasan grandes penurias y escasez económica, generando un triste prejuicio en la opinión pública, y acotado porque el Obispo Durán no es el único que está en esa condición, pues existen otros pastores y obispos del pentecostalismo tanto autóctono como de exportación (incluído el neopentecostalismo y otras variantes como la Iglesia Universal del Reino de Dios “Pare de Sufrir”[ii]) cuyos líderes también cuentan con antecedentes de enriquecimiento desproporcional .

 Es decir, si bien no es una cosa general, tampoco él es el único que se encuentra en esta estructura, sino varios otros líderes dentro del pentecostalismo. Aunque en este artículo me dedicaré solamente al pentecostalismo autóctono chileno, esto es, el pentecostalismo iniciado por el avivamiento de 1909, al alero del pastor estadounidense y de origen metodista Willis C. Hoover, y que podemos intentar calificar de manera muy amplia dentro de esas iglesias que tienen la costumbre de “dar tres glorias a Dios” en sus cultos (Lagos Schuffeneger, 2009, pág. 91).

En ese sentido me referiré de forma indistinta a dichas iglesias, especialmente a las tres Metodistas Pentecostales (IMP), que por diversas razones se dividieron con posterioridad a la muerte del carismático y controvertido obispo Javier Vásquez Valencia: la IMP pública, la IMP privada, y la IMP de calle Jotabeche.

El obispo Durán ha evitado responder sobre la justificación ética, doctrinal y teológica para que él como pastor de una iglesia gane un sueldo anual de al menos 360 millones de pesos, es decir, alrededor de 544.860 dólares, que es 104 veces el sueldo mínimo, y bastante más que el sueldo del presidente de Estados Unidos, que gana 400.000 dólares como mandatario del país más rico del mundo (BBC News, 2018), o más que el Presidente Ejecutivo de Codelco, la cuprífera estatal más grande del mundo y que gana $313.382.576 anuales[iii] (piénsese que Codelco produjo ganancias en 2017 por MMUS$ 2.885[iv]).

De hecho, el obispo Durán gana más que el promedio de los gerentes generales de empresas que facturan por encima de 100 millones de dólares, que en Chile alcanzó en 2018 los $176.400.000 anuales de sueldo para cada gerente (EMOL, 2018).

Durán se ha refugiado diciendo -por medio de un vídeo subido en redes sociales- que todo esto se trata de una simple persecución por el evangelio “originada en su posición valórica”.

Evidentemente, la situación está lejos de ser así, pues la razón del cuestionamiento tiene que ver con algo mucho más esencial y es que para ser una voz política, que es lo que él ha intentado hacer vía activismo “valórico” [v], para ser precisamente una “voz moral”, se requiere tener moral, en lenguaje del evangelio.

 Si uno quiere hablar de la paja en el ojo ajeno, debe mirar su viga (Lucas 6:42). Cualquier persona que quiera hacer crítica política y ética debe saber que también se la harán a él, que será escrutado, analizado y estudiado en lo que hace, y si tiene algo reprochable se lo van a hacer ver con mucha fuerza.

Es por esa razón que Durán, aunque no es el único religioso que se enriquece con la iglesia, es el único en el escrutinio y escándalo público por cuanto ha incursionado directamente en política, siendo una de las caras más visibles de la incursión “evangélica-conservadora” en esta área, especialmente durante la reciente elección presidencial y legislativa de 2017 (Mansilla, Orellana, & Panotto, 2019, pág. 195), y es la razón por la cual no todos los religiosos que hacen política como él están bajo ese ataque: porque los demás no tienen esa debilidad manifiesta contraria a los valores del quehacer democrático (y cristiano, por cierto), como es generar un abultadísimo e injustificado patrimonio producto de su trabajo como religioso.

Durán no es el único religioso que tiene una posición valórica conservadora y que cuenta con cobertura mediática (existen otros como el obispo anglicano Alfred Cooper, por ejemplo) Si las cosas fueran como Durán afirma, todos estarían bajo ataques calumniosos. Pero solo él está bajo la lupa, pues es él quien posee esta falencia de un patrimonio extrañamente enorme para un religioso y que ha confirmado con la revelación de su sueldo, lo que ya no es una acusación, sino un hecho admitido.

Es decir, si cualquier otro religioso con activismo político tuviera esa debilidad o el mismo tuviera cualquier otra debilidad, se la harían ver, porque las reglas de la política democrática implican sujetarse a sus supuestos: probidad, transparencia, servicio, intachabilidad, responsabilidad (accountability). La crítica ética y moral es consustancial a la política, de manera que no importa si la revelación de una falta ética tiene como propósito deslegitimar al adversario -esa es una obviedad en política-. Lo que importa es que dicha falta ética sea real y que el atacado pueda desmentirla.

En este caso, Durán no ha dado una explicación del sentido moral y cristiano de ganar 30 millones mensuales como religioso a costa de donaciones de gente humilde, y, por lo tanto, su respuesta es no solo impopular sino insuficiente.

Ahora bien, fuera de ese análisis y de lo mucho que podría hacer el Estado para hacer cumplir la “ley de culto” que prohíbe que las personas jurídicas religiosas tengan fines de lucro (artículo 9 ley 19.638), además de establecer un marco regulatorio con elementos mínimos de probidad y transparencia, cabe preguntarse algunas cosas orientadas hacia el asunto eclesiástico: ¿cuál es la estructura eclesiástica que permite esta situación? ¿Cuáles son los efectos eclesiales de esta situación? ¿Cómo es que llegamos a ese estado de cosas?  ¿Por qué hay congregaciones que lo siguen permitiendo? ¿Qué podríamos hacer desde dentro de las iglesias para terminar con situaciones así?

¿CUÁL ES LA ESTRUCTURA ECLESIÁSTICA QUE PERMITE ESTA SITUACIÓN?

La estructura con la que funcionan las iglesias como la de Durán es muy sencilla: a diferencia de la mayoría de las denominaciones protestantes y evangélicas clásicas (luteranos, anglicanos, presbiterianos, metodistas, bautistas, aliancistas, asambleístas, entre otras), en estas iglesias no existe sueldo fijo y razonado para el pastor, sino que se fija explícitamente que él vivirá de la totalidad de los diezmos (sean muchos o pocos). Pero no es solo eso: la administración de todos los dineros y de los bienes están entregados por estatuto y por costumbre en forma exclusiva al pastor en la iglesia local. Es él quien determina qué se hace con ellos y qué no, y nadie tiene control, auditoría o cuenta que pedir a dicho ministro. No existe tampoco la obligación de dar transparencia a los bienes y dineros que la iglesia tanto local como a nivel corporativo adquiere o administra, ni una limitación sobre en qué pueden usarse o gastarse.

Así, los pastores no solo no tienen preestablecido un sueldo fijo que sea proporcional y justo para su trabajo, estableciendo la totalidad de los diezmos (cuestión variable) como aquellos destinados a su mantenimiento, sino que además son ellos quienes tienen la administración de las ofrendas y todos los otros bienes. A eso debe sumarse que muchos hermanos, empujados y alentados por las autoridades intermedias y sus predicaciones, dan además regalos, primicias de la producción (como las del Libro de Levítico de la Biblia, y ofrendas especiales de cumpleaños a los pastores, lo que aumenta los bienes a su entera disposición.

Todo esto significa que el hecho de que los hermanos diezmen o no, tampoco es relevante para la posibilidad de enriquecimiento que se tiene, pues basta con que ofrenden para que dicho dinero pase directamente a la libre disposición del pastor. Por eso muchas veces dirán “en realidad los que diezman son una minoría”, y razón tienen o pueden tener (diezmar en todo caso es requisito para alcanzar puestos de autoridad). Sin embargo, esto no perjudica al sistema, sino que solamente disminuye el ingreso potencial, pues los que no diezman sí suelen ofrendar dinero e incluso ofrendan trabajo para conseguir dinero (ventas de comida, por ejemplo), lo que no es poco. Es más, cuando la iglesia alcanza un tamaño considerable, el capital se hace elevado por acumulación, siendo indiferente si la gente da o no un porcentaje elevado de sus recursos, con tal que den dinero o trabajen para conseguirlo. 

El pastor puede usar y disponer de todo, puede contratar a quien quiera sin dar cuenta alguna, incluso y muchas veces contrata a miembros de su familia fijando sueldos a discreción sin que existan reparos. Los tesoreros no son personas que tengan la responsabilidad de auditar el dinero; solamente cuentan, entregan y pagan recibiendo órdenes. Son personas de confianza del pastor, nombradas por él, pero sin voz sobre asuntos financieros. Los pastores bajo este sistema normalmente nombrarán a algún familiar cercano para ese cargo, sea hijo, yerno, hermano, o pariente, quien vigilará este asunto. Es por eso que en la práctica no existirá diferencia contable entre el pastor y su familia y la iglesia, son una extensión de una misma cosa.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS ECLESIALES DE ESTA SITUACIÓN?

Toda esta situación implica un efecto sencillo a nivel general y que define -a mi juicio- toda la estructura, problemas y debilidades de las iglesias pentecostales autóctonas actuales: el ingreso del pastor es directamente proporcional al tamaño de la iglesia, si la iglesia es grande y/o crece, el pastor estará económicamente bien (o grotescamente bien) Si es pequeña, no crece o disminuye su crecimiento, no dará sustento y/o registrará “pérdidas”. Así como el bono por venta de un vendedor de seguros, el crecimiento numérico de las iglesias pentecostales se mercantiliza, haciendo de sus miembros una verdadera mercadería o capital a acumular, una especie de incentivo productivo a nivel religioso/proselitista.  

Esto deviene en muchos efectos derivados que suelen observarse en mayor o menor medida dentro de estas iglesias, aunque obviamente tiene variantes[vi]:

EN PRIMER LUGAR, implicará que dentro de una misma denominación habrá pastores de iglesias pequeñas que pasarán grandes penas económicas, y habrá otros que podrán ganar más que el Presidente de un país. Serán “pymes” y “transnacionales” dentro de una misma persona jurídica, y salvo la mera buena voluntad de un pastor “masivo” que ayude al pequeño, no habrá cobertura institucional para él y su trabajo. Así, la condición económica de pastores de una misma denominación pentecostal con esta estructura puede ser extraordinariamente dispar y en sí injusta considerando que hay igual trabajo, incluso muchas veces hay más trabajo en el pastor pequeño por estar comenzando. Es la legitimación estructural de la desigualdad social entre ministros.

EL SEGUNDO efecto es la acumulación numérica. Las iglesias bajo esta estructura no solo no ponen límite a su crecimiento local hasta transformarse en “mega iglesias” sino que acumulan en torno a un solo pastorado un buen número de “locales” o “clases” repartidas en su zona geográfica, y en lo posible más allá. Aunque dichos locales o clases sean ya lo suficientemente grandes, incluso tan grandes como para requerir de nuevos pastores, el pastor principal se negará a dicho pedido, pues significará una pérdida notable en sus entradas económicas. La negativa será constante pues los “locales y clases” están “gravados” con cuotas y metas económicas, muchas veces bastante altas, de forma tal que éstas cargarán con la iglesia central más grande y no al revés.

EL TERCER EFECTO es la notable calidad cismática de esas iglesias cuando son grandes en número, pues con tal de adquirir o no perder la calidad de pastor u obispo dentro de una iglesia grande, el cisma se produce constantemente, pues dicha posición es muy codiciada mientras la posición de pastor de iglesia pequeña o naciente no lo es. A la muerte de un pastor u obispo, la iglesia se dividirá, porque muchos se pelearán el capital religioso; en términos fríos y duros, la cartera de clientes. Asimismo, la crítica al rebelde a la autoridad o a quien pudiera generar un cisma es constante, representada como una verdadera maldición, aunque muchas veces se ocultará que la mayoría de las iglesias pentecostales nacieron de un cisma y de una rebelión del líder (Lalive d’Epinay, 2009, pág. 142) que ahora demanda sumisión y no rebelión, so pena del castigo divino. Asimismo, se sancionará duramente la “militancia” en organizaciones religiosas que no sean la propia, y se satanizará duramente al que se cambia de iglesia con toda clase de maldiciones espirituales, lo que permite asegurar el capital económico-religioso.

EL CUARTO EFECTO de la confusión entre la iglesia y la familia pastoral es que, con el fin de mantener la fuente de ingreso familiar, el pastor hará lo posible por asegurarse que la calidad de pastor quede radicada en alguno de sus hijos o yernos (Mansilla M. Á., 2016, pág. 384). Siempre los mantendrá cerca de sí como autoridades, y llegado en el momento les dará el cargo de Primer Oficial o primer ayudante, ubicándolos en la condición sociorreligiosa de ser llamados sucesores. Este estatus especial y superior que se otorga a la familia pastoral ayudará mucho de cara a la congregación.

EL QUINTO EFECTO es que habrá un énfasis central y casi único en el crecimiento numérico y de infraestructura: el primero para no perder sino aumentar las entradas, el segundo para reforzar el primero y justificar la demanda económica de la iglesia. Su rendición de cuentas, carente de detalles contables, será simplemente la visible presencia de nuevos y más grandes templos, lo que tranquiliazará a los fieles sobre esto, pero que en todo caso son construidos con donativos adicionales a los normales y con la fuerte presencia de mano de obra voluntaria de la propia congregación. La construcción y ampliación de edificaciones se transforma así en un fin único, y no en un medio, pues una vez que se termina una construcción o ampliación se empezará otra. Incluso a pesar de si por ello se adquiere deuda, pues en este contexto eclesial, mercantilizado y no transparente, eso puede ser una simple inversión a plazo recuperable.

Se descartará así cualquier otra prioridad: tener un seminario y hacerlo requisito para ser pastor o abrirlo al diaconado, poner énfasis serio en la teología e historia de la iglesia e identidad denominacional, crear colegios, tener fundaciones, realizar obra social y de misericordia en forma permanente, institucional y sistemática de acuerdo al evangelio. Todo ello se descarta o se minimiza, mutilando la labor y misión hacia la “sola alma” (que es un número que se integra a la iglesia y aporta) y no sobre la “calidad de vida de dicha alma” y sus inquietantes y profundas dudas espirituales. Crecer en número es lo importante; ya habrá tiempo para lo demás, que rara vez llega. El fervor evangelístico nace desde la autoridad y se mantiene constante, para bien de la difusión de un mensaje que se cree salvífico y justificado por ello, pero también por la mercantilidad del crecimiento en su estructura eclesiastica. El “buen” incentivo que hay en la relación miembro/dinero personal pastoral disponible.

Evidentemente dicha mutilación teológica y práctica de la misión eclesiástica, sumada a la mercantilidad del crecimiento y el énfasis en la “sola alma” directamente vinculado a todo lo anterior, también incide en sus intereses políticos, siendo una de las tantas razones por las cuales en estas iglesias casi no hay preocupación política por las condiciones materiales de existencia de la gente tanto dentro como fuera de la comunidad de fe, haciendo de sus preocupaciones en materia de ideología-política básicamente la libertad de poder seguir predicando ese evangelio (bastando que sea en ese estado de mutilación, es decir, la propia fe y no la de los demás), y la negación de la libertad civil de terceros de practicar y difundir cualquier forma de vida que pueda ser incompatible a la conversión y amenazar por ende la participación (rentable en el fondo) dentro de la organización eclesiástica: las libertades de las minorías sexuales (que “no pueden” ser a la vez parte de su religión), el ateísmo o cualquier ideología explícitamente atea, el mal llamado “paganismo” (religiones consideradas satánicas por ser indígenas o no occidentales), la eutanasia y la legalización de la marihuana, olvidando de forma natural y espontánea el agregar a su pensamiento y preocupación política la expresión de los valores cristianos de justicia, solidaridad, fraternidad, igualdad, o cuidado de la creación, e incluso callando si llega a producirse restricciones o atentados en contra de personas que son parte de dichas cosmovisiones consideradas incompatibles (Mansilla & Orellana, Evangélicos y Política en Chile. Política, apoliticismo, y antipolítica, 2019).

El único valor político pasa a ser la posibilidad de conversión a su religión, traducida en libertad para predicar su fe (no una preocupación por la generalidad de la libertad religiosa sino solo la propia) y la negación –incluso total- de las otras cosmovisiones o formas de vida con las que “se compite”, lo que es el resultado directo e imperceptible de esta reducción de la integralidad de la misión basada en la centralidad del crecimiento numérico, cuyo origen es por una parte el fervor misionero, pero a la vez la mercantilidad del crecimiento que lo atrofia al máximo. El pensamiento conservador se hace una obviedad, pues éste es -en el fondo- la negativa a perder miembros o crecimiento, perder poder en otras palabras, negando por ende a los otros, no pudiendo mirarlos como iguales o legítimos.

NOTICIACRISTIANA.COM





febrero 11, 2019

Se suicida el padre Francisco Núñez Calisto acusado de abuso sexual en Chile

Un sacerdote chileno investigado por abusos a menores y que había presentado su renuncia al papa Francisco fue encontrado muerto en su hogar en el sur de Chile y la policía baraja el suicidio como la causa de su muerte.

El padre Francisco Núñez Calisto estaba siendo investigado por presuntos abusos a menores, confirmó la policía chilena el sábado y publicó en su página web el arzobispado de Puerto Montt, (más de 1.000 kilómetros al sur de Santiago, al que pertenecía la pequeña ciudad de Calbuco donde Núñez Calisto había ejercido como sacerdote. 

El párroco apareció muerto en su casa el viernes por la noche, en una población de Puerto Montt, tras que sus familiares acudieron al lugar al no saber nada de él ni responder a sus llamados desde hace varios días.

Una vez desarrolladas todas las diligencias de rigor y el trabajo investigativo “se puede establecer que no existe intervención de terceros en la muerte de este señor, quién presenta lesiones cortantes que dicen relación con una muerte autoinferida, específicamente un suicidio con la utilización de un arma cortante”, dijo el comisario Franco Cárdenas, de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Puerto Montt.

Las autoridades afirmaron que se espera a la realización de una autopsia por parte del Servicio Médico Legal para confirmar esta versión.

“A fines del año pasado, recibí a dos personas que me entregaron y firmaron ante mí una carta con antecedentes que daban cuenta de actitudes impropias para la vida sacerdotal en que habría caído, en relación con jóvenes, el P. Francisco Núñez Calisto, en ese entonces párroco de la parroquia de Calbuco”, dijo en un comunicado Cristián Caro, Arzobispo Emérito de Puerto Montt el pasado 16 de junio, informando que el párroco solicitó la dimisión del ministerio sacerdotal.

Caro fue uno de los arzobispos cuya renuncia fue aceptada por el papa Francisco el 11 de junio pasado.

Otro comunicado del Arzobispado de Puerto Montt del pasado 25 de agosto que informaba de varias investigaciones de abusos en la diócesis se refería al caso del presbítero Núñez Calisto afirmando que el 16 de julio fue informado de la restricción de su ejercicio público y otras medidas cautelares, y que se había iniciado una investigación previa en septiembre de 2016.

También se decía que a finales de julio “el sacerdote Núñez Calisto presentó una carta dirigida al Santo Padre en que solicita dejar el ministerio. Además entregó otra carta en la que formula sus descargos respecto del proceso iniciado en su contra”.

Ambos documentos fueron enviados a la Santa Sede y los antecedentes puestos en manos de la fiscalía, para iniciar la investigación correspondiente, se informaba entonces.

AP trató de contactarse con el Arzobispado de Puerto Montt para obtener más datos sobre la investigación mencionada pero no obtuvo respuesta.

En Chile la Iglesia Católica vive la peor crisis de su historia asediada por el impacto de centenares de casos de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes y personas vinculadas a la Iglesia que son investigados por el Vaticano, y también por la fiscalía y que han terminado con la renuncia de varios de sus obispos.

Fuente: primerahora.com
septiembre 30, 2018

El papa Francisco expulsó del sacerdocio a Fernando Karadima, condenado por abusos sexuales en Chile

El papa Francisco expulsó del sacerdocio al religioso chileno Fernando Karadima por abuso sexual, la mayor condena dentro de la Iglesia Católica, anunció este viernes el Vaticano.

"El papa Francisco ha dimitido del estado clerical a Fernando Karadima Fariña, de la Archidiócesis de Santiago de Chile. El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia", indica en un comunicado el Vaticano.

Karadima, formador de varios obispos, había sido suspendido de por vida de sus funciones por el Vaticano en 2011 tras ser condenado por abuso sexual a menores.

En otro orden, víctimas de los abusos sexuales cometidos durante años por Karadima emplazaron este jueves al Poder Judicial a que actúe con independencia y castigue los abusos y el encubrimiento al interior de la Iglesia.

"La historia nos dirá si el Estado de Chile y sus jueces estuvieron a favor del abuso y la corrupción, y subyugados al poder de la Iglesia, o si ha sido un poder autónomo que hace el trabajo que le corresponde, que es juzgar", dijo James Hamilton, uno de los denunciantes de Karadima.

Hamilton y otras dos víctimas presentaron en 2011 una demanda civil contra el Arzobispado de Santiago por el presunto encubrimiento de los abusos cometidos por Karadima, que ese mismo año fue condenado por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia.

En marzo del año pasado, un juez rechazó la demanda, por lo que los denunciantes, representados por el abogado Juan Pablo Hermosilla, apelarán el fallo.

La apelación debía revisarse este jueves en la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, aunque finalmente el caso se tratará dentro de una o dos semanas.

Hamilton consideró que el Poder Judicial debe demostrar su "independencia" de la Iglesia y dar una señal clara de que defiende a los más desamparados.

"Lo importante no es lo que opine el Papa ni la Iglesia, sino que somos un pueblo soberano y Chile tiene que seguir siendo soberano en sus leyes y la protección de los más desamparados y los más débiles, que son los niños, adolescentes y adultos vulnerables", dijo en declaraciones a la prensa en el Palacio de Tribunales.

Hamilton hizo hincapié en la delicada situación que vive la Iglesia chilena por los abusos sexuales. "Toda la Conferencia Episcopal chilena está renunciada, es el único lugar del mundo donde han renunciado todos los obispos", dijo.

Fuente: infobae.com









septiembre 19, 2018

Papa expulsa al sacerdote Cristian Precht por abusos sexuales contra menores en Chile

Durante la tarde de este sábado, el Arzobispado de Santiago dio a conocer que el papa Francisco decretó la dimisión de Cristián Precht, investigado por casos de abusos contra menores.

“El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Luis F. Ladaria, S.J. ha notificado hoy al Arzobispo de Santiago que, con fecha 12 de septiembre del año en curso, el Santo Padre Francisco ha decretado, de forma inapelable, la dimisión del estado clerical “ex officio et pro bono Ecclesiae” y la dispensa de todas las obligaciones unidas a la sagrada ordenación, del Rev. Cristián Precht Bañados“, señala el comunicado de la entidad religiosa.

El sacerdote fue acusado de abusos contra menores, aparecidos en el contexto del denominado caso Maristas, causa ya iniciada en el Ministerio Público.

A Precht se le impusieron medidas cautelares, por lo que no pudo realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal y se le ordenó residir en Santiago durante el proceso.

Recordemos que el sacerdote negó las acusaciones presentadas por un grupo de exestudiantes de colegios de los Hermanos Maristas.

Cristian Precht ya había sido declarado culpable de abusos sexuales contra menores y mayores de edad en 2012 por parte de la justicia eclesiástica, que lo apartó por cinco años del ministerio sacerdotal hasta diciembre de 2017.

Jaime Concha, denunciante del caso Maristas, señaló que esta es una buena noticia “ya que al fin se ha hecho la justicia que Ezzati impidió en 2012”.

Concha recordó que en ese año la investigación canónica recomendó la expulsión de Precht, sin embargo Ricardo Ezzati decidió suspenderlo por sólo cinco años.

Asimismo, señaló que las víctimas esperan que el papa Francisco repita estos gestos y expulse a los sacerdotes pedrastas y a los encubridores.

Fuente: biobiochle.cl
agosto 07, 2018

Obispos de Chile piden perdón a víctimas de abuso sexual

La Conferencia Episcopal de Chile hizo una declaración pública tras una nueva reunión entre los obispos chilenos, a raíz de los casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia, en donde pidieron perdón a los afectados, enfatizando que “hemos fallado como pastores”.

El presidente de la instancia, monseñor Santiago Silva, reconoció que las diócesis falló: “No reaccionamos a tiempo de los delitos” cometidos por representantes clericales, remarcando que existe un “arrepentimiento” de dicha situación.

Las declaraciones de Silva ocurrieron  tras de una serie de reuniones sostenidas por los obispos del país en Punta de Tralca, tras lo cual se anunciaron decisiones y compromisos de la institución en pos de la ciudadanía.

Silva explicó que se impulsará un anexo a las Líneas Guía ‘Cuidado y Esperanza’, “norma que rige a todas las diócesis chilenas, relativo a la plena voluntad de colaborar con el Ministerio Público en la entrega de los antecedentes sobre abuso sexual a menores de edad”.

Asimismo, se darán a conocer de manera pública todas las investigaciones hechas sobre presunto abuso sexual dentro de las jurisdicciones.

El representante religioso detalló las atribuciones y competencias que tendrá el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas, destacando la creación de un Departamento de Prevención de Abusos y la recaudación de antecedentes  previos y procesos penales en curso.

Incluso, reconocieron que “no siempre supimos acoger en todas las instancias eclesiales las orientaciones del Consejo Nacional de Prevención para abordar oportunamente los casos de abuso sexual”, señalando que “nuestras faltas u omisiones han causado dolor y perplejidad, han afectado la comunión eclesial y han dificultado la conversión y minado la esperanza”, explicaron.

Le puede interesar: Padres ciudadanos denuncian ideología de género en currículo escolar chileno

Además, los obispos adjuntaron una serie de decisiones y compromisos, llamando a colaborar con la justicia, sumar esfuerzos con organismos especializados y a estar más disponibles para la ciudadanía y las víctimas de abuso sexual.

Fuente: ministros.org


mayo 04, 2018

Víctimas de pederastia en Chile denuncian "encubrimiento" del Vaticano tras reunión con el papa

Tras sostener encuentros con el papa Francisco en el Vaticano, tres víctimas de pederastia denunciaron el "ejercicio patológico e ilimitado poder" de la Iglesia Católica a la hora de proteger a curas violadores.

El papa Francisco pidió perdón a las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica en Chile, luego de una serie de reuniones con tres de los afectados, José Andrés Murillo, Juan Carlos Cruz y James Hamilton, quienes denunciaron una "epidemia" de encubrimiento y abusos por parte del Vaticano.

Durante las reuniones con el sumo pontífice, las víctimas cuestionaron el "ejercicio patológico e ilimitado poder" de la institución religiosa a la hora de encubrir el abuso sexual a menores por parte de representantes de la Iglesia Católica.

El comunicado de las víctimas

Luego de cuatro días de encuentros con el papa Francisco, el jerarca del Vaticano refrendó sus disculpas por no atender con anterioridad las denuncias por pederastia realizadas por los tres activistas chilenos, que fueron abusados sexualmente cuando eran niños por parte de curas.

A través de un comunicado conjunto, Murillo, Cruz y Hamilton expresaron la disposición del papa para abordar el tema, quien se mostró "muy atento, receptivo y empático con nuestra causa".

"Durante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos, porque luchamos en contra del abuso sexual y el encubrimiento. Estos días conocimos un rostro amigable de la Iglesia, totalmente distinto al que conocimos antes", dijo la declaración difundida en Twitter.

 "Abordamos temas difíciles, como el abuso sexual, el abuso de poder y sobre todo el encubrimiento de los obispos chilenos. Realidades a la que no nos referimos como pecados, sino crímenes y corrupción y que no se agotan en Chile, sino que son una epidemia", señala el comunicado.

"Conversamos acerca del ejercicio patológico e ilimitado del poder que es piedra angular del abuso sexual y del encubrimiento. Le expresamos que la Iglesia tiene el deber de transformarse en aliada y guía en el mundo respecto de la lucha contra el abuso y de ser refugio para las víctimas, cosa que hoy no ocurre", agrega el posicionamiento.

El papa Francisco había puesto en duda las denuncias de las tres víctimas chilenas contra el padre Fernando Karadima, acusado de pederastia, tema que generó una ola de críticas en el país sudamericano.

La reunión entre el pontífice y las víctimas chilenas ocurre tras una investigación del Vaticano sobre el obispo Juan Barros, quien fue investido por el papa en 2015, por presuntamente haber encubierto los abusos sexuales de menores por parte de Karadima, su mentor.

Lo anterior también ocurre en el marco del juicio por pederastia en contra del clérigo de mayor rango acusado por ese crimen, luego de que el cardenal australiano y responsable de las finanzas de Vaticano, George Pell, de 76 años, fuese acusado en su país natal de abusos a menores cuando era sacerdote y arzobispo en Melbourne, Australia.


Fuente: actualidad.rt.com
abril 21, 2018

Obispo acusado de encubrir abusos sexuales participa en la primera misa de Francisco en Chile

El primer acto masivo que el papa Francisco ha oficiado en el marco de su visita a Chile no ha estado libre de controversia, debido a la presencia de un obispo que supuestamente encubrió los abusos sexuales cometidos contra menores por un influyente sacerdote chileno, informa el diario La Tercera.

Juan Barros, obispo de la ciudad chilena de Osorno, es cuestionado en el país andino porque habría callado los crímenes perpetrados por su maestro, Fernando Karadima, quien fue suspendido de por vida en el 2010 por el Vaticano tras desvelarse que abusó sexualmente de menores. Previo a la llegada del Sumo Pontífice a Chile se habían organizado varias protestas contra Barros, pero este martes el obispo de Osorno formó parte del cuerpo de sacerdotes que acompañaba al papa en la masiva misa.

Además, pocas horas antes de la eucaristía Francisco había pedido perdón "por los daños irreparables" generados a quienes han sido víctimas de abusos de sacerdotes. "No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza, vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia", dijo el papa.

La presencia de Barros en esa misa ha sido repudiada por parte de la sociedad chilena: "¿De qué pide disculpas el papa? No le creo nada. Dice una cosa y hace otra", criticó la ex primera dama de Chile, Marta Larraechea. Mientras que el periodista Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, calificó las disculpas de Francisco como "otro titular barato". "Basta de perdones, más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas", agregó.

Fuente: actualidad.rt.com
septiembre 27, 2017

Mujer que dice que murió, revela lo que experimentó en el cielo

La vida de la Dra. Mary Neal fue sacudida cuando se encontró atrapada bajo ocho pies de aguas turbulentas mientras hacía kayak en Chile en 1999 - una experiencia que ella dijo la llevó a morir, visitar el cielo - y regresar.

Neal, cirujana ortopédica de Wyoming, autora del nuevo libro “Seven Lessons From Heaven: How Dying Taught Me to Live a Joy-Filled Life” o "Siete lecciones desde el Cielo: Cómo Morir me Enseñó a Vivir una Vida Llena de Alegría", apareció recientemente en el podcast de "The Billy Hallowell", donde describió su experiencia desgarradora y reveló las impresionantes maneras en las que esa situación transformó su vida y su perspectiva.

Antes de su accidente, Neal era una doctora y científica que era nominalmente cristiana. Pero lo que siguió - su supuesta visita al cielo y la interacción con Cristo - lo cambió todo.

“Estábamos navegando en kayak en una sección de río conocida por sus cascadas", explicó. "Al coronar la cascada, sabía que las cosas no iban bien".

En cuestión de segundos, se sumergió y experimentó lo que dijo que era un "cambio radical en el tiempo y la dimensión". De repente, a pesar de estar a punto de ahogarse, sintió una inmensa comodidad.

"Yo estaba siendo sostenida y consolada y tranquilizada de que todo estaba bien, sin importar si vivía o moría", dijo, notando que sabía que era Jesús quien la estaba confortando. "Me llevaron a través de una revisión de la vida que fue la primera de muchas partes muy profundas de esta experiencia para mí."

En el podcast, Neal habló sobre algunas de las cosas impresionantes que dice que vio después de que murió.

"Creo absolutamente que Dios nos presenta a cada uno de nosotros esa escena en esa experiencia que entenderemos, que resonará con nosotros, que nos hará sentir bienvenidos y amados, entendidos y conocidos", dijo ella del cielo. "Y lo que siempre ha movido mi alma profundamente es el color y las flores y las intrincaciones de las flores y los aromas de las flores. Y eso fue lo que vi”.

Neal continuó: "Este camino fue tejido entre sí y creado de cada color del arco iris y colores que no existen aquí. Había flores, había el aroma, y todo explotó con el amor de Dios".

Al final, ella dijo que la experiencia verdaderamente la desafió. Como científica, Neal quería descartarlo todo como imposible, pero dijo que rápidamente se dio cuenta de que Dios es más que real.

“La realidad de Dios es ahora parte de cada respiración que tomo", dijo. "Y la presencia de Dios es parte de todo pensamiento que tengo".

Ella también reveló que Dios le dijo que su hijo moriría más tarde, algo que eventualmente ocurrió.

Fuente: cbn.com

julio 16, 2017

Evo Morales ofende a Israel y a Chile: “Construyen muros y asesinan civiles”

 Para Evo Morales, ''Chile es el Israel de Sudamérica''

El presidente de Bolivia, Evo Morales, manifestó que "Chile es el Israel de Sudamérica" luego de que Santiago condenara a siete funcionarios de la Aduana Nacional de Bolivia por los delitos de robo con violencia y contrabando, y a dos militares bolivianos por porte ilegal de armas.

Desde ya, la comparación no fue realizada en términos elogiosos sino todo lo contrario. A través de su cuenta de Twitter, Morales tildó la sentencia de "injusta". "Chile es el Israel de Sudamérica: impone muros políticos, invisibles y mentales; da muerte civil a nuestros 9 compatriotas #Los9SonInocentes", publicó el mandatario en la red social.

En sus mensajes a través de la red social, Morales insistió en comparar el actuar de la justicia chilena con la política migratoria del Presidente de Estados Unidos. “Trump pone muros y discrimina a migrantes que buscan un mejor futuro; Chile sentencia a muerte civil a quienes persiguen el contrabando”, comparó en otro mensaje de Twitter.

Vale recordar que en el año 2011, el mandatario boliviano recibió con honores a Ahmed Vahidi, uno de los acusados de la voladura de la AMIA, alegando desconocer los antecedentes del funcionario del régimen de Teherán.

Fuente: Radio Jai
diciembre 09, 2016

Veinte países permiten el matrimonio homosexual y 58 el aborto libre

Una veintena de países en el mundo, más de la mitad de ellos en Europa, cuentan con leyes que autorizan el matrimonio homosexual, incluido España.

En cuanto al aborto, en la actualidad está totalmente prohibido en 4 países en América Latina (Chile, República Dominicana, El Salvador, y Nicaragua), además de Malta y Ciudad del Vaticano en Europa y en 58 se permite por cualquier razón, aunque sí imponen las restricciones de tiempo fijadas por la Organización Mundial de la Salud.

Matrimonio homosexual y aborto, dos amenazas contra la civilización occidental que en la última semana parecen haber sido conjuradas en dos decisivos escenarios: EEUU y México.

Con la victoria de Trump el aborto sufre un revés en EEUU; y con el  ‘No’ de los diputados al proyecto de Peña Nieto el matrimonio homosexual no cuaja en México. La cultura de la muerte también retrocede en Europa del Este y en algunos países de América Latina.

Veamos como queda ahora el pulso entre los valores de la civilización occidental (familia y vida) y la cultura de la muerte.

En la actualidad el matrimonio homosexual es legal en Holanda, Bélgica, Canadá, España, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Nueva Zelanda, Uruguay, Francia, Luxemburgo, Brasil, Irlanda -primer estado en aprobarlo mediante consulta popular-, Estados Unidos y Colombia.

Además, ha sido aprobado en Finlandia aunque aún no ha entrado en vigor. También es legal en Inglaterra, Gales y Escocia y en varios estados de México.

En Estados Unidos el matrimonio homosexual se aprobó primero en varios estados y en junio de 2015 fue reconocido por el Tribunal Supremo como legal en todo el país. Todo indica que el nuevo inquilino de la Casa Blanca va a dejar como está la legislación de Obama a favor del matrimonio homosexual.

    Trump DICE QUE NO HARÁ NINGÚN CAMBIO, PERO EVITA DAR SU OPINIÓN SOBRE SI APOYA O NO ESTas uniones. “ES IRRELEVANTE PORQUE YA HA SIDO RESUELTO. ES LA LEY”

El propio Trump se ha pronunciado evitando dar su opinión sobre si apoya o no estas uniones. “Es irrelevante porque ya ha sido resuelto. Es la ley”

En México el pasado 9 de noviembre los diputados le dijeron un “No” rotundo a Peña Nieto y sus propuesta de modificar la Constitución para permitir el matrimonio homosexual. Por una amplia mayoría, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados rechazó la propuesta del presidente, considerando que en un país con unos índices de pobreza y criminalidad cada vez más crecientes y donde la droga, los asesinatos y los secuestros están a la orden del día, urge trabajar en estos asuntos y no en otros absolutamente innecesarios como el “gaymonio”.

    Eslovenia y Rumanía: la sociedad civil se planta ante la ideología de género

En Europa, Eslovenia fue el primer país que tumbó en referéndum ese tipo de unión.Aunque se aprobó una ley en marzo de 2015 reconociendo el matrimonio homosexual, finalmente fue anulada mediante un referéndum popular el 20 de diciembre. Con un 63,36% de los votos ganó el “no” a la ley que equipara en derechos al matrimonio tradicional y las uniones de parejas del mismo sexo, incluidos el matrimonio y la adopción. La norma, que llevaba bloqueada desde su aprobación en marzo del pasado año, ya no entrará en vigor.

Una propuesta ciudadana impulsó a principios de este año una enmienda constitucional para que Rumanía protegiese la familia natural ante lo que consideran una imposición desde Europa y EEUU del matrimonio homosexual. En apenas mes y medio, la sociedad civil consiguió más de tres millones de firmas (el 20% de la población), muy por encima del mínimo exigido para que el Gobierno pueda realizar un referéndum sobre una petición ciudadana. Sin embargo, aún no se ha celebrado dicha votación.

No se puede decir lo mismo de la adormecida sociedad española, que tragó sin rechistar la ley del gaymonio impulsada por Zapatero, con el apoyo de los lobbies LGTB y feminista.

España fue el cuarto país del mundo en aprobar el matrimonio homosexual (en junio de 2005).

En Polonia, la legislación sobre homosexualidad es una de las más restrictivas de la UE, al igual que sobre otras materias como fecundación asistida o aborto. En el año 2015 el Parlamento rechazó un proyecto de ley sobre estas uniones civiles.

Respecto a la matanza de inocentes en el vientre materno, hay países donde sigue penalizado. Son los casos de Malta donde está prohibido y penado por ley (de 18 meses hasta 3 años de prisión),  Andorra y el Vaticano.

En el caso de Polonia, el gobierno ha tenido que dar marcha atrás en su intención de evitarlo casi en su totalidad. La actual legislación polaca, que data de 1993, permite lo que eufemísticamente llaman “interrupción del embarazo” en caso de violación o incesto, cuando representa un riesgo para la salud de la madre y cuando el feto presenta malformaciones graves. El Parlamento desestimó recientemente una iniciativa popular que imponía penas de cárcel a quienes lo practicase.

También Irlanda, otro país católico como España y Polonia, tiene un aborto restrictivo. 

En este país, según la ley de Protección de la Vida durante el Embarazo el aborto sólo se permite cuando la vida de la madre “corra un peligro real y sustancial”.

    SE ESTIMA QUE CADA AÑO CINCUENTA MILLONES DE NIÑOS NO LLEGAN A VER LA LUZ POR CAUSA DEL ABORTO; DE ELLOS, LA MITAD MUEREN BAJO EL AMPARO DE LAS LEYES ABORTIVAS.

Las cifras reales de abortos en el mundo son imposibles de confirmar. Sin embargo sí sabemos que el aborto es legal en la mayoría de países europeos sin restricción hasta entre 10 y 14 semanas.

Y se estima que cada año cincuenta millones de niños no llegan a ver la luz por causa del aborto; de ellos, la mitad mueren bajo el amparo de las leyes abortivas.


Hispanoamérica, más provida que Europa

En América las cosas son diferentes. Especialmente en Hispanoamérica, donde el grueso de los países tiene una legislación mucho más provida que en Europa.

En Venezuela, considerándose que el aborto viola el principio fundamental de los derechos humanos, es decir, el derecho a la vida, está penado entre los seis meses y los dos años de prisión y la pena para los médicos u otras personas que realizan el aborto es de uno a tres años.

Muy parecidos son los casos en Paraguay, Brasil, Guatemala, Perú, Ecuador y Bolivia, que sólo permiten el aborto cuando la salud de la madre está en peligro.

Una de las leyes paradigmáticas es la de Chile, aunque las cosas cambiaron el pasado mes de marzo en el Congreso tras un año de polémicas e intensas discusiones. El Gobierno de Bachelet va a despenalizar el aborto en tres supuestos: en caso de riesgo vital de la mujer, si el feto presenta una alteración genética o congénita de carácter letal o en caso de violación. En este tercer supuesto se podrá realizar dentro de las primeras 12 semanas de gestación, o de las 14 semanas si se trata de una niña menor de 14 años.

Basta comprobar el número de abortos que se practican en Chile al año -18.000, según un estudio publicado en la revista de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología– y los que tienen lugar en países como España, en los que se llega 108.690 -últimos datos de 2013- para concluir que “los cambios que introducirá Bachelet aumentarán el número de abortos”.

En cuanto a México, cada Estado tiene su propia legislación. En Distrito Federal,  desde 2007 es legal acabar con el niño hasta las 12 primeras semanas de gestación, por voluntad de la mujer. En el resto de estados el aborto está regulado por su propio Código Penal y sólo, está permitido bajo algunos supuestos.

actuall.com
noviembre 14, 2016

Denuncian seminario homofóbico impulsado por asociaciones religiosas

Uno de los ponentes, consideró a la asociación LGTB, como personas "enfermas, pecadoras y antinaturales".

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció hoy la celebración de un seminario homofóbico en la localidad sureña de Talca impulsado por asociaciones religiosas por lo que ahora espera una explicación de la Conferencia Episcopal chilena.

El taller denominado "¿De qué género me hablas? Ideología de género, la nueva teoría progre, implicancias en el ser humano, la familia y la sociedad", fue impartido por el Movimiento Social Cristiano por Chile y el Observatorio Cristiano, Ministerio Gobierno y Fe.

Cura califica a los sismos como "castigo divino" por matrimonio gay

"Esto es una burda provocación, es la manera de reaccionar de este tipo de grupos frente a la conquista de igualdad ante la ley que el movimiento de diversidad sexual ha ido logrando en Chile", declaró a Efe el portavoz del Movilh, Rolando Jiménez, quien añadió que "esta es una señal de que efectivamente se sienten amenazados".

Uno de los ponentes del seminario, celebrado en el Liceo Marta Donoso, fue la abogada Daniela Balbotin, quien, según la asociación LGTB, considera a este grupo de personas como "enfermas, pecadoras y antinaturales".

Arzobispo critica distribución de condones como parte de una "cultura fornicaria"

Por su parte, el presidente de Movilh, Ramón Gómez, denunció que la celebración del evento en un colegio y espera una respuesta de la Conferencia Episcopal.

Además, Gómez llamó a los talquinos a "no ceder a las presiones de grupos homofóbicos y entender que estos colectivos no representan al cristianismo y menos a la palabra de Dios".

"No es posible que, bajo la excusa de la libertad de expresión, las iglesias permitan que se difundan estos discursos de odio (...) hacemos responsable a la Conferencia Episcopal respecto a la privación de derechos humanos a partir de discursos como los que enarbola Balbotin", indicó Jiménez.

En este sentido, desde Movilh consideran que "tiene que haber una ley que impida la impunidad de los grupos que generan un discurso de odio contra otros seres humanos, en eso sí hay un déficit y estamos trabajando para lograr una legislación que lo sancione".

Ante la posible aprobación del matrimonio igualitario en Chile, Jiménez advirtió que "el próximo año habrá un gran despliegue de este tipo de grupos contra el proyecto, ya lo vivimos en España, en Argentina y en Uruguay".

"Estamos preparados para aguantar a estos grupos y discutir cara a cara con la sociedad chilena la necesidad del matrimonio para personas del mismo sexo", concluyó.

Fuente: EFE