Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Post Top Ad

Loading...
Mostrando entradas con la etiqueta Dios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dios. Mostrar todas las entradas

sábado, 22 de julio de 2017

miércoles, 19 de julio de 2017

julio 19, 2017

Jesucristo fue el primer hombre trans dice la Alexya la primera pastora transgénero (Video)

La teología inclusiva existe en la periferia del movimiento LGBT y, de vez en cuando-en la mayoría de las veces, en las vísperas de los desfiles gay  donde los medios de comunicación desempeñan proyecciones sobre figuras que se presentan como líderes religiosos revolucionarios. Y ese es el caso de Alexander Salvador, de 36 años de edad, visto como “la primera pastora transgénero” de América Latina.

Salvador, que prefiere ser tratado como Alexya, creció en una familia católica y llegó a frecuentar el seminario para ser sacerdote.

En medio de los estudios, desistió de la idea del sacerdocio por saber que tenía atracción por los hombres.

“Cuando terminé el curso de Filosofía salí del seminario, entendí que allí no era el lugar para mí. Yo tenía dentro de mí ese peso de Dios para condenarme. No quería ser un sacerdote y causar otro escándalo para la iglesia”, afirmó, en una entrevista con el portal Vice.

Luego buscó a sus padres para decirles que tenía conflictos en cuanto a su sexualidad: “Mi padre estaba diciendo: ‘…si te veo vestido de mujer, te mato’ . A la hora tuve que pensar rápido y vi que sería una puerta abierta para aceptarme como un hombre gay”, contó.

En 2009, conoció a Roberto Salvador, homosexual, e inició una relación que dos años después fue oficializada en la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), adepta de la teología inclusiva, que realiza ceremonias de uniones homosexuales.

En 2012, después de convivir un año con otros frecuentadores de ICM, como travestis y drag queens, ensayó su cambio de identidad usando ropa femenina. Este fue, sin embargo, el primer paso para la transformación completa de la apariencia. “Tuve miedo de perder a mi marido si me asumía mujer”, dijo.

El temor de perder al compañero vino porque Alexya se ve como mujer, y el marido siendo homosexual, podría rechazarlo: “Él tenía todo para hablar que era gay y me dejó, pero él me dijo que me ama independientemente de lo que está viendo”.

La frecuencia en la ICM y aliado al histórico previo estudio religioso en el seminario, rindió una invitación para ser “diaconisa” en la denominación. Pasó a mezclar sus actividades clericales con el trabajo diario, que consiste en dar clases de portugués e inglés en dos colegios, cuidar de los hijos adoptivos y del compañero, además de coser como forma de aumentar los ingresos.

El cargo de diaconisa fue motivo para matricularse en un curso de teología, lo que permitiría su ordenación al pastorado hasta el final de este año. Así, se siente a gusto para divagar sobre las herejías predicadas en la teología inclusiva: “Jesucristo fue el primer hombre trans”, afirmó en la entrevista, y también en un vídeo que circula en las redes sociales.

“Hemos aprendido desde el Génesis que existe la Santa Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Dios, por tanto, mandó a su hijo a la tierra. Jesús, el hijo, tenía el género divino, ¿correcto? Entonces, cuando descendió a la tierra, pasó a tener el género humano. Entonces, si Jesús puede transicionarse, ¿por qué no puedo?”, preguntó.

Las ideas, heterodoxas y conflictivas con la propia Biblia, muestran una disposición para la interpretación libre y comprometida sólo con la aceptación de su público: “Ese Dios que permanece 24 horas en el trono, el Todopoderoso, que usted choca con algo y él te condena – la gente no hace esa lectura, la gente cree que Dios es madre, es amor “, subrayó.

En el caso de la homosexualidad y la ideología de género, no serían ofensas a Dios, como el cristianismo y las demás religiones monoteístas han predicado hace milenios, Alexya Salvador valiéndose del relativismo dijo que el “pecado es lo que hace mal para usted y otra persona” .

Hablando de cómo es su vida cotidiana en las calles debido a su apariencia, admite que causa odio en las personas. La propia afirmación se encajaría en su definición de pecado. “Recibo inbox todo el tiempo de gente preguntando si hago programas. Si yo y mi esposo nos atrevemos a tener sexo con tres. La sociedad me odia y me sexualiza al mismo tiempo. Cuando encuentro a una mujer en la calle ella elogia mi trabajo, pero cuando es hombre es otra cosa”, dijo.

En el vídeo que recorrió todas las redes sociales recientemente, Alexya afirmó que “Dios es travesti”, y la declaración parece ser parte de los valores de su iglesia: “En la ICM la gente se atreve a decir que Dios es mujer. Porque esa parte masculina de Dios es muy fea”, finalizó.




Fuente: noticiacristiana.com

martes, 18 de julio de 2017

julio 18, 2017

Escuchando los mensajes de Dios


 Bejukotai(Levítico 26:3-27:34)

La parashá de esta semana contiene la tojajá o ‘reproche’, la serie de horrendos castigos que le acontecerán al pueblo judío si no escuchan a Hashem y continúan ignorando sus advertencias. ¿Cuál es la causa principal de la intensidad de estos castigos?

La Torá dice:

“Si se comportan conmigo de manera casual (keri) y se niegan a escucharme, entonces les daré un castigo…”

“Si a pesar de esto no se sienten disciplinados por Mí y se comportan conmigo casualmente, Yo también me comportaré hacia ustedes con casualidad, y los golpearé, también Yo, siete veces por sus pecados (Vaikrá 26:21, 23-24).

¿Qué significa la palabra keri?

El Rambam define keri como la negación de la orquestación divina de los eventos, viéndolos, en cambio, como ocurrencias accidentales. Escribe (Hiljot Taaniot 1:3):

Pero si el pueblo no clama [a Dios] y hace sonar las trompetas, diciendo en cambio: “Lo que nos ha ocurrido es simplemente un evento natural, y esta dificultad es casual”, es un camino de crueldad que les hace continuar con sus acciones malvadas. Y este momento de angustia llevará a más angustia.

Esto es lo que dice la Torá: “Si se comportan conmigo de manera casual, me comportaré con ustedes con una furia casual”. La implicancia del versículo es: cuando traigo dificultades sobre ustedes para alentarlos a cambiar, si dices que es casual, agregaré a tu [castigo] como una expresión de enojo por esa indiferencia [a la providencia divina].

El Rambam dice que ignorar la providencia divina es “un camino de crueldad”.

¿Por qué lo llama crueldad, cuando el problema esencial en esta situación es herejía? El Rambam no necesita decirnos que es herejía, eso es obvio. En cambio, se enfoca en la raíz que causa la herejía: la crueldad, porque atribuir las experiencias dolorosas a la casualidad, posiciona a Dios como una figura paterna desinteresada y vengativa. Sólo una persona cruel imaginaría que un padre deja a sus hijos a merced de los traicioneros caprichos del destino, permitiendo que sean lastimados sin ninguna razón.

Más aún, reducir las dificultades a meras ocurrencias accidentales asegura que las personas no hagan teshuvá, haciendo que Hashem traiga sobre nosotros dificultades aún mayores. Esta es otra manifestación de crueldad. Es como quitarle a una persona el chaleco salvavidas, lo único que la puede salvar cuando está varada en medio del océano.

No hay accidentes

El mensaje central de la parashá es que no hay accidentes. Nada simplemente “ocurre”. Dios dirige el mundo; todo lo que ocurre es un mensaje divinamente calibrado de Hashem. Él se comunica constantemente con nosotros, y debemos detenernos y preguntarnos: “¿Qué me está enseñando Dios?” Pasa algo en Israel, hay una importante crisis económica, alguien cercano a ti se enferma, pregúntate: “¿Qué debo aprender de esto?”. No creas que es un hecho arbitrario, casual. Advierte que Hashem es la causa detrás de todo lo que ocurre en el mundo, y es muy articulado. Si realmente queremos entender su mensaje, lo haremos y nos ahorraremos mucho dolor.

En lugar de quejarnos o cuestionar los caminos de Dios, debemos enfocarnos en oír su mensaje y prestarle atención.

Un estudiante viajando por el mundo me dijo en una oportunidad: “Rabino, ¡yo no necesito una Ieshivá! Que sepa, Dios y yo somos muy cercanos. Él hace milagros para mí”.

Yo lo miré con un poco de sospecha. “¿Te molestaría describir uno o dos milagros?”.

“Seguro”, dijo. “Hace poco estaba subiendo en bicicleta por un sinuoso camino de montaña. Un gran camión hizo un giro muy brusco y se metió en mi carril, dirigiéndose directamente hacia mí. Sin otra opción, me salí del camino, hacia un acantilado, y caí 20 metros hacia rocas puntiagudas. Yo grité ‘¡Dios!’”.

“Rabino, cuando caí al piso, sentí la mano de Dios amortiguando el golpe. ¡Me levanté sin un rasguño! ¡Fue un milagro total! Ve, Dios y yo somos muy cercanos”.

Yo me incliné hacia adelante, miré al muchacho a los ojos y le dije: “Dime, amigo mío, ¿quién crees que te empujó hacia el acantilado en primer lugar?”.

El joven se quedó mudo.

Rav Weinberg explicó: “Dios no es Superman. Superman espera que caigas a un precipicio para salir volando, en el último instante, y salvarte. En cambio, Dios controla todo lo que ocurre en tu vida, tanto los problemas como las soluciones. Primero envía un camión para forzarte a caer por el precipicio, y luego te salva. La pregunta que debes hacerte es: ¿por qué Dios te arrojaría de un precipicio y luego te atraparía? Claramente, quiere llamar tu atención. ¿Qué quiere enseñarte? ¡Debes trabajar en tu relación con Dios yendo a una Ieshivá!”.

Una señal de amor

Cuando Hashem envía un mensaje para llamar nuestra atención, es una expresión de su amor e interés, incluso si la llamada de atención incluye un poco de dolor.

Imagina que estás manejando tu carro y, de repente, un niño de siete años salta hacia la calle persiguiendo su pelota. Clavas los frenos y lo esquivas por poco. Luego, bajas la ventana y le gritas al niño: “Hey, ¡ten cuidado! ¡Casi te atropello!”. Estás a punto de continuar viajando cuando ves a un hombre persiguiendo al niño y tirándolo hacia el piso. El hombre le grita al niño: “¿Estás loco? ¡Casi te matas!”, y luego le da al niño un coscorrón.

¿Quién es el hombre que persiguió al niño, lo arrojó al piso y no se satisfizo con retarlo verbalmente?

Es el padre del niño. Ama tanto a su hijo, que no se detendrá hasta asegurarse de que su hijo entienda el mensaje de no volver a correr hacia la calle, incluso si para lograrlo debe darle un coscorrón. Es una señal de amor e interés, no de abandono.

Hashem es nuestro Padre Celestial y, dado que nos ama profundamente, no renuncia a nosotros. De ser necesario, continuará enviando llamadas de advertencia. Y, si lo hace, debemos recordar que es una señal de su amor.

Entendiendo el mensaje

Para escuchar correctamente el mensaje de Hashem, primero debemos conectarnos con la realidad de su amor por nosotros y reconocer que su mensaje es para nuestro bien. Si la relación con Hashem está impregnada de desconfianza y enojo, su mensaje se distorsionará al atravesar esa lente subjetiva, dado que el contexto emocional de una relación determina ampliamente cómo interpretamos las interacciones.

Por ejemplo: Rajel lleva cuatro años estudiando para su magíster. Esta noche es la graduación. Le dice a Marcos, su esposo: “Llega a las 8:00 p.m y, por favor, no llegues tarde”.

“No te preocupes”, la tranquiliza él. “Llegaré a tiempo”.

“¿Lo prometes?”.

“Prometido”.

De pronto son las ocho y aún no ha llegado. Rajel comienza a agitarse. Ocho y diez y sigue sin llegar, ahora ya está enojada. A las 8:30 no puede creer que la haya decepcionado otra vez. Se siente herida y rechazada.

Ahora veamos una segunda pareja. Sara y David. Sara también se gradúa esa noche, y le dice a David que esté allí a las ocho y trate de no llegar tarde.

“Es una noche tan importante” dice él. “¡No quiero perderme ni un minuto!”.

Son las ocho y no llegó. ¿Qué piensa Sara? Quizás está varado en el tránsito. Ocho y diez… ella comienza a preocuparse. Quizás ocurrió algo. A las 8:30 sale del auditorio en pánico y comienza a llamar a los hospitales locales.

La misma situación, dos reacciones muy diferentes. Cuando la relación es de resentimiento y desconfianza, la acción es interpretada bajo ese lente negativo. Cuando la relación es de amor y confianza, esa misma acción es vista bajo una luz completamente diferente.

Si no somos conscientes del amor inquebrantable de Hashem, obligadamente malinterpretaremos su mensaje. Entonces, el desafío inicial es asegurar que nuestra relación con Él está arraigada en confianza y amor.

Hashem no estalla con furia, infligiendo dolor por su propia frustración e incapacidad para controlar sus impulsos. No es un padre disfuncional. Todo lo que hace emana de su amor, que es inconmensurable e inagotable, mayor a todo el amor en el mundo. Como dice la Torá: “Como un padre castiga a su hijo, Hashem, tu Dios, te castiga” (Devarim 8:5).

Ahora, ¿cómo nos conectamos con el amor que Dios tiene por nosotros y ponemos nuestra relación con Él bajo una luz positiva? La respuesta es: construyendo gratitud.

Gratitud

Los actos de bondad construyen amor y confianza en una relación. Pero para que los lazos de amor se fortalezcan, los actos de bondad deben ser reconocidos y valorados. Si la bondad se da por descontada y el receptor no es agradecido, no se realiza ningún depósito emocional y las dos partes perderán la oportunidad para acercarse.

Todos somos receptores de una increíble abundancia de regalos de Dios: nuestra vida, nuestra visión, nuestras piernas, nuestros hijos, nuestra ropa, nuestros hogares, nuestra comida, cada respiro que damos… es una lista infinita. El problema es que, a menudo, damos las innumerables bendiciones de Dios por descontado y olvidamos que somos receptores de su miríada de preciosos regalos. Para sentir su amor por nosotros, debemos realizar una pausa consciente y apreciar las demostraciones infinitas y constantes de ese amor. Al reconocer su involucración permanente en nuestra vida, tanto pasada como presente, podemos construir un contexto de amor para nuestra relación con Dios.

Este fue uno de los mensajes principales de Dios al pueblo judío cuando se presentó a nosotros en el Monte Sinaí. “Yo soy Hashem, tu Dios, quien te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud” (Shemot 20:2).

Dios podría haberse presentado diciendo: “Yo soy Hashem, tu Dios, quien creó los cielos y la tierra”. ¿Qué podría ser más impresionante que eso? Pero Dios no estaba interesado en jactarse de su poder. Quería mostrarle a su incipiente nación que estaba con ella, con compromiso, interés y amor. “Sí, soy Yo, tu Dios, quien dio vuelta la naturaleza para liberar a cada uno de ustedes, Quien los salvó y los liberó de la esclavitud y los eligió para que sean mi pueblo”.

El siguiente ejercicio puede ayudarte a apreciar el rol activo y lleno de amor de Dios en tu vida personal. Si te tomas el tiempo para hacerlo, transformará tu relación con Él.

Escribe 50 bendiciones que tienes en tu vida (por ejemplo, tu olfato, tu pareja, tu salud…).

Ahora escribe 50 más (tu café de la mañana, la sonrisa de tu hijo, tu auto…).

Cada día, escribe una nueva bendición que hayas recibido en tu vida. Hazlo durante un mes. En Shabat, pídele a tu familia y a tus invitados que compartan una cosa por la cual están agradecidos.

Al construir tus músculos de gratitud, comenzarás a reconocer y valorar el amor infinito de Hashem por ti, que es el prerrequisito esencial para entender los mensajes que te envía.

Fuente: Aish Latino 
julio 18, 2017

Un profesor justifica la existencia de Dios con las matemáticas

 El profesor de Política Pública de la Universidad de Maryland Robert Nelson asegura poder justificar la existencia de Dios en un artículo publicado en 'The Daily Mail'. Y ha basado su conclusión en las ciencias matemáticas. Nelson pone como ejemplo el caso de Isaac Newton, quien "tras grandes esfuerzos para encontrar una explicación científica de los fenómenos que estudiaba, terminó afirmando que estos eran voluntad divina". En otras palabras, el autor estima que se necesita de "la existencia de algún tipo de Dios" para hacer comprensibles las bases matemáticas del universo.

Stephen Hawking: "No hay ningún Dios"

Además, el especialista cita al físico y matemático Eugene Wigner, ganador del premio Nobel por su contribución a la teoría del núcleo atómico y de las partículas elementales: "La enorme utilidad de las matemáticas las acerca a lo misterioso y no hay explicación racional para ello".

Las matemáticas y los otros mundos

El profesor fundamenta sus ideas en la visión del físico británico Roger Penrose, que plantea la idea de que "el universo está compuesto de tres mundos independientes, el matemático, el material y la conciencia humana", que interactúan entre sí constantemente.

En relación al último de estos mundos, el autor subraya que "el trabajo de esta es similarmente milagroso"."Al igual que las matemáticas, la conciencia no posee presencia física en el mundo, las imágenes y los pensamientos en nuestra conciencia no tienen dimensiones medibles", agrega el autor.

El papa afirma que teoría del Big Bang y la intervención de Dios no se contradicen

El docente en la Universidad de Maryland explica que a pesar de que numerosos científicos materialistas defienden la inexistencia del mundo no físico de la conciencia humana estos no han podido probar sus hipótesis. Hecho que según su opinión reafirma el carácter sobrenatural de la conciencia humana, lo que aumenta las probabilidades de la existencia de un Dios sobrenatural.

Asimismo, Nelson recuerda que ha habido teorías económicas que trataron de convertir la religión en una especie de ilusión llegando a plantear la instauración de un supuesto cielo en la tierra, como el marxismo.

"El cristianismo, diría yo, no ha desaparecido tanto como reapareció en muchas otras formas de 'religión secular'", afirma el profesor en contra de las afirmaciones de que el número de creyentes a escala global está disminuyendo.

Fuente: RT

julio 18, 2017

Sodoma y Gomorra; la Torá nos ordena no seguir a las masas

El pasaje de Sodoma y Gomorra ha de ser de los más mal interpretados de toda la Torá. Varios intelectuales lo han usado para hablar de la crueldad divina, de un Dios que castiga y se olvida de sus criaturas, entre otros ataques. Muchos creen que la ciudad fue quemada por su sexualidad abierta, cuando las escrituras nos enseñan otra forma de interpretarlo: Sodoma y Gomorra fueron deshechas por la crueldad de sus habitantes; porque eran incapaces de hacer un acto de hospitalidad con los viajeros o un acto de bondad con el prójimo.

En este discurso el rabino Yaacob Menken nos habla de cómo el pasaje de los ángeles y Lot muestra otra cara de esta sociedad y de por qué la Torá nos ordena separarnos de las masas para separarnos del mal. Según muestra este pasaje, no hay peor daño que el que se hace de forma masiva incitando a las multitudes a odiar.

No sigas al ganado.

Cuando Abraham y Lot se separaron, Lot se estableció en la tierra fértil que rodeaba la ciudad de Sodoma, pero mantuvo contacto con la tierra sagrada y generosa que le había dado su tío [Abraham]. De tal forma que cuando los dos ángeles se acercaron a las puertas de la ciudad, él se levantó para saludarlos e invitarlos como huéspedes a su casa.

Este acto fue mal visto por los habitantes de Sodoma, quienes veían a la hospitalidad como un crimen. La Torá nos dice que los hombres de la ciudad se reunieron alrededor de la casa para asaltar y maltratar a los visitantes. Llegaron “desde el joven hasta el viejo, todo el pueblo desde todo extremo” (Gen 19:4). Rashi nos explica que este verso significa que nadie en la ciudad, ni una sola persona objetó en contra de lo que estaba por suceder. Esa era la cotidianidad de ciudad.

Lo ángeles ordenaron a Lot que escapará por su vida, y el obedeció. Le advirtieron que no debía voltear hacia atrás y cuando su esposa rompió la advertencia se convirtió en “una columna de sal” (Gen 19:26). ¿Qué significa esto? ¿Sólo por ser curiosa y ver sobre su hombro fue asesinada y convertida en un pilar de sal?

El midrash, citado por Rashi, explica que debemos ver con mayor profundidad este pasaje. Se convirtió en una columna de sal porque había cometido pecados con sal. ¿Cuál fue su crimen? Lot le pidió darle sal a sus invitados y ella se negó respondiendo “¿quieres que este acto malvado también se vuelva costumbre del lugar?”

Estaba tan influida por la cultura sodomita que al igual que los demás, veía el acto de recibir huéspedes como malvado. Había internalizado la inversión moral de Sodoma.

Así que cuando estaban escapando de Sodoma, mientras Lot corría lo más rápido que podía para salir de ese lugar, ella todavía se dio el lujo de voltear hacia la ciudad, no por curiosidad de saber qué era lo que pasaba, sino porque no quería irse. Anhelaba regresar a Sodoma.

Este es el poder del pensamiento en masa. Cuando Hitler alcanzó el poder en Alemania, promovió la barbaridad y la crueldad como muestra de “fortaleza” y causó rechazo a la conciencia como muestra de “suciedad judía”. Y miles de personas lo siguieron mientras convertía la moralidad en debilidad y la maldad en bondad.

En el mismo verso en que la Torá nos dice que sigamos las costumbres que la mayoría acepta, también nos dice que no sigamos a las masas para hacer el mal (Éxodo 23:2). En las palabras sencillas del verso podemos encontrar una lección valiosa. Si alguien te dice que debes seguir el rebaño debes responderle: no debemos seguir a las masas para hacer el mal. Sólo cuando hay discusión entre los sabios, entre la gente correcta sobre cuál es el camino adecuado que se debe tomar, entonces uno debe seguir lo que la mayoría de esas personas piensan. De otra forma, debemos enfrentarnos a la mayoría para defender lo que es correcto.

Fuente: Project Genesis
ENLACE JUDIO
julio 18, 2017

¿La fe pasó de moda?

Dos tercios de los alemanes dicen creer en Dios. En el este hay menos creyentes que en el oeste de Alemania, debido a la historia de la RDA. Sin embargo, no todos los que creen en Dios son miembros de una Iglesia. Algunos practican su fe en grupos fuera de la Iglesia, y también en casa. El silencio necesario para la oración se puede encontrar en todas partes.

Fuente: dw.com

lunes, 17 de julio de 2017

julio 17, 2017

Asteroide de septiembre ya tiene dónde caer (Video)

El impacto del asteroide de septiembre profetizado y difundido ampliamente ya tiene dónde caer, según un “profeta”.

    La predicción que el mundo se acabará entre el 22 y 28 de septiembre ahora tiene localización exacta del impacto del asteroide que habría sido enviado por Dios.

El autotitulado Profeta Efraín Rodríguez señaló que Puerto Rico, América Central, es el lugar elegido por Dios para el asteroide que ya estaría en camino a la tierra, pero él aún no ha sido detectado por la NASA.

Según Rodríguez, recibió un mensaje divino que anuncia el fin de la vida humana en la tierra a través del impacto del inmenso cuerpo celeste. La caída en Puerto Rico marca el comienzo de la destrucción de todo el planeta, según el “profeta”.

Terremotos y tsunamis barrerán la costa este de Estados Unidos, México y América Central, América del sur. Como el océano Atlántico baña Europa, el impacto llegaría al viejo continente poco después de diezmar América.

“A partir de ahí el caos se va a instalar y pocos sobrevivirán — es decir, si hay alguien” sugiere el Profeta, según información del sitio Super Incrível, del portal Yahoo!

Es increíble la audiencia que Rodríguez consiguió con su predicción. Que difundió su teoría de las redes sociales y el rebote llegó a la dirección de agencias espaciales de varios países.

NASA, por ejemplo, tuvo que lanzar un comunicado oficial negando las pretensiones de “profeta” y destacando que no “hay ninguna posibilidad de cualquier objeto grande golpee la tierra en cientos de años próximos”.

“Evitar en cualquier caso, Puerto Rico del 22 al 28 de septiembre”, se burlaron los periodistas de Yahoo!


Fuente: sanandolatierra.org
julio 17, 2017

Congresista pidió en oración y lágrimas perdón a Dios por el matrimonio gay, el aborto y la secularización de las escuelas públicas

El congresista estadounidense Randy Weber   rezo con lágrimas.  Pidió por el arrepentimiento de los Estados Unidos, pidió que Dios sea quien sane a la nación Norteamérica.


 Hágase tu intención en la Tierra, aquí en los salones del Congreso”, pidió. “En la localidad de nuestro estado, Señor, hágase tu voluntad”.

 
“Usted dice en su palabra que el hombre que medita en ti es como un poderoso roble Bienaventurado el que medita todos los días”

“Pero, Señor, tratamos de apartar su palabra de las academias públicas. Intentamos de tirar la Biblia de las salas de clase, los Diez Mandamientos fuera de nuestras escuelas”

Fuente: shalomjerusalen.com


  


julio 17, 2017

Estuvo dos veces en el Cielo y dice que así es la 'apariencia física' de Cristo Jesús

2 Corintios 12:2 Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el Tercer Cielo. (RVR1960)

El testimonio de Steven R. Musick, un hombre que no encaja en el molde de algunos que han tenido experiencias cercanas a la muerte. El fundador y CEO de una exitosa empresa de asesoramiento financiero ha tenido dos viajes al cielo que lo dejó profundamente cambiado, detalló God Reports .
 
    "Mi vocación es llevar a la gente a la realidad de que el Reino de los Cielos está más cerca de lo que pensamos y que podemos apropiárnoslo", dice Steven Musick, autor del libro: Life After Heaven. "El cielo existe y podemos experimentar el Reino de los Cielos aquí y ahora", dice.


Nacido en Denver, Musick creció asistiendo a la Iglesia Episcopal de Cristo Rey, donde aceptó a Cristo a los siete años de edad. "No entendía la profundidad de lo que significaba ese compromiso", relata en su libro. "Fui a través del catecismo, era un monaguillo, y siempre amaba estar en la iglesia".

Después de su primer año en la universidad se quedó sin dinero, por lo que se inscribió en el programa de becas de la Marina, pensando que gozaría de algo de equilibrio si el gobierno pagaba por su educación mientras él servía.

Como un fleje de 195 libras, nadie fue capaz de golpearlo durante el entrenamiento básico. Decidió probar a los SEALS, y fue uno de los tres que lo hicieron a través del proceso de selección inicial. Pero entonces la marina de guerra colgó una oferta antes que él no podría rechazar: una beca a la academia naval en Annapolis.

Una semana después de recibir la noticia, él y otros marineros recibieron inoculaciones con una nueva vacuna contra la gripe porcina. "El suero (con el virus vivo) era demasiado fuerte", relata Musick. "Muchos soldados en Fort Sheridan y los marineros de los Grandes Lagos tuvieron una reacción muy severa".

Musick tuvo un severo caso de la gripe porcina que se demoró durante meses. Finalmente se registró en la sala de urgencias del Centro Médico Regional de los Grandes Lagos.


    "... una enfermera de la Armada entra y tenía una jeringa completamente cargada con lo que ellos pensaban que era el antídoto contra la vacuna contra la gripe porcina. Resulta que yo era alérgico al antídoto. Introdujeron una dosis letal directamente en mi sistema. Mi brazo derecho se puso muy caliente. Ese calor llegó hasta mi axila y luego se apagaron las luces"...

Primera experiencia en el Cielo

Durante las cinco semanas siguientes Musick estaba en coma en la UCI. Durante el tiempo en el coma, Musick tuvo su primer encuentro con el cielo.

Como otros que han tenido experiencias cercanas a la muerte, fue transportado a través de un túnel blanco. Voló a través del túnel sin peso - a una velocidad increíble - y aterrizó en el otro extremo en un hermoso prado verde rodante.


    "Había un gran campo de trigo a mi derecha", recuerda. "Había un gigantesco roble delante de mí y colinas y bosques a la izquierda. Es el lugar más vibrante que puedas imaginar. Nada se compara con él en la tierra. Es un lugar real con la geografía, la gravedad real", dice.


En el libro describe la vitalidad del cielo como "televisión de una súper alta definición con esteroides". Podía oír música de adoración en el fondo que lo infundía todo, como si formara parte de la estructura del lugar.

Musick se sintió abrumado por la alegría. "Parte del gran contraste (con la tierra) es que el cielo es pura alegría y no hay flujo y reflujo hacia ella. Sólo viene después de usted y es implacable. Es lo mejor que te puedas imaginar", dice.

La paz de Dios también estalló dentro de él. Se sentía como si hubiera llegado a su verdadero hogar, un lugar más real y más físico que este mundo.

Entonces un brazo fuerte lo agarró por los hombros en un apretado abrazo y dijo, "Bienvenido... anda conmigo", fue Jesús.


¿Cómo era Jesús?


Él describe a Jesús como de unos 35 años de edad, con el pelo castaño de los hombros y un musculoso "cuerpo de hombre trabajador". Musick dice que llevaba una bata blanca, con simples sandalias marrones en los pies.

Y con toda su fuerza, él también era suave, radiante, brillante. "Hay cierta luz sobre su semblante", observaba Musick.

Musick explica que Jesús era como el modelo que utiliza el fotógrafo-periodista Michael Belk en Journeys With The Messiah, que ha recreado algunas de las historias del evangelio en fotografías ingeniosas. "El tipo que eligió para interpretar a Jesús en esas fotos es una imagen de quien vi. Cuando puso la imagen de Cristo en la pantalla me quitaron el aliento", señala.

En su encuentro celestial con Jesús, el Señor revisó la vida de Musick, proporcionando una perspectiva eterna sobre algunas de las heridas que sufrió en su pasado. "Sus palabras fueron como aceite o bálsamo, curando un lugar donde me habían herido o roto".

Empezó a ver a sus padres bajo una nueva luz. Incluso una herida que sufrió en su primer año de secundaria que con una animación se le explicó.

Como muchos otros que han tenido tales experiencias, Musick no quería dejar el cielo, pero Jesús le dijo que no podía quedarse. Inmediatamente estaba volando a través del túnel blanco, y en un breve momento abrió sus ojos en la UCI para ver a una enfermera inclinada sobre su cama.

Musick regresó a un cuerpo devastado por la gripe porcina y su reacción alérgica. Cuando salió del hospital, su peso había bajado de 195 a 126 y dos tercios de su capacidad pulmonar estaba dañada de forma irreparable. Tuvo que volver a aprender cómo caminar.

Incapaz de ejercer en SEALS o Annapolis o el servicio militar de cualquier tipo, fue despedido como "discapacitado".

Nunca había estudiado la Biblia antes, pero compró una Biblia de estudio y comenzó a cavar en ella con un hambre por primera vez en su vida.

Creciendo, él sabía quién era Jesús, sabía que había sido salvo, pero por primera vez comenzó a crecer en su conocimiento y amor por Dios y Su Palabra.

Otro milagro en su vida fue que la joven mujer que conoció en su primer año de colegio, Elaine, se quedó con él a través de su enfermedad y se casaron en una pequeña capilla en el campus de la Universidad de Denver cuando tenía 20 años.
Le tomó a Musick 10 años antes de que le contara a Elaine su experiencia en el cielo. Tenían dos hijos juntos, pero debido a sus limitaciones físicas, no podía hacer todas las cosas con sus hijos que quería hacer.

Más tarde, trabajando como asesor financiero, por lo general se perdió varios días de trabajo cada mes debido a su sistema inmunológico comprometido.


El Milagro de la Congregación y el Poder de la Oración: Segunda Experiencia en el Cielo

En 1984, Musick y su esposa comenzaron a asistir al Denver Vineyard. "Esta era una iglesia que oraba por milagros", cuenta. Sorprendentemente, Musick nunca pensó en pedir oración por su condición pulmonar, que su médico consideraba permanente.


    "Me dijeron que me acostumbrara a la prednisona, a la hidroclorotiazida y a mi cóctel rotatorio general de medicamentos para intentar mantener el fluido fuera y el aire entrando y saliendo de mis pulmones", explica en el libro. Mientras tanto, su corazón se había ampliado en un 50 por ciento.


Un domingo de junio de 1986, Musick se sintió enfermo. Al día siguiente tenía líquido en los pulmones. Para el jueves siguiente, apenas podía levantarse de la cama para vestirse. Le dijo a su esposa que quería ir al servicio de oración del jueves por la noche.

"¿Estás bromeando?", preguntó. Deberías ir al hospital, le dijo.

Pero Musick sabía que necesitaba estar en el servicio esa noche. Él dice que la adoración era poderosa y al final, el pastor Tom dirigió un llamado al altar para el arrepentimiento, la salvación y la sanidad divina.

Musick no siguió adelante, pero observó una corriente de gente subir para recibir la oración. Mientras las cosas iban a concluir, el pastor Tom dijo: "Alguien aquí ha estado tratando con una enfermedad durante años - una década. Has estado enfermo toda la semana... Creo que tienes algo respiratorio.

Nadie en la iglesia sabía de su historia de enfermedad y discapacidad, aparte de Elaine. Musick se levantó de su asiento y lentamente comenzó a caminar hacia adelante. Un pastor asociado, Randy Phillips, se reunió con él en el frente, y se acercó a orar por él, poniendo su mano en el pecho de Musick.

Sintió una sacudida eléctrica pasar por su cuerpo y cayó al suelo, completamente fuera.

Sorprendentemente, en su libro, Musick registra los detalles de un segundo encuentro con el cielo durante los 20 minutos que estuvo en el piso. ¡También relata la curación milagrosa que recibió cuando despertó!

La vida cambió después de esta segunda visita. "Lo más importante es que podía jugar con mis hijos", dice. "Podría ser un socio romántico vital completo para mi esposa. Eso es un regalo puro. Yo estaba preparado para vivir una vida como una persona con discapacidad. Pero Dios en su soberanía dijo que eso es suficiente".


    Su relación con Dios también se profundizó. "De repente, las líneas de comunicación se volvieron abiertas", dice. "La oración se convirtió en conversación en lugar de un camino de sentido único donde las oraciones suben hasta el techo. Se convirtió en un diálogo.


Esto fue aumentado por sus tiempos devocionales personales y diario. "Soy un hombre normal y creo que todo el mundo podría tener eso", señala. "Todavía tengo ese flujo sin obstrucciones de la comunicación. El Padre es omnipresente. Él dice que está más cerca de lo que piensas. El Reino de los Cielos está más cerca de lo que pensamos".

"La cosa acerca de Jesús es que te obliga a estar presente en el momento. No piensas en el pasado o el futuro. Él ordena plena presencia en el momento. Ahora 41 años después todavía tengo el residuo de eso. Una vez que haya tenido ese tipo de experiencias desearás más... [...]


Para más acerca del libro de Steven Musick, visite la página oficial: Life After Heaven

domingo, 16 de julio de 2017

julio 16, 2017

¿Quienes somos nosotros para decirles a los judíos religiosos qué hacer en el Muro Occidental?

    Después de todo, los ortodoxos hicieron del muro occidental un lugar sagrado, mientras que nosotros, los judíos seculares hemos desterrado a Dios de nuestras vidas.

Al igual que muchos judíos seculares, no estoy particularmente interesado en el Kotel. No tiene ningún parecido con Zara. Pero, yo esperaba estar por allí esta semana para una visita sorpresa y dos cosas me llamaron la atención. En primer lugar, fue el espacio para la oración mixta. Es hermoso, construido sobre un impresionante sitio arqueológico debajo del arco de Robinson. A diferencia de la plaza del Muro Occidental, está a la sombra y se puede entrar en él sin un control de seguridad.

La segunda impresión fue la diferencia en el número de visitantes a las dos plazas. Había miles de personas en la plaza del Muro Occidental en un día laborable normal. Sólo había un gato en la sección mixta. A la luz de la protesta que surgió en torno al rechazo del acuerdo Kotel uno habría esperado ver a miles de Mujeres del Muro, imbuidas de espíritu religioso, junto con ceremonias de bar mitzva en la que la abuela no tiene por qué estar subida a una silla para obtener un vistazo de la sección de hombres. Sin embargo, la sección mixta estaba prácticamente abandonada.

A pocos metros de distancia, el Muro Occidental estaba lleno de vida judía, a pesar de la larga - línea de inspección de seguridad - y la segregación en función del género.

Está lleno de vida porque durante cientos de años sus tutores naturales - los ortodoxos - conservan su santidad. Se involucran en ella, con textos que tienen cientos o miles de años y una jerarquía rabínica y la tradición y las reglas absolutamente estrictas que si en algo cambian, el cambio es l-e-n-t-o. Y que se dedican a la observación diaria de los mandamientos y prohibiciones que no todos pueden explicar racionalmente y algunos de ellos son inaceptables. E incluso los que son aceptables pueden ser engañosos: la estricta observancia del Shabat Judío por los ortodoxos no se deriva de una adhesión al socialismo o el apoyo primordial para los trabajadores del mundo, sino más bien a un mandamiento divino. Judíos ortodoxos evitan Schnitzel con mantequilla aunque saben que los pollos no producen leche. Y el Kotel es definitivamente santo porque cualquier persona que mantiene el pollo y la leche separados es exactamente el tipo de persona que puede encontrar la santidad en piedras.

La obsesión por la santidad es a veces molesta, tal vez incluso arrogante, de modo que particularmente ingeniosos Judíos seculares burlonamente pueden llamar a Dios "un amigo imaginario" o compararlo con el Monstruo del Espagueti Volador.

Pero cuando la fe en un amigo imaginario engendra la Biblia, un Pueblo y una cultura de 2.000 años de antigüedad, así como un sistema moral que comenzó la cultura occidental, se puede eliminar la suficiencia con la que las personas se jactan de su puro ateísmo. Y vamos a admitir la verdad: no guardar los mandamientos es mucho más fácil que mantenerlos.

Algunos dirán que incluso sin mandamientos los Judíos seculares no son menos que los judíos religiosos, por lo que deben ser iguales socios es determinar el carácter del Kotel. Es correcto, en principio, pero no en el sentido de mantener sus tradiciones religiosas o al menos el reconocimiento de ellas, antes de pretender hacer decisiones religiosas. Yo, por ejemplo, soy un producto típico de la educación secular del estado. Me sorprendió descubrir en mi primer año de universidad que el Rambam fue un filósofo de fama mundial y no sólo otro “baba” de las tumbas de Judíos justos. Por lo tanto, todavía no me siento listo para escribir una oración igual a Aleinu o para probar que Dios está totalmente de acuerdo con conducir en Shabat y con una mujer rabina.

Hay que esperar 500 o 600 o incluso 2000 años para eso.

Y si insistimos en la laicidad como valor, es difícil para mí entender la insistencia en sentarse en un tribunal, libre de ataduras de la religión y gritando instrucciones a Judíos que ayunaron no sólo en Yom Kipur, sino también en ... nu, recuérdenme... oh, cierto, Gedalya, y que furiosamente lee toda la Hagadá cada seder de Pesaj, incluyendo la parte después de la comida.

Estamos discutiendo con estas personas sobre el judaísmo y cuál es el Judaísmo cierto y cómo el judaísmo debe ser, mientras que estamos armados con la ignorancia que hemos adquirido a través de la educación secular del estado y un estudio muy parcial de la Biblia, "Dos están sosteniendo un Talit" de la clase de Talmud de séptimo grado y eso es todo. a veces parece que estamos como niños de seis años de edad, que están tratando de unirse a una discusión de filosofía, sin saber quién es Platón.

No hay que ser religioso para reconocer la contribución religiosa para convertir el Kotel en mucho más que un sitio arqueológico. Judíos religiosos hicieron santo al Kotel mucho antes de que se extendiera la soberanía israelí sobre él, incluyendo los periodos en los que la oración era peligrosa. Oraron sin una partición entre hombres y mujeres cuando el régimen otomano prohibió el culto judío. 

Judíos religiosos adheridos a su “amigo imaginario”, a quien hemos desterrado de nuestras vidas seculares. Hemos rechazado gran parte de la empresa cultural que el judaísmo fomenta e incluso hemos defendido a nuestros hijos de ella. Nos quejamos de la influencia religiosa en el sistema educativo.

Traducción: Enrique Quil

Fuente: radiojai.com.ar

sábado, 15 de julio de 2017

julio 15, 2017

Omar Angulo se retira de la música por "señal de Dios"

Por medio de una publicación de Facebook Live, Omar Angulo dio a conocer este lunes que se retirará del mundo artístico para dedicarle tiempo a su familia.

“He llegado a la conclusión que me quiero retirar de esto, de hacer canciones por una señal que he recibido de Dios. Cuando vi ese tremendo incendio de las Tres Torres, escuché a mis vecinos gritando y todo era pánico… llegué a la conclusión, después de que puse un estado de que no haría canción sobre Hacienda, que ya no quiero hacer más canciones”, afirmó.

Asimismo, Angulo expresó que se dedicará de lleno a compartir con su madre, pues ella se encuentra mal de salud.

A pesar que sus canciones se caracterizaron por mantener un humor blanco, Angulo siempre fue atacado en las redes sociales, lo que ocasionó en ciertas ocasiones que su misma familia fuera blanco de las ofensas.

Por ello, pidió disculpas a su familiares por todos los momentos incómodos que les hizo pasar.

Fuente: elblog.com
julio 15, 2017

Las 7 madres más conocidas de la Torá

La Torá y el judaísmo reconocen la gran labor que hace una madre al criar a sus hijos. Por eso hoy queremos recordar a las madres más destacadas de la Torá.

Eva (Javá)

Eva es la madre de toda la raza humana, según Rashi, Dios la creo más perfecta que el hombre porque la creó desde el interior. Su nombre significa “la que da vida”, se lo ofrece Adán justo después del pecado con la serpiente, precisamente porque en el momento de mayor oscuridad Eva logra dar vida a sus hijos. Adán es capaz de ver que sólo ella puede crear la vida, sólo ella es capaz de hacer nacer a otro ser humano.

Sara

Es la esposa de Abraham, es la representante de la Guevurá (fuerza) en la Cabalá. En el judaísmo la fuerza surge del límite; de exigirse diariamente disciplina y de mantenerse firme. Ella es capaz de criar a su Isaac en el camino del bien porque puede poner un alto a Ismael y Hagar cuando son mala influencia para su hijo. Es capaz de parir a los 90 años y soportar todo tipo de dificultades como ninguna otra mujer.

Rebeca (Rivká)

Ella es la madre de Jacobo y Esaú. Representa el conflicto y la dualidad entre el bien y el mal, cuando está embarazada sufre grandes dolores en su vientre y un ángel se le presenta y le revela el futuro de las dos naciones que nacerán de ella. Logra criar a Esaú y Jacobo, siempre manifestando la dualidad, siendo la madre de todos los judíos.

Raquel (Rajel)

Destacaba por su belleza tanto interior como exterior, es la mujer de la que se enamora profundamente Jacobo y por la cual trabaja 14 años. Es la madre de José y de Benjamín, ambos hijos heredan su dulzura y su humildad. Por eso de ella nace una línea importante de reyes, aquellos que descienden de José.

Lea

Destaca por su perseverancia, de ella nacen casi todos los hijos de Israel. Sufrió mucho para verlos nacer y se aflingió viendo como su hermana obtenía fácilmente el amor de los demás. Sin embargo, Lea fue fuerte y siempre justa, por eso de ella nace Judá, quien destacó toda su vida por ser un juez justo, capaz de reconocer sus errores.

Rut

Fue la primer mujer en convertirse al judaísmo, siguió en el camino aunque la negaron, siguió en el camino aunque era lejano. Gracias a su determinación de ella nacerá descendencia de David y de su línea el Mesías.

Yojebed

Es la madre de Miriam y de Moisés. La característica que más destaca de ella es la valentía, era partera y enfrentaba al faraón cada vez que tenía que atender un parto. Gracias a ella y su hija Miriam el pueblo judío no fue exterminado Egipto, ya que escondían a los bebés hombres y así evitaban que fueran lanzados al río.

Enlace Judio.

viernes, 14 de julio de 2017

julio 14, 2017

Adan, Eva, el Árbol y la Serpiente

 En el Jardín de Edén

Reconstruyendo el drama del árbol y la serpiente.
por Rav Zave Rudman

Lectura requerida: Génesis 2:15 – 3:34

Todos conocemos los eventos que se refieren al pecado de Adam y Javá. Después de ser creados el viernes, Dios les dio un solo mandamiento:

“Coman de todos los árboles del Jardín, pero del Árbol del Conocimiento que se encuentra en medio del Jardín no comerán” (Génesis 2:16-17).

La serpiente convenció a Javá para que comiera y ella convenció a Adam para que hiciera lo mismo. En ese momento, Adam y Javá “se dieron cuenta” que estaban desnudos y se ocultaron; Dios “buscó” dónde estaban y los castigó y exilió del Jardín de Edén.

Rabeinu Bejaie, un filósofo de la era dorada de la judería española del siglo XI, hace la siguiente observación en su libro Los deberes del corazón: “Las secciones más difíciles de la Torá son aquellas que nos son más familiares. Dado que creemos que ya las sabemos gracias a las historias de la infancia, no nos ocupamos de ellas con la profundidad que requieren eventos tan importantes y complejos” (1).

Por lo tanto, nuestro objetivo para este ensayo es volver a aprender esta famosa historia por medio de tratar los siguientes temas:

    ¿Por qué el Árbol era tan especial? ¿Por qué fue tan malo comer de él? ¿Cuál es la relación entre los castigos subsecuentes a la acción?

    ¿Quién o qué era la serpiente?

    ¿Por qué Dios le preguntó a Adam después del pecado: “¿En dónde estás?”?

El Árbol

Comencemos describiendo el Árbol, el cual es conocido formalmente como el "Árbol del conocimiento del bien y del mal". La palabra conocimiento, dáat, se usa más adelante para describir la unión marital entre Adam y Javá. Por lo tanto, una traducción alternativa podría ser: el "Árbol de la unión entre el bien y el mal" (2).

Y este es el meollo del asunto: cuando Dios creó el mundo, hizo una clara distinción entre el bien y el mal. Todos los temas morales eran objetivos, no subjetivos. Había una única y obvia moralidad absoluta. Es cierto, uno podía elegir hacer lo incorrecto, pero la elección era clara.

Sin embargo, Dios creó un lugar de confusión moral: el Árbol. Comer del árbol traería como consecuencia una confusión interna entre el bien y el mal. Evitar este destino era la única mitzvá que debían cumplir Adam y Javá. Y si se hubieran abstenido de comer (es decir, de entrar en ese estado de confusión), el mundo hubiera alcanzado su estado de perfección. La humanidad hubiese sido inmortal, permaneciendo eternamente en el paraíso.

El Árbol tenía un tremendo poder de seducción, el cual se basaba principalmente en cómo afectaba los sentidos: Javá primero escuchó la seducción de la serpiente, luego se vio atraída por la imagen del Árbol. Luego tomó el fruto en su mano y lo probó. Como dice el versículo: “Y cuando la mujer vio que el árbol era… una delicia para los ojos… tomó del fruto y comió…” (Génesis 3:6).

Cuando Adam y Javá comieron del árbol, esto inició un nuevo modus operandi para toda la vida humana: los sentidos se volvieron más poderosos que el intelecto. Dado que todos los placeres sensoriales son por naturaleza subjetivos, en ese momento el marco de referencia del hombre se volvió personal en lugar de universal. Como consecuencia, toda persona se sentiría ahora con el poder de decidir por sí misma entre el bien y el mal y la confusión moral entró al mundo.

Las consecuencias del pecado

Para entender mejor esta fusión entre el bien y el mal, veamos las consecuencias que tuvo el pecado:

    A Adam le fue dicho que los campos ya no producirían solamente granos, sino que ahora también producirían hierbas. Originalmente, al plantar trigo, se obtenía trigo (3). Cuando Adam eligió entrar en un estado de confusión entre el bien y el mal, Dios respondió fusionando el bien y el mal en la esencia misma del mundo natural. Tal como mi decisión de plantar trigo produce una mezcla de hierbas, lo mismo ocurre en el ámbito moral: puedo creer que estoy tomando la decisión correcta cuando en realidad estoy siendo engañado para tomar un camino de corrupción moral.

    A Javá le fue dicho que sus hijos nacerían y serían criados con dolor. ¿Por qué esta actividad tan natural del ser humano habría de requerir tanta ansiedad y esfuerzo? La razón es que antes del pecado todas las actividades humanas tenían un valor neutral. Al igual que respirar es esencial para la vida y es hecho naturalmente y sin fanfarria, el resto de las necesidades corporales —como la procreación y el parto— eran hechas de la misma forma. Sólo cuando la sabiduría fue confundida con el deseo sensual fue que nuestras actividades naturales se volvieron más difíciles. Y dado que el proceso de procreación es la más sensual de las actividades humanas, terminó teniendo una mezcla traumática entre el factor físico y el emocional.

Obteniendo sabiduría

Adam y Javá eran conscientes de lo que estaban haciendo. Sabían que el árbol estaba prohibido. Como dijimos antes, la delineación entre el bien y el mal era bastante clara. En el Jardín del Edén no les faltaba nada; ¿por qué sintieron una carencia?

Adam y Javá no tenían la posibilidad de materializar su compromiso con Dios por medio de entrar a un estado de desafío y entonces decidir sabiamente. Sintieron que un mundo que no les permitiera superar tal confusión demostraba que el compromiso era insuficiente. Entonces, eligieron conscientemente ponerse en esa situación.

Se dice que hay dos formas de obtener sabiduría: adquirirla intelectualmente o en base a la experiencia de vida. Desde un punto de vista sensorial, la emoción de la experiencia es inigualable. Pero al mismo tiempo está llena de peligro. ¿Realmente necesitamos probar cada droga y cada actividad decadente para saber que no son buenas para nosotros? Después de todo, todos hemos visto cómo esas vivencias acarrean el riesgo de daños físicos o emocionales permanentes.

Es por eso que la charla entre Dios y Adam y Javá después del pecado no es sobre castigo, sino sobre consecuencias. Dios dice: si esta es la decisión que tomaron (el camino del desafío), entonces así es como será su vida. Como Adam y Javá son los progenitores de toda la humanidad, (desafortunadamente) sus decisiones afectaron a todos sus descendientes por todas las generaciones.
La serpiente

Una figura muy enigmática en esta historia es la serpiente. ¿Qué tipo de animal es este, que habla y tienta a Adam y a Javá? En realidad, nos es difícil imaginar la primera serpiente, ya que parte de su castigo fue sufrir una metamorfosis y convertirse en lo que es ahora.

Antes del pecado de Adam y Javá, la Torá describe en detalle a la serpiente. Es descrita como “astuta”, le habla a Javá, camina y hasta pareciera tener su propia voluntad. Después del pecado, su castigo la destina a reptar sobre su vientre, a que su alimento sea el polvo y a tener una enemistad eterna con el hombre. ¿Qué era la serpiente originalmente y qué hizo para merecer semejante caída?

La mayoría de los comentaristas cabalísticos equipan a la serpiente con el iétzer hará, la tendencia autodestructiva a alejarnos de Dios (4). ¿Cuál es la función del iétzer hará? ¿Por qué fue creada esta tendencia? ¿Por qué fue la serpiente elegida para representar al iétzer hará?

El propósito de Dios al crear el mundo fue conferir bondad a la humanidad. El mayor bien no es darle a alguien un regalo, sino darle las facultades para que pueda alcanzar sus propios logros. Imagina a alguien que se prepara para las olimpíadas, cuyo entrenador cumple el rol del oponente. Si el entrenador no se le opone con todas sus fuerzas, el atleta se enojará con él. Y cuando el estudiante logra superar al entrenador, éste está feliz con su propia caída, ¡ya que su rol es ser vencido!

El iétzer hará es nuestro entrenador. Toda persona racional desearía tener un oponente digno a quien superar. Entonces, la serpiente original era casi humana: caminaba con sus piernas, hablaba con inteligencia y podía presentar una perspectiva diferente a la de Dios. En este aspecto, la serpiente es el sirviente ideal de Dios y del hombre. Es la fuerza que nos da la capacidad para elegir entre dos puntos de vista, siempre y cuando las opciones estén balanceadas y no sea demasiado difícil superar a la serpiente.

Cuando la decisión era entre ser intelectual o sensorial, la serpiente necesitaba tentar al hombre con una experiencia sensual. Sin embargo, necesitaba disfrazarla como una verdad racional y objetiva. Por lo tanto la serpiente era casi humana en sus capacidades.

Cuando el hombre falló esa prueba, la serpiente debió sufrir una metamorfosis. Necesitó convertirse en el obstáculo y la tentación para una humanidad diferente, a la cual ahora podría engañar con facilidad. Entonces, la serpiente inteligente y racional se convirtió en una criatura muda que vive en la suciedad. Todo su alimento sabe a polvo, se arrastra por la tierra siendo incapaz de levantarse y ni siquiera puede comunicarse ya que perdió el habla. ¿Por qué?

Originalmente, los frutos de los árboles (que representan todos los niveles de placer) eran accesibles al hombre. No faltaría nada, siempre y cuando fuera respetado el “único mandamiento”. Fue sólo después del pecado que el hombre comenzó a pensar que podría encontrar placer fuera del servicio a Dios. Por lo tanto, tal como la serpiente no puede apreciar ningún placer sin polvo y tierra, asimismo el hombre no puede apreciar el nivel más elevado de placer espiritual sin tener algo físico junto a él.

Este es nuestro oponente, el cual es apropiado para el mundo en que vivimos después del pecado.
Desnudos

Adam y Javá comenzaron sus vidas “desnudos y sin avergonzarse” (Génesis 2:25), pero después de comer del Árbol del Conocimiento “se hicieron conscientes de su desnudez y se fabricaron ropas” (Génesis 3:7).

¿A qué se debió el cambio?

Antes de comer del Árbol, Adam y Javá se veían principalmente como almas. Sabían que el alma es la esencia de un ser humano y que el cuerpo sirve meramente como una cubierta protectora. Como Adam y Javá estaban enfocados en el aspecto espiritual, no tenían consciencia de sus cuerpos.

Sin embargo, después del comer del Árbol, cambió la percepción humana del mundo físico. Los sentidos físicos comenzaron a seducir como si tuvieran valor propio. Los ojos de Adam y Javá “se abrieron” para enfocarse en el cuerpo. Cuando esto ocurrió, el cuerpo se convirtió en una distracción para el alma. Para un ser espiritual, ¿puede haber una humillación mayor que ser reducido a algo físico y superficial?

Esto explica la razón de por qué los animales, que no tienen alma divina, nunca sienten la necesidad de vestirse. En contraste, para Adam y Javá el cuerpo necesitaba ser cubierto, para disminuir el énfasis en lo exterior y permitir que emanase el brillo del alma.

Avergonzados frente a Dios

Después de que Adam y Javá comieron y se dieron cuenta del catastrófico cambio que habían causado en el mundo, trataron de ocultarse de Dios. Metafóricamente, Dios salió a buscarlos y gritó hacia el vacío del mundo: “Adam, ¿dónde estás?”. ¿Acaso Dios no sabía dónde estaba? ¿Adam y Javá realmente creían que podían ocultarse?

Adam y Javá sintieron vergüenza por su desnudez, pero esta vez no es por la carencia física de ropas, sino que sintieron la vergüenza de estar frente a Dios. Habían fallado en la única tarea que les habían encomendado y ahora estaban “desnudos”, desprovistos de mitzvot.

Adam y Javá sabían que Dios tenía todo el derecho a tratarlos con dureza. Sin embargo, esa no fue la forma de actuar de Dios. Dios les ofreció una oportunidad para corregir sus acciones. Si Adam y Javá se hubieran acercado a Dios y hubieran reconocido el error, eso mismo podría haber desencadenado la reversión del daño cometido. Esa es la idea de teshuvá: reconocer los errores propios y decidir no volver a cometerlos (5).

Dios quería darles a Adam y Javá la oportunidad para asumir la responsabilidad por sus acciones. Sin embargo, Adam culpó a Javá, Javá culpó a la serpiente y, como resultado, Dios debió implementar las dolorosas consecuencias con el objetivo de corregir el comportamiento equivocado.

La historia del Árbol del Conocimiento es la historia en curso de la humanidad. Nos convencemos de la rectitud de nuestras acciones y, cuando nos equivocamos, Dios nos presenta otra oportunidad para darnos cuenta y admitir nuestro error. Si lo hacemos entonces nos acercamos a Dios más que nunca antes. Pero si defendemos egoístamente nuestra posición entonces forjamos una identidad separada de Dios que nos aleja de la verdadera realidad.

Si bien en un principio Adam y Javá no eligieron acertadamente, nosotros todavía podemos hacerlo. Y si lo hacemos podremos rectificar ese importante pecado y generar el retorno al Jardín del Edén, la era utópica que tan desesperadamente ansiamos (6).

Fuente: Aish Latino

jueves, 13 de julio de 2017

julio 13, 2017

Sorpresas desagradables

Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Lucas 16:23

Meditando en este pasaje, me imagino si nosotros estuviéramos en la misma condición en la que Lázaro estuvo, avistando desde la gloria de Dios, desde el seno de Abraham, a quien está en el infierno. Ciertamente, tendríamos innumerables sorpresas con quienes parecían tener una fe verdadera, pero que en realidad tenían una fe religiosa. Sería más o menos así:

– Padre Abraham, aquella mujer eran tan asidua en la iglesia, parecía tan firme, ¿por qué está en ese infierno?

– Ella parecía ser firme en la iglesia, pero tenía una fe emotiva, vivía en la práctica de la mentira y engañaba a las personas, era amante de un hombre casado y nadie lo sabía.

– Padre Abraham, aquella de allí era jefe de las obreras, estaba siempre trabajando en la iglesia, preparando la Santa Cena, demostraba una santidad enorme, ¿por qué está en ese infierno?

– Cierta vez, el pastor le llamó la atención, desde entonces comenzó a nutrir dentro de sí un odio muy grande por él y jamás lo perdonó. Se enfermó y murió con ese sentimiento dentro de su corazón.

– Padre Abraham, aquel obrero me ayudó tanto, él me orientaba todos los días que yo iba a la iglesia, ¿por qué está en ese infierno?

– Él no supo escoger a una mujer de Dios para casarse. Terminó prostituyéndose con su novia, que también era obrera. Ambos no se arrepintieron y se apartaron de la iglesia, cayendo en el mundo de los vicios. Sufrieron un accidente cuando volvían de una discoteca y murieron en el pecado.

– Padre Abraham, yo me convertí con aquel pastor. Cuando llegué a la iglesia, era él quien estaba haciendo la reunión, demostraba mucho poder contra los demonios a quienes yo servía y adoraba antes de concurrir a la iglesia, y por eso comencé a admirarlo por su unción. ¿Por qué está en ese infierno?

– Él comenzó bien en su ministerio, pero en el medio del camino no vigiló más ni sacrificó la voluntad de la carne. Un día una mujer lo acosó y no resistió, traicionó a su esposa y se fue de la iglesia, cayendo deliberadamente en el mundo del pecado, murió así y no se arrepintió.

– Padre Abraham, ¿y aquella esposa? Ella estaba al frente de las demás esposas y era vista como modelo de una mujer de Dios, ¿por qué está en ese infierno?

– Tenía la apariencia de que vivía, pero fue muriendo poco a poco. Dejó de orar en su casa, de ayunar, de separar un momento para meditar en la Palabra de Dios. Comenzó a darles más atención a las cosas fútiles, con eso se fue enfriando espiritualmente, hasta que llegó a su desierto, “el día malo” como hice en Efesios 6:13, que todos enfrentaremos. Cierta vez su marido cometió un error, le llamaron la atención y fue castigado, pero ella no estaba fuerte para vencer el desierto. Se sintió víctima de una injusticia y pidió salir de la Obra. Dejó de servir a Jesús, se alejó de la Iglesia y cayó en la prostitución.

– Padre Abraham, ¿y aquel obispo? Yo tuve un encuentro con Dios en una de sus reuniones de domingo, era un verdadero líder, ¿por qué está en ese infierno?

– Él manifestaba su fe para curar, liberar y prosperar, pero no vigiló su corazón, que fue tomado de orgullo robando la gloria de Dios para sí. Él comenzó a creer que podría seguir su ministerio, y, durante una discordia con la dirección de la Iglesia, pensó que ya era hora de seguir solo. Al principio, parecía que estaba en el camino correcto. El tiempo pasó, perdió lo que tenía, pero no perdió el orgullo del corazón. Traicionó a su esposa y agitó al pueblo en contra del trabajo del Espíritu Santo hecho en la Iglesia que le extendió la mano cuando estaba en el lodo. Hasta que llegó su hora de partir, como llegará para todos, y no tuvo Salvación.

Lamentablemente, esos fueron engañados por el diablo, por medio de la fe emotiva y religiosa.

Mis amigos, que el Espíritu Santo tenga misericordia de nosotros, pues las Escrituras son claras cuando dicen:

    Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 1 Corintios 10:11-12

Colaboró: Obispo Sergio Corrêa
julio 13, 2017

¿Cómo se interpreta la Torá?

Nuestros sabios nos dicen que la Torá se puede interpretar de cuatro maneras generales: peshat, remez, drush y sod.

La Torá es la sabiduría de Dios. El intelecto, por su propia naturaleza, permite —y demanda, por supuesto— diferentes formas de entendimiento, en especial cuando se trata de abordar la infinita sabiduría del Dios infinito.

Nuestros sabios nos dicen que la Torá se puede interpretar de cuatro maneras generales: peshat, remez, drush y sod.

1) Peshat es la interpretación simple de la Torá. Cuando el versículo (Bereshit 1:1) dice que “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”, quiere decir exactamente lo que dice, en sentido literal.

2) Remez es el conjunto de pistas y alusiones contenidas en la Torá. Una de las metodologías que emplea la Torá para elaborar estas pistas es la gematría, el valor numérico que tienen las letras del alfabeto hebreo. Por ejemplo, la gematría de “Bereshit bará” (“En el principio creó”) es la misma que la de “b'Rosh Hashaná nivrá ha'olam” (¡“El mundo fue creado en Rosh Hashaná”!).

Tanto Bereshit bará como b'Rosh Hashaná nivrá ha'olam suman 1116.

3) El Drush (o Midrash) explica el significado más profundo del versículo. La palabra hebrea para “En el comienzo” es bereshit. El Midrash nos dice que esta palabra se puede separar en dos: b-reshit. La Torá nos dice que el mundo fue creado por dos (“b”) “reshit”s (“primeros”): los judíos y la Torá. Aunque esta no es la interpretación simple de la palabra, es una forma verdadera y válida de entender la Torá.

4) Sod (secreto) es la parte mística, esotérica de la Torá. El Tikunei Zohar —un libro que da setenta (!) explicaciones esotéricas diferentes para la palabra bereshit— explica que esta palabra también se puede separar en “bara shis”: “creado (con) seis”. Esto es porque el mundo fue creado gracias a los seis poderes emocionales de Dios: la bondad, la severidad, la belleza, la victoria, el esplendor y el fundamento.

Dentro de estos cuatro métodos para entender la Torá, existen innumerables caminos posibles de entendimiento. Por ejemplo: según el peshat, hay muchas maneras diferentes de entender la Torá. Es por eso que hay tantos comentaristas de la Torá que se centran en él—Rashi, Ibn Ezra, Rashbam y muchos más— y con frecuencia (pareciera que casi siempre…) están en desacuerdo en lo que respecta al significado literal de un versículo. De hecho, según las enseñanzas cabalísticas, ¡hay 600.000 maneras de entender el peshat, 600.000 maneras de entender el remez, 600.000 maneras de entender el drash y 600.000 maneras de entender el sod!

Toda perspectiva sobre la Torá es aceptable en la medida en que no contradiga ninguna de nuestras creencias fundamentales (y en la medida en que tenga sentido).

Nuestros sabios nos dicen que “cualquier jidush” (idea innovadora) que se le pueda ocurrir a un discípulo respetable ya le fue dada a Moshé en el Sinaí. “Moshé pudo no haber escuchado la idea específica que acaba de pensar un rabino miles de años después, pero los fundamentos de esta idea le fueron dados en el Sinaí”.

Dios nos dio las herramientas para hurgar en las palabras de la Torá y revelar la sabiduría divina que se esconde en su interior.

Cuando se trata de la halajá, sin embargo, hay una única verdad; porque mientras que la Torá es la sabiduría de Dios, que, como ya mencionamos, da lugar a diferentes opiniones, la halajá no es el intelecto, sino más bien la voluntad de Dios. Y la voluntad es absoluta, y no admite dos maneras de ver las cosas.

Fuente: Jabad

martes, 11 de julio de 2017

julio 11, 2017

Las tablas rotas. ¿Por qué el dolor es bueno?

El dios Manitú de los nativos estadounidenses escogió a los pieles rojas del barro más fuerte para que fueran su pueblo. Los concibió como hombres superiores, seres casi inmortales capaces de dominar la tierra y crear una fortaleza por encima de todos los pueblos y todas las criaturas. Al igual que Vishnú con los brahmanes, Zeus con los cretenses, pensó en hombres perfectos, hombres invencibles, hombres dignos de su nombre. Éste, no fue el caso del Dios de los judíos.

Él escogió primero a un ser débil y defectuoso; capaz de caer ante los engaños del réptil y olvidar la única orden que tenía. Luego, opto por un pueblo de pecadores; hombres que frente a la adversidad le dieron la espalda y se olvidaron de su juramento.

Los escogió así y así los hizo: esclavos, con un cuerpo físico, fáciles de engañar y dependientes de los deseos materiales. Sin embargo, también los hizo sabios, con su aliento sagrado; capaces de superarse y elevarse al nivel de los ángeles; capaces de caerse siete veces y siete veces levantarse. Fueron hombres hechos a su imagen y semejanza, a la imagen y semejanza del único Dios.

Esto es lo que recordamos el 17 de Tamuz; básicamente que somos seres humanos. Es decir, que tenemos un cuerpo mortal que sufre y siente y un alma inmortal que vino de un mundo no material. Que la labor que tenemos en este mundo, la única razón por la que venimos a él, es para unir ambas realidades. Dios nos hizo defectuosos para que a lo largo de nuestra vida nos superáramos, hizo al mundo roto para que fuéramos nosotros quienes tuviéramos el honor de mejorarlo, hizo al hombre separado de la Divinidad para que pudiera sentir la necesidad de buscarla. Finalmente en este mundo, la perfección se logra a través del trabajo, no se nace con ella.

El 17 de Tamuz es el día en que Moisés rompió las Primeras Tablas de la Ley. Las había recibido de Dios mismo en el Monte Sinaí. Contenían los Diez Mandamientos que todos los judíos habían escuchado 40 días antes cuando aceptaron a Dios como su dios y aceptaron la Torá como su ley. La ruptura de las tablas implicaba la ruptura del pacto que se había hecho. Sucedió justo cuando Moisés vio los judíos bailando en el desierto frente al Becerro de Oro, un ídolo hecho por equivocación y miedo. Rompió las tablas y trajo el olvido de Torá al mundo. Nos dice el midrash que en el Cielo dijeron “fue un acto bueno”.

¿Por qué?, ¿qué significa todo esto? ¿Qué implica que las tablas se hayan roto?; ¿cómo algo hecho por Dios, todo perfecto y omnipresente, puede romperse? ¿Por qué fue un acto bueno? y ¿qué relación guardan las tablas con el Becerro de Oro? Trataremos de contestar estas preguntas.

Las primeras tablas y el Becerro de Oro

Empecemos por lo más básico: las tablas representan la unión más fuerte que ha existido entre Dios y el hombre. Eran la materialización física del juramento hecho en el monte Sinaí, la unión absoluta entre el mundo espiritual y el mundo material. Fueron hechas y gravadas por Dios mismo, pensadas para ser el sentido del hombre, el objetivo del Universo. Si no fuera por el Becerro de Oro, el pueblo judío hubiera entrado inmediatamente a la tierra prometida y la Presencia Divina hubiera sido absoluta y constante en todo el mundo. La entrega de las Primeras Tablas fue una de las revelaciones más grandes que han existido en la Tierra.

Sin embargo, a mayor revelación, mayor es la tentación. Los judíos de ese momento no estaban preparados para un regalo tan grande. Al no ver a Moisés en el día 39 temieron que jamás regresaría y construyeron para sí un supuesto intermediario que los vincularía con Dios. El pecado del Becerro de Oro radica en querer llamar a la Presencia divina a gusto propio.

La Torá explícitamente prohíbe hacer imágenes para adorar a Dios, ya sea a través de estatuas, pinturas o cualquier otro objeto. También prohíbe imitar ritos paganos que se usan para adorar otros dioses y prohíbe construir altares fuera del lugar indicado por Él mismo. La relación que guardan todas estas prohibiciones es que el hombre decide llamar sagrado a algo que en esencia no lo es.

La imagen como es construida por el hombre no puede tener vida propia y ser el mensajero de Dios, como lo era Moisés. El altar como fue construido en un lugar que el hombre eligió, sin el proceso que Dios marcó, no puede tener la santidad que Él le otorga a Su Templo. Los ritos paganos no pueden ser usados para adorarlo porque es Él quien marca la forma correcta de honrarlo a través de sus mitzvot. En el momento en que eliminamos a Dios del ritual, no podemos pretender que nos estamos uniendo a Él.

Ese es el principal defecto de la idolatría, que engaña y rompe la posibilidad de una unión entre Dios y el hombre. Elimina por completo el actuar de Dios, en lugar de reconocerlo como el Creador y Dueño de todas las cosas, coloca al hombre o a alguna otra fuerza en ese lugar. Nuestra Torá es sagrada porque fue dictada por Dios, nuestras tradiciones son sagradas porque fue Él quien nos las enseñó. El Becerro era un pecado porque rompe ese compromiso hecho entre las dos partes. Los judíos lo hicieron para buscar a Hashem, sin embargo, les trajo una separación irreparable.

Curiosamente lo construyeron un día antes de recibir el objeto material que mejor iba a cumplir sus objetivos. El único vínculo real y sagrado que Dios les estaba dando. Las Primeras Tablas funcionan como antítesis del Becerro de Oro, ambos objetos trabajan a manera de espejo. Mientras que el Becerro de Oro fue hecho únicamente por el hombre, las tablas fueron hechas únicamente por Dios.

Ambos buscaban crear una unión entre Dios y el hombre. Sin embargo, el Becerro lo intentaba a través del engaño; de brujería, hechizos y bailes. Mientras que las tablas cargaban consigo las mitzvot (mandatos) de Hashem, la única forma real y duradera de conectarse con Dios; de elevar el mundo material al mundo divino.

Desgraciadamente ni uno subsistió hasta nuestros días en la forma que fueron creados, Moisés se encargó de destruir a ambos. El Becerro fue pulverizado por Moisés y bebido por el pueblo para expiar sus pecados. Mientras que las tablas al llegar Moisés frente al pueblo cayeron de sus manos.

Según un midrash las letras mismas que prohibían la idolatría, al ver a los danzantes huyeron para no pasar vergüenza y dejaron las piedras vacías, por eso pudieron romperse, porque aquello que las hacía indestructibles las abandonó. Su santidad se sostenía en el pacto que habían hecho el hombre y Dios y ese pacto acababa de ser roto. El rompimiento de las tablas representa el abandono de la Divinidad. Dios mismo, antes presente, se aleja del pueblo judío.

Encontramos un simbolismo similar con las columnas de fuego y las nubes que guiaban al pueblo judío en el desierto. Durante años Dios se hacía presente con el pueblo judío a través de una columna de fuego que los guiaba por la noche y una nube que los protegía del sol durante el día. Cuando comenten el pecado del Becerro de Oro ambas los abandonan.

Sin embargo, hay una diferencia enorme entre ambos obejtos: el Becerro de Oro fue desechado, mientras que las Tablas rotas fueron conservadas. Moisés juntó uno a uno los pedazos dispersos, y tiempo después los coloco junto a las Segundas Tablas en el Aron Ha-Kodesh (El Arca Sagrada del Tabernáculo), el lugar más sagrado del mundo. ¿Por qué?

El dolor y el ayuno

En honor a esas Tablas es que ayunamos el 17 de Tamuz, ellas son el recuerdo de la debilidad humana, del dolor diario que se vive en este mundo. Las tablas enteras representan el acercamiento que Dios genera hacia el hombre constantemente, y la ruptura de las mismas representa nuestra inhabilidad de recibir esa energía y ese amor. Dicho defecto humano trae al mundo el ocultamiento divino y ese ocultamiento se manifiesta a través del dolor.

Por eso seguimos ayunando en este día, porque vivimos en el Exilio. El 17 de Tamuz no sólo fue el día en que las tablas fueron rotas, también fue el día en que las murallas de Jerusalén cayeron; la Presencia Divina abandonó el Templo; los servicios diarios fueron interrumpidos y los romanos desacralizaron el Santuario de Dios. Se considera al 17 de Tamuz como el inicio del exilio Babilonio y del romano, cuyas cúspides llegan en Tisha B’Av, el día en que se destruyeron los dos Templos. Durante las tres semanas que transcurren en estos días se hace luto por el Exilio. El 17 de Tamuz es el inicio de ese luto.

Ayunamos, no sólo por el dolor de esos días trágicos, sino por el dolor actual que sentimos en este mundo; porque hoy en día seguimos viviendo en el Exilio. En un mundo donde la verdad de Dios no es revelada, donde el hombre en su búsqueda erra, peca y trae dolor a sí mismo. Un mundo donde las Tablas de la Ley fueron rotas y el Monte del Templo convertido en un par de piedras.

Sin embargo, también vivimos en un mundo donde el segundo par de Tablas fueron recibidas. El 17 de Tamuz, las Tres Semanas y Tisha B’Av, también son la antesala a Yom Kipur, el día en que obtuvimos el perdón divino y Moisés volvió a bajar con las Tablas de la Ley. En ese día también ayunamos, pero es un día de alegría. Finalmente las segundas tablas resistieron el pasar del tiempo porque fueron hechas por Moisés bajo instrucción divina. Representan una unión más fuerte entre Dios y el hombre, ya que fueron hechas en un trabajo conjunto.

El mismo día que el pueblo de Israel vuelve a aceptar las tablas, la nube y la columna de fuego vuelven a bajar, en señal de que la Presencia Divina mora entre ellos nuevamente. Las nuevas tablas finalmente representa el pacto del Sinaí vuelto a hacer, pero ahora, desde el conocimiento. Si en Shavuot aceptamos la Torá por amor, sin saber que estaba escrita en ella, en Tamuz conocimos lo que era separarse de ella. Los judíos de ese momento supieron lo que se sentía el abandono de la Divinidad y la separación de Su ley, y en Kipur enmendaron su error.

La ruptura de las tablas fue un acto bueno porque la separación de Dios permitió al hombre buscarlo; construir unas tablas bajo su guía. El olvido de Torá es bueno porque impulsa a la persona a involucrarse intelectualmente con la Divinidad. El dolor en el hombre es bueno porque le ayuda a encontrarse: le ayuda a ver el mundo que lo rodea y dedicarse a mejorarlo; le ayuda a verse a sí mismo cuando se encuentra perdido y le enseña la verdad, la realidad moral a la que debe adherirse. El 17 de Tamuz nos enseña a escuchar nuestro dolor.

Por eso debemos conservar ambas tablas, las tablas rotas y las tablas duraderas. Porque nuestro Dios nos escogió con defectos para que conociéramos el dolor y enmendáramos nuestros propios errores, cayéramos siete veces y siete veces nos levantáramos.

Fuente: Enlace Judio

domingo, 9 de julio de 2017

julio 09, 2017

Nicaragua censura a esposa del Anticristo José Luis de Jesús Miranda

Nicaragua censura a esposa del Anticristo José Luis de Jesús Miranda

“Son como sectas religiosas y uno que conoce la palabra da un poquito de temor, hay que pedirle a Dios para que no confundan a la gente…”, expresó un poblador nica.
 
Hace más de quinces días un mega rótulo que fue puesto en  Managua en el kilómetro 10.5 en la Carretera Norte, frente a la Aduana, causó mucho enojo y desaprobación por parte de los cristianos porque en el  se aseguraba que Cristo es una mujer.

“Esos están locos, sé que Dios está vivo y que no es una mujer, esa persona está loca no ha leído la Biblia muy bien. El que conoce la palabra de Dios no la van a confundir nunca”, expresó doña Juana Francisca Rosas.

“Me imagino que debe ser una secta satánica que lo quiere confundir a uno”, dijo Elvin Mendoza, luego de apreciar el rótulo con el rostro de una mujer.

“Son Anticristo esa gente, eso no creo yo, hace una semana lo vi y me quedé sorprendido de eso. A mí no me confunden”, refirió Mateo Bismarck Reyes.  En el rótulo se leía que Cristo es una mujer y la forma de contactarse con un número telefónico e ingresar a una página web, pero los consultados aseguran que es una clara intención de confundir a los cristianos.

“Son como sectas religiosas y uno que conoce la palabra da un poquito de temor, hay que pedirle a Dios para que no confundan a la gente y que no crean en eso, porque es muy claro que hasta el niño más pequeño conoce la verdad”, expresó don Octavio Chamorro.

En la página de Facebook el pastor Natán Alfaro señaló que “Se levanta un tsunami de perversión y transmite un mensaje en el que insta a los cristianos a no equivocarse, porque Jesucristo no es una mujer… nunca lo fue, y nunca lo será. Esto es simplemente un síntoma de un problema mayor; que es la perversión de la palabra de Dios que causará la desviación de muchos al llegar la apostasía, citando el libro de (2 tesalonicenses 2:1-3)”.

La noticia del rótulo polémico fue compartido en las redes sociales y en los medios de comunicación lo que causó reprobación por lo que al final este terminó siendo retirado.  El pastor Rafael Arista, presidente de las Asambleas de Dios, fue uno de los primeros en reaccionar sobre el mensaje, rechazó tal afirmación y tras haber sido retirado en las últimas horas colocó en su muro de Facebook. “Una victoria más del cristianismo en Nicaragua, así quedó el rótulo donde estaba una de las más grandes blasfemias acerca de nuestro Señor Jesucristo, que decía que Cristo es una mujer. Gracias a Dios, al pueblo que reaccionó en defensa de su fe, a las autoridades que valoraron muy bien y lo mandaron a eliminar, esto nos da mucho ánimo, lo que es capaz de hacer un pueblo unido y las autoridades cuando son consecuentes”, citó.

El mensaje es de la que fue esposa del José Luis de Jesús Miranda fundador de la secta Creciendo en Gracia, quien falleció en el 2013 de cirrosis. Lisbet de García de Jesús, está siguiendo los pasos de Miranda. En el 2015 ella declaró ser el Arcángel Miguel, pero también se adueñó de la fortuna que hizo Miranda por medio de la secta.

Lisbet de García de Jesús ha llegado al descaro de afirmar que por ser el Arcángel Gabriel tiene la potestad de quitarle y ponerle a la Biblia, sin ser dañada por las plagas que hablan las Escrituras.

Foto: Norma Castellón/TN8

Fuente: TN8 y NoticiaCristiana.com

miércoles, 5 de julio de 2017

julio 05, 2017

Dos pequeñas hablando de Dios se roban los corazones en Internet

Dos niñas protagonizaron una profunda conversación sobre Dios y esto ocurrió

Un par de pequeñas se vienen robando el Internet debido a su profunda conversación sobre  Dios. Ambas fueron grabadas mientras platicaban dentro de un carro, al parecer por sus padres.

Una de las  niñas le dice a la otra que Dios es lo que debe amar más sobre todas las cosas, incluso más que a su padre. Esto deja consternado a la otra pequeña, quien replica.

"Tienes que querer más que a toda a tu familia, a Dios", le dice una de ella, mientras la otra le responde: "pero yo quiero a mi papá".

Ante ello, la pequeña que ama mucho a Dios trata de convencerla y le vuelve a decir: "Pero Dios es más importante que tu papá. ¿Tu sabes quién es Dios? Él es el papá que vive en el cielo. Él nos protege, nos cuida. ¿Tú quieres ser bendecida? Él te protege a ti y tu quieres a Dios, ¿esta bien?.

Incluso, le advierte que si no ama a Dios se la pueden robar, y que tiene que amar a Dios para ser bendecida.

Una vez en la red, el  video se ha vuelto viral y ya circula entre los cibernautas.

Fuente. ojo.pe

martes, 4 de julio de 2017

sábado, 1 de julio de 2017

julio 01, 2017

Ofrece misas de día y se convierte en travesti de noche (Video)

El cura dice que necesita sacar sus "deseos carnales" por las noches.

No cree que esté ofendiendo a Dios, sino que usa su doble identidad con fines “ministeriales” para dar el mensaje de que a Dios “no le importa quién eres, cómo te ves o qué haces” y que nunca cierra sus puertas.

Aunque todos le conocen como el padre Anthony su nombre verdadero es Vicent Capretta y tiene 54 años y realiza sus actos en Ohio, Estados Unidos. 

Las webs católicas de Estados Unidos se han apresurado a aclarar que no pertenece a la Iglesia Católica, sino a una escisión de ésta. El clérigo ha causado gran sorpresa en sus feligreses, pero está satisfecho con lo que es.

Fuente: http://noseasmaje.com