Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta Dios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dios. Mostrar todas las entradas
diciembre 03, 2020

No adoréis dioses ajenos

 


A Maradona se le compara repetidamente con un dios, cuando es un hombre con pies de barro. Dieguito ha fallecido, Jesús -el verdadero Dios- vive para siempre.


Todo es desmesurado alrededor de la muerte de Maradona. Y es comprensible en su faceta como futbolista, podríamos decir que elevó el balón a la categoría de arte visual y estético. Esto es indudable, y merece el homenaje por ello.


Por contraste, en lo personal está su vida llena de sombras, que se achacan a las “malas compañías”; como si esas compañías no hubiesen sido elección suya. Sus adicciones, irresponsabilidad general ante la vida, sus salidas de tono, son difícilmente olvidables y están muy alejadas de lo que puede ser un ejemplo.


Lo que no quita que duela haber visto su figura de muñeco roto zarandeada en medio de la fama desmedida, los intereses económicos, de poder o de populismo en torno a su persona. Todo el respeto a su recuerdo.


Pero hay millones de padres y madres responsables, de trabajadores que han dado su día a día por su familia, misioneros, científicos e investigadores que han aportado a sus cercanos mil veces más que Diego Maradona. Sin su virtuosismo con el balón, sin su aura de magnetismo, pero dando a los demás una parte de su vida. Y no tendrán más lágrimas o reconocimiento que de sus cercanos.


A Maradona se le compara repetidamente con un dios, cuando es un hombre con pies de barro (como en mayor o menor medida es todo ser humano). Dieguito ha fallecido, Jesús -el verdadero Dios- vive para siempre porque es el único que ha vencido a la muerte.


Y he aquí que mientras en Argentina se clausuran en favor de la salud templos por la pandemia, sin poder adorar a Dios, miles de personas sin mascarillas y hacinadas acuden a velar el cadáver del Pelusa, su “d10s”.


Mientras en las publicaciones generalmente se toman como fanatismo expresiones de sentimiento alabando al Dios de los cielos, las televisiones y medios de todos los países se llenan de forma interminable de personas andando de rodillas, gritando incoherentes o llorando y gimiendo sin consuelo ante los restos de un hombre fallecido; resaltando que es la enorme emoción por el "dios terrenal" que ha abandonado la vida.


Nunca fue tan patente que cuando una sociedad está vacía de Dios se llena de ídolos. La imagen erigida en torno a Diego Maradona es uno de ellos.


No tengas ningún otro dios aparte de mí. No te hagas ninguna clase de ídolo ni imagen de ninguna cosa que está en los cielos, en la tierra o en el mar. No te inclines ante ellos ni les rindas culto (Éxodo 20:3-5)


Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Teide - No adoréis d10ses ajenos


noviembre 26, 2020

Así es la Iglesia Maradoniana, un lugar único para los fieles creyentes del “D10S”

 


Ubicada en el barrio ‘La Tablada’ de Rosario, la Iglesia Maradoniana es un templo en honor a Diego Armando Maradona que surgió de la idea de dos amigos, quienes decidieron que el 30 de octubre se festeja la navidad, el natalicio de un dios que iluminó sus días con goles y que les dio la mayor alegría de sus vidas, un título en el Mundial de 1986


De acuerdo a sus estatutos, La iglesia Maradoniana reúne a los cientos de miles de fanáticos de Maradona que hay en todas partes del mundo. Su religión es el fútbol y como toda religión tiene un dios.


La función de Iglesia es mantener vigente la pasión y la magia con la que Maradona jugo al fútbol, no olvidarse de los “milagros” que realizó en las canchas ante la mirada de todos y del sentimiento que despierta en los fanáticos, día tras día.


La iglesia cuenta con sus 10 Mandamientos, oraciones, credos, y festejos. “Los Maradonianos tenemos 2 fechas de festejos en la que nos juntamos y compartimos nuestra pasión por Diego”:


El 22 de junio “Las Pascuas Maradonianas” y El 29 de octubre “Noche Buena y Navidad Maradoniana”.


Hace un mes, los maradonianos celebraron el año 60 de su credo, puesto que el nacimiento del ‘Pelusa’, en 1960, marca un antes y después en su historia.


Hoy, 25 de noviembre, su dios encarnado ha muerto. Sus “obispos”, después de llorarle, tendrán que cambiar el primer verso de su ‘padrenuestro’.  Según los maradonianos, ya tienen a su dios en el cielo.


Fuente: elblog.com

noviembre 19, 2020

ADOLESCENTE ALABA A DIOS A PESAR DE QUEDAR CIEGA: "NO ESTARÍA VIVA DE NO SER POR ÉL"

 


"Dios es grande", dijo Jenessa, de 15 años. "Le doy toda la gloria a Él. No estaría aquí sin Él". Jenessa, que cursa segundo año de secundaria, estaba en el campo de la escuela en octubre, cuando el poste de fútbol se cayó y le golpeó la cabeza. Después de eso, su memoria se borró. Jenessa recuerda haberse despertado en el hospital.


"Fue muy aterrador", dice. Jenessa dijo que el accidente le causó al menos 15 fracturas en la cabeza, incluida una mandíbula fracturada y huesos del oído rotos. El golpe también le hizo perder la visión.


"Realmente no sabemos qué va a pasar", dijo la joven. El padre de Jenessa dijo que lo que más necesita la familia ahora es la oración, especialmente por la sanidad de su hija. Mientras la joven se enfrenta a la recuperación, ha recibido apoyo de familiares, amigos y la iglesia.


Fuente: impactoevangelistico.net

noviembre 11, 2020

Ricardo Montaner: “Odio cantar Gratis en eventos porque los Cristianos son muy avaros”

 

El cantante Ricardo Montaner, quien ha confirmado que le sirve a Dios a través de sus alabanzas, ha sido censurado por miles de cristianos por continuar cantando en eventos seculares donde cobra por su aparición. Hasta el momento nunca a realizado un concierto cristiano gratuito, muchos dicen que esa seria la razón por la cual Montaner no asiste a eventos evangélicos.


En una entrevista Ricardo Montaner expresó declaró: “¿Quieres saber porque no hago conciertos en reuniones cristianas? Porque los evangélicos nunca se conforman. Y porque generalmente todo lo quieren gratis. Nadie quiere pagar nada. Los cristianos son muy agarrados.


“Esa es la razón por la cual no comparto que los salmistas canten gratis, a despensas de una ofrenda por parte de la Iglesia. Así no podemos cantar, un salmista debe cobrar las entradas y la gente tiene que pagar para ir a verlo.”, declaro el cantante


Esta actitud avara y soberbia se contradice con La palabra de Dios: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.” Colosenses 3:23-24.


En cuanto a la avaricia: “El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad.” Eclesiastés 5:10.


Dios nos llama a confiar en Él, teniendo fe que nos suplirá: “No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.”, Mateo 6:8.


Fuente: tiempocristiano.com

octubre 31, 2020

El Poder de la Oración: “Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te Buscaré.”

 


Es un buen momento para escuchar atentamente la palabra de Dios, cuando el profeta Isaìas nos habla diciendo: “Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia”. Isaías 26:9


Las sagradas Escrituras nos enseñan el camino al Padre; así anhela Dios que obremos, que toda nuestra alma desee Su presencia en la noche cuando él nos levanta para estar en Intimidad, seamos obedientes. La biblia no nos dice una hora especifica en la que hay que orar, pero si nos da ejemplos de hombres que oran en todo tiempo, de día, de noche, de madrugada, buscando su presencia.


Que cada momento de oración dejemos la religiosidad y las reglas, sin controlar la duración de la oración, solo dejándonos guiar por Su Espíritu, haciendo vigilias, solo para Él y en la quietud de la madrugada, no habrá interrupciones, ni ruido, ni estrés, ni ocupaciones.


Solamente tengamos voluntad para levantarnos y hablar con él en lo secreto.


    Dios, Dios mío eres tú;

    De madrugada te buscaré;

    Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,

    En tierra seca y árida donde no hay aguas,


    Para ver tu poder y tu gloria,

    Así como te he mirado en el santuario.


    Porque mejor es tu misericordia que la vida;

    Mis labios te alabarán.


    Así te bendeciré en mi vida;

    En tu nombre alzaré mis manos.


    Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,

    Y con labios de júbilo te alabará mi boca,


    Cuando me acuerde de ti en mi lecho,

    Cuando medite en ti en las vigilias de la noche.


    Porque has sido mi socorro,

    Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.


    Está mi alma apegada a ti;

    Tu diestra me ha sostenido.


    Salmo 63:1-8


Debes recordar cada día de darle las gracias a Dios, por tu vida, por su misericordia y salvación, por su oportuno socorro, por su fidelidad y paciencia para con nosotros, alabando su nombre y glorificandolo con tu mente, alma y Espíritu. Gloria a Dios por los siglos de los siglos!


octubre 25, 2020

Cuando Dios canta al amor y la pasión


Cantar de los cantares es una especie de cantata compuesta por Salomón, hijo de David, según el primer versículo.


Para el asombro de muchos es uno de los libros que fueron cuestionados por haber ingresado al canon del Antiguo Testamento por dos motivos: Uno, que en ningún momento aparece el nombre de Dios, y dos, que parece aún hoy algo no muy “religioso” debido al tipo de expresiones de amor entre una pareja de amantes.


Si bien el enamoramiento es algo común en todas las culturas de todas las épocas, muchos pensarían que esta cantata es algo atrevida, algo que Dios no podría haber inspirado. Por este segundo motivo, varios teólogos propusieron que en realidad esto es una metáfora entre el amor de Dios y la iglesia.


Hoy en día, sin embargo sabemos que para Dios todas las áreas de comunicación del ser humano son importantes para Dios, y no es nada vergonzoso que Dios haya inspirado un texto relativo al amor en una pareja de humanos heterosexuales, dado que en la creación misma fuimos creados para formar una pareja, y complementarnos el uno con el otro.


Muchas otras historias de la Biblia están enmarcadas en romances muy interesantes, aunque quizá no todas las historias describan el romanticismo como aparece en esta cantata.


No conocemos mucho a la amada, aunque aparecen los términos, esposa, princesa, morena y sulamita. El canto es apasionado, describiendo besos, abrazos y expresiones de admiración sobre cualidades del uno al otro. Muchas de las expresiones se refieren directamente a cualidades físicas: ojos, mejillas, cabellos, dientes, labios, cuello, brazos,… y otras partes del cuerpo.


Quizá haya algún menor de edad leyendo, así que no entraré en todas las expresiones, pero evidentemente el canto es bastante provocativo y hasta alguien podría definirlo como “muy poco espiritual”.


Pero encontramos que esta área de la comunicación humana es muy importante para Dios, y para cada ser humano dentro de la normalidad. He leído algunos materiales para matrimonios donde teólogos desinhibidos explican el canto como para que una pareja en la actualidad se inspire en el mismo.


No diría yo que esto no tiene que ver nada entre Dios y la iglesia, aunque recortando alguna serie de versículos uno podría aplicar al amor, la ternura y la pasión de Dios hacia la iglesia pueden tener algunas similitudes.


A lo que voy es a lo siguiente: Creería que Dios no se avergüenza ni le cae pesado el romanticismo entre una pareja de seres humanos. Fuimos creados desde el principio para enamorarnos y no para ser cristianos de caras largas, de saco y corbata.


Recuerdo que al entrar a la pubertad y la adolescencia a veces a escondidas trataba de interpretar este libro con cierta morbosidad, y me sorprendía cuando alguno de mis amigos, hijo de pastor hacía algún comentario de que también había estado leyendo algo de este libro.


Debo reconocer que por mi carácter extremadamente tímido siempre me ponía de todos los colores cuando alguien empezaba a hablar del tema. Por mi personalidad no tuve la suerte de besar a nadie hasta que tuve 27 años de edad, y fue lo más maravilloso que me ocurrió en ese entonces. Si bien no me casé hasta los 40 años de edad, creo que esta fue un área de mi vida en la que tuve muchos problemas al predicar siendo líder de iglesia desde los 20 años cumplidos.


Hoy en día no tengo problemas de hablar del tema, y es más, animaría a los jóvenes a que se enamoren, que lean el libro, y que lo practiquen durante todo el matrimonio. Pareciera que cuando uno cumple 10 años de casados todo este tipo de expresiones no son necesarias, pero sí lo son.  He visto con ternura a ancianos que sin temor alguno expresan la belleza y la pasión a su pareja aun teniendo 50 años de casados, y es algo muy lindo.


Resumiendo. En el área de la comunicación, se nos ha hablado mucho del amor ágape, fileo y también del eros. No olvidemos que Dios nos ha creado como seres humanos integrales, y el amor eros es algo muy necesario en la vida (aunque como ya lo advirtió el sabio en Eclesiastés no debe ocupar todo el tiempo de nuestras vidas). Dios no se avergüenza de hablar del tema, y es un tema de comunicación donde los pastores y consejeros tienen hoy mucho que decir. Dios siga bendiciendo a todos los enamorados, y que podamos expresarlo de la mejor manera dentro del vínculo del maravilloso regalo que nos dejó Dios, el matrimonio.


Bendiciones, y no se olviden de subrayar con colores este libro, y pónganlo en práctica con toda pasión. ¡Hasta la próxima semana!


Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Pytheos - Cuando Dios canta al amor y la pasió

octubre 18, 2020

La locura de la predicación

El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios... Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen... Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, pero para los que Dios ha llamado, es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana... Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse, más bien, estando entre ustedes, no saber de alguna cosa, excepto de Jesucristo y de éste crucificado (1 Cor 1:18-2:2).

La predicación, en su sentido bíblico y teológico, es mucho más que sólo la entrega semanal de una homilía religiosa, con todo respeto por la importancia del sermón. Es más que una conferencia teológica o una charla sicológica o social. Es aún más que un estudio bíblico, elemento esencial de toda la vida cristiana. Entonces, ¿En qué consiste la esencia y el sentido de la predicación? El griego del NT emplea básicamente tres términos para la predicación.

Proclamar

El más común es kêrussô (proclamar), y su forma substantivada, kêrugma, ambos derivados de kêrux (heraldo; cf. 1 Tm 2:7; 2 Tm 1:11; 2 P 2:5). En el vocabulario teológico moderno se ha creado también el adjetivo "kerigmático", lo que tiene que ver con la proclamación del kêrugma. Otros conjuntos semánticos son euaggelizô (anunciar buenas nuevas), junto con euaggelion (evangelio) y euaggelistês (evangelista) y kataggellô (anunciar) también de la raíz aggelô (llevar una noticia; Jn 20:18) y aggelos (ángel, mensajero). En todos esos vocablos se destaca el sentido de proclamar una noticia o entregar un mensaje.

La predicación no consiste esencialmente en comunicar nuevas ideas sino en narrar de nuevo una historia, la de la gracia de Dios en nuestra salvación, y esperar que por esa historia Dios vuelva a hablar y a actuar.

Predicación y Reino de Dios

Al estudiar los aspectos y dimensiones de esta tarea kerigmática, nada mejor que comenzar donde comienza el NT. Juan el Bautista vino predicando en el desierto, "Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca" (Mt 3:1), y Jesús llegó con el idéntico mensaje, según Mt 4:17 (cf. Mr 1.14-15).

Jesús comisionó a los doce a proclamar el mismo mensaje (Mt 10:7; Lc 9:2). Más adelante el primer evangelista, escribiendo para los judíos, describe el ministerio de Jesús con las palabras, "Jesús recorría todos los pueblos y aldeas, enseñando (didaskôn) en las sinagogas, anunciando (kêrussôn) el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad" (Mt 9:35; Lc 8:1; cf. 4:43). Según Lucas, el Cristo Resucitado también enseñó a los discípulos durante cuarenta días "acerca del reino de Dios" (Hch 1:3) y de la misión de proclamar ese reino hasta lo último de la tierra, hasta su venida (1:1-11).

El tema central de los tres primeros evangelios es la llegada del reino de Dios, que con seguridad refleja el mensaje original de Jesús. Muy relacionado con el tema del reino, Jesús proclamó también la libertad y la igualdad del Jubileo (Lc 4:18-19; cf. 7:22).

Aunque el tema del reino es menos presente en Pablo y en el cuatro evangelio, por las nuevas circunstancias culturales y políticas de su misión, sigue siendo muy importante (cf. Jn 3:3,5; 18:36). La labor misionera de Pablo se describe como "andar predicando el reino de Dios" (Hch 20:25), y en la fase final de su misión, ya como preso en Roma, Pablo "predicaba el reino de Dios y enseñaba acerca del Señor Jesucristo" (Hch 28:31). Es más, Jesús mismo, en su sermón profético, anuncia que "este evangelio del reino se predicará en todo el mundo" hasta el fin de la historia (Mt 24:14).

La expectativa del reino mesiánico pertenecía hacía siglos a la tradición judía; lo novedoso del evangelio del reino consistía en anunciar su inmediata cercanía (Mt 3:1; 4:17). Para Jesús, el reino no sólo está cerca sino que, en su persona, el reino se ha hecho presente (Mt 12:28; Lc 4:21; 11:20). Los apóstoles también proclamaban que los tiempos del reino habían llegado (Hch 2:16; 1 Cor 10:11; 1 Jn 2:18). Por eso, predicar es "decir la hora" para anunciar que el reino de Dios ha llegado ya. La predicación es la proclamación de este hecho para interpretar bajo esta nueva luz el pasado, el presente y el futuro. "La predicación pone siempre en presencia de un hecho que plantea una cuestión" (Léon Dufour 1973:711). Esta nueva realidad exige una respuesta específica: arrepentimiento, fe y la búsqueda del reino de Dios y su justicia (Mat 6:33), o en una palabra, la conversión.

En conclusión: la proclamación del reino es parte central de la predicación, y también, la predicación es parte esencial de la dinámica del reino y un agente importante de su realización. Como señala González Nuñez, "La palabra de Dios es poder activo en la historia. Pero, además, ejerce en el mundo actividad creadora, empujando todas las cosas hacia su respectiva plenitud. Visto al trasluz de la palabra, el mundo se hace transparente... Creadora en el mundo, salvadora en la historia, la palabra de Dios es una especie de sustento, necesario para que la vida lo sea plenamente " (Floristán 1983:678). La palabra creativa de la predicación va acompañando la marcha del reino de Dios.

Predicación y Evangelio

Si bien el tema "reino de Dios" predomina en los evangelios sinópticos, en las epístolas paulinas, por razones relacionadas con su misión, apenas se menciona el reino y son muy típicas las frases "el evangelio" y "predicar el evangelio". Sin embargo, las epístolas de Pablo, por lo menos la mayoría de ellas cuya paternidad paulina no es cuestionada, son anteriores cronológicamente a los evangelios sinópticos. En ese sentido, la enseñanza del reino antecede a las epístolas (por venir del tiempo de Jesús) y a la vez es posterior a ellas (por la fecha en que fueron redactados los sinópticos). Eso refuta la tesis de que la iglesia había abandonado, o disminuido casi totalmente, el tema del reino y lo había sustituido con "el evangelio".

"Reino" y "evangelio" son dos lados de la misma moneda. La proclamación de las buenas nuevas de salvación es esencial a la tarea de predicación, tan urgente que Pablo una vez exclamó, "¡Ay de mí si no predico el evangelio!" (1 Cor 9:16). Más adelante en la misma epístola, Pablo define "el evangelio que les prediqué", y que él había recibido, como el mensaje de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús (1 Cor 15:1-4). El anhelo de toda la vida de Pablo fue el de "proclamar el evangelio donde Cristo no sea conocido" (Rom 15:20). Toda predicadora fiel puede afirmar con Pablo, sin titubeos, "no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen" (Rom 1:16).

La predicación evangélica es en primer lugar "predicar a Jesucristo" y "el evangelio de Jesucristo" (Hch 20:24; 2 Cor 4:5; cf. 11:4), como Hijo de Dios (1 Cor 1:19; Hch 9:20), crucificado (1 Cor 1:23; Gal 3:1) y resucitado (1 Cor 15:11-12; Hch 17:18). En Gálatas 3:1, Pablo describe su predicación como si fuera dibujar el rostro de Cristo ante los ojos de los oyentes (kat' ofthalmous Iêsous Jristos proegrafê estaurômenos). En algunos pasajes se llama "el evangelio de Dios" (1 Ts 2:9; 2 Cor 11:7) o "el evangelio de la gracia de Dios" (Hch 20:24). Con una terminología levemente distinta, se llama también "el mensaje de la fe" (Rom 10:8; cf. Gal 1:23) o "el mensaje de la cruz" (1 Cor 1:18). En Efesios 2:17, Pablo describe a Cristo mismo como predicador del Shalom de Dios (cf. Hch 10:36). En conjunto, estos textos nos dan el cuadro de un evangelio integral en la predicación.

 Predicación y Palabra de Dios

Esa relación dinámica entre la proclamación y el evangelio del reino implica también la relación inseparable entre la predicación y la Palabra de Dios. Por eso, se repite a menudo que los apóstoles y los primeros creyentes "predicaban la palabra de Dios" (Hch 8:25 13:5; 15:36; 17:13), o sinónimamente, "la palabra de evangelio" (1 P 1:25) o "la palabra de verdad" (2 Tm 2:15). Otras veces se dice lo mismo con sólo "predicar la palabra" (Hch 8:4). El encargo de los siervos y las siervas del Señor es, "predique la palabra" (2 Tm 4:2), lo cual es mucho más que sólo pronunciar sermones.

La frase "palabra de Dios" tiene diversos significados en las escrituras y en la historia de la teología. La palabra de Dios por excelencia es el Verbo encarnado (Jn 1:1-18; Heb 1:2; Apoc 19:13, Cristo es ho logos tou theou).

En las escrituras tenemos la palabra de Dios escrita, que da testimonio al Verbo encarnado (Jn 5:39). Pero la palabra proclamada, en predicación o en testimonio, se llama también "palabra de Dios", donde no se refiere ni a Jesucristo ni a las escrituras (Hch 4:31; 6:7; 8:14,25; 15:35-36; 16:32; 17:13; cf. Lc 10.16). Cristo es la máxima y perfecta revelación de Dios, quien después de hablarnos por diversos medios, "en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo" (Heb 1:1-2, elalêsen hêmin en huiô, "nos habló en Hijo").

El lenguaje supremo de Dios es "en Hijo" y las escrituras son el testimonio inspirado de esa revelación, definitivamente normativas para toda proclamación de Cristo. Pero esa proclamación oral es también "palabra de Dios", según el uso bíblico de esa frase.

Esta comprensión de las tres modalidades de la palabra de Dios, y por ende de la predicación como palabra de Dios cuando es fiel a las escrituras, fue expresada en lenguaje muy enfático por Martín Lutero y reiterado con igual énfasis por Karl Barth (KB 1/1 107; 1/2 743,751). Según la Confesión Helvética de 1563, "la predicación de la palabra de Dios es palabra de Dios" (praedicatio verbi Dei est verbum Dei). Lutero se atrevió a afirmar que cuando el predicar proclama fielmente la palabra de Dios, "su boca es la boca de Cristo". Karl Barth hace suya esta teología de la predicación, para afirmar que la predicación es en primer término una acción de Dios (1/2 751) en la que es Dios mismo, y sólo Dios, quien habla (1/2 884).

Para muchas personas, que suelen entender "palabra de Dios" como sólo la Biblia, este descubrimiento tiene implicaciones revolucionarias para la manera de entender la predicación. Por un lado, magnifica infinitamente la dignidad del púlpito y el privilegio de ser portador de la palabra divino. También aumenta infinitamente nuestra expectativa de lo que Dios puede hacer por medio de su palabra, a pesar de nuestra debilidad e insuficiencia. Es una vocación demasiada alta y honrosa para cualquier ser humano. Así entendido, el carácter de la predicación como palabra de Dios nos dignifica y nos humilla a la vez.

Aquí vale para nuestra predicación la doble consigna de la Reforma de tota scriptura y sola scriptura. Pablo nos da el ejemplo de proclamar "todo el consejo de Dios" (Hch 20:20,27; Col 1:2), sin quitarle nada, y tampoco añadirle "nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron..." (Hch 26:22).

Quitamos de las escrituras cuando sólo predicamos sobre ciertos temas o de ciertos libros y pasajes de nuestra preferencia. En ese sentido, predicar desde el calendario litúrgico tiene dos grandes ventajas: obliga al predicador a exponer toda la amplísima gama de enseñanza bíblico, y liga la predicación con la historia de la salvación (no sólo navidad y semana santa, sino ascensión, domingo de Pentecostés, etc.). Pero esa práctica no debe desplazar la predicación expositiva de libros enteros, teniendo cuidado de incluir en la enseñanza los diferentes estratos y géneros de la literatura bíblica.

Aún mayor es la tentación en la predicación de añadir al texto, como si él no fuera suficiente. Un sermón fiel a la Palabra de Dios parte del texto bíblico y no sale de él sino profundiza en su mensaje hasta el Amén final (Hch 2:14-36; 8:35). Muchos predicadores se dedican más bien a sacar inferencias del texto, que aún cuando fueren totalmente válidas lógicamente, no son bíblicas y puede hasta contradecir el sentido del texto.

Una ensalada de consejos vagos, sugerencias abstractas y exhortaciones muy generales, aunque vengan maquillados con textos bíblicos, no es un sermón, mucho menos palabra de Dios. El sermón no debe ser una simple antología de ilustraciones, anécdotas y ex abruptos sensacionalistas. El sermón tampoco es el lugar para ventilar las opiniones personales del predicador, que no surgen de la palabra de Dios ni se fundamentan en ella. En la predicación contemporánea priva un "opinionismo" que raya con el sacrilegio.

El humor debe tener su debido lugar en la predicación (la Biblia misma es una fuente rica de humor), pero siempre en función del texto y no como fin en si mismo. El humor debe iluminar el mensaje del texto. Jugar con la palabra de Dios es pecado, como lo es también volverla aburrida. Los predicadores tienen que saber moverse entre la frivolidad por un lado, y la rutina seca y el aburrimiento por otro lado. La jocosidad frívola puede ayudar para el "éxito" del sermón y la popularidad del predicador, pero será un obstáculo que impida la eficacia del sermón como palabra de Dios.

Hay dos peligros que evitar en la predicación: la frivolidad, y el aburrimiento. La predicación es una tarea bíblica, es decir, exegética y hermenéutica. Bien ha dicho Bernard Ramm (1976:8) que la primera preocupación del predicador no debe ser homilética (¿Cómo predico un buen sermón?) sino hermenéutica (¿Cómo oigo la palabra de Dios, y la hago oír?). Antes del sermón el predicador se encuentra con Dios en y por el texto, luchando con Dios y el texto hasta recibir de Dios una palabra viva que sea a la vez fiel y contextual.

Al presentarse ante la comunidad, plasma ese encuentro en un sermón para compartir ese encuentro con los demás y buscar juntos la presencia del Señor y escuchar juntos su voz. La única meta del sermón, la mayor responsabilidad del predicador y el criterio exclusivo del resultado de la predicación, todos responden a la pregunta central, si se proclamó fielmente la palabra de Dios.

El predicador no predica para complacer a los oyentes, para manipular sus emociones ni para lograr cambios religiosos y morales en ellos. Su tarea es proclamar la palabra de Dios; no predica buscando esa transformación sino esperándola como resultado indirecto por la obra del Espíritu Santo. Mucho menos debe predicar con la motivación de lograr éxito y fama como orador o erudito bíblico.

Atreverse a predicar como Dios quiere, es un acto de amor, de humildad y de abnegación. William Willimon ha señalado que el verdadero predicador tiene que amar más a Dios que a su congregación. Es una gran tentación para el predicador buscar en su ministerio la realización de sus propios intereses y metas. La predicación fiel comienza en el corazón del predicador. Es un corazón con un supremo amor a Dios y su palabra, aun más que a la congregación y mucho más que a sí mismo.

Peligros de la falsa predicación

Pasa con la predicación igual que con la profecía: la predicación fiel siempre va acompañada por la predicación falsa, que busca complacer a la gente, se dirige por las expectativas del público y les enseña a decir "Señor, Señor" pero no a hacer la voluntad del Padre celestial (Mt 7:21-23). Por eso, la iglesia debe vigilar su púlpito con todo celo en el Espíritu. No debe dejar a cualquiera que "habla lindo" ocupar ese lugar sagrado sino sólo a los que se han demostrado maduros, bien centrados en la Palabra y consecuentes en sus vidas.

No cabe duda que el descuido en este aspecto ha producido desviaciones y aberraciones en las últimas décadas, produciendo daños muy serios en la iglesia. Es urgente también ir enseñando a las congregaciones lo que bíblicamente deben esperar de un predicador y de un sermón.

Mucho del desorden de las últimas décadas se debe a la gran falta de discernimiento de los mismos oyentes. A pesar del exagerado número de horas que pasan escuchando sermones, en general no se logra una adecuada formación bíblica y teológica para discriminar entre predicación fiel y predicación "bonita", conmovedora o sensacionalista pero no bíblica.

Hace años el destacado orador evangélico, Cecilio Arrastía -¡un verdadero modelo de predicador fiel!- hablaba de la congregación como comunidad hermenéutica en que todos sepan interpretar la palabra y distinguir entre lo bueno y lo malo en la predicación (1 Ts 5:21; Hch 17:11; 1 Cor 14:29).

¡Imploremos al Espíritu de Dios que unja a nuestros predicadores y congregaciones con amor a la palabra y discernimiento acertado ante estos abusos!

La próxima semana veremos la relación de la predicación con el Espíritu de Dios, los sacramentos, el culto y como voz profética.

BIBLIOGRAFÍA

Barth, Karl, La proclamación del evangelio (Salamanca: Sígueme, 1969).

Fee, Gordon D. y Douglas Fee, La lectura eficaz de la Biblia (Miami: Editorial Vida, 1985)

Floristán, Casiano y Juan José Tamayo ed., Conceptos fundamentales de pastoral (Madrid: Cristiandad 1983), "Kerygma" 542-549; "Predicación", 817-830.

Léon-Dufour, Léon-Dufour Xavier, Vocabulario de teología bíblica (Barcelona: Herder 1973) Sacramentum Mundi, Karl Rahner ed (Barcelona: Herder 1984) 4:193-199, "Kerygma"; 5:147-159, "Palabra; Palabra de Dios" y 5:535-542, "Predicación".

Ramm, Bernard, The Witness of the Spirit (Grand Rapids: Eerdmans, 1959).

Ramm, Bernard, La revelación especial y la palabra de Dios (BsAs: Aurora, 1967)

Ramm, Bernard, "Interpretación bíblica" en Diccionario de Teología Práctica, Rodolfo G. Turnbull ed. (Grand Rapids: T.E.L.L., 1976), pp. 5-19.

Stam, Juan, Apocalipsis y profecía (Bs.As.: Kairos 1998, pp. 26-50; 2004:33-64).

Stam, Juan, Haciendo teología en América Latina, Tomo II (San José: Ubila, 2005), pp. 379-389.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Bene studere - La locura de la predicación


octubre 13, 2020

Dios no llamó a los políticos a transformar al mundo, sino a su iglesia

La realidad del Covid-19 sigue afectando al mundo no solo por la tremenda cantidad de contagios (más de 33 millones de personas) y de muertos (más de 1,1 millones de personas), datos que sin duda se irán modificando día por día, sino por sus devastadores efectos en materia sanitaria, económica, social y cultural.

De hecho, aunque mañana tuviéramos la vacuna, la pospandemia será sumamente compleja de atender y resolver. Habiendo quedado expuesta la fragilidad humana, los altos niveles de corrupción y egoísmo, la profunda desigualdad e injusticia social que reina en todos los países y el individualismo propio de la hipermodernidad, nos damos cuenta de que la posibilidad de un cambio real, de una transformación de la cosmovisión social, de una solución genuina nunca estuvo ni estará en las manos del hombre, sino de Dios. Pensar que los hombres puedan modificar per se la atrocidad que nos rodea es realmente ingenuo.

Mateo 20:20-28 deja ver una realidad que en nuestro contexto se hizo indiscutible y fue oportunamente afirmada por el Señor: “Jesús los llamó y les dijo: como ustedes saben, los gobernantes de las naciones oprimen a los súbditos, y los altos oficiales abusan de su autoridad. Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor…” (NTV).

Por años la iglesia se quedó en el ostracismo de sus templos, en la seguridad de sus estructuras y dejó de cumplir la misión conforme el corazón de Dios “Id…”, “y me seréis testigos en Jerusalén, y en….”. Tanto nos atrajo y sedujo la cultura del entretenimiento eclesial que perdimos de vista lo esencial: hacer discípulos. El Covid-19 también dejó al descubierto y espero todos nos hayamos dado cuenta de que la iglesia es más que el templo, la adoración más que los músicos en plataforma, la misión mucho más que una actividad de evangelismo y el amor más que un discurso teologal.

En este sentido a veces en el fragor de la rutina perdemos de vista que como dije en el título, Dios no llamó a los políticos a cambiar la realidad sino a los cristianos y hasta que eso no lo asumamos en gran parte no nos daremos cuenta de nuestro propósito fundamental en la vida. Transformar nuestros entornos, nuestros microespacios sociales a partir de la genuina influencia de una vida que vive la plenitud el Evangelio en los hechos cotidianos, en el día a día, para que el mundo crea. En este aspecto la política no es un campo de misión, nuestro campo de misión es el mundo, nuestra ciudad, nuestra familia, nuestros compañeros de estudio o trabajo, el campo es mucho más grande que la política, ésta es simplemente un instrumento para coadyuvar al objetivo de influir al mundo con la luz de Cristo.

Es cierto que los políticos que no conocen a Jesús como Señor de sus vidas necesitan a Jesús como salvador, pero predicarles a ellos es parte del objetivo principal, transformar nuestro lugar, los políticos son parte de dicho espacio.

La misión de la iglesia sigue siendo alcanzar al mundo a todas las personas posibles y facilitar que el Reino venga a la tierra. Las estrategias sin duda cambiarán, los medios los proveerá Dios, pero lo que no podemos hacer es seguir persistiendo en nuestra obstinada falta de compromiso, en pensar que la misión es del otro, el compromiso es solo para los líderes, y la solución vendrá de un partido político.

El principal paradigma que la iglesia de la pospandemia deberá cambiar es el de la indiferencia, el de la cultura del entretenimiento interno, pasar de la cultura del evento a la cultura de la misión, de la cultura de la declaración a la cultura del amor, de la cultura de la indiferencia a la cultura de la encarnación. Esto es lo que tuvo que ser siempre.

Cuando la transformación se inicia desde las personas (sin transformación individual no hay transformación social), desde las bases dirá el discurso político, tarde o temprano la autoridad se someterá al que tiene la verdadera autoridad (Jesús). Finalmente, el Imperio Romano fue transformado a partir del ministerio de unos simples pescadores, cuyas únicas virtudes fueron la obediencia a Jesús y la santidad, todo lo demás lo hizo el Espíritu Santo, pues de Él son las estrategias, los recursos, el poder y la gloria.

En este contexto es pertinente militar en algún partido político como cristianos, sí, pero no como un fin en si mismo, sino como la posibilidad de ofrecer una alternativa sería y viable para que las personas palpen la diferencia, en este aspecto debemos reconocer que no toda la experiencia de líderes políticos evangélicos ha sido positiva en Latinoamérica; no obstante, de conformidad con el lugar en el que Dios nos ponga a cada uno de nosotros lo que importa es la misión genuina e integral.

Importa el saber que Dios nos llamó a cada uno de nosotros para cambiar nuestras realidades sociales en nuestros espacios de interacción social y eso es indelegable e impostergable. A esas personas no llegarán los grandes predicadores ni los grandes ministerios, pero llegamos cada uno de nosotros, esa es nuestra responsabilidad. La realidad del cambio nunca estuvo en manos de la política, siempre estuvo en las manos de Dios a través de su iglesia.


Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Con sentido - Dios no llamó a los políticos a transformar al mundo, sino a su iglesia

septiembre 24, 2020

Sociedades Bíblicas entregará 5.000 biblias en braille

La Sociedad Bíblica de Brasil (SBB) lanzó la campaña “Dona la Biblia #PraCegoLer”, cuyo objetivo es difundir la Palabra de Dios a personas con discapacidad visual. El proyecto tiene como objetivo llegar a dos mil personas con discapacidad en 15 instituciones de apoyo a ciegos.

Al distribuir la Biblia en Braille, la SBB tiene la intención de promover la accesibilidad y la inclusión, permitiendo que los ciegos tengan autonomía para leer las Escrituras. La campaña también tiene como objetivo llegar a los niños, con la donación de 1.000 libros bíblicos en braille.

El plan también incluye la donación de cuatro mil libros de la Biblia a mil ciegos y ofrecer una visita a los Gráficos Bíblicos para 200 ciegos, además de entregar la Biblia en Braille completo a 15 instituciones que apoyan a los ciegos en todo Brasil.

Durante los últimos 20 años, la SBB ha promovido el programa Acoger a las Personas con Discapacidad, donde ya se ha atendido a más de cuatro mil ciegos, y se han distribuido 1.089 Biblias completas en braille y más de 239 mil materiales bíblicos en braille.

Una de las iniciativas de la SBB es precisamente la prestación de asistencia social a las personas con discapacidad visual y sus familias, para garantizar los derechos y fortalecer los lazos familiares y comunitarios.

“Ha sido un gran trabajo el que hemos hecho hasta ahora, pero sabemos que aún tenemos un gran desafío, ya que en Brasil tenemos más de 528 mil personas que no pueden ver. Con esta campaña, queremos recaudar fondos para que, en 2021, más personas ciegas puedan leer la Palabra que trae esperanza”, dice la directora de Proyectos Sociales de la SBB, Emilene Araujo.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - LATINOAMÉRICA - Brasil │Sociedades Bíblicas entregará 5.000 biblias en braille
septiembre 20, 2020

¿‘Yo te bendigo’ o ‘Dios te bendiga’?

En los últimos años, amplios sectores de la comunidad evangélica vive pasando de una novedad sensacional a la siguiente, como un borracho que anda a caballo, al decir de Martín Lutero. Entre esas modas recientes está la costumbre de decir "Yo te bendigo" en vez del tradicional "Dios te bendiga".

Aunque eso ya es muy común, y no dudo de la sinceridad y buena voluntad de las personas que me lo dicen, tengo que confesar que me entran dudas cada vez que alguien proclama esa solemne bendición sobre mi existencia. Me pregunto exactamente qué puede significar, o qué estará pensando esa persona. ¿Será simplemente una versión evangélica de "Buena Suerte"? Para ser sincero, esa invocación solemne no parece haber traído ningún beneficio concreto en mi vida (que de por sí es maravillosamente bendecida por Dios).

Me cuesta tomar con seriedad una bendición puramente verbal y formal, por un desconocido o una desconocida que pronto se olvidará de mí y desaparecerá de mi vida, como yo de la vida suya.

Me confunde aún más el otro lado de este nuevo fenómeno, y es que el flamante "Yo te bendigo en el nombre del Señor" ha desplazado casi totalmente la invocación de la bendición divina. Ya se oye muy poco "Dios te bendiga", y algunos hasta lo entienden como una falta de fe, una timidez en asumir la autoridad que Dios ha puesto en las manos nuestras y por ende ya no en las manos de él.

Parece que esta "renovación" nace de una enseñanza que nos trajo el famoso pastor coreano, Yonggi Cho. Yo mismo escuché su sermón en Costa Rica cuando nos explicó que si Cristo nos ha entregado las llaves del cielo a nosotros, entonces ya no las tiene él. ¿Podría haber algo más obvio que eso? Después de su sermón, el reverendo asiático dividió a todos los presentes según las provincias del país para ejercer el poder de las llaves sobre sus respectivos territorios y proclamar bendición sobre sus provincias. Después, unos pastores alquilaron una avioneta para echar aceite, en el nombre del Señor, sobre las ciudades y campos, montañas y valles, de todo el país. La fuerza mística de la "bendición" taumatúrgica, reforzada por la fuerza mística del aceite bendecido, debía asegurar avivamiento en nuestra patria y una notable transformación.

De hecho Costa Rica cambió mucho después, pero de mal en peor en pésimo. Y aunque la nueva doctrina de Yonggi Cho es lógicamente irrefutable, no es bíblica y de hecho es peligrosa para la iglesia. Lo que Cristo comparte con nosotros, no lo pierde él. El sigue siendo Señor de la iglesia y de la historia; las llaves todavía están en sus manos. Inferencias doctrinales, aun cuando son lógicamente válidas, pueden llevarnos a herejías. Muchas enseñanzas de los Testigos de Jehová y los Mormones son rigurosamente lógicas, pero gravísimos errores doctrinales. Como escribí en un artículo anterior, sobre el púlpito evangélico, "los heréticos son muy lógicos, pero nada bíblicos. No toda inferencia lógica del texto es fiel al sentido de él y al mensaje que el Espíritu Santo inspiró".

A menudo me pregunto, "¿En qué cree este hermano que él (o ella) me puede bendecir? ¿Qué autoridad cree tener para declararme bendecido?". Creo que no exagero al ver aquí un vestigio del catolicismo tradicional, entre las muchas cosas poco bíblicas del catolicismo que los evangélicos hoy vamos incorporando en nuestra práctica religiosa en vez de otras cosas buenas de ellos. Cuando alguien me pronuncia una bendición de ésas, me digo, "Sólo falta que me bendijera el santo padre en Roma". ¿Pero creemos los evangélicos en la fuerza espiritual de "una bendición papal"? Personalmente, y con todo respeto, no creo que el Papa ni nadie más me puede declarar bendecido; eso sólo Dios puede hacer. Lo que pasa es que entre los evangélicos, no creemos en el Papa pero muchos queremos ser pequeños "papitos" y repartir bendiciones papales.

Me parece que el fenómeno bajo consideración es síntoma de un problema más general. El "cristianismo lite" de nuestra época ha acentuado al extremo el individualismo, y en muchos casos el egoísmo, que son típicos de nuestra sociedad moderna. Contra las palabras de Jesús, vamos a la iglesia para lo que nos puede servir a nosotros. Para parafrasear una consigna de John F. Kennedy, "No preguntes lo que la iglesia puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer para el reino de Dios". Hoy los líderes de la iglesia se aferran a sus títulos, y en muchos casos lucran con el evangelio. A menudo hay un culto a la personalidad del líder y admiramos más al ser humano por quien Dios actúa que a Dios mismo. Y en la mayoría de estos casos, son los mismos apóstoles, profetas, evangelistas, sanadores y conferencistas que cultivan celosamente este culto a su propia personalidad.

En esa subcultura individualista los creyentes comunes y corrientes merecen también su cuota de auto-gratificación numinosa, su propia tajada de poder espiritual. No quiero juzgar mal, pero sospecho que el poder pronunciar bendiciones bajo su propia autoridad, con un "Yo te bendigo", da cierta satisfacción personal a estos hermanos y hermanas "bendecidores", que un humilde "Dios te bendiga" no ofrecería. Aunque no sean apóstoles ni profetas, ni predican ni cantan ni curan, por lo menos pueden andar repartiendo solemnes bendiciones a diestra y siniestra..

El culto a la personalidad, esta religión de gratificación egoísta que permea nuestra comunidad evangélica hoy, es muy cuestionable bíblicamente. En el Nuevo Testamento, por ejemplo, un "don de sanidad" es el acto de Dios de dar salud a un enfermo, no alguna fuerza supernatural de curación que poseyera algún ser humano. Hoy día, si Dios en su gracia sana a un enfermo, mañana el milagro aparece en televisión y el sanador es famoso. Parecido pasa con evangelistas, conferencistas y salmistas. La gloria y la honra van al agente humano y no al Actor divino que sanó y que bendijo. Me parece que algo parecido pasa con la nueva moda de "Yo te bendigo, hermano".

Es muy aleccionador el ejemplo de Pedro y Juan en los Hechos 4. Después de la curación del cojo, con el hombre sanado agarrado de sus brazos, los apóstoles rechazan todo mérito por lo que había ocurrido. "Varones israelitas, ¿por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste?" (Hch 3:12). ¡No dirigen sus miradas hacia nosotros, decían Pedro y Juan; queremos desaparecer para que sólo se contemple el rostro de Cristo! Hoy día parece lo contrario, que algunos sanadores dicen en efecto, "Miren estas manos; estas manos tienen poder para sanar".

En otro sentido, es cierto que todos debemos ser de bendición unos a otros. En su sentido bíblico, "bendición" significa vida, salud, bienestar (Dt 30:19-20). Las lluvias y los pozos, los buenos partos y buena lactancia (Gén 49:25) son bendiciones que sólo Dios puede dar, pero nosotros podemos colaborar con Dios en realizarlas. Dios prometió bendecir a Abraham para que él fuera de bendición a todas las familias de la tierra. Esa promesa introduce el tema central del libro de Génesis: ¿cómo ser de bendición a los demás? Abraham bendijo a Lot, y hasta a los reyes de Sodoma y Gomorra, no por pronunciar fórmulas sobre ellos sino por defender su bienestar integral. Igual con Isaac, Jacob y especialmente José. José cumplió a cabalidad la promesa a Abraham, reorganizando la economía de Egipto para defender la vida, no sólo de Egipto ni sólo de los hebreos, sino de todas las naciones vecinas.

Amado hermano, amada hermana, si quieres bendecir al pobre, dale algo que le puede ayudar en su necesidad. Si quieres bendecir al enfermo, no añada a su sufrimiento con frases piadosas o fórmulas vacías, sino tomarle la mano y orar por su salud, su paz y su bienestar integral. Si quieres bendecir a un matrimonio en crisis, o con hijos drogadictos, acompáñalos en su dolor y lucha y busca maneras de ayudarlos. Si quieres bendecirme a mí, regálame tu sonrisa cálida y tu amor sincero, y ora por mí con un buen "Dios te bendiga, amado hermano".

¡Eso sí es una excelente manera de bendecirnos unos a otros!

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Bene studere - ¿‘Yo te bendigo’ o ‘Dios te bendiga’?

agosto 28, 2020

REUNIÓN EVANGELÍSTICA TRAJO CONSIGO SANIDADES Y CONVERSIONES EN CANADÁ

La actividad espiritual fue organizada por la empresaria cristiana Anna Sawatsky. Además del evangelismo, el propósito de la reunión era adorar a Dios a través de canciones y oraciones. La reunión se llevó a cabo los días 18 y 19 de agosto por la noche. 

La primera noche asistieron 60 personas y tres decidieron seguir a Cristo. "Una persona planeaba ser bautizada, pero a las otras dos, Dios las guió espontáneamente a que se bautizaran. Teníamos un recipiente bautismal allí y era perfecto", dice Anna.

“La gente venía a orar, había liberación y sanidad divina. Se compartieron varios testimonios”, recuerda la creadora del encuentro. En la segunda noche, asistieron más personas. Aunque el evento estaba originalmente programado para realizarse de 6 p.m. a 9 p.m., la gente se fue alrededor de las 10:30 p.m. en la segunda noche. 

"La gente estaba siendo liberada en oración. Necesitaban más", afirma Anna.

Fuente: impactoevangelistico.net
agosto 20, 2020

La Biblia completa está ya traducida a 700 idiomas

El número de los más de 7000 idiomas en el mundo que cuentan con la Biblia Completa ha llegado a 700 por primera vez. Un poco más de 5700 millones de personas (alrededor del 80% de la población mundial) tienen ahora toda la Biblia en su lengua materna.

Este hito significativo fue reportado en agosto 2020 por el sitio progress.Bible, sitio que recopila datos de las agencias de traducción bíblica de todo el mundo, incluida Sociedades Bíblicas Unidas. Cerca de tres cuartos de las traducciones completas de todo el mundo han sido provistas por Sociedades Bíblicas Unidas.

Solo en los últimos cinco años, Sociedades Bíblicas Unidas ha completado las primeras traducciones de la Biblia completa en 50 idiomas, lo cual significa que 57 millones de personas más pueden acceder a toda la Palabra de Dios en su lengua materna.

De acuerdo con datos del sitio progress.bible, la cantidad de idiomas que cuentan con la Biblia completa casi se ha duplicado en los últimos 30 años (de 351 en 1990 a 700 en 2020).  Y fue hace 7 años solamente, en 2013, que se alcanzó el último hito de 600 idiomas, demostrando el increíble avance que se está realizando en la traducción bíblica hoy en día.

“Es tan alentador ver 700 Idiomas con la Biblia completa”, dice el Director General de SBU, Michael Perreau. “Este es el fruto de generaciones de sacrificio y generosidad. Cada traducción bíblica toma años de arduo trabajo y dedicación. Damos gracias a Dios por los hombres y mujeres que han pasado tanto tiempo de sus vidas llevando la Palabra de Dios a sus comunidades y a aquellos que han apoyado y orado por este trabajo”.

“Hay mucho trabajo por delante: 1500 millones de personas aun no tienen acceso a la Biblia completa en su idioma. Por las próximas dos décadas, nuestra visión en Sociedades Bíblicas Unidas es completar 1200 traducciones, las cuales harán que las Escrituras sean accesibles a 600 millones de personas”.



Biblias digitales
Adicionalmente, la Biblioteca Bíblica Digital, establecida para permitirle a cientos de millones de personas tener acceso a las Escrituras a través de sitios web y aplicaciones, recientemente alcanzó el hito de reunir en un solo lugar 2500 textos en 1622 idiomas usados por más de 5700 millones de personas.

“2020 ha resultado ser un año de gran incertidumbre, en el que muchos están buscando esperanza y confianza”, comenta el señor Perreau. “Es aún más importante que las personas puedan acceder a las Escrituras en el idioma que le habla más profundamente a su corazón. Mi oración es que, en medio de los muchos desafíos que enfrenta el mundo, este será el año en que millones más descubrirán las riquezas de la Biblia por sí mismos”.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - CULTURA - La Biblia completa está ya traducida a 700 idiomas






agosto 16, 2020

Niño con muerte Cerebral vuelve a la vida y asegura que Dios hizo el Milagro

Un niño de 13 años volvió a la vida de manera sobrenatural, luego de que los médicos apagaran las máquinas que lo mantenía vivo. “No existe una explicación, Dios hizo el milagro”, afirmo el menor.

El pequeño Trevor McKinley, fue diagnosticado con muerte cerebral y peleaba cada día por su vida, luego de haber sufrido una grave lesión cerebral en un accidente automovilístico. El niño, sufrió múltiples fracturas de cráneo y fue llevado de urgencia a un hospital en Alabama.

Varios especialistas comunicaron de un grave traumatismo de cráneo y como consecuencia aseguraron que jamas volvería a la normalidad. Esto le causo problemas de oxigenación del cerebro, y si lograba sobrevivir, sería un vegetal.

Luego de unos días, el niño se mantuvo con muerte cerebral y respirando con bastante dificultad. Los padres del pequeño tuvieron que tomar la difícil decisión, ofrecer la donación de sus órganos.

Poco tiempo antes de apagar el respirador artificial que lo mantenía vivo, Trenton empezó a mostrar signos vitales en su cerebro, comenzó a “revivir”. Luego, pasó a respirar solo, hasta que despertó de la muerte cerebral. Algo inesperado. Un verdadero milagro sobrenatural.

Después de lo sucedido, el joven afirmo a FOX 10 News: “Me golpeé en el concreto y un pequeño remolque cayó sobre mi cabeza. Después de eso, no me acuerdo de nada”.

Ademas, aseguro que estuvo en el cielo con Jesús: “Estaba caminando en un campo abierto. No hay otra explicación más allá de Dios. No hay otra manera. Hasta los médicos lo dijeron”, afirma el niño.

Jennifer Nicole Reindl, madre del niño, dijo que la la recuperación de su pequeño hijo al borde de la muerte, es un “verdadero milagro”, citando su creencia de que la mano de Dios estaba detrás de todo. “Dios es bueno”, concluyó. 

Fuente: tiempocristiano.com
julio 31, 2020

CRISTIANO ARRESTADO COMPARTE EL EVANGELIO CON PRISIONEROS

Keshab Raj Acharya fue encarcelado en tres ocasiones por repartir folletos evangelísticos. Confiando en Dios, predicó a los presos durante su estancia en prisión. Muchos de ellos decidieron seguir a Cristo. 

El valeroso cristiano es pastor en su comunidad y fue detenido el 23 de marzo por los cargos de difundir “información falsa” por decir que “las oraciones pueden sanar incluso el nuevo coronavirus”. El pastor Keshab Raj Acharya fue liberado el 8 de abril y fue arrestado nuevamente momentos después por cargos de "creencias religiosas escandalosas" y proselitismo.

Después de más de tres meses en prisión, donde llevó a varios prisioneros a la fe en Cristo, fue liberado el 3 de julio después de pagar una fianza equivalente a unos $ 2500. “Pensé en mis hijos pequeños y en mi esposa, y clamé al Señor en oración. Tuve confianza en que Él me sacaría de allí”, dijo el pastor Acharya a Morning Star News. 

"(Policías y funcionarios) estaban elaborando un plan completo para garantizar que estuviera en prisión por un período más largo", dijo el pastor Acharya. Los cargos contra Acharya violan un acuerdo de libertad religiosa del que Nepal es signatario, dijeron defensores de los derechos y líderes cristianos en el país del Himalaya.

Durante su arresto inicial en Pokhara, el pastor conoció a un joven que estaba tan desanimado que planeaba suicidarse.“Pronto se hizo muy cercano a mi corazón como hermano menor. Oré con él y lo animé a confiar en el Señor Jesús”, dijo Acharya. “Pronto el Señor llenó su vida de esperanza y alegría. Fue la primera persona en recurrir a Jesús durante mi estadía en la prisión de Pokhara, y pronto algunos otros también se volvieron al Señor”.

“Fui puesto en libertad bajo fianza después de que mi esposa pagó 5000 rupias nepalesas ($ 41) el 8 de abril, pero después de unos minutos fui arrestado nuevamente", asegura el pastor. Cuando Acharya preguntó por qué lo arrestaban nuevamente, la policía dijo que había violado las costumbres religiosas de Nepal al distribuir tratados evangélicos en varios lugares.

“Me sorprendió ver a la policía distorsionar mis declaraciones antes de presentarlas ante el tribunal para que el juez realmente piense que soy una amenaza para la seguridad nacional”, dijo Acharya. El pastor dijo que cuando los prisioneros le preguntaban por qué estaba encarcelado, compartía el Evangelio con los prisioneros, incluso con los “creyentes apartados”. “Algunos de ellos incluso me dijeron que querían ser bautizados y otros que querían volver al Señor”, dijo Acharya.

Después de 25 días, la policía planeó trasladarlo a la prisión más remota del distrito de Dolpa, que tiene fama de maltrato y malas condiciones. El 13 de mayo, los agentes de policía lo arrestaron en las instalaciones de la corte por un tercer conjunto de cargos y lo enviaron a la prisión de Dolpa. Lo trataron como el criminal más buscado.

El 22 de mayo, se le negó la libertad bajo fianza al pastor, pero poco más de un mes después, el juez de distrito revisó la orden y decidió liberarlo temporalmente bajo fianza de 300 000 rupias nepalesas (alrededor de $ 2500). Cinco días después de la solicitud, fue puesto en libertad el 3 de julio.

Un aumento en la persecución de los cristianos en Nepal comenzó después de la aprobación de un nuevo código penal en octubre de 2017, que entró en vigencia en agosto de 2018. "La constitución de Nepal prohíbe el intento de conversión religiosa", según un comunicado de la ADF. "Al mismo tiempo, Nepal es signatario del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, un tratado internacional que protege explícitamente la libertad de religión y expresión".

Fuente: impactoevangelistico.net





julio 27, 2020

MADRE RECONOCE EL "MILAGRO DE DIOS" EN SU HIJO DE 4 AÑOS SANADO DE CÁNCER

Después de dos años y medio de tratamiento en un hospital de Brasil, el pequeño Brener Lorenzo, de 4 años, venció al cáncer. La madre del pequeño reconoce la intervención de Dios en la recuperación de su hijo.

El niño de la ciudad de Anori, a 195 kilómetros de Manaos, Brasil, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda y comenzó el tratamiento de inmediato. Según el Departamento de Salud del Estado de Amazonas, el diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de curación hasta en un 85 %.

Cuando se identificaron los cambios en el análisis de sangre de Brener, el niño fue remitido a la Fundación de Hematología y Hemoterapia (Hemoam) del Hospital Amazonas, que, al confirmar la leucemia, comenzó su tratamiento en menos de 72 horas.

“Recuerdo cuando Brener llegó a Hemoam, teníamos su resultado en la mano. Y hoy está aquí, en excelente estado de salud, demostrando que una cura para la leucemia es posible cuando la tratamos temprano”, dijo Socorro Sampaio, médico de Brener. Sin embargo, para la madre del niño, Eliane Silva de Oliveira, el sentimiento es de gratitud a Dios. “Es un milagro de Dios”, expresó. 

Fuente: impactoevangelistico.net

julio 23, 2020

Policías oran a Dios e impiden que mujer se arrojara desde un puente

Policías evitaron que una mujer se quitara la vida desde un puente, después que le hablaron de Dios y oraron, logrando así, convencer a la joven de desistir de ese propósito.

La mujer de 26 años, estaba a punto de lanzarse desde un puente de la ciudad de Río Branco, en el Estado de Acre, Brasil, cuando llegaron los uniformados que comenzaron hablar con la joven, a la vez que llegaban al lugar los servicio de salud y los bomberos.

"Debido a la considerable altura, si hubiese caído al agua, sería una muerte segura", dijo el portavoz de los bomberos, el mayor Cláudio Falcão, según el periódico Acre 24 horas.

Durante la conversación, los militares encontraron la oportunidad de hablar sobre Dios y oraron por la joven. "Después de la oración, un bombero logró alcanzar su brazo y el segundo bombero logró hacer la intervención directa, evitando que esta joven se arrojara", inform{o el mayor.

Acre ha visto un aumento considerable en las estadísticas de suicidios, según el Departamento de Bomberos. También informaron que la mujer estaba motivada para quitarse la vida debido a problemas de naturaleza amorosa.

A principios de año, una oración también evitó el suicidio de una mujer en el puente de Río Negro, en Amazonas. El pastor Ronaldo Oliveira estaba pasando y cuando vio la escena, detuvo el auto.

Cuando se acercó, el pastor le pidió una oración, la policía le permitió pasar y después de la oración la chica desistió de quitarle la vida.

“Justo a tiempo, cuando detuve el auto, mi hermano salió a ver qué era. Vimos la escena. Le pedí permiso a la policía para hacer una oración. Lo permitieron de inmediato, diciendo que cualquier ayuda es bienvenida. Fue entonces cuando le di una palabra y eleve una oración”, dijo el pastor en ese momento.

De Noticias Cristianas del Acontecer Cristiano



junio 17, 2020

Mujer de 105 años continúa Predicando el Evangelio

Hattie Mae Allen, abuela de 105 años, sigue predicando el evangelio de Jesucristo en Texas. Aunque no tenga un diploma en teología, ella asegura tener un postgrado en Jesús. Una de las hijas de Allen, de nombre Ruth Freeman, declaró lo precioso que es ver a su madre viviendo con tanto amor la obra de Dios. “¡Es una bendición!”, aseguró Freeman.

La valiente mujer fue homenajeada por su iglesia en la ciudad la semana pasada. Con la ayuda de un andador, se acerco al altar y dio unas palabras de edificación para el pueblo de Dios: “Debemos estar apartados de todo lo que no es de Dios. Tenemos que colocar a Jesús en primer lugar”.

“Tengo el anhelo de mantener mi corazón en santidad, y eso es lo que Dios honrará al final. Cuando era pequeña, era enviada a estudiar la Palabra de Dios a mi habitación y luego iba a la sala para predicarles a mi madre. Esa fue la forma en que aprendí a vivir como Cristo nos enseñó. Hemos sidos creados con amor, respeto y buenas virtudes, e intento que todos aprendan esto”, subrayó Allen.

Su actual pastor, de nombre Toliver, asegura que en todos estos años ha sido muy “bendecido por el conocimiento de Allen”. Él la describe como una mujer “llena de sabiduría y conocimiento”. “Sin duda, ella es un ejemplo para los jóvenes cristianos que teniendo las fuerzas para hablar de Dios, no lo hacen”, comenta la iglesia.

De más esta decir que esta es una noticia que comprueba que Dios es majestuoso y que se ha glorificado en la vida de esta mujer.

Fuente. critianoinformado.com
junio 16, 2020

Policías de El Salvador claman a Dios de rodillas por el fin del coronavirus

Agentes de la Policía Nacional Civil de El Salvador, realizó un momento de oración y clamor a Dios, por el fin de la pandemia del coronavirus que mantiene en angustia al país y al mundo.

Los uniformados se reunieron el domingo por la tarde en un espacio amplio dentro de las instalaciones de la sede central de la Policía Nacional Civil (PNC) en San Salvador, después que el presidente Nayib Bukele pidió al país unirse en una jornada de oración.

Las imágenes del emotivo hecho, fueron compartidas por la Secretaría de Prensa de la Presidencia, señalando que los agentes policiales estaban orando y clamando a Dios por la salud y protección de los salvadoreños.

“Su Gloria está aquí, sanando heridas, levantando al caído”. Con estas palabras inició la jornada de intercesión, en el marco del “Día Nacional de la Oración” en todas las delegaciones en todo el país.

Las oraciones estuvieron a cargo del presidente del Ministerio Cristiano Policial (MCP), comisionado Pedro Baltazar González, quien estuvo rodeado por un equipo de capellanes policiales y miembros de la institución creyentes que al unísono se dirigieron a Dios.

Todos los policías pidieron por la sanidad de los enfermos de COVID-19 y por todos los compañeros de la institución que libran esa gran batalla en contra de la mortal enfermedad.

Además, este día también se sumaron a este acto de fe, personal de diferentes instituciones que laboran en esta emergencia, así como familias enteras desde sus hogares clamando con un solo objetivo. 

Tomado de: https://www.acontecercristiano.net/2020/05/policias-de-el-salvador-claman-dios-por-fin-del-coronavirus.html