Radio Milagro: Juan

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta Juan. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Juan. Mostrar todas las entradas

miércoles, 4 de octubre de 2017

octubre 04, 2017

La prosperidad no es solo dinero

Las creencias tradicionales nos han llevado a considerar la prosperidad como algo antibíblico. Sin embargo, inspirado por el Espíritu Santo, Juan dice que su deseo es que prosperemos y tengamos salud. Más adelante, en el versículo 11 de 3 Juan, nos indica: «Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios». Si la prosperidad fuera algo antibíblico, ¿por qué Él desea que prosperemos? Como ve, la prosperidad en sí no es mala.

El dinero no es la raíz de todos los males. El amor al dinero es la raíz de todos los males (1 Ti 6:10), y existen personas cometiendo este pecado, ¡sin poseer ni un peso! Sin embargo, quiero que usted entienda que la prosperidad abarca mucho más que las finanzas.

Cuando Juan dijo que deseaba que prosperemos y tengamos salud, añadió la oración «así como prospera tu alma». El hombre es espíritu: tiene un alma que consiste de la mente, la voluntad y los sentimientos y, además, el hombre habita en un cuerpo. Por lo tanto, existen la prosperidad espiritual, la mental y la física.

Para prosperar espiritualmente, usted debe nacer de nuevo. Cuando usted recibe a Jesús como su Salvador y como el Señor de su vida, su espíritu nace de nuevo y se restablece la comunión con el Padre celestial. Eso lo coloca a usted en posición de recibir de Él todo que lo su Palabra promete.

Para que su alma prospere, usted debe ser capaz de controlar su mente, su voluntad y sus sentimientos. El acumular mucho conocimiento no significa que su mente esté prosperando. La prosperidad mental ocurre cuando usted utiliza la información que ha adquirido; cuando usted controla su mente en lugar de ella a usted. En 2 Corintios (10:5) se indica: «… derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo». La persona que hace esto tiene control de su mente y está en posición de prosperar mentalmente. Si la Palabra de Dios no vive y opera en usted, no tendrá el dominio completo de su mente. De la misma forma es como debe controlar su voluntad.

Cómo controlar la voluntad

Algunas personas dicen «Señor, ayúdame a quebrantar mi voluntad». Dios no quiere que usted tenga una voluntad quebrantada para que Él pueda dominarla. Lo que Él desea es que usted someta por completo su voluntad a la de Él para que ambas trabajen unidas.

Cuando Dios creó al hombre, le dio una voluntad con poder. En realidad, es una voluntad divina porque otorga al hombre el derecho de escoger su destino para la eternidad. Solamente un dios tiene ese poder. El hombre fue hecho a imagen de Dios y se le dio la voluntad para que tome sus propias decisiones.

Usted puede irse al infierno si así lo desea, y Dios respetará su derecho a hacerlo; por supuesto usted no tiene que ir ahí, pero tiene la libertad de hacerlo. Por otra parte, usted puede escoger a Jesucristo y a la Palabra de Dios y pasar la eternidad junto a su Padre Celestial. ¡Qué privilegio! La decisión es suya.

Cuando el alma de una persona prospera, su voluntad está en armonía con la voluntad de Dios. ¿Cómo puede usted estar en armonía con la voluntad de Dios? Mientras no conozca lo que su Palabra dice, no podrá hacerlo, pues la Palabra y la voluntad de Dios son una misma cosa. Una persona sincera no puede tener voluntad para algo y expresar lo contrario. Si usted está en armonía con la Palabra de Dios, quiere decir que está en armonía con la voluntad de Dios.

Cómo dominar la naturaleza emotiva

Hablemos ahora acerca de nuestros sentimientos, que son parte del alma. En primer lugar, Dios lo creó a usted con una naturaleza emotiva. Usted fue creado a imagen de Él, por lo tanto, Dios también debe de tener sentimientos.

Las escrituras confirman que Jesús lloró (Juan 11:35) y que Dios se ríe (Salmo 2:4). Por supuesto que expresar los sentimientos no es malo, sin embargo, para que nuestra alma prospere, no debemos dejarnos llevar por los sentimientos.

Los Evangelios revelan que Jesús sintió compasión. Él dijo que solamente hizo lo que vio a su Padre hacer, por lo que la compasión es una persona: el Padre. Jesús expresó sus sentimientos, pero no se dejó llevar por estos. Él siempre ejerció dominio propio, y nos dio el ejemplo a seguir: el alma que prospera debe mantener siempre sus sentimientos en armonía con la palabra de Dios.

Su prosperidad y su salud nunca serán mayores que la prosperidad y la salud de su alma. Usted puede ser un creyente nacido de nuevo, incluso ser lleno del Espíritu Santo, y sin embargo no prosperar en su alma.

Por ejemplo, una santa mujer de Dios que viva en la pobreza, podrá hacer, por medio de la oración, que haya avivamiento en la iglesia y que todos en el pueblo sean salvos, pero estar siempre enferma y en cama por no creer lo que dice la palabra de Dios con respecto a su propia salud.

La prosperidad verdadera

Lo que el mundo define como prosperidad material (prosperidad de los sentidos) incluye el oro, la plata, el prestigio social y el poder económico y político. Y lo que el mundo define como prosperidad mental (prosperidad del alma) es «saberlo todo».

Sume estos dos conceptos y el resultado será una persona que usa su mente para obtener poder político y económico. Para el mundo, esto constituye la definición total de prosperidad, y usted puede ver fácilmente las desventajas.

La prosperidad verdadera es la capacidad de solventar las necesidades humanas en cualquier aspecto de la vida. La riqueza y el poder no pueden satisfacer todas las necesidades.

El dinero es un dios pésimo: no puede comprar la salud ni prevenir que las dolencias o enfermedades controlen el cuerpo humano. Es cierto que se puede usar para comprar, hasta cierto punto, la salud, pero la forma de sanar que el mundo utiliza es en realidad muy limitada.

En el ámbito mental, una persona puede saberlo todo y aun así no tener la capacidad de utilizar ese conocimiento para obtener el dinero o la salud que necesita.

Solo la Palabra

¿Qué produce la prosperidad espiritual, mental y física? ¿Qué une a estos aspectos? La Palabra de Dios. En Hebreos 4:12, la Biblia dice que «la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos», también dice que «penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón».

Cuando usted anda en la palabra de Dios, prosperará y tendrá salud. La voluntad de Él para con nosotros es que tengamos salud total, y que todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo (1 Ts 5:23). ¡Alabado sea Dios!

Fuente: embajadadelreino.wordpress.com

lunes, 17 de abril de 2017

abril 17, 2017

Escudriñad las Escrituras: Amar la verdad

Introducción

A. 2 Tesalonicenses 2:10 habla de “los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos”. Para ser salvos es indispensable que amemos la verdad.

B. Juan 18:37, “Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad“. Jesús no estableció su reino sobre las cosas que los hombres consideran importantes (la fuerza política, armamentos, dinero, instituciones humanas, etc.). El estableció su reino sobre la verdad. El dice, Juan 18:37,“Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.” ¿Somos de la verdad? ¿Amamos la verdad?

C. Origen de la verdad. Juan 1:17,“Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo”. La verdad procede de Cristo.

D. Algunos suponen que aman la verdad, como el rey Acab (1 Reyes 22:16, “Y el rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces he de exigirte que no me digas sino la verdad en el nombre de Jehová?” Pero léase la historia; en realidad no la quería. De la misma manera en la actualidad muchos dicen que quieren la verdad y solamente la verdad, pero entonces cuando la verdad les exhorta y reprende o contradice sus creencias y prácticas, ya no la quieren… .

E. 2 Timoteo 4:3, “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”. Así son los que no aman la verdad. Profesan amar la verdad pero no la quieren cuando la verdad condena el error o el pecado en su vida (por ejemplo, error doctrinal, prácticas mundanas, vicios de varias clases, la unión adúltera aunque se llame “matrimonio”, el institucionalismo, el violar Romanos 13 trabajando ilegalmente en país ajeno, y diversas obras de la carne, Gálatas 5:19-21.

I. ¿Que es la Verdad?

A. Pilato preguntó, “¿Qué es la verdad?” (Juan 18:37) ¿Preguntó con disgusto, con exasperación o con sinceridad? No sabemos, pero es muy buena pregunta, una de las preguntas de las edades. Otra que está bien relacionada con ésta hecha por el mismo gobernador fue la siguiente: “¿Qué, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo?” (Mateo 27:22).

B. La verdad es la realidad. Hebreos 11:6,“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan”. ¡Dios existe! (También existe la recompensa eterna: el cielo y el infierno). Juan 3:33, “El que recibe su testimonio, éste atestigua que Dios es veraz”. Dios dice la verdad. Romanos 3:4, “sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado” {Salmos. 51. 4.}.

C. Es lo opuesto a la mentira? Romanos 1:25, “ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén”. Asimismo son de la mentira y no de la verdad los falsos cristos (2 Corintios 11:4), sea el falso “cristo” de los testigos del Atalaya… Todos los falsos “cristos,” falsos apóstoles (Apocalipsis 2:2), y falsos evangelios (Gálatas 1:8, 9) no son de la verdad, sino de la mentira. Hay un solo cuerpo (iglesia, Efesios 1:22, 23); hay una sola esperanza (la vida eterna); hay un solo bautismo (inmersión en agua en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo para perdón de pecados). Efesios 4:4-6, “solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5 un Señor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”. Por lo tanto, la verdad está en contra de tradiciones humanas, supersticiones, muchos “ismos” (comunismo, sectarismo, catolicismo, institucionalismo, etc.) porque los “ismos” no tienen realidad ante los ojos de Dios, sino que son invenciones humanas.

D. Cristo es la verdad. Juan 14:6, “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. 8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?” Cristo es la verdad y la verdad está en El. Efesios 4:20, “Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús”.

E La palabra de Dios es la verdad. Juan 17:17,“Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad”. Salmo 119:160, “La suma de tu palabra es verdad”.

F. El evangelio es la verdad. Efesios 1:13, “En él (Cristo) también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”. Santiago 1:18, “El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas”. 2 Pedro 2:2, “Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado”.Gálatas 2:5, “a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros”. 2:14, “vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio”.

G. La doctrina de Cristo es la verdad. 2 Juan 9, “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. 10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis ¡Bienvenido! 11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras”. La doctrina de Cristo es “la verdad”.

H. El Nuevo Testamento es la verdad. Juan 16:13, “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad“. El Espíritu Santo revela la verdad y, por eso, 1 Jn. 5:7 dice, “Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad”. El Espíritu Santo ha revelado “toda la verdad”; por lo tanto, el Nuevo Testamento es “toda la verdad”. El origen de la verdad no es la iglesia sino Cristo.

II – La verdad no subjetiva, sino objetiva

A. La palabra “subjetiva” quiere decir “del sujeto” (la persona, uno mismo). Desafortunadamente muchos creen que la verdad es cualquier cosa que la gente quiera hacer de ella, cualquier cosa que uno quiera creer. Se dice que “esa es la verdad para él o ella”. Lo que se llama “la verdad subjetiva” es producida solamente por el pensamiento (o sentimiento) de la persona. Tal cosa no es en ningún sentido la verdad. La palabra “objetiva” significa que la verdad es un objeto externo. Existe como una entidad separada y aparte de la mente de uno. Lo que nosotros pensemos NO determinar la verdad. Nos toca estudiar y aprender exactamente lo que ES EN REALIDAD LA VERDAD, no obstante lo que alguna persona piense o diga acerca de ella.

B. Muchos creen que la verdad no es absoluta. Para ellos la verdad es lo que cada quien considere ser la verdad (”verdad” subjetiva). Los tales se contradicen, porque están afirmando algo como si fuera una verdad absoluta al decir que la verdad no es absoluta. Si la verdad no es absoluta ¿cómo pueden afirmar como verdad absoluta que la verdad no es absoluta?

C. La verdad no es “lo que cualquiera crea”. No es cierto que cada quien tenga derecho a su propia creencia. Si no importa LO QUE uno crea, entonces no importa que CREA.

D. La verdad no es relativa, sino absoluta y la verdad absoluta es la regla divina para gobernar la vida del hombre. 2 Timoteo 3:16, “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

La Biblia claramente enseña verdades absolutas: por ejemplo, que todos pueden aprender y obedecer al evangelio de Cristo; que Cristo edificó su iglesia y que los salvos son añadidos a ella; que el culto de la iglesia es sencillo y espiritual… , que los cristianos son santos (santificados, apartados del mundo) y que deben vivir como peregrinos; que el que repudia a su esposa a no ser por causa de la inmoralidad sexual y se casa con otra adultera y el que se casa con la repudiada adultera; que Cristo volverá y que cuando vuelva, en esa misma hora todos los muertos resucitarán, los vivos serán transformados para ser incorruptibles, la tierra será quemada, habrá juicio final, los salvos recibirán la vida eterna con Dios y los perdidos serán castigados en el infierno eterno. Estas son verdades absolutas. No son verdades relativas en ningún sentido.E. La verdad es angosta porque la verdad es el camino al cielo. Es angosta como la verdad matemática es angosta y toda verdad científica es angosta. La verdad histórica es angosta. La verdad geográfica es angosta. La verdad no cambia, no es fluctuante. No se puede modernizar. Lo que la verdad dice sobre la Deidad de Cristo, sobre el plan de salvación, sobre la iglesia, sobre la santidad, etc. no se puede modificar. La verdad que los apóstoles predicaron es la verdad que tenemos que predicar. La verdad que la gente obedeció en el primer siglo es la verdad que la gente debe obedecer ahora. La verdad es eterna.

III- La verdad no es solamente positiva, sino también negativa

A. Un concepto erróneo, aunque muy popular, es que si predicamos la verdad, sólo predicamos el amor y temas positivos, pero la verdad condena el error y el pecado, como la luz expone las tinieblas.

B. Marcos 16:16, “El que crea y sea bautizado será salvo”. Esto es positivo. Pero léase el resto del versículo: “pero el que no crea será condenado”.

C. A través del Nuevo Testamento Cristo y los apóstoles no sólo enseñan los aspectos positivos del evangelio, sino que también condenan religiones falsas, la tradición humana, la hipocresía y todo pecado. Aun los errores de las iglesias de Cristo se condenan (por ejemplo, 1 Corintios 5; Gálatas 1:2, 6-9; Apocalipsis 2 y 3). Compárese 1 Pedro 4:17.D. La verdad es transformadora. Exige el cambio de vida (Efesios 4:22-32). Exige que se renuncie al error y al pecado.

E. La verdad prohíbe la comunión con el error y el pecado. Efesios 5:11, “Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” (Véase también 2 Corintios 6:14-17).

F. Por lo tanto, hay que concluir que la verdad es tanto negativa como positiva y que no es cierto que se deba predicar solamente el amor y temas positivos.

IV Los que aman la verdad estudian para aprender la verdad

¿Estamos dispuestos a cambiar nuestra creencia si el estudio cuidadoso y objetivo de las Escrituras nos obliga a cambiarla?

¿Cómo llegamos a creer cierta doctrina? ¿Dejamos que las Escrituras nos enseñen o llegamos al estudio de las Escrituras con cierta creencia bien establecida en la mente? 2 Corintios 3:15, “Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos”.

¡Imagínese! Cada sábado se leía a Moisés, pero no entendían porque tenían un velo puesto sobre el corazón. ¿Qué era el velo? Era su concepto del Mesías y su reino. Tenían sus propias ideas, ideas preconcebidas, y aunque oían la misma palabra de Dios no la entendían. Así también millones de personas leen la misma palabra de Dios, la Biblia, pero no la entienden porque tienen velo puesto sobre el corazón. Pueden leer algún texto docenas de veces y no lo entienden.

Isaías 66:2, “miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra“ ¿Temblamos a su palabra si no dejamos que su palabra cambie nuestras creencias? ¿No quiere decir este texto que debemos estar dispuestos a cambiar nuestras creencias si la Biblia no las enseña?

El prejuicio significa que habiendo conectado cierta interpretación con cierto término o palabra, entonces siempre que se vea ese término o palabra, tendrá esa preconcebida interpretación pegada. De esa manera lo que Dios dice en la Biblia no llega a la mente de la persona. Uno puede saber el versículo de memoria y citarlo cada semana o cada día, pero no le ayuda porque hay bloqueo en cuanto a su verdadero significado.

A. Hechos 17:11, “Y éstos (los de Berea) eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

B. Juan 8:32, “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

C. Proverbios 23:23, “Compra la verdad, y no la vendas”. ¿Cómo? Es necesario oír la palabra, leer la Biblia, estudiar diligentemente para aprenderla.

D. Dios quiere y requiere que todos aprendan la verdad. Por eso, la verdad se puede aprender. Dios no oculta sino “revela” la verdad. La Biblia es la verdad, la voluntad de Dios. Dios quiere salvarnos. El promete salvación a los que la aceptan y condenación a los que la rechazan. ¿Cómo nos daría una revelación que no se pudiera entender cuando está en juego la salvación del alma? 1 Timoteo 2:4, “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”. Mateo 11:28, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”. Hebreos 10:26, “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados”. Por eso, es posible que el hombre aprenda la verdad. Todos serán enseñados de Dios. Juan 6:44, “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero. 45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí”.

E. Hacer discípulos implica que los oyentes pueden aprender la verdad. Mateo 28:19, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”.

F. El prejuicio evita que muchos aprendan la verdad. Esta palabra significa “prejuzgar”, juzgar antes de investigar. Dice el diccionario Larousse: “Juicio u opinión sobre algo antes de tener verdadero conocimiento de ello”. El prejuicio no permite que la Biblia enseñe lo que enseña. No es difícil interpretar la Biblia de una manera que evite la aceptación de lo que enseña. Si uno ya está resuelto que la Biblia enseña cierta doctrina, encontrará esa doctrina en muchos textos. Si alguien está resuelto que la Biblia no enseña cierta doctrina o práctica, entonces para esa persona no lo hará. Tal persona no permitirá que la Biblia enseñe lo que Dios quiere enseñar.

V. Los que aman la verdad creen en la verdad.

A. Los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan fueron escritos para producir fe en Cristo y la verdad.

Juan 20:30, “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”.

B. Los que aman la verdad la reciben como la palabra de Dios. 1 Tesalonicenses 2:13, “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes”.

C. Todo el capítulo 11 de Hebreos habla de la necesidad de la fe. Hebreos 11:1, “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve 6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan”.

D. Es necesario creer que Cristo es el Hijo de Dios antes de bautizarse. Hechos 8:36, dijo el etíope al evangelista Felipe, “Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios”. Romanos 10:10, “Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. Marcos 16:16, “El que crea y sea bautizado será salvo”.

VII. Los que aman la verdad obedecen a la verdad.

A. Obedecer para purificar el alma. 1 Pedro 1:22, “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”.

B. Los cristianos deben seguir obedeciendo a la verdad. Gálatas 5:7, “Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad?”

C. Habrá ira y enojo para los que no obedecen a la verdad. Romanos 2:8, “pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia”.

D. No basta con decir “Señor, Señor”. Mateo 7:21, “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.

E. No ser solamente oidores, sino hacedores de la palabra. Santiago 1:22, “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. 23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. 24 Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. 25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”.

F. Andar conforme a la verdad. 3 Juan 4, “No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad”.Efesios 4:15, “siguiendo la verdad en amor”. Los que no andan conforme a la verdad del evangelio deben ser reclamados. Gálatas 2:14; 4:16, “¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?”

VIII. Los que aman la verdad enseñan y defienden la verdad.

A. Jesús y los apóstoles predicaron y enseñaron la verdad. 2 Tesalonicenses 3:1, “Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada”.

B. Defender la verdad. Judas 3, “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos”.

C. Es necesario combatir unánimes por la fe del evangelio. Filipenses 1:17, “sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio 27 Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio, 28 y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salvación; y esto de Dios”.

D. Estar preparados para dar defensa. 1 Pedro 3:15, “sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, {3.14-15:-Is. 8. 12-13.} y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”.

E. No detener la verdad con injusticia. Romanos 1:18, “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad”.

F. La iglesia apoya la verdad. 1 Timoteo 3:15, “para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad”. La iglesia no es la fuente de la verdad, sino el apoyo de ella.

Resumen y conclusión.

A. La verdad es la realidad, lo que existe (Hebreos 11:6). Cristo es la verdad, la palabra de Dios es la verdad, el evangelio es la verdad, la doctrina de Cristo es la verdad, el Nuevo Testamento es la verdad. No hay substituto para la verdad. No hay otra cosa “tan buena” como la verdad. Las leyes y tradiciones de las iglesias humanas no sirven porque no nos hacen libres del pecado. No pueden hacer lo que la verdad hace.

B. La verdad no es subjetiva sino objetiva; es decir, la verdad no es “lo que cada quien crea”, sino lo que la Biblia enseña. La verdad no es relativa, sino absoluta. La Biblia enseña verdades absolutas, innegables, irrefutables: p. ej., Cristo no es “un Dios” como dicen los testigos del Atalaya, sino verdadero Dios, Todopoderoso, omnisciente, etc.; hay solamente una iglesia, etc.

C. La verdad no es solamente positiva, sino también negativa, pues condena todo pecado y corrige todo error. Muchos hablan de solamente “predicar a Cristo”, pero no predican a Cristo como lo hicieron los apóstoles. Es imposible ser “bíblico sin ser polémico”.

D. Los que aman la verdad tienen la mente abierta (Hechos 17:11), para aprender todo el consejo de Dios (Hechos 20:20, 27). Los tales son vencedores de todo aspecto del prejuicio, el enemigo número uno de la verdad. Los que aman la verdad tiemblan a la palabra de Dios (Isaías 66:2).

E. Los que aman la verdad rechazan toda mentira, todo error, toda tradición humana y creen en la verdad, porque “con el corazón se cree para justicia” (Romanos 10:10).

F. Los que aman la verdad obedecen a la verdad. Aprenden el evangelio, creen el evangelio y obedecen al evangelio. Aman a Dios de todo el corazón, se arrepienten de sus pecados, confiesan su fe en Cristo como el Hijo de Dios (que El es Dios el Hijo) y se bautizan para perdón de los pecados. Hechos 2:38, “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Y siguen obedeciendo a la verdad (Gálatas 5:7), aunque la verdad les exhorte, reprenda y corrija. Gálatas 4:16, “¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?”

G. Los que aman la verdad enseñan y defienden la verdad, porque la verdad es preciosa. Proverbios 23:23, “Compra la verdad, y no la vendas”; es decir, aprenda y acepte la verdad cueste lo que cueste y nunca perderla, no extraviarse de la verdad, Santiago 5:19.

Fuente:

Extraído y adaptado de: Watchman Magazine,1º de Agosto de 1999, por Partain, Wayne http://watchmanmag.com/1999/08/01/escudrinad-las-escrituras-amar-la-verdad/

miércoles, 15 de marzo de 2017

marzo 15, 2017

Los 144,000 sellados

En Apocalipsis 7,9-14, Juan vio un gran avivamiento mundial que comienza alrededor del mundo (durante la Tribulación). Juan escribió: “Y oí el número de los que fueron sellados. Ciento cuarenta y cuatro mil de todas las tribus de los hijos de Israel fueron sellados” (Apocalipsis 7:04).

Estos 144,00 son Judíos, verdaderos testigos de Dios y serán salvos durante la Tribulación. Van a ir por todo el mundo y traerán una “gran multitud”, como se menciona en el versículo 9 de la salvación en Cristo a causa de su testimonio. Durante la Tribulación, habrá tanto temor, que muchos de los que no quisieron escuchar a los creyentes antes del Rapto, tendrán mucho deseo de escuchar la verdadera palabra de Dios, muchos aceptaran la verdad, atendiendo el mensaje de los evangelistas judíos.

Apocalipsis 7: 1,3 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

Apocalipsis 7:4 Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.

Apocalipsis 7: 5,8

Tribu y el número de sellados.
Judá 12000
Rubén 12000
Gad 12000
Aser 12000
Neftalí 12000
Manasés 12000
Simeón 12000
Leví 12000
Isacar 12000
Zabulón 12000
Jose 12000
Benjamín 12000
Total 144000

Los 144,000 judíos son una clase de “primicias” (Apocalipsis 14:4) del Israel redimido, lo cual ha sido previamente profetizado (Zacarías 12:10; Romanos 11:25-27), y su misión es evangelizar al mundo y proclamar el evangelio durante el período de la Tribulación. Como resultado de su ministerio, millones vendrán a la fe en Cristo. “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos.” (Apocalipsis 7:9).

Fuente: tiemposprofeticos.org

lunes, 5 de diciembre de 2016

diciembre 05, 2016

¿Quién es la mujer de Apocalipsis 12?

En Apocalipsis 12, Juan ve una visión de una mujer “vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas” (Apocalipsis 12: 1). Fíjase en el parecido de hay entre esta descripción y la descripción que José dio a su padre Jacob (Israel), (Génesis 37: 9-11). Las doce estrellas se refieren a las doce tribus de Israel. Así que la mujer en Apocalipsis 12 es Israel.

Otras pruebas que apoyan esta interpretación es que en Apocalipsis 12: 2-5 habla de que la mujer estando encinta y da a luz. Sabemos que María dio a luz a Jesús, también es cierto que Jesús, es hijo de David, de la tribu de Judá, vino de Israel. En cierto sentido, Israel dio a luz a Jesús. El versículo 5 dice que el hijo de la mujer era “un hijo varón, que ha de regir a todas las naciones con vara de hierro; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.” Claramente, esto está describiendo a Jesús. Jesús ascendió al cielo (Hechos 1: 9-11) y un día establecerá Su reino en la tierra (Apocalipsis 20: 4-6), y él las regirá con juicio perfecto (la “vara de hierro”; Salmo 2: 7-9).

Apocalipsis 12: 6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Los 1260 días se refiere al tiempo futuro llamado la Gran Tribulación. Mil doscientos, sesenta días es 42 meses (de 30 días cada uno), que es lo mismo que 3 1/2 años. A mitad del período de tribulación, la bestia (el Anticristo) establecerá una imagen de sí mismo en el templo que se construirá en Jerusalén. Esta es la abominación desoladora que habló Jesús en Mateo 24:15 y Marcos 13:14.Cuando la Bestia hace esto, él rompe el pacto de paz que había hecho con Israel, y la nación tiene que huir por la seguridad, posiblemente a Petra (véase también Mateo 24;Daniel 9:27). Este escape de los Judíos se representa como la mujer huyendo al desierto.

Apocalipsis 12: 12-17 habla de cómo el diablo va a hacer la guerra contra Israel, tratando de destruirla (Satanás sabe que su tiempo es corto, relativamente hablando, ver Apocalipsis 20: 1-3, 10).También revela que Dios protegerá a Israel en el desierto. Apocalipsis 12:14 dice que Israel será protegido del diablo por “un tiempo, tiempos y medio tiempo (” un tiempo “= 1 año;” tiempos “= 2 años;” medio tiempo “= medio año; En otras palabras, 3 1/2 años).

Fuente: tiemposprofeticos.org

domingo, 6 de noviembre de 2016

noviembre 06, 2016

Especialistas Teológicos aseguran que Obama sería designado Rey de América

Se conoce que la Iglesia Bautista del Sur en su plenitud, ha prohibido de manera sutil que se mencione en sus comentarios, pasajes de la Biblia que serian factibles a ofender a personas de otros credos. Obviando a las escrituras que dicen:

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Timoteo 2:5).

Estados Unidos ha olvidado su capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo. Ya no tienen verguenza en publicitar con sus niños constantemente en reclames de radio, TV e Internet basados en pro- alcohol y pro-cigarrillos.

Su sociedad está convulsionada de sexo y locura, adoran a Hollywood y su fabrica de contenido demoníaco. Si Dios se manifestara en algunas iglesias, no lo reconocerían y casi ninguno querría que estuviera allí.

Se vive en una generación maléfica que ha llenado la copa de la ira e indignación de Dios.Es por eso que Él les ha dado el rey que merecen, les dio a Barack Hussein Obama EE.UU y su presidente número 44, sacrifica niños a Baal atraves de Planned Parenthood – PRO-ABORTO-

En el OBAMA CARE el aborto es ya un derecho que pagan los contribuyentes, esto significa que hizo complices a los ciudadanos norteamericanos del asesinato de criaturas inocentes, y que la sangre de ellos está sobre toda la comunidad. A esto hay que sumarle la aprobacion del matrimonio entre homosexuales (que glorifican las perversiones sexuales) Declaró a junio, como el Mes del Orgullo Norteamericano de los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros. En sí, lo convirtió en una ordenanza nacional. Tal es asi que la revista Newsweek lo consideró el “Primer presidente gay” debido a estos movimientos extraños.

Obama es musulmán de origen, pero afirma que se convirtió a “cristiano” para ganar adeptos, manipulación y demagogia pura.

Barack Obama es contrario abiertamente a todas las cosas que Dios detesta, y se siente orgulloso por tal cosa.

No se trataba de depositar una papeleta, sino que las personas votaron con su corazón, con sus pasiones y con la visión nacional de lo que será Estados Unidos en los próximos cuatro años.  Con su acción confirmaron que comparten las pasiones de Barack Hussein Obama.  De que están en favor del aborto y la lista continúa…

Es por eso que estudios en teología insisten en que Obama es la personificación del espíritu del Anticristo. El se ríe del Dios de la Palabra resaltando su amor al islam, sin embargo las multitudes lo aclaman a viva voz.

Estados Unidos demostro a Dios abiertamente que ya no desean seguir sus caminos, ni someterse a sus mandamientos, y Él les entregará un REY que los gobierne para que satisfagan ese deseo. Dios les ha dado una mente reprobada. Escrito está:

    “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican” (Romanos 1:28-32).

Fuente: Radio Iglesia

sábado, 7 de mayo de 2016

mayo 07, 2016

Días de Noé: más de 200 personas cambiaron de sexo en Argentina

Lo nombraron Juan Carlos, y la mayor parte de su vida fue sólo tristeza, no solo porque era maltratado por sus progenitores, sino porque a los 12 años fue diagnosticado con pseudohermafroditismo femenino masculinizante. De grande se operó y en su documento escribieron Juana Luffi. Era 1997 y fue la primera cirugía por la que un varón se convirtió en mujer por un fallo judicial. Su vida quedó plasmada en un libro: “Juan/A.: La angustia de vivir en un cuerpo equivocado”. Luego hubo otros pocos fallos para conceder autorización a operaciones de cambio de sexo. Todo revolucionó en 2012, cuando se se sancionó la Ley de Identidad de Género. En sólo cuatro años se operaron 200 personas y otras 250 están en lista de espera para hacerlo.

Además, 10.200 personas pudieron cambiar su identidad y dejar ese deseo plasmado en el documento. Destacada por la Organización Mundial de la Salud por ser un caso líder “en la reivindicación de los derechos de la comunidad transexual”, la ley contempla la posibilidad de seguir tratamientos hormonales y someterse a una cirugía para adecuar el cuerpo a la identidad autopercibida. Todo reconocido en el Plan Médico Obligatorio (PMO) y gratuito.

El Gutiérrez de La Plata es el hospital líder en esta materia, y César Fidalgo, el especialista que más cirugías ha realizado en el país. Por allí ya han pasado 180 personas (ocho de cada diez se operan para ser mujeres) y 230 están en lista de espera. El procedimiento es gratuito y eso explica la explosión de la demanda. Es que en el ámbito privado, una prótesis peneana –por ejemplo- cuesta hasta 10 mil dólares. En se hacen, en promedio, cuatro operaciones por mes, mientras que antes del 2012 se hacían sólo cuatro por año. Lo que ocurría entonces es que la única manera de acceder a una cirugía era a través de la justicia, para lo que se necesitaba dinero y paciencia ya que el pedido podía demorar hasta diez años, según informa el portal El Clarín.

Según cuenta Fidalgo a Clarín, antes de la ley los pacientes iban de los 35 a los 45 años a consultar para pasar por el quirófano. Ahora son mucho más jóvenes que deciden cambiarse de sexo. La demanda comienza a los 18. La operación para transformar los genitales de varón a femeninos dura de cinco a siete horas. A la inversa es más complejo, y demanda al menos tres intervenciones.

Los pacientes llegan al hospital platense de todo el país. Y claro, no se cambia de sexo de un día para el otro. “Se requiere entrevistas previas, tratamientos hormonales y luego de un período de un año, se llega al quirófano”, detalla Fidalgo. Su equipo está formado por seis urólogos, un cirujano plástico y otro general, un psicólogo, una ginecóloga endocrinóloga y una fonoaudióloga.

En Santa Fé hay dos hospitales que hacen estas operaciones, el Iturraspe y el Eva Perón. En ellos se han operado 20 personas y otras 20 están en lista de espera.

    “Estamos trabajando fuertemente para que estos derechos se sigan cumpliendo”, dice a Clarín Esteban Paulón, subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia y vicepresidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans. Y lo dice porque a veces se complica, faltan insumos.

La Ley de Identidad de Género para el cambio de sexo llegó de la mano de otra ley de avanzada, como fue la del matrimonio igualitario, sancionada en julio de 2010, que permitió el casamiento de más de 13.000 parejas.

Fuente: tiemposprofeticos.org