Radio Milagro: Marruecos

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta Marruecos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Marruecos. Mostrar todas las entradas
septiembre 14, 2019

Treinta años de cárcel a ex sacerdote Arthur Perrault por abuso sexual a monaguillo en Nuevo México

De acuerdo con documentos presentados ante la corte de Nuevo México, las autoridades sospechan que existen múltiples víctimas, pero el caso contra Arthur Perrault, de 81 años de edad, se concentró en el abuso sexual de un niño de 11 años que le asistía como monaguillo.

La evidencia estableció que, en la década de los años 90, Perrault huyó de Nuevo México a Marruecos, luego de enterarse que algunas de sus víctimas tenían la intención de revelar que habían sido abusados sexualmente por él.

Fuente: EFE Noticias.



julio 16, 2017

Condenan a muerte a un marroquí por el asesinato y descuartizamiento de una pareja judía

El Tribunal de Apelación de Marruecos sentenció a la pena de muerte a un hombre que fue condenado por el asesinato de una pareja judía, en julio del año pasado, en Casablanca.

La corte condenó a muerte a Mustapha Rerhay, de 51 años, por el asesinato de Sam Toledano y Vicky Chetrit, un destacado matrimonio de la comunidad judía local.

El homicida, que trabajaba como jardinero de la pareja de ancianos, los asesinó, los descuartizó y escondió sus restos en varias bolsas que abandonó en varios lugares de Casablanca.

Rerhay fue detenido rápidamente tras el asesinato y confesó el crimen, indicando que lo había perpetrado porque estaba pasando dificultades financieras y que estaba por ser desalojado de su apartamento.

La policía empleó luz ultravioleta para encontrar los rastros de sangre que el asesino intentó limpiar. El jardinero fue identificado prontamente como el primer sospechoso. La policía recuperó los restos de la pareja dentro de las veinticuatro horas del arresto.

Al parecer, el móvil del crimen fue el robo de las joyas y otras posesiones que tenían los ancianos. Tras el asesinato, el jardinero vendió a dos joyeros todas las alhajas que halló en poder de la pareja.

Los dos joyeros que se las compraron también fueron procesados por la justicia, uno de ellos condenado a un año de cárcel; mientras que el otro fue absuelto.

La esposa del jardinero fue condenada a dos años de cárcel por no denunciar el crimen.

La pena de muerte rige según el Código Penal de Marruecos para crímenes que desatan gran conmoción social (como terrorismo y pedofilia principalmente). Sin embargo, en los hechos, existe desde 1994 una moratoria de facto sobre las ejecuciones.

Fuente. aurora-israel.co.il
junio 22, 2017

Pastora brasileña: Brasil tiene una maldición por contradecir la biblia y votar en la UNESCO en contra de Israel

Desde que el presidente asumió el cargo en abril de 2016, varias medidas han sido tomadas por su gobierno que se distanció de la política practicada en los 13 años que teníamos del Partido de los Trabajadores sobre la  alimentación del país.

Sin embargo, la postura en contra del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel no ha disminuido. En la última votación en las Naciones Unidas, la opción fue estar de lado  con los países musulmanes que utilizan la UNESCO, para aprobar una resolución y negar la  conexión histórica del sitio del sagrado templo con Israel . Esto fue presentada por los países árabes que apoyan la causa palestina, entre ellos Egipto, Marruecos, Argelia, Líbano, Omán, Qatar y Sudán.

La resolución adoptada en octubre de 2016, se asocia sólo  a nombres musulmanes a los lugares sagrados de la ciudad vieja. Veinticuatro países miembros firmaron el documento, incluyendo Brasil. La decisión de Brasil fue  votar a favor de la resolución, incluso teniendo en cuenta el texto “inapropiada”.

La pastora Jane Silva, presidenta de la comunidad internacional de Brasil e Israel pide la movilización de los cristianos brasileños en la oración. dice que Brasil va a votar de nuevo en contra de Israel, algo que trae una maldición sobre el país. Citando Génesis 12:3, recuerda que la promesa de Dios sigue siendo válida.

“Lo que me preocupa es como conocer y practicar la Palabra de Dios, es que Brasil va en contra de la Sagrada Escritura”, subraya. En una carta abierta, difundida esta semana, dice que si Brasil se une a los musulmanes para negar la existencia del templo, está negando todo el Evangelio. “¿Si no había un templo judío en el sitio, como Jesús visitó y predicó en él?”, Se preguntó.

Para Jane es sorprendente que Brasil,  uno de los países que más cristianos tiene en el mundo desde el 2012, vote en contra de lo que está escrito en la Biblia.

Fuente: shalomjerusalen.com
mayo 30, 2016

Cristianos de Marruecos bajo acoso

Pastor evangélico salvadoreño expulsado de Marruecos tras haberse convertido de la fe musulmana al cristianismo

“¿Es usted espía o misionero?”. Gilberto Orellana tiene aún grabada la pregunta del comisario de policía de Tetuán que le interrogó largo y tendido hace una década. El jefe guardó las formas, pero algunos de sus subordinados le insultaron y le amenazaron al tiempo que le gritaban: “¡Dinos qué es lo que haces en Marruecos!”. Le levantaron la mano, pero nunca le pegaron.

Tras años de estancia en la capital del antiguo protectorado español, Orellana había sido descubierto.

Este salvadoreño que ejercía como profesor de música en el conservatorio de Tetuán era también pastor evangélico que se esforzaba, con mucha discreción, en convertir a colegas y alumnos.

Excepto una pequeña minoría judía de unas 3.500 almas, en Marruecos toda la población es, en teoría, musulmana. El Código Penal reconoce la libertad de culto, pero su artículo 220 también prevé entre seis meses y tres años de cárcel para todo aquel que intenta quebrar la fe musulmana, es decir, para los que hacen proselitismo.

“Algunos escolares no querían ni siquiera tocar la Biblia”, recuerda ahora Orellana en su piso de Málaga, donde se instaló con su familia en 1995.

“A veces dejaban de hablarme cuando les empezaba a dar cuenta de mi fe”, prosigue. Otros, en cambio, se adentraron por el camino propuesto por el pastor. “Hubo cinco bautismos en la bañera de mi casa y un sexto, el de una hermana algo gordita, en el mar”, afirma orgulloso.

Esa labor le valió una condena a un año de cárcel, aunque sólo pasó tres semanas en el presidio de Tetuán, hacinado en una celda con 16 traficantes de droga. La movilización internacional hizo que el juicio de apelación se celebrase rápidamente. Quedó absuelto y, tras pasar 72 horas en comisaría sin comer ni beber, fue expulsado a Ceuta. Los conversos marroquíes, a los que les habían caído ocho meses de cárcel, fueron también puestos en libertad por el tribunal de apelación tetuaní después de recitar la profesión de fe musulmana: “No hay más Dios que Alá y Mahoma es su Profeta”. Al hacerlo, las ovejas descarriadas volvían, al menos formalmente, al rebaño de la ortodoxia religiosa.

A estos dos discípulos de Orellana la policía marroquí les asestó unos cuantos golpes. Yussef, nombre supuesto, estudiante de Ciencias de Taourit, una pequeña ciudad situada no muy lejos de Melilla, tuvo una experiencia parecida hace tan sólo nueve meses después de haberse convertido siguiendo los programas de SAT 7, una televisión evangélica en lengua árabe con sede en Beirut.

En plena noche, unos gendarmes le sacaron a trompicones de la cama para interrogarle en el cuartelillo sobre su fe cristiana. Le propinaron algún que otro puntapié antes de soltarle.

“Le dije que en el Marruecos de hoy en día el ciudadano víctima de abusos dispone de cauces para tratar de hacer valer sus derechos, pero el chaval tenía exámenes y su prioridad era sacarlos y no dedicar tiempo a protestar por lo sucedido”. El que cuenta su conversación con Yussef es Alí, marroquí y pastor evangélico en el este del país. A condición de que su verdadero nombre y el de la ciudad donde ejerce no figure en este periódico, ha accedido a conversar con este corresponsal en un populoso café.

No ha sido fácil dar con Alí ni con sus correligionarios. Las iglesias marroquíes no figuran en la guía telefónica ni disponen de páginas web. Las iglesias católicas o protestantes, que gozan de un estatuto legal en Marruecos y que sólo pueden atender a fieles europeos y subsaharianos, apenas conocen a los conversos y no facilitan sus números. Una larga cadena de contactos permite localizarles. Cuando uno de ellos otorga su confianza al periodista toda la comunidad se abre.

“Lo que le pasó al pastor centroamericano e incluso al hermano Yussef es irrepetible en las grandes ciudades de Marruecos”, asevera Alí mientras bebe a sorbitos su café. “A los cristianos nos siguen convocando de vez en cuando a comisaría, a mi me citaron la última vez hace un par de meses, pero es para charlas en tono amistoso en las que intentan sonsacarnos cosas”, añade. “No hay golpes, ni amenazas, ni advertencias ni mucho menos cárcel como los hubo en tiempos de Hassan II”. “Sólo hay, digamos, exceso de celo en lugares pequeños”.

“El problema”, prosigue mientras mira de reojo buscando a algún hipotético soplón sentado cerca de nuestra mesa, “ya no son las autoridades” aunque en Massa, al sur del país, Jamaa Ait Bakrim fue condenado en 2003 a 15 años por proselitismo y destrucciones de propiedades públicas. “El problema son los familiares, los vecinos, la sociedad en su conjunto”, insiste. “El majzen [entorno del rey] quiere saber todo lo que hacemos, pero ya no quiere impedirlo siempre que seamos cautos”. “Le preocupa también nuestra seguridad, que no nos agredan unos fanáticos”.

Nacido en una familia numerosa de clase media-alta, Alí, que acaba de rebasar los 40 años, tuvo una crisis religiosa en su adolescencia. “El Dios del islam no me comprendía y con 16 años acabé declarándome ateo”, recuerda. “El islam, tal y como se interpreta actualmente, es una losa”. “Al entrar en la universidad un compañero me dejó la Biblia”. “Encontré a un Dios que me aceptaba como era para después cambiarme”. Se convirtió. Profundizó el conocimiento de su nueva religión a través de un curso por correspondencia. “Recibía cartas sin membretes de un país árabe, en teoría muy musulmán”.

“¿Sabe que, para mi entorno, es más aceptable que sea ateo que cristiano?”, señala el pastor, casado y padre de dos hijos. “Ser ateo es un error de juventud, ser cristiano es una traición”, asegura. “No sólo has rechazado el islam sino que te has pasado a la religión del colonizador francés”. “La gente se piensa que te has convertido porque así te será más fácil emigrar legalmente a Europa o vas a obtener a cambio algún provecho económico”. Un sondeo del instituto norteamericano PEW señala que el 61% de los marroquíes tienen una opinión negativa del cristianismo.

Radouan Benchekroun, presidente del Consejo de los Oulemas (sabios religiosos) de Casablanca, contribuye a fomentar este criterio: “Los evangélicos engañan a la gente, la atraen con dinero y con apoyo social”. “Propagan mentiras sobre el islam y los musulmanes”, añade. “Renegar su religión es el mayor pecado que pueda cometer un musulmán”, sentencia.

Por eso, a medida que Alí revelaba su nueva fe, fue perdiendo amigos. “No fue fácil”, rememora. “Les pedía que me juzgaran por mi comportamiento, no por mi elección religiosa”. “Algunos lo aceptaron e intentaron comprenderlo”. “Incluso entre mis 12 hermanos, tres se convirtieron”. En la familia de Alí, como en otras muchas, las primeras que dieron el paso fueron las mujeres.

“Ser cristianas es, para ellas, ser más libres y más iguales a los hombres”, explica Abdelhak, otro pastor evangélico que ha fundado un club de amigos supuestamente fanáticos de la informática tapadera para poder reunirse más fácilmente con sus fieles. Abdelhak no tuvo que convertirse porque, recalca sacando pecho, “tengo el privilegio de tener unos padres cristianos”. Optaron por el protestantismo justo después de la independencia, hace medio siglo.

Los domingos y los días de fiesta los cristianos se dan cita, para rezar, en casas particulares, generalmente la de su pastor. “Solemos ser entre 15 y 20 porque congregar a más gente llamaría la atención”, indica Alí. “Por eso en mi domicilio las entradas y las salidas son espaciadas”. “En el casco antiguo de la ciudad hay también un puñado de artesanos cristianos que, como trabajan el domingo, oran al Señor los viernes”.

Los conversos no frecuentan las iglesias oficiales porque quieren crear la suya propia, árabe o berebere, o porque hacerlo pondría en apuros a párrocos y pastores extranjeros, a los que Rabat podría acusar de proselitismo. En Navidad algunos, sin embargo, no se aguantan y franquean la puerta del templo. “La pareja de policías de guardia durante el culto ni se inmutó y el pastor, que me conoce, me miró sorprendido mientras me sentaba entre los fieles”, recuerda Abdelhak.

Lo peor para los cristianos, según coinciden todos los entrevistados, son el mes de ayuno del Ramadán y las fiestas musulmanas. “Aunque no comemos en plena calle durante Ramadán tampoco respetamos la abstinencia, ni celebramos el iftar [ruptura del ayuno], ni degollamos un cordero con motivo del Aid”, subraya Alí. “Es entonces cuando los vecinos te miran como un bicho raro y te sientes de verdad diferente”.

Al lado de los pocos pastores reconocidos por las autoridades están llegando a Marruecos estos últimos años otros muchos, como antaño Gilberto Orellana, cuya actividad declarada, muchas veces cooperante, esconde su empeño misionero. La mayoría son estadounidenses aunque en sus filas figuran también algunos latinoamericanos. “La Administración Bush les alienta y su Embajada en Rabat les brinda, incluso, un cierto amparo”, afirma un diplomático europeo acreditado en esa capital.

¿Cuántos son? La prensa estima en 500 a los nuevos pastores, con frecuencia formados en tres universidades evangélicas de Estados Unidos, y esparcidos por todo el país. La cifra no sorprende a las iglesias reconocidas. Su desembarco inquieta hasta el punto de que el Istiqlal (Independencia), la segunda fuerza parlamentaria, interpeló, en mayo en ambas cámaras, al ministro de Asuntos Religiosos, Ahmed Taoufik sobre “la ofensiva evangélica”. “El pueblo marroquí (…) exige medidas concretas para garantizar su seguridad espiritual”, insistía At Tajdid, órgano de los islamistas moderados.

Taoufik echó balones fuera en su respuesta aunque su predecesor sí envió una circular a los oulemas para que pusieran en guardia a la población. Por esas fechas el Ministerio del Interior expulsó también a un pastor surafricano, Dean Malan, de Marraquech. Pero aunque les incomoda el activismo evangélico, a las autoridades les resulta difícil ir más lejos. A Rabat acuden importantes delegaciones de las iglesias evangélicas de Estados Unidos que se entrevistan con ministros. “Se benefician de un trato de favor porque nuestro majzen no ahorra esfuerzos para agradar a Bush”, asegura el semanario independiente Le Journal.

Gran mayoría de evangélicos

En su intervención parlamentaria Abdelhamid Aouad, del partido nacionalista Istiqlal, evaluó en 40.000 a los marroquíes convertidos y advirtió de que el objetivo evangélico era lograr que en 15 años, el 10% de la población fuese cristiana.

La cifra es muy exagerada. Jean-Luc Blanc, presidente de la Iglesia Evangélica de Marruecos, la que goza de reconocimiento oficial, la rebaja a “una horquilla de entre 800 y 1.000″, de los que sólo 200 serían católicos. “Es verdad que el número aumenta”. “Casi tocan a un pastor por converso”, subraya.

Los más optimistas de los pastores evangélicos entrevistados calculan que sus fieles se elevan a 3.500, a los que hay que añadir otros 500 católicos, anglicanos, etcétera.

Blanc establece dos categorías de conversos: “Aquellos que intentan vincularse a iglesias tradicionales y que son gentes acomodadas, muchos de ellos profesores o pertenecientes a profesiones liberales”.

“Los fundamentalistas cristianos predican más bien entre las clases desfavorecidas y se aprovechan de su debilidad para convertirles”, prosigue poniendo de relieve sus discrepancias con los misioneros anglosajones con los que apenas mantiene contactos.

Este pastor francés, que recibe a periodistas marroquíes, les explica que ni él ni los demás pastores o sacerdotes extranjeros con estatuto oficial hacen proselitismo. “Respetamos la ley”, recalca.

Pese a su prudencia acaba, de vez en cuando, perdiendo la paciencia cuando le preguntan si el militantismo evangélico supone un peligro para Marruecos. “Mire”, contestó en una ocasión, “la gran pregunta consiste más bien en averiguar si la libertad religiosa es una amenaza para Marruecos”. Blanc no responde a su pregunta pero sí lo hace Alí, pastor marroquí. “Es una libertad básica, pero la presión islamista hace que el Estado no se atreva a consagrarla en las leyes”.

El Pais
abril 09, 2016

Alianza Evangélica Española promueve libertad religiosa en Marruecos

La AEE inició esta campaña con el fin de detener la expulsión injustificada de cristianos evangélicos en Marruecos, en una actuación calificada por esta institución como atentado contra los derechos humanos y contra la libertad religiosa.

Con el objetivo de promover la libertad religiosa, la Alianza Evangélica Española (AEE), lanzó una campaña de envío de e-mail para promover la libertad religiosa y los derechos humanos en Marruecos, dirigidos especialmente a su embajada en España.

La AEE, inició esta campaña con el fin de detener la expulsión injustificada de cristianos en Marruecos, en una actuación calificada por esta institución como atentado contra los derechos humanos y contra la libertad religiosa.

Recientemente en Marruecos, ocurrió la expulsión de 70 cristianos en los primeros días del mes de marzo, 26 de ellos de forma simultánea, obligando a cerrar el orfanato “Village of Hope” (Aldea de Esperanza) que llevaba 10 años funcionando. A pesar de  cumplir la legalidad vigente, en menos de siete de horas, todo el personal del orfanato tuvo que abandonar el país, quedando ahora estos niños en una situación de absoluta precariedad.

La AEE, dirigió este comunicado a la embajada de Marruecos y el Ministerio de Asuntos Exteriores español (las direcciones de email vienen en el propio documento, junto con el Comunicado).

Fuente: noticiacristiana.com
abril 05, 2016

Segunda parte de La Pasión de Cristo: “La Resurrección”

Los lugares donde se filmará la segunda parte de La Pasión serán en Marruecos, Israel y Europa. Está sabido que el rodaje empiece en julio y dure unas diez semanas. Con una inversión de 20 millones de dólares que proceden de Samuel Goldwin Films, sin embargo su estreno será posiblemente para 2011 en Semana Santa.

Para los que se deleitaron y lloraron con La Pasión de Cristo, muy pronto se filmará la segunda producción que narrará los años posteriores a la Resurrección de Jesucristo. La película tratará la expansión de la religión cristiana y la tentación por el poder y el dinero de los cuatro hombres que condenaron a Jesucristo: Poncio Pilatos, Herodes, Caifás y Judas.

“Estará basado en los relatos bíblicos y conocimientos históricos y tratará tanto de Jesús como de los personajes clave del periodo”, dijo Bill McKay quien será el productor de la película.

Los lugares donde se filmará la segunda parte de La Pasión serán en Marruecos, Israel y Europa. Está sabido que el rodaje empiece en julio y dure unas diez semanas. Con una inversión de 20 millones de dólares que proceden de, sin embargo su estreno será posiblemente para 2011 en Semana Santa.

En el 2004 la película La Pasión,, fue dirigida y producida por Mel Gibson quien recaudó más de 370 millones de dólares en Estados Unidos y unos 240 millones en el resto del mundo. Recuperando más de sus 30 millones de dólares en que se había invertido y por tal éxito el productor Bill McKay, quiere ver si le va bien a él también.

El cineasta Jonas McCord, es el encargado de rodar el filme, anteriormente este fue director de otra película relacionada con la figura de Jesucristo y protagonizada por Antonio Banderas, The Body (“El Cuerpo”), Dan Gordon es el guionista, autor de películas como Pasajero 57 o Huracán Carter.


Fuente: noticiacristiana.com
abril 02, 2016

EE.UU. frena la expulsión de cristianos norteamericanos en Marruecos

Ya no habrá más expulsiones en contra de los norteamericanos de lo contrario Marruecos perderá la ayuda monetaria de EE. UU, pero no así de otros cristianos evangélicos procedentes de otras naciones a quienes se les ha acusado de “proselitismo religioso” catalogado como un delito penal en Marruecos.

Una docena de cristianos norteamericanos residentes en Marruecos que habían recibido órdenes verbales de expulsión fueron notificados, por la policía a través de dos consulados de EE. UU. en Casablanca y Rabat, de que estas habían sido canceladas.

El frenazo del Ministerio del Interior de Marruecos, se debe, aparentemente, a la Administración de EE UU., en el Samuel Kaplan, embajador en Rabat, llamó al titular de Interior, Taieb Cherkaoui, para protestar y pedirle cita.

La Embajada de EE. UU., instó a sus ciudadanos a no acatar las órdenes transmitidas por la policía marroquí, enviándoles copias escritas de esas ordenanzas a los afectados ya que a los afectados le había dicho verbalmente que podían recurrirlas ante los tribunales.

La posición de la embajada norteamericana, se debe a la reciente reunión de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso de EE. UU., “Cuando los derechos de los estadounidenses sometidos a la jurisdicción de Marruecos están siendo manifiestamente violados, me decepciona que tanto el embajador Kaplan, como la secretaria -de Estado- Clinton hayan omitido defender públicamente los derechos de los ciudadanos de EE.UU.”, afirmó ante la comisión el representante republicano Frank Wolf.

Desde marzo más de un centenar de occidentales, en su mayoría evangélicos, se han visto obligados a abandonar Marruecos acusados de proselitismo.

Este frenazo aparentemente era la tercera oleada de expulsiones de cristianos del país acusados de “proselitismo” y de “quebrantar la fe del musulmán”, dos delitos penalizados en la Ley marroquí. Podrían ser juzgados por ello, pero las autoridades marroquíes han querido evitarlo sin embargo Rabat prefirió expulsarlos a partir del primer fin de semana de marzo, coincidiendo con la primera cumbre entre la Unión Europea y Marruecos que se celebró en Granada. Desde esa fecha un centenar de cristianos, la mitad de ellos norteamericanos- por ejemplo, la cúpula de la George Washington Academy, el colegio estadounidense de Casablanca.

“La celeridad y la brutalidad de esas expulsiones pone en tela de juicio la larga amistad y la cooperación mutua entre EE UU y Marruecos”, añadió Wolf quién pidió la suspensión de la ayuda norteamericana al desarrollo si Rabat no readmite a todos los que echó.

Por el momento el Ministerio del Interior de Marruecos sólo había reconocido 16 expulsiones, todas ellas del personal que administraba en el orfanato norteamericano de Aun Leuh. El comunicado de la Embajada marroquí da a entender que los sancionados son más numerosos. La reacción de firmeza de la Administración de EE UU contrasta con la flojera de la Unión Europea al no defender tampoco los derechos de estos cristianos a quienes se le ha violado su libertad religiosa.

F: El País
marzo 14, 2016

Marruecos expulsa a una profesora española cristiana por “proselitismo”

El gobernador del Sáhara remitió una orden de expulsión a la Embajada de España en Rabat. Según el texto, Sara Domene constituía “una grave amenaza para el orden público y su expulsión es una necesidad imperiosa para salvaguardar el orden público”.

“Al principio pensé que era una broma”, expresa la barcelonesa de 31 años Sara Domene, después que recibió la llamada de un funcionario español que ejerce funciones consulares en El Aaiún. Este la invitó a que se pasara por su despacho para leerle una orden de expulsión del gobernador del Sáhara remitida a la Embajada de España en Rabat. Según el texto, Domene constituía “una grave amenaza para el orden público y su expulsión es una necesidad imperiosa para salvaguardar el orden público”.

Pero detrás de esa “amenaza” se escondía una acusación de proselitismo, un delito en Marruecos. Domene es evangélica y desde 2007 daba clases de español en El Aaiún por cuenta de una ONG y con la ayuda de una Iglesia Evangélica de Sant Boi de Llobregat.

“Soy evangélica, pero soy filóloga, me he dedicado exclusivamente a dar clases de castellano con las que recaudábamos dinero para dos centros de discapacitados”, asegura Domene, vía telefónica al diario El País de España después de llegar a las Palmas.

Desde marzo unos 120 cristianos, en su mayoría occidentales, han sido obligados a abandonar Marruecos.

Una intervención de la Embajada de EE UU, logró frenar las expulsiones de sus ciudadanos, pero las de otros países, como España, aún continua.

El funcionario español que trasladó la orden a Domene, le ofreció “protección consular” para intentar evitar la sanción, precisan fuentes de Asuntos Exteriores. “No es verdad”, asegura ella. “No se me dio tampoco copia de la orden. Creo que la diplomacia española podría poner más empeño en defendernos”.

Domene, es la segunda española expulsada por Rabat, después de Francisco Patón, de 60 años, gerente de una empresa fotovoltaica en Rabat, que, según Exteriores, recurrió la medida en mayo ante los tribunales con la ayuda del Consulado de España pero su recurso fue desestimado.

Domene, fue convocada en la comisaría central de policía. “Allí me esperaban el comisario jefe y cinco agentes para comunicarme la orden. Me advirtieron de que disponía de 48 horas para largarme y que si no lo hacía habría represalias”, recuerda.

“Al principio hubo tensión porque les pregunté el porqué de la sanción y les dije que era injusta y arbitraria. Contestaron que no estaba allí para preguntar”. Después se echó a llorar “y los policías corrieron a buscar pañuelos y empezaron a dar explicaciones”. “Son órdenes de arriba que debemos cumplir”, se disculparon.

F: El País
marzo 13, 2016

Expulsan a una evangélica guatemalteca de Marruecos

Las autoridades argumentan que estos evangélicos han sido expulsados por hacer proselitismo y quebrantar la fe musulmana, un delito recogido en el código penal de ese país, pero a otros muchos no les han explicado la razón de su salida.

Silvia Cordón, una guatemalteca evangélica y profesora de español, fue deportada de Marruecos sin que autoridades de ese país de mayoría musulmana le dieran explicaciones, Cordón fue embarcada hacia Guatemala informó el diario español El País.

Según se conoce, el primer intento de deportación se hizo el sábado 8 de marzo recién pasado, cuando autoridades marroquíes quisieron expulsar a Cordón hacia España. Esto sucedió a las 3 horas, en Beni Enzar, localidad marroquí fronteriza con la ciudad española de Melilla.

Cordón, es una evangélica de 59 años, residente legal en Marruecos desde 1997. Desde el 2003 era profesora de español en un instituto de Tahala, en la provincia de Taza, noreste de Marruecos. Cordón viene ya a ser parte una de las decenas de cristianos expulsados desde el primer fin de semana de marzo de este año.

El País, reveló que el último fin de semana le tocó el turno a otra decena de cristianos. La mayoría son evangélicos y varios de ellos se vieron obligados a salir del país hacia España. Fueron guardias españoles quienes al chequear el pasaporte de la guatemalteca se percataron que decía “expulsada” y la llevaron ante autoridades marroquíes, para decirles que si deseaban expulsarla la debían enviar directo a Guatemala, su país de origen.

“La Policía vino el miércoles (5 de mayo) a buscarme a mi casa en Tahala, para decirme que debía irme de Marruecos. Me dieron 15 días para hacerlo, pero el jueves último se presentaron en el colegio para apurarme. Me eché a llorar. El sábado a las 10 de la noche salimos de mi domicilio con dos policías que viajaron conmigo en mi vehículo, rumbo a Melilla. Me dio tiempo de despedirme de mis alumnos y de mis vecinos. Lloramos mucho”, expresó.

Las autoridades argumentan que estos evangélicos han sido expulsados por hacer proselitismo y quebrantar la fe musulmana, un delito recogido en el código penal de ese país, pero a otros muchos no les han explicado la razón de su salida.

F: prensalibre.com
marzo 02, 2016

Expulsan a 70 cristianos de Marruecos en lo que va del mes

En sólo 12 dias han expulsado a 70 cristianos, muchos de ellos residentes de Marruecos, acusados de “evangelizar” y “abusar” de la libertad religiosa.

En tan sólo 12 días, han sido expulsados de Marruecos 70 cristianos, acusados por el gobierno por proselitismo, por intentar “evangelizar” y “abusar” de su tradición de tolerancia religiosa recibida hasta el momento.

Con anterioridad, Marruecos ya había expulsado a otros cristianos y misioneros pero de forma muy aislada un caso del otro, pero no había caso alguno en el cual fueran tantos los expulsados y menos en tan poco espacio de tiempo y generalmente eran cristianos procedentes de las iglesias evangélicas de Estados Unidos.

En esta oportunidad, los cristianos expulsados han sido de diferentes nacionalidades, organizaciones benéficas y diplomáticos occidentales. En este grupo de expulsados pueden encontrarse tanto estadounidenses como holandeses, británicos y neozelandeses.

Las últimas expulsiones que han afectado a los miembros de algunas organizaciones muy asentadas en el país magrebí hace parecer que éste ha asumido una nueva línea más dura.

Entre los expulsados se encuentran parejas que adoptaron a niños marroquíes y un grupo que había fundado una casa de acogida para niños en las montañas del Atlas Medio.

Según el Gobierno, los vecinos de ese lugar habían denunciado que los extranjeros estaban reclutando menores y aprovechándose de la pobreza de la población local para cambiar su fe musulmana. “Cambiaron su conducta para empezar a hacer actividades misioneras con los niños”, dijo el ministro de Comunicaciones marroquí, Jalid Naciri, en declaraciones a Reuters. “Esta decisión no va en contra de una religión u otra. Marruecos es, y seguirá siendo, abierto y tolerante”, aseguró.

Los gobiernos occidentales manifestaron malestar ante las expulsiones y dijeron que los expulsados deberían haber tenido la oportunidad de defender sus actividades ante un tribunal. El embajador de Estados Unidos en Rabat, Samuel Kaplan, manifestó en un comunicado que su país estaba “consternado” por “la reciente expulsión por parte del Gobierno marroquí de varios extranjeros, incluidos numerosos estadounidenses, que había estado residiendo legalmente en Marruecos”.

De la misma manera, se pronunció el ministro de Asuntos Exteriores holandés, Maxime Verhagen, destacando: “No estamos hablando de personas que pasaran unas semanas en Marruecos para repartir biblias. Afecta a personas que han estado cuidando de niños tranquilamente durante 10 años”, eran residentes continuos del país y no turistas pasajeros.

Fuente: europapress.es
febrero 07, 2016

Expulsan a misionero norteamericano de Marruecos

El americano fue expulsado pues la ley marroquí no permite juicios relacionados con este tipo de delitos.

Un misionero de quien no se tiene datos de su identidad fue detenido en la provincia de Al Hauz, el cual pretendía predicar el credo evangélico y tener nuevos fieles entre un grupo de 14 marroquíes, los cuales la mayoría eran mujeres y niños.

Al querer realizar una reunión secreta, el servicio de seguridad tuvieron información, al registrar el lugar se dio a conocer que se encontró documentación proselitista como folletos y vídeos.

El americano fue expulsado pues la ley marroquí no permite juicios relacionados con este tipo de delitos, se permite el desarrollo de cultos de diferentes religiones pero el proselitismo, propaganda, materiales no son permitidas.

En marzo del año pasado, paso algo similar; fueron expulsadas cuatro evangélicas españolas y una alemana, detenidas en Casablanca acusadas de proselitismo.

Fuente: noticiacristiana.com