Radio Milagro: afligida

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta afligida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta afligida. Mostrar todas las entradas

sábado, 6 de julio de 2019

julio 06, 2019

A PESAR DE ASISTIR JUNTOS A LA IGLESIA

En este mensaje tratamos el siguiente caso de una mujer que “descargó su conciencia” de manera anónima en nuestro sitio www.conciencia.net, autorizándonos a que la citáramos:

“Tengo veintinueve años y un hogar por el cual he luchado mucho pese a las dificultades. Hace aproximadamente un año y dos meses conocimos a Cristo como nuestro Salvador personal, y ha sido de gran bendición para mi hogar. Mi esposo ha cambiado mucho de manera positiva, pero aún hay veces que pierde el control y suele ser ofensivo de palabra, a pesar de que estamos yendo juntos a la iglesia y de que él se expresa de una manera muy bonita hacia Dios. Esto me confunde y me hace sentir afligida”.

Este es el consejo que le dio mi esposa:

Estimada amiga:

¡La felicitamos por la sabia decisión que tomó de aceptar a Cristo y de seguirlo! Nos alegra que haya habido esos cambios positivos en su hogar…

Cuando usted le pidió a Dios que le perdonara sus pecados, Él pudo hacerlo porque su único Hijo, Jesucristo, pagó el castigo por esos pecados cuando murió en la cruz. Usted sólo tuvo que pedirle a Dios el Padre que la perdonara, y el perdón que recibió como resultado fue instantáneo. No tuvo que esforzarse para recibirlo ni tuvo que merecerlo. Dios la perdonó, y usted llegó a ser como una nueva persona. El apóstol Pablo enseñó que, cuando seguimos a Cristo, lo viejo queda en el pasado y llega lo nuevo.  A eso se le llama salvación.
Consejo Bíblico

Sin embargo, después de ser salvos, de ser nuevas personas y de ser perdonados por completo, tenemos que seguir viviendo. Y cada día que vivimos afrontamos más pruebas y tentaciones, y más oportunidades de pecar. Los desafíos no desaparecen sólo porque hemos aceptado a Cristo. De ahí que su esposo siga luchando con el problema de perder los estribos, y es posible que usted siga luchando con sus propias tentaciones. Pero si usted se mantiene cerca de Dios mediante la oración y el estudio de la Biblia a diario, poco a poco llegará a ser más como Cristo y menos como era antes. Es un proceso que se llama santificación, y de ninguna manera es instantáneo.

Usted ha esperado que su esposo sea instantáneamente santo y que no vuelva a pecar, pero eso no se corresponde con la realidad. Tanto él como usted pecarán, y a diario ambos tendrán que pedirle a Dios que los perdone por las maneras en que le han fallado ese día. Cada vez deben afrontar menos tentación, y cada día debe ser más fácil resistir la tentación de pecar.

Muchas personas sostienen que la iglesia está llena de hipócritas debido a que aún hay evidencia de pecado en la vida de los seguidores de Cristo. Lo que no comprenden es que los que asisten a la iglesia no son perfectos, sino que participan activamente en un proceso que contribuirá a que sean más y más como Cristo. Siempre habrá algunos que son verdaderos hipócritas, pero la mayoría son apenas seres humanos que están siguiendo al Único que sí es perfecto.

Con eso termina lo que Linda, mi esposa, recomienda en este caso. El caso completo, que por falta de espacio no pudimos incluir en esta edición, puede leerse con sólo pulsar la pestaña en www.conciencia.net que dice: “Casos”, y luego buscar el Caso 547.

The post








miércoles, 12 de octubre de 2016

octubre 12, 2016

Independientes pero sin correo

Somos un país independiente sin el servicio mínimo del sistema tradicional de correos. ¿Cómo es tal cosa posible? Estamos aislados del mundo por la incapacidad de nuestro Gobierno debilitado, que pregona que no es corrupto mientras el Presidente se lava las manos como Poncio Pilatos y promete no involucrarse en la investigación dirigida hacia sus más cercanos colaboradores y familiares posiblemente manchados, mientras se rasga la vestidura al lado de su esposa afligida. ¿Cómo explicarle que no se juzga igual a un presidente que hace algo, que a quien mantiene la actividad nacional congelada? El pecado de omisión es grave. El sistema de correo no funciona porque según dicen los guardias malencarados en la central o sus agencias, todavía están esperando una decisión, que se pongan de acuerdo las autoridades sobre cómo van a operar, porque el servicio es ahora nuestra responsabilidad. Pero el presidente Jimmy Morales no tiene tiempo para atender dichos asuntos porque está ocupado encendiendo antorchas en el Obelisco, porque le gusta salir en la foto exhibiendo su eterno uniforme azul marino. ¿Qué le sucede? ¿Estará todavía en campaña? ¿No sabrá que su foto de cuerpo completo con la banda azul y blanco está a la vista en todas las oficinas públicas del país? Lo que los guatemaltecos queremos es acción, que los servicios funcionen, que mueva la nave, que tenga el control del timón. Alguien saludando desde la borda de un barco anclado no implica viaje ni movimiento.

El servicio de correo es un claro ejemplo de nuestro retraso consuetudinario, porque debido a la ineficacia e incapacidad de planeamiento y negociación del Gobierno, la empresa canadiense que cubría el servicio está por retirarse y nuestro Estado recuperará una función que antes era un verdadero infierno de burocracia y lentitud. Otra vez seremos dueños de un servicio atrasado e ineficaz, lo comprueba la inmovilidad actual. A los ciudadanos no debería de importarnos si el correo es privado o público, mientras funcione. Lo que se debe de garantizar es la existencia del servicio. Ahora el país recuperó el correo pero se congeló. ¿Cuál fue la gracia del cambio? ¿En qué nos beneficiamos?

Los servicios pueden ser públicos o privados, lo relevante es que funcionen. El actual gobierno tiene la obligación de asegurar que los ciudadanos podamos obtener los servicios básicos, sin dilación. Se tiene que tomar iniciativas para actuar con agilidad. Dejarnos esperando por semanas sin correo, con bodegas llenas de paquetes que esperan ser distribuidos, e impedirnos comunicarnos con el extranjero, es una evidencia de incapacidad operativa y se opone a la idea de la independencia. Estamos retrocediendo estancados. La falta de actividad no solo no nos ayuda a avanzar, sino es retroceso. La carga de trabajo que hace llorar a nuestro mandatario son los eventos sociales y conferencias de prensa para sacudirse los malos actos ajenos; pero de trabajo, nada. Feliz día de la Independencia, sin correo, aislados.

Fuente: Méndez Vides
http://elperiodico.com.gt/2016/09/15/opinion/independientes-pero-sin-correo/