Radio Milagro: agnósticos

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta agnósticos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta agnósticos. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de noviembre de 2018

noviembre 23, 2018

Sin fe es imposible agradar a Dios

Podemos conocer las cosas correctas acerca de Dios y en el sentido bíblico no necesariamente creer en Él. La calidad de fe que tenemos en Jesús es la que nos lleva a que nos comprometamos, apoyemos y confiemos completamente en Él. Esa fe es la que nos lleva a un cambio radical de actitud y estilo de vida.

Tal vez hasta nos sorprenda saber que los demonios y el diablo, no son ni ateos, ni agnósticos. El diablo y sus demonios creen en la existencia de Dios. Ellos creen en la deidad de Jesucristo. Ellos creen que la Biblia es la Palabra de Dios. Creen que Jesús viene otra vez.

Así que se podría decir, en un sentido muy limitado, que el diablo y sus demonios son ortodoxos en sus creencias. Son ortodoxa en el sentido de que creen las cosas correctas acerca de Dios. Pero es la fe de un diablo. El diablo nunca va a ser salvado o modificado de alguna manera. La Biblia es clara en cuanto a su origen, su agenda y su destrucción final. (1)

Verdadera fe en un mundo real.
En nuestra vida cotidiana con mucha frecuencia nos encontramos con personas que están pasando momentos difíciles y como demostración de nuestra empatía se nos hace fácil decirle confía y ten fe en Dios.

No obstante, a veces recibimos esas mismas palabras de otras personas cuando somos nosotros los que estamos en momentos de dificultad, y no consideramos estas palabras como el mismo Dios a través de alguién nos está hablando.

Si venimos a nuestro Padre Celestial, oramos y le entregamos nuestra dificultad, deberíamos tener la fe de que ya hemos hecho lo primero y más importante que hay que hacer en ese momento. Pero no, por lo general continuamos questionándonos por los resultados.

El momento de preocuparnos es cuando estamos viviendo en la desobediencia. No debemos preocuparnos por lo desconocido si estamos caminando en fe, creyendo y siguiendo a Dios.

Un simple y práctico patrón que debemos aplicar en nuestras vidas para desarrollar la fe que Dios requiere de nosotros, la fe que mueve montañas, puede ser:

1. Entregarnos por entero a Dios y poner nuestras dificultades en sus manos.
2. Reemplazar pensamientos negativos con las promesas de Dios.
“Me invocará, yo le responderé; Con él estaré en la angustia; Lo libraré y le glorificaré”. (Salmo 91:15)
3. Pedirle a Dios que nos conforte y llene nuestro corazón con entendimiento y paciencia. (2)
4. Esperar el favor de Dios en todas nuestras circunstancias. “Muchas son las aflicciones de los justos, pero el Señor lo libera de todas ellas”. – Salmo 34:19 (3).

El corazón de Dios se rompió cuando el pecado entró en la vida de Adán y Eva y se robó esa relación.

No obstante, cuando Dios abandonó a Su Hijo en la cruz, porque Jesús en ese momento llevo en su cuerpo todos nuestros pecados, y Dios no acepta pecado.

Dios estaba restaurando la oportunidad para nosotros para regresar a su maravilloso plan inicial, el cual es tener una comunión con Dios.

Desde entonces, podemos de nuevo a través de la fe en Jesús compartir nuestras vidas con Nuestro Padre Celestial y recibir sus bendiciones y complacerlo con nuestra confianza en Él, ya que así no los ha dicho en sus palabras: Hebreos 11:6 “ Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan”.

Fuente: sanandolatierra.org



miércoles, 12 de septiembre de 2018

septiembre 12, 2018

Sin fe es imposible agradar a Dios

Podemos conocer las cosas correctas acerca de Dios y en el sentido bíblico no necesariamente creer en Él. La calidad de fe que tenemos en Jesús es la que nos lleva a que nos comprometamos, apoyemos y confiemos completamente en Él. Esa fe es la que nos lleva a un cambio radical de actitud y estilo de vida.

Tal vez hasta nos sorprenda saber que los demonios y el diablo, no son ni ateos, ni agnósticos. El diablo y sus demonios creen en la existencia de Dios. Ellos creen en la deidad de Jesucristo. Ellos creen que la Biblia es la Palabra de Dios. Creen que Jesús viene otra vez.

Así que se podría decir, en un sentido muy limitado, que el diablo y sus demonios son ortodoxos en sus creencias. Son ortodoxa en el sentido de que creen las cosas correctas acerca de Dios. Pero es la fe de un diablo. El diablo nunca va a ser salvado o modificado de alguna manera. La Biblia es clara en cuanto a su origen, su agenda y su destrucción final. (1)

Verdadera fe en un mundo real.
En nuestra vida cotidiana con mucha frecuencia nos encontramos con personas que están pasando momentos difíciles y como demostración de nuestra empatía se nos hace fácil decirle confía y ten fe en Dios.

No obstante, a veces recibimos esas mismas palabras de otras personas cuando somos nosotros los que estamos en momentos de dificultad, y no consideramos estas palabras como el mismo Dios a través de alguién nos está hablando.

Si venimos a nuestro Padre Celestial, oramos y le entregamos nuestra dificultad, deberíamos tener la fe de que ya hemos hecho lo primero y más importante que hay que hacer en ese momento. Pero no, por lo general continuamos questionándonos por los resultados.

El momento de preocuparnos es cuando estamos viviendo en la desobediencia. No debemos preocuparnos por lo desconocido si estamos caminando en fe, creyendo y siguiendo a Dios.

Un simple y práctico patrón que debemos aplicar en nuestras vidas para desarrollar la fe que Dios requiere de nosotros, la fe que mueve montañas, puede ser:

1. Entregarnos por entero a Dios y poner nuestras dificultades en sus manos.
2. Reemplazar pensamientos negativos con las promesas de Dios.
“Me invocará, yo le responderé; Con él estaré en la angustia; Lo libraré y le glorificaré”. (Salmo 91:15)
3. Pedirle a Dios que nos conforte y llene nuestro corazón con entendimiento y paciencia. (2)
4. Esperar el favor de Dios en todas nuestras circunstancias. “Muchas son las aflicciones de los justos, pero el Señor lo libera de todas ellas”. – Salmo 34:19 (3).

El corazón de Dios se rompió cuando el pecado entró en la vida de Adán y Eva y se robó esa relación.

No obstante, cuando Dios abandonó a Su Hijo en la cruz, porque Jesús en ese momento llevo en su cuerpo todos nuestros pecados, y Dios no acepta pecado.

Dios estaba restaurando la oportunidad para nosotros para regresar a su maravilloso plan inicial, el cual es tener una comunión con Dios.

Desde entonces, podemos de nuevo a través de la fe en Jesús compartir nuestras vidas con Nuestro Padre Celestial y recibir sus bendiciones y complacerlo con nuestra confianza en Él, ya que así no los ha dicho en sus palabras: Hebreos 11:6 “ Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que El existe, y que es remunerador de los que le buscan”.

Fuente: sanandolatierra.org

miércoles, 23 de marzo de 2016

marzo 23, 2016

Pastor asegura que con “Cursos Alpha”, más de 16 millones ateos, agnósticos y creyentes “tibios” descubren a Cristo

El curso Alpha es un curso de 10 sesiones, como una introducción práctica de la fe cristiana pensado, sobre todo, para los agnósticos o los que no frecuentan la Iglesia. Hace poco más de una semana se realizó en Londres una Conferencia Internacional de los Cursos Alpha a la que asistieron más de 500 personas de los cinco continentes.

Nicky Gumbel, pastor de Holy Trinity Brompton, una iglesia anglicana del centro de Londres, creó hace más de 30 años, nuevo método de evangelización para atraer a los ateos, agnósticos y creyentes “tibios” que cada vez más aumentaban en número dentro de los límites de su iglesia.

El método se le conoce como: “Cursos Alpha”, por los que han pasado en todo el mundo más de 16 millones de personas, la mayoría de ellas ateas y agnósticas o, cuando menos, desapegadas radicalmente de lo religioso, según publica el portal Religión en Libertad.

El curso Alpha es un curso de 10 sesiones, como una introducción práctica de la fe cristiana pensado, sobre todo, para los agnósticos o los que no frecuentan la Iglesia. Hace poco más de una semana se realizó en Londres una Conferencia Internacional de los Cursos Alpha a la que asistieron más de 500 personas de los cinco continentes.

La razón de la conferencia fue revelarles a los líderes de las principales denominaciones cristianas este eficaz método de evangelización, que es común para todos los cristianos ya que tiene una base mínima que no provoca encontronazos doctrinales o teológicos.

Treinta obispos católicos, principalmente de Latinoamérica, asistieron a la conferencia aunque cabe destacar la presencia del obispo de Solsona, monseñor Xavier Novell, el prelado más joven de España, que fue acompañado por una treintena de seglares de su diócesis que tienen la intención de implementar los cursos Alpha a la secularizada Solsona.

El padre franciscano Rainero Cantalamessa, teólogo de prestigio y predicador de la Casa Pontifica, es uno de los baluartes de estos cursos de evangelización. “Nos falta un instrumento adecuado para hacer frente a esta nueva situación (descristianización). Debido a nuestro pasado estamos mejor preparados para ser ´pastores´ que ser ´pescadores´ de hombres, es decir, estamos mejor preparados para alimentar a la gente que ha permanecido fiel a la Iglesia que para atraer nuevas personas o ´pescar otra vez´ a aquellos que se han alejado. Esto pone de manifiesto que necesitamos una nueva evangelización que, a la vez que éste abierta a la plenitud de la verdad y de la vida cristiana, sea sencilla y básica”.

Cantalamessa, señala que “no se llama ´El Curso Alpha y Omega´, sino simplemente ´El Curso Alpha´, porque no intenta llevar a las personas desde el principio hasta el final en la fe, sino sólo ayudarles a familiarizarse con ella, alentando un encuentro personal con Jesús y dejando otros ámbitos de la Iglesia el desarrollo de esta nueva fe reavivada”.

De forma desenfadada, en casas, oficinas o iglesias, en pequeños grupos y compartiendo una cena, se tratan varios temas mientras el Espíritu Santo va haciendo su trabajo. Destacan los siguientes temas: El Cristianismo ¿Falso, aburrido, irrelevante?; ¿Por qué murió Jesús?; ¿Como puedo estar seguro de mi fe?; ¿Por qué y cómo debo leer la Biblia?; ¿Por qué y cómo rezar (orar)?; ¿Cómo nos guía Dios?; ¿Quién es el Espíritu Santo?; ¿Que hace el Espíritu Santo?; ¿Cómo puedo llenarme del Espíritu Santo?; ¿Cómo puedo aprovechar al máximo el resto de mi vida?; ¿Cómo puedo resistir la fuerza del mal?; ¿Por qué y cómo debo contar mi fe a otros?; ¿Es verdad que hoy en día Dios sana a los enfermos?; ¿Cuál es el papel de la Iglesia?

Más información: www.cursoalpha.es/index.html