Radio Milagro: bíblicas

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta bíblicas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bíblicas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de abril de 2019

abril 10, 2019

¿Iría al cielo si siendo cristiano me suicido?

Aunque la Biblia nos advierte sobre las actitudes y actividades de las que debemos alejarnos, ¿qué tan seriamente la mayoría de los cristianos siguen el consejo bíblico?

Las advertencias de Dios son para nuestro bien, e ignorar su guía y sus mandamientos nos abre a ser engañados. Para ayudarnos a mantener nuestros pies en el camino que conduce a la vida, a continuación, se incluyen 10 advertencias bíblicas que los seguidores de Cristo deben tomar más en serio.

1. Ten mucho cuidado de cómo vives

Con tantas voces y opiniones que bombardean nuestros pensamientos hoy, nosotros, los humanos, podemos desviarnos del camino sin siquiera darnos cuenta de la dirección hacia la que nos dirigimos. Efesios 5:15 advierte a: “Ten mucho cuidado, entonces, cómo vives, no como imprudente sino como sabio”.

Las decisiones diarias que tomamos se suman a toda la vida, por lo que, al tomar decisiones diarias, es bueno considerar cómo podemos recordar nuestras decisiones dentro de veinte años y cómo pueden afectar nuestra vida en general.

Romanos 12: 2 insta: “No te conformes con el patrón de este mundo, sino que te transformes con la renovación de tu mente. Entonces podrás probar y aprobar cuál es la voluntad de Dios: su buena, agradable y perfecta voluntad”.

Centrarse más en la verdad de Dios, en lugar de lo que el mundo dice que es verdad, renovará nuestras mentes, transformará nuestros pensamientos y nos guiará a seguir su voluntad para nuestras vidas.

2. Asegúrate de probar los espíritus

Muchas personas se apresuran a saltar a bordo de nuevas ideas y tendencias. Sin embargo, tenga en cuenta las siguientes palabras: “Queridos amigos, no crean en todos los espíritus, pero analicen a los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo”, (1 Juan 4: 1).

Entonces, ¿cómo probamos los espíritus? A menudo, nuestros propios sentimientos y comprensión pueden llevarnos por mal camino, como Proverbios 16:25 describe: “Hay una manera que parece ser correcta, pero al final conduce a la muerte”.

En cambio, las Escrituras nos urgen a “Confiar en el Señor con todo tu corazón y no apoyarte en tu propio entendimiento; en todos tus caminos sométete a Él, y Él enderezará tus caminos”, (Proverbios 3: 5, 6).

Volviendo a la palabra de Dios para ver lo que está escrito con respecto a una nueva idea o tendencia, es necesario orar y pedirle a Dios que nos revele la verdad, así podemos probar a los espíritus.

3. Deja ir las palabras vacías

¿Por qué son tan importantes las palabras? ¿Realmente importa lo que decimos?

Jesús explicó por qué importan, “Pero te digo que todos tendrán que rendir cuentas el día del juicio por cada palabra vacía que hayan hablado”, (Mateo 12:36).

Entonces, ¿qué es exactamente una palabra vacía? “No permitas que salgan de tu boca palabras insulsas, sino solo lo que es útil para edificar a los demás según sus necesidades, para que pueda beneficiar a los que escuchan” (Efesios 4:29).

Efesios 5: 4 continúa explicando con más detalle: “ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias”.

4. Poner a un lado la venganza

Como cristianos, ¿cómo manejamos el hecho de que nos mientan, nos maltraten, nos maltratan o nos engañen de cosas tales como promociones, posiciones o pertenencias que deberían haber sido nuestras?

¿Sometemos el mal a Dios y confiamos en Él para hacer las cosas bien?

La Escritura insta: “No digas: ‘¡Te pagaré por esto mal!’ Espera al Señor, y Él te vengará” (Proverbios 20:22).

Jesús es el último ejemplo de confiar en Dios, como se describe en 1 Pedro 2:23: “Cuando le lanzaron sus insultos a Él, Él no tomó represalias; cuando sufrió, no hizo amenazas. En cambio, se confió a Aquel que juzga con justicia”.

En el sufrimiento, podemos mirar a Cristo y seguir Sus pasos como nuestro ejemplo para caminar a través de él (1 Pedro 2:21).

Incluso si hemos hablado palabras vacías en el pasado, en el futuro podemos comprometernos a elegir nuestras palabras con cuidado. Como lo alienta Colosenses 4: 6, “deje que su conversación esté siempre llena de gracia, sazonada con sal, para que sepa cómo responder a todos”.

Como David, podemos confiar nuestras palabras a Dios. “Que estas palabras de mi boca y esta meditación de mi corazón sean agradables a tu vista, Señor, mi Roca y mi Redentor” (Salmo 19:14).

5. Usa tu poder influyente sabiamente

¿Alguna vez alguien te ha presentado o te ha presionado para que intentes ciertas actividades con el potencial de desviarte y alejarte de Dios?

Si es así, considere lo que “Jesús dijo a sus discípulos: ‘Las cosas que causan que las personas tropiecen, vendrán, pero ¡ay de cualquiera a través de quien vengan’” (Lucas 17: 1).

Al enfatizar la seriedad de desviar a otros, Jesús dijo: “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar”, (Mateo 18: 6).

Es importante para nosotros ser extremadamente cuidadosos en la forma en que influenciamos a otros, entendiendo la advertencia de Dios con respecto a desviar a otros. 1 Tesalonicenses 5:11 nos insta a alentarnos unos a otros y a construirnos unos a otros.

Del mismo modo, Hebreos 10:24 dice: “Y consideremos cómo podemos estimularnos unos a otros hacia el amor y las buenas obras”.

6. Di “No” a imitar el mal

En la sociedad actual, no es infrecuente ver a las personas adoptar la apariencia, los refranes y los comportamientos de las celebridades populares, los libros y las figuras de películas de personajes menos honorables: vestirse como ellos mismos, adoptar sus lemas como propios.

Tal vez solo parezca algo inofensivo y divertido, pero mire lo que 3 Juan 1:11 tiene que decir al respecto. “Querido amigo, no imites lo que es malo sino lo que es bueno. Cualquiera que hace lo que es bueno es de Dios. Cualquiera que hace lo que es malo no ha visto a Dios”, (3 Juan 1:11).

Aunque es fácil quedar atrapado en el encanto y la simpatía de los personajes inteligentes y rebeldes, las Escrituras nos advierten: “Rechaza todo tipo de mal” (1 Tesalonicenses 5:22).

Como lo indica 1 Pedro 2:21, cuando busque un modelo a seguir en la vida, siga el ejemplo de Jesús.

7. Mantén tus votos a Dios

Algunos cristianos pueden creer que, ya que vivimos bajo la gracia, no estamos obligados a cumplir nuestros votos a Dios porque ya estamos perdonados, Él lo entenderá, y eso no le importa realmente a Él.

Sin embargo, Deuteronomio 23:21 dice:  “Si haces un voto al Señor tu Dios, no tardes en pagarlo, porque el Señor tu Dios ciertamente te lo pedirá y serás culpable de pecado”.

Desde romper los votos matrimoniales hasta prometerle a Dios varias cosas en tiempos de crisis, muchas personas racionalizan no cumplir su palabra a él.

Números 30: 2 urge: “Cuando un hombre hace un voto al Señor o hace un juramento para obligarse a sí mismo con una promesa, no debe romper su palabra, sino que debe hacer todo lo que dijo”.

Dios es fiel y guarda su palabra para nosotros. Deuteronomio 7: 9 nos recuerda: “Reconoce, por lo tanto, que el Señor tu Dios es Dios; Él es el Dios fiel, guardando su pacto de amor a mil generaciones de aquellos que lo aman y guardan sus mandamientos”.

Cuando tengas la tentación de romper tu palabra a Dios, pídele que te ayude a ser fiel, ya que Él te es fiel.

8. Evita el pecado sexual

1 Corintios 6:18 advierte: “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca”.

Desafortunadamente, incluso los cristianos están atrapados viendo pornografía, participando en una sociedad de enganche y jugando con tentaciones adúlteras. Los sitios en línea y las aplicaciones telefónicas hacen que sea más fácil que nunca sentirse tentado y ofrecen infinitas oportunidades para perseguir el pecado sexual.

Sin embargo, 1 Tesalonicenses 4: 3 explica: “Es la voluntad de Dios que usted sea santificado; que debes evitar la inmoralidad sexual”.

Como la palabra de Dios alienta, “Por lo tanto, los exhorto, hermanos y hermanas, a la vista de la misericordia de Dios, a ofrecer sus cuerpos como un sacrificio vivo, santo y agradable a Dios; esta es su adoración verdadera y apropiada” (Romanos 12: 1).

Si luchas con el pecado sexual, pídele a Dios que te ayude a resistir tus tentaciones. Como 1 Corintios 10:13 asegura: “Ninguna tentación te ha superado, excepto lo que es común a la humanidad. Y Dios es fiel; Él no te dejará ser tentado más allá de lo que puedas soportar. Pero cuando seas tentado, Él también te proporcionará una salida para que puedas soportarlo”.

9. Niéguese a llamar bueno a lo malo

La Biblia advierte en Isaías 5:20, “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”.

Nuestra sociedad actual, incluye más y más iglesias en el proceso de llamar a las cosas buenas que Dios ha llamado mal. A medida que los gobiernos crean nuevas leyes e n la tierra, renombran y legalizan las prácticas pecaminosas, muchas son iglesias que se unen al cambiar las doctrinas para apoyar la cultura.

Efesios 5: 11-12 advierte: “No tengas compañerismo con los hechos infructuosos de la oscuridad, … Porque es vergonzoso incluso mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto”.

Al observar lo que dice la Biblia y buscar a Dios por sabiduría y comprensión, podemos resistirnos a decir lo que es malo y bueno, y en su lugar buscar una vida que sea “aceptable y agradable para él” (Filipenses 4:18), para que podamos producir buenos frutos y crecer en nuestro amor y conocimiento de nuestro Padre.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM





lunes, 11 de marzo de 2019

marzo 11, 2019

¿Cómo puede un Dios amoroso enviar a la gente al infierno?

Hay algunas doctrinas que vemos, pero no podemos ver a través de ellas. El creyente a menudo es llamado a sostener las verdades bíblicas en tensión. Debemos contentarnos simplemente con ver a través del cristal hasta que sepamos lo que se nos conoce (1 Co. 13:12). Hay varias doctrinas bíblicas en esta categoría. Orar en el Espíritu no es uno de ellas.

Orar en el Espíritu es una parte indispensable de la vida cristiana que, en ocasiones, ha generado “más calor que luz”. Es cierto que las opiniones varían sobre el significado exacto de orar en el Espíritu. Hay una variedad de afirmaciones teológicas acerca de cómo “lograr” la oración en el Espíritu como si la admonición fuera una habilidad para ser adquirida. No lo es. Es un regalo para ser recibido, una vida para ser vivida.

Las Escrituras son claras: orar en el Espíritu Santo es acercarse al trono de la gracia en humilde y devota intercesión y súplica completamente en los términos de Dios, no en los nuestros. O, como un autor cristiano más viejo lo dijo Jacob Gregory: “Ningún ser humano puede orar sin ayuda divina. La oración con ayuda divina es orar en el Espíritu”.

¿Qué dicen las Escrituras?

“Ningún humano puede orar sin la ayuda divina” parece ser un dicho demasiado simple. Queremos más. Queremos saber qué debemos hacer para fomentar la experiencia. Nuestra contribución a la obra del Espíritu Santo es tan absurda como suponer que orar en el Espíritu Santo es una experiencia de éxtasis para cultivar. Sin embargo, este fenómeno de “Dios puede hacerlo, pero debo ayudarlo” es un impulso de la humanidad equivocado. “Orar en el Espíritu” es en conjunto una actividad divina que uno se apropia a través de la fe en Jesucristo y en su obra final en la cruz. ¿Sencillo? Sí, e infinitamente glorioso.

Recuerdo la frase de Peggy Nunan de su libro, On Speaking Well: “La mayoría de las cosas importantes que alguna vez dirás o escucharás en tu vida están compuestas de palabras simples, buenas y sólidas. ‘Te amo. Se acabó. Es un niño. Vamos a ganar. Él está muerto”.

Orar en el Espíritu Santo es una doctrina simple, buena y sólida. Pero es simplemente increíble. Hay numerosos pasajes, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, sobre las oraciones hechas en el poder del Espíritu. The great EM Bounds (1835-1913), un pastor metodista episcopal que se “especializó” en el estudio de toda la vida de la doctrina bíblica de la oración, escribió sobre uno de estos ejemplos con respecto a Ana en 1 Samuel 1: “Sus deseos eran demasiado intensos para la articulación. Ella derramó su alma en oración ante el Señor. Dificultades naturales insuperables estaban en el camino, pero multiplicó su oración, como el pasaje significa, hasta que su corazón iluminado por Dios y su rostro brillante registraron la respuesta a sus oraciones. y Samuel fue suyo por una fe consciente y una nación fue restaurada por la fe”.

Las lágrimas de Ana eran como sacramentos de agua salada que hablaban de un deseo profundo e invisible. Este anhelo fue elevado a Dios con la ayuda de Dios. Ella estaba orando en el poder de Dios, no en el suyo. Si bien no hay una redacción específica, “orar en el Espíritu”, la narrativa (y la narrativa es el principal género literario en el texto del Antiguo Pacto) demuestra claramente que tanto Ana como su hijo eran creyentes que oraban con “ayuda divina”.

El Nuevo Testamento se caracteriza, no solo por la narrativa, sino también por la literatura “didáctica”. Es decir, los escritores del Nuevo Testamento, particularmente el Señor Jesús y sus apóstoles, hablan o escriben para enseñar: para comunicar la verdad revelada de Dios a la humanidad. Dentro de este género primario en el Nuevo Testamento, podemos aislar y examinar mejor las enseñanzas exactas sobre el tema de orar en el Espíritu Santo. Aquí hay solo algunas selecciones que enseñan “oración con ayuda divina”.

5 versículos de la Biblia acerca de orar con ayuda divina

“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis”, (Gálatas 5: 16,17).

“orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”, (Efesios 6:18).

” Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo” (Judas 1:20).

“Igualmente, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Porque no sabemos por qué orar como debemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos demasiado profundos para las palabras. Y el que busca en los corazones sabe lo que es la mente del Espíritu, porque el Espíritu intercede por los santos según la voluntad de Dios”, (Romanos 8: 26-27).

“¿Qué voy a hacer? Oraré con mi espíritu, pero también oraré con mi mente; Cantaré alabanza con mi espíritu, pero cantaré también con mi mente”, (1 Corintios 14:15).

Nuevamente decimos: estas son solo muestras de la doctrina de orar en el Espíritu. Cada pasaje glorioso es digno de su propia consideración cuidadosa. Los pasajes son misteriosos solo en el sentido de que toda verdad sobre la gracia y el amor condescendiente de Dios es incomprensible para los simples mortales, pero la enseñanza es sencilla y accesible.

Uno ve un campo congelado y dice: “¡nada bueno puede crecer allí!” Ah, pero espere la primavera y verá que el mismo campo que parecía estéril estaba pulsando con poder invisible. Así también, la enseñanza bíblica sobre “orar en el Espíritu” es una semilla escondida dentro de aquellos que confían en Cristo Jesús. Vemos a la querida dama en el asilo de ancianos, y podríamos sentirnos tentados a pensar: “¡Qué impotente es la pobre alma!” Pero no podrías estar más equivocado. A medida que las semillas ocultas de trigo brotan en el cálido sol de la primavera, también el Espíritu Santo se mueve dentro de ella para inspirar sus oraciones, para perfeccionar sus oraciones y llevar el dolor a la oración y la oración a la providencia y la providencia para alabar.

Ya sea en la narrativa (p. Ej., Hechos 4:41) o en la expresión didáctica (“enseñanza”), (p. Ej., Efesios 6:18), el Antiguo y el Nuevo Testamento demuestran que la oración en el Espíritu sucede cuando nos acercamos al Dios Todopoderoso en la Nombre de Jesucristo y según la voluntad revelada de Dios.

Cómo orar en el espíritu

Me arriesgo a repetir aquí, pero no debemos dejar espacio para la siempre presente tendencia humana a agregar o quitar la verdad clara de las Escrituras. Orar en el Espíritu, caminar en el Espíritu y adorar en el Espíritu (“en Espíritu y en verdad”, Juan 4:24) debe presentarse ante el Señor de acuerdo con Sus medios designados, es decir, a través de Aquel a quien el Espíritu magnifica, el Señor Jesucristo ( Romanos 8: 26-27 ), dependiendo de Su Palabra revelada y suplicando como una criatura menor a nuestro Creador glorioso.

El Espíritu Santo también toma nuestras oraciones y las perfecciona ante el Todopoderoso (por ejemplo, Romanos 8:26). El Espíritu Santo ora dentro de nosotros cuando no podemos pronunciar una palabra (nuevamente, Romanos 8:26). Orar en el Espíritu Santo es también construir unidad en el cuerpo de Cristo. Cuando está orando en sumisión al Señor Dios y a Su Cristo, el Espíritu Santo dentro de usted se testificará a sí mismo en Su Palabra, en sus oraciones, e incluso en aquellos otros creyentes que oran con usted. Estas cosas y mucho más están encendidas por la dinamita de orar en el Espíritu.

Orar en el Espíritu no es

El Dr. Martyn Lloyd-Jones, el galés que fue el cirujano convertido en Embajador de la Reina, usó un gran segmento de su enseñanza en la Capilla de Westminster, Londres, para orar en el Espíritu Santo al demostrar, a partir de las Escrituras, lo que no es: Orar en El Espíritu no es un acto de mera emoción. Uno no puede ser “animado a orar en el Espíritu”. Un arreglo tan divino no puede ser cautivo de las sensaciones mortales. Alternativamente, orar en el Espíritu es, sin duda, orar con todo nuestro ser, “cabeza y corazón”. La emoción, en este caso, es un efecto de orar en el Espíritu en lugar de la causa…”.

Déjame dar un ejemplo. Sé de un anciano cristiano que vive solo. Este hombre sin pretensiones y amable es un banquero retirado, una persona reservada y reservada por naturaleza. Anglicano, este caballero lee la ” oficina diaria ” del Libro de Oración Común. Lee Antiguo Testamento, Nuevo Testamento y un Salmo. Él reza la Colecta del Día (una oración especial escrita, en su mayoría por Thomas Cranmer [1489-1556] para las respectivas estaciones de la Iglesia, reunidas en el Libro de Oración Común). Cuando se inclina ante el Señor y ora, usando estas formas antiguas, ¿es este hombre de alguna manera incapaz de orar en el Espíritu? Por supuesto que no. Él puede o no estar orando en el Espíritu Santo (lo conozco y creo que ciertamente lo está). Entonces, orar en el Espíritu no se demuestra, necesariamente, por un entusiasmo visible, sino por la fe en la Palabra de Dios y en la voluntad de Dios, por la fe en el Señor Jesucristo. El Espíritu de Dios magnifica al Hijo de Dios y su voluntad para sus corderos: tú y yo.

¿Por qué es importante orar en el espíritu?

Orar en el Espíritu es vital para nuestra santificación (crecimiento en gracia y conocimiento de Cristo y en nuestra respuesta ética a Dios en cada área de la vida). Además, orar en el Espíritu Santo es el medio glorioso de Dios para hacer avanzar Su voluntad en la tierra como en el cielo. El difunto J. Oswald Sanders (1902-1992) de Nueva Zelanda señaló la bendición del creyente de orar en el Espíritu en su libro clásico, Prayer Power Unlimited: “Aquí está el secreto de la oración que prevalece, orar bajo una inspiración directa del Espíritu Santo, cuyas peticiones para nosotros y por medio de nosotros siempre están de acuerdo con el propósito divino, y por lo tanto son ciertas respuestas”.

Orar en el Espíritu cultiva una relación vital con nuestro Señor Jesucristo resucitado y reinante. Orar en el Espíritu es abrir tu vida a la plenitud del Espíritu de nuestro Señor Jesucristo. La oración en el Espíritu nos cambia de adentro hacia afuera y nos hace listos y dispuestos a hacer la voluntad de Dios.

¿Quién puede orar en el espíritu?

Quiero ser muy alentador para todos ustedes que están leyendo esto. Todos y cada uno de ustedes pueden venir a Dios y orar en el Espíritu Santo. No hay trucos, jerga críptica ni información privilegiada que se deba adquirir. Arrepiéntase de sí mismo y de todas las consecuencias pecaminosas de confiar en “la carne” y reciba a Jesucristo por fe. El Espíritu de Dios entrará en ti y hará su residencia en ti. Te convertirás en un verdadero “templo” del Dios vivo. Entonces, tendrás un nuevo deseo implantado por Dios para seguirlo: en la adoración, el testimonio, la comunión y en la oración. La oración en el Espíritu es el siguiente paso “natural” para seguir a Jesús como Señor y Salvador.

Una vez hubo un creyente que llevó su carga a Dios en oración. Dos veces este hombre había estado comprometido para casarse y dos veces había perdido a su novia por una enfermedad. Joseph Scriven(1819-1886) tuvo una carrera prometedora en la música después de graduarse de Trinity College en Dublín.

Las pérdidas que sufrió lo llevaron a Canadá a tomar la vida de un maestro y un educador. Pero el dolor era abrumador. De hecho, además de todo esto, su madre en Irlanda lo extrañaba mucho. Joseph Scriven murió el 10 de agosto de 1866; no está claro si el pobre hombre se ahogó por accidente. Sin embargo, su familia, la comunidad cristiana que lo rodeaba y todos los que lo amaban y se preocupaban por él podían consolarse con las palabras que escribía, palabras que eran una verdadera oración de corazón. Verás, aunque este pobre hombre sufrió en silencio, llevó su escrito a Dios, él compuso una oración que se convirtió en un himno. Puede que sepas muy bien ese himno: el amigo que tenemos en Jesús.

“¡Oh qué amigo nos es Cristo!

Él llevó nuestro dolor,

Él nos manda que llevemos

Todo a Dios en oración.

¿Está el hombre desprovisto

De paz, gozo y santo amor?

Esto es porque nos llevamos

Todo a Dios en oración”.

Lleva todo a Dios en oración. Hazlo por su poder y según su voluntad. Si haces eso, estarás orando en el Espíritu. Un tiempo tan refrescante de renovación está disponible para usted, su comunidad cristiana local, e incluso para una nación de creyentes a medida que la semilla velada y prevaleciente de la oración brota para lograr lo que nosotros no podemos.

Por Michael A. Milton, PhD (Universidad de Gales; MPA, UNC Chapel Hill; MDiv, Knox Seminary), el  Dr. Milton actualmente se desempeña como Presidente de Misiones James Ragsdale en  el Seminario Teológico Erskine.  Él es el Presidente de  Faith for Living  y el  Instituto D. James Kennedy,  un ministro presbiteriano desde hace mucho tiempo, y Capellán (Coronel) USA-R. El Dr. Milton es autor de más de treinta libros y un músico con cinco álbumes publicados. Mike y su esposa, Mae, residen en Carolina del Norte.










viernes, 29 de septiembre de 2017

septiembre 29, 2017

Nueva evidencia revela por qué la Biblia llamó a Israel 'tierra de leche y miel'

Las fiestas bíblicas de otoño comienzan este año el miércoles por la noche con la Fiesta de las Trompetas. Tradicionalmente, se llama Rosh Hashaná - literalmente "cabeza del año" - y se celebra como Año Nuevo judío. Una de las tradiciones es sumergir manzanas en miel para un dulce año.

La Biblia llama a Israel la tierra de la leche y la miel. ¿Pero de dónde vino la miel de la Biblia?

Durante mucho tiempo, se aceptó que la parte de la miel vino de los dátiles - una de las siete especies en la tierra de Israel mencionada en Deuteronomio.

Ahora un sorprendente descubrimiento indica que la apicultura puede haber sido una gran industria hace miles de años. La evidencia demuestra que la miel fue producida por las abejas aquí hace casi 3,000 años alrededor del tiempo del profeta Eliseo.

Las abejas conectadas con la miel se mencionan sólo unas pocas veces en la Biblia y la apicultura nunca se menciona, pero hace varios años, los arqueólogos descubrieron una instalación extraña.

"Vimos que tenemos aquí una hilera de cilindros cilíndricos de arcilla - cada uno de ellos tiene aproximadamente 2-1/2 pies de largo y aproximadamente 1 pie de diámetro", dijo el arqueólogo de la Universidad Hebrea, Amihai Mazar a CBN News. "Nos dimos cuenta de que estas deben ser colmenas de abejas".

El colmenar -el lugar donde se encontraron las colmenas- se encuentra en un lugar del valle del Jordán llamado Tel Rehov, donde algunos arqueólogos creen que Eliseo vivió un siglo después.

Mazar dice que el tipo de abeja era nativo de Turquía, señalando sus antiguas relaciones comerciales con Israel. Se encontraron restos de las abejas en la excavación.

"Estas son las abejas más antiguas jamás encontradas en el mundo", dijo Mazar.

Los artefactos fueron expuestos recientemente en el Museo Eretz Israel en Tel Aviv.

Cada colmena estaba hecha de arcilla sin cocer mezclada con paja. En un extremo del cilindro había un pequeño agujero para que las abejas entraran y salieran. En el otro extremo se puede retirar una tapa de arcilla para extraer la miel.

"La miel de dátil fue definitivamente muy importante y tal vez el término fue utilizado para ambos", explicó Mazar. "Pero está claro que sabían muy bien cómo cultivar las abejas: aquí había apiarios muy sofisticados y creo que tal vez gran parte de la miel bíblica - davash - es realmente miel de abejas".

Los investigadores estiman que había al menos 180 colmenas y quizás más de un millón de abejas. Cada colmena podría haber producido alrededor de 11 libras de miel cada año, por lo que es un esfuerzo de negocio adecuado.

"Además, la cera era muy importante - la cera de abejas, era importante para diferentes tipos de industrias y artesanías", dijo Mazar.

Aparentemente el colmenar se encontró con un repentino y violento final. Estaba cubierta con una gruesa capa de destrucción, incluyendo ladrillos de barro y vigas de madera carbonizada. Las colmenas nunca fueron utilizadas de nuevo.

Fuente: profeciaaldia.com

sábado, 9 de septiembre de 2017

septiembre 09, 2017

Niño predicador dominicano memoriza largas porciones bíblicas


Desde sus seis añitos, el pequeño Allan Montes empezó a memorizar versículos bíblicos, una práctica común entre los niños de su iglesia. Sin embargo, a sus 12 años es tanto lo que ha avanzado en ese hábito que, hace unos días, sorprendió a todos, al recitar de memoria y delante de decenas de personas, el salmo 119, que es el más largo de todos con un total de 176 versículos. Edwin González le visitó para conocer cuál técnica empleó para realizar su hazaña.

martes, 25 de julio de 2017

julio 25, 2017

Hombre que declara ser Jesucristo atrae a seguidores en África (Video)

Un hombre llamado Omowole Isaac Omogoroye declara ahora ser “el único hijo de Dios” y el “esperado Jesucristo” que ha vuelto para cumplir las profecías bíblicas. En una entrevista con la televisión local, afirmó que será el próximo presidente de Nigeria y cambiará el nombre del país a “Nueva Jerusalén”.

Omogoroye no tiene una trayectoria conocida como líder en el campo religioso ni en lo político, pero ya está atrayendo seguidores que creen en sus declaraciones.

Él dijo que estaba apareciendo en diferentes países del mundo mientras los cristianos fieles aguardan que él pueda “redimir al mundo”.

“Hoy estoy apareciendo para el mundo entero como el único hijo de Dios, que todos esperaban. Vengo de nuevo, en el nombre de Dios, como testimonio de la promesa que viene de la Biblia en Apocalipsis capítulo 3, versículo 17 y también 2: 5, 2: 7, 2: 7 y 2: 1 “, aseguró.

El “nuevo Mesías” enfatiza también que “mi misión es alertar al mundo que Jesucristo está de vuelta”. Cuestionado sobre las alertas bíblicas sobre el surgimiento de falsos cristos, él se defiende: “Estoy aquí para decodificar esta parábola y mostrar la revelación.

Yo soy el Jesucristo de quien habla la Biblia, según publica el Daily Post.

Omogoroye, quien hizo sus comentarios durante una entrevista con Sahara TV en Lagos, fue ex presidente de la Unión Estudiantil de la Universidad de Lagos.



Fuente: noticiacristiana.com


domingo, 16 de julio de 2017

julio 16, 2017

La Iglesia rusa pide al gobierno que equipare legalmente el aborto al asesinato

El Archimandrita Theothilactes, representante del patriarca, ha instado al parlamento y al gobierno de la nación a que el aborto sea considerado como un delito.

No es la primera vez que el patriarca de Moscú interviene ante la Duma para pedir que se prohíba el aborto en el país. En 2015, el patriarca Kirill se dirigió a la Cámara de Diputados rusa para pedir que se cancelara la cobertura estatal con el objetivo de prohibir el aborto en toda la nación. “Si logramos reducir el número de abortos en un 50% tendríamos un crecimiento estable y potente de la población”, defendió.

Aunque, esta vez ha sido su representante, el Archimandrita Theothilactes, quien ha instado al parlamento y al gobierno de la nación a que el aborto sea considerado como un delito.

Durante su primera sesión en la nueva Duma del Estado, Theothilactes se ha dirigido a la Comisión del Parlamento para la Protección de los Valores Cristianos -una coalición de 46 miembros del Parlamento que se reúne para asegurarse de que las leyes rusas se ajusten a las normas bíblicas de moralidad y decencia-, para pedir la prohibición del aborto.

“El aborto debe ser igual que el asesinato”, sentenció el representante del Patriarca al tiempo que defendió que “hay que prestar atención a este proyecto de ley y, llegado el momento, debe ser aprobado”.

Fuente: Infovaticana

miércoles, 7 de junio de 2017

junio 07, 2017

La destrucción de Siria en las profecías bíblicas

 “He aquí Damasco dejará de ser ciudad,y será un monton de ruinas”

Isaías 17:1

Cocinándose en su propio fuego

Siria es el mayor enemigo en la historia reciente del Estado de Israel. Los más crueles, los más peligrosos, que hicieron temblar a Israel en la guerra de Iom Kipur (1973), hoy por hoy, mas allá que nos guste o no, se encuentran viviendo un colofón sin precedentes.

Siria, el país del venenoso Bashar Al Assad, aquel que en el pasado fue refugio de nazis que escapaban del castigo ante la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial. Aquel país donde fue torturado y colgado Eli Cohen, un 18 de  junio de 1965, y su cuerpo no fue devuelto a Israel  a modo de venganza eterna.

En estas horas decisivas, Siria que apoya a Hezbollah, aliado de Irán en la región, se desangra por todos los costados en una guerra fraticida, obvio con participación extranjera cuyo saldo es de aproximadamente 470.000 muertos en cinco años, 1,9 millones de personas heridas y más de 5 millones de refugiados.

Nido de víboras

Siria parece ser el refugio dilecto, para toda clase de asesinos de judíos. Recientemente el terrorista asesino (abatido) Samir kuntar, que formaba parte del comando que atacó en Nahariya (1979), en lo que se denominó operación Nasser por sus perpetradores. Además brindó casa y refugio a miembros del Hamás como fue el caso de Khaled Mashal, que hoy sigue dirigiendo desde Qatar nuevos atentados y crímenes (tanto en Gaza como en Cisjordania) para eliminar judíos.

Y más profecías

“Cesará la fortificación de Efraín y el reino de Damasco, y lo que quede de Siria será como la gloria de los hijos de Israel” (Isaías 17,3), y remarca luego Jeremías en el 49,23: “Acerca de Damasco, Dios dijo: las ciudades de Hamat y Arpad ya recibieron la mala noticia y no hay nada que las consuele, ¡están inquietas y agitadas como olas del mar!”

 Pasado o presente, la reflexión final

Decía el profeta Amós: “Así ha dicho Hashem: por tres pecados de Damasco, y por el cuarto no revocaré su castigo: porque trillaron a Galaad (lo que es Jordania) con trillos de hierro. Es decir, Isaías en el 740/739 a.C., Jeremías hacia el 627 a.C., y Amós entre los 765 y 753 a.C ya proclamaron la destrucción de Siria (Asiria de la antigüedad).

Entrando en el combo, Assad es apoyado por Rusia, Irán, Hezbollah, y grupos chiítas de Irak. Por otro lado el Estado Islámico, Al Qaeda de Siria, Al-Nusra, FSA, Ahrar al-Sham ( todas fuerzas rebeldes). Los kurdos, y también Turquía, USA y OTAN, apoyando a los enemigos del régimen, e incluso Israel sosteniendo acción humanitaria y socorriendo médicamente a mas de 3000 sirios, combatientes y civiles.

Seguro cada uno piensa distinto. Este que escribe sostiene que Dios termina castigando a los enemigos de la simiente del patriarca Jacob. Todo está calculado en el plan y en el juicio divino. Nada se pierde, sea o entiéndase una lágrima, una vida segada, una congoja o cualquier clase de angustia o vejación.

Seguramente y para concluir, de manera encubierta (maquillada) estamos asistiendo a la concreción de hechos proféticos. La mano de Dios extendida dispuesta a hacer juicio contra el gobierno y el país de aquellos que asolaron a su “Paloma” tal como se expresa o alude de la comunidad de Israel (Cantar de los Cantares del Rey Shlomó).

Esto, mas allá de todo cálculo o consideración o contemplación o tristeza que como judíos podamos sentir por el sufrimiento ajeno, aún el de aquellos en el pasado fueron los más crueles de toda crueldad. El hombre piensa y especula limitadamente, pero el Todopoderoso sabe lo que hace y cuál es la justa dosis y extensión que este pueblo Sirio debe padecer, hasta la pronta y esperada llegada del Mashíaj -hijo de David en nuestros días. Amén.

Fuente: Aurora Israel