Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta biblicos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta biblicos. Mostrar todas las entradas
febrero 22, 2019

¿Si algún cristiano que se suicida se iría al cielo?

Tal vez Mateo 16:19 es uno de los versos bíblicos más abusados hoy: “Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos”.

Muchas personas creen que, con estas palabras de Jesús a Pedro como base, y por extensión a los apóstoles y a todos los demás creyentes, podemos “desatar” bendiciones para nuestras vidas y “atar” toda maldición o espíritu malo que venga contra nosotros.

No es raro oír en algunas iglesias frases como “desato prosperidad para ti”, o “ato todo espíritu de mal en este lugar”. Incluso hay quienes “atan al diablo” para que no les haga daño.

¿Es esa la aplicación correcta del pasaje? ¿A qué se refiere la Biblia por atar y desatar?

UNA AUTORIDAD DADA POR JESÚS

Para entender este versículo, primero notemos esto: Jesús dice estas palabras luego de que Pedro, representando a los doce apóstoles, confesara por revelación de Dios que Jesús es el Cristo (v. 15-17).

Como afirma el pastor y exégeta John MacArthur, en sintonía con otros estudiosos, las llaves del reino de los cielos “representan autoridad, y aquí Cristo da a Pedro (y por extensión a todos los otros creyentes) la autoridad para declarar lo que era atado o desatado en el cielo”.

El erudito William Hendricksen está de acuerdo. Él escribe que “el que ‘tiene las llaves’ (ver Ap. 1:18; 3:7) del reino de los cielos determina quién debe ser admitido y a quién se debe negar la admisión”.] Por otro lado, como bien comenta Jonathan Leeman,

“Algunos estudiosos bíblicos hablan acerca de atar y desatar como una actividad judicial o rabínica. Por ejemplo, el rabino decidía cuándo aplicar la ley a una persona en particular y bajo qué circunstancias. Básicamente, Jesús otorgó a los apóstoles esta clase de autoridad: la autoridad de colocarse frente a un confesante, considerar su confesión, considerar su vida y emitir un juicio oficial en nombre del cielo”.

De manera que en Mateo 16:19 hay algo sorprendente: Jesús habla en representación del cielo, le dice a Pedro que su confesión vino del Padre que está en los cielos, y les da autorización a los apóstoles para también representar a Dios en la tierra, atando y desatando aquí lo atado y desatado en el cielo.

En otras palabras, los apóstoles tendrían autoridad para juzgar en la tierra quién debía ser reconocido dentro del Reino de Dios y quién no. De hecho, esta autoridad se menciona otra vez en Juan 20:23, cuando Jesús les dice a los apóstoles: “A quienes perdonen los pecados, éstos les son perdonados; a quienes retengan los pecados, éstos les son retenidos”.

Si somos protestantes, esto puede sonar problemático a primera vista. Nosotros creemos que solo Dios puede perdonar nuestro pecado. No es de extrañar que la Iglesia católica romana use pasajes como estos para justificar algunas de sus enseñanzas sobre la autoridad de ella y el papado. Entonces, ¿cómo entender esto correctamente?

COMPRENDIENDO MEJOR EL PASAJE

La autoridad que Jesús dio a sus apóstoles en Mateo 16 debe entenderse según Mateo 18. En este pasaje vemos cómo se aplica esta autoridad. Allí, Cristo da instrucciones no solo a los doce, sino también a las iglesias locales sobre cómo lidiar con el pecado en la iglesia:

“Si tu hermano peca, ve y repréndelo a solas; si te escucha, has ganado a tu hermano. Pero si no te escucha, lleva contigo a uno o a dos más, para que toda palabra sea confirmada por boca de dos o tres testigos. Y si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia; y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el Gentil (el pagano) y el recaudador de impuestos. En verdad les digo, que todo lo que ustedes aten en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desaten en la tierra, será desatado en el cielo”, Mateo 18:15-18 (énfasis añadido).

Esto nos enseña que la iglesia local tiene autoridad para declarar si alguien debe ser considerado como creyente o no (y por tanto miembro de ella o no), dependiendo de lo que diga la Biblia sobre el estado de esa persona, y dependiendo de si la profesión de fe de la persona es creíble. Por ejemplo, alguien que no se arrepiente de su pecado cuando se le aplica el proceso descrito en Mateo 18 deja de tener una profesión de fe creíble según la Palabra.

Como dice MacArthur:

    “La suma de todo esto significa que cualquier cuerpo de creyentes debidamente constituido, actuando de acuerdo con la Palabra de Dios, tiene la autoridad para declarar si alguien es perdonado o no perdonado. La autoridad de la iglesia no es determinar estas cosas, sino declarar el juicio del cielo basado en los principios de la Palabra. Cuando hacen tales juicios sobre la base de la Palabra de Dios, pueden estar seguros de que el cielo está de acuerdo. En otras palabras, todo lo que ‘atan’ o ‘sueltan’ en la tierra ya está ‘atado’ o ‘desatado’ en el cielo. Cuando la iglesia dice que la persona que no se arrepiente está atada al pecado, la iglesia dice lo que Dios dice acerca de esa persona. Cuando la iglesia reconoce que una persona arrepentida ha sido liberada de ese pecado, Dios está de acuerdo”.

Una interpretación errada de algún pasaje bíblico puede conducirnos a confusiones, y dejarnos sin entender y obedecer lo que Dios nos dice.

El siguiente ejemplo puede ayudarnos a entender mejor este asunto.

Supongamos que eres colombiano y extravías tu pasaporte mientras estás en otro país. Vas a una embajada de tu nación, explicas tu caso, y ellos hacen su trabajo y concluyen que eres colombiano. Entonces la embajada te da un nuevo pasaporte. La embajada, entonces, no te hace colombiano. ¡Ya eras colombiano! Simplemente te reconoce como uno y testifica eso ante el mundo.

De igual manera, la iglesia local no te hace cristiano ni puede convertirte en uno. Pero tiene autoridad para reconocerte o no como tal. Ella puede decidir si tratarte o no como ciudadano del Reino de Dios según la Biblia. Se trata de una autoridad que ningún cristiano tiene por sí solo, y que está relacionada al tema de la membresía y disciplina de la iglesia.

Por supuesto, la iglesia no es perfecta, y a veces erramos en el ejercicio esta autoridad. En ocasiones, por ejemplo, podemos no reconocer como creyente a alguien que sí debería ser reconocido como tal. Por eso necesitamos buscar ser bíblicos en todo, de manera que los juicios que emitamos estén conformes a lo que Dios declara en el cielo.

HERMANOS, USEMOS BIEN LA PALABRA

Como puedes ver, hay un abismo enorme entre la interpretación más común que se enseña en muchas iglesias sobre lo que significa atar y desatar, y lo que la Biblia en verdad enseña.

Mateo 16:19 es un texto que nos ayuda a tener un entendimiento de la iglesia más bíblico. Nos habla de la autoridad que tenemos como creyentes para recibir en el nombre de Jesús a otros creyentes en el evangelio, y para dejar de reconocer como creyentes a quienes se aparten de la verdad y no se arrepientan conforme a la Biblia.

Sin embargo, una interpretación errada de este y cualquier otro pasaje bíblico puede conducirnos a muchas confusiones, y dejarnos sin entender y obedecer lo que Dios nos dice. Esto nos recuerda la importancia de 2 Timoteo 2:15: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad”.






enero 23, 2019

Prohíben a pareja cristiana realizar estudios bíblicos dentro de su propia casa

Autoridades locales han prohibido a una pareja de esposos cristianos, realizar cultos y estudios bíblicos dentro de su propiedad, incluso les pidieron abstenerse de organizar grupos de oración.

Scott Fetterolf y su esposa Terri, recibieron la orden en 2017 después que la división municipal de Sewickley Heights, en Pensilvania, alegó que en su granja "estaba siendo usada indebidamente como lugar de culto, lugar de reunión para estudios bíblicos y como local comercial".

Lo que más llama la atención, es que el municipio le está cobrando $ 500 por cada permiso, si es que la pareja quiere continuar organizando actividades en su granja.

La granja Fetterolf también tiene una tienda de hilos y lana entres otros productos, y flores. En la granja también se dictan clases educativas y eventos privados.

La pareja ha presentado una apelación a la orden de cese y desista de esta prohibición, mientras esperan escuchar la decisión del tribunal federal.

"No busco demandar a mi ciudad y hacer que los impuestos suban, solo estoy tratando de vivir mi vida", dijo Terri al periódico local.

Los Fetterolfs son representados por el Independence Law Center, que es una filial del Instituto de la Familia de Pensilvania.

Jeremy Samek, abogado y asesor de la organización, dijo: "Lo que están haciendo aquí es exigir que hagan una solicitud al consejo de zonificación y obtengan un permiso para realizar estudios bíblicos. Exigen que ellos pasen por una audiencia pública para recibir permiso y ese tipo de restricción es inconstitucional e infringir su derecho de ejercer libremente su religión". 

Fuente: AcontecerCristiano.Net
julio 14, 2017

Los homosexuales eran condenables sólo en tiempos bíblicos

La Iglesia de Escocia ha tomado medidas para permitir a sus ministros realizar bodas homosexuales, después de debatir un informe en su Asamblea General, informa Charisma News.

    El informe, presentado por el influyente Foro Teológico, reconoció que la Biblia condena los actos del mismo sexo, pero afirmó que la Escritura estaba enmarcada por el contexto cultural.

El matrimonio fue redefinido en Escocia en 2014, pero las iglesias individuales no están obligadas a participar en las ceremonias del mismo sexo.

El Prof. Iain Torrance, Coordinador del Foro Teológico dijo que todos en la Asamblea estaban en "un espectro de interpretación", y sugirió que no había razón teológica para no permitir a los ministros celebrar bodas del mismo sexo.

Una serie de enmiendas presentadas por los partidarios del matrimonio bíblico fueron derrotadas.

El Kirk ahora llevará a cabo una investigación legal para determinar cómo las bodas del mismo sexo en las iglesias se pueden permitir.

Pero el informe no fue sin oposición.

    El Rev. Dale London, un ministro de la Iglesia de Escocia en Angus, dijo que la homosexualidad era contra la palabra de Dios, y que "No podemos llamar bueno lo que Dios ha llamado mal".

Un portavoz de la Iglesia Presbiteriana en Irlanda dijo: "mucha gente en la Iglesia Presbiteriana en Irlanda estará profundamente entristecida por los acontecimientos de hoy en Escocia, que creemos que está en desacuerdo con la comprensión bíblica tradicional del matrimonio entre un hombre y una mujer".

El Rev. Mike Goss habló en contra de cambiar la doctrina de Kirk cuando el informe fue lanzado en abril.

Dijo en ese momento que "las relaciones del mismo sexo no son lo que Dios ha planeado para nosotros como seres humanos".

Agregó que nadie era sin culpa, ni siquiera en las relaciones heterosexuales, sino que "no bendecimos lo que está mal y que tiene que ser clave en términos del Evangelio".

    El informe reconoció que los "argumentos conservadores" se basan en el reconocimiento de la Biblia de la inmoralidad sexual, incluyendo los actos del mismo sexo, como pecaminoso.

    Pero justificó su decisión basándose en que "las condenas bíblicas de la actividad sexual del mismo sexo estaban enmarcadas en contextos culturales muy diferentes de los nuestros".

El informe sí admitió que no debería producirse ningún cambio a menos que se mantenga la libertad de conciencia para los ministros o diáconos que objetan.

Fuente: profeciaaldia.com
mayo 29, 2017

La Iglesia ya encontró al culpable

Las Iglesias hoy día utilizan un lenguaje diferente, pero el oscuro espíritu que se encuentra detrás de muchos pasajes bíblicos lamentablemente sigue siendo el mismo.

La Biblia contiene pasajes no demasiado conocidos que muy probablemente se han intentado ocultar por su gran violencia, y por la facilidad con la que se recomienda matar. Por ejemplo: El Antiguo Testamento no duda en recomendar matar adúlteros, homosexuales, adivinadores, a quienes trabajen en sábado e incluso a aquellos hijos que desobedezcan a sus padres. ¿Pero qué sucedería en el supuesto de que la Iglesia hoy día y en base a su propia Biblia, quisiera condenar a estas personas a muerte? Provocaría un movimiento social sin precedentes. Por una parte porque entraría en conflicto con la legislación vigente que protege la vida, y por otra porque millones de personas huirían en tropel para salvarse, o por la incongruencia de un mandato anticuado e incoherente.

De lo que no hay duda es que el seguir tales disposiciones religiosas pondría en peligro el futuro de la propia Institución. Esto, que no es ajeno a los dirigentes eclesiásticos, ha dado lugar a que busquen una explicación coherente y convincente a pesar de la dificultad de tal empresa, y el resultado fue el siguiente: «Tales disposiciones ya han dejado de tener valor puesto que Dios ha cambiado». Con ello la Iglesia cree haber encontrado la solución a su problema. De hecho el presidente de la Iglesia luterana en Alemania, el obispo Wolfgang Huber, dijo al respecto: «La Biblia es la historia del progresivo distanciamiento del Dios belicoso del Antiguo Testamento, hasta llegar al Sermón de la Montaña donde se vuelve otra vez bondadoso y no violento».

Sin embargo lo realmente preocupante de este tema es que dentro del seno de la Iglesia se piensa que uno de los rasgos más trágicos del cristianismo es que la Iglesia llevó a cabo su oscura historia de violencia basándose en las recomendaciones de Dios. Con esto se le hace a Él culpable de todo, de hecho más de un clérigo opina: «Lamentablemente también nosotros participamos en toda esa insensatez que Dios cometió».

Pero en el Antiguo Testamento se puede leer lo siguiente: «Porque yo Jehová no cambio» (Malaquías 3,6). Y lo mismo sucede en el Nuevo Testamento, en la epístola a los hebreos capítulo 13,8: «Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por todos los siglos». Ciertamente Dios no ha cambiado, lo que significa que en todo esto hay algo que no cuadra. ¿No será más bien que aquellos que han cambiado son la Iglesia y sus representantes? Las Iglesias hoy día utilizan otro lenguaje pero el oscuro espíritu que se encuentra detrás de esos pasajes lamentablemente aún existe. Aún siguen justificando las guerras, incluso la guerra atómica ha sido justificada por los teólogos. Ya no se exige la ejecución de homosexuales, pero durante siglos han sido discriminados. Ya no se exige la ejecución de los hijos desobedientes, pero la Inquisición persiguió durante siglos a los que tenían una fe diferente. Ciertamente hoy se sigue haciendo todo de forma parecida sólo que con modernos métodos inquisitoriales como la difamación y el asesinato moral.

Ha llegado la hora en que la Iglesia debería cuestionar su propia Biblia diciendo: “Tenemos que distanciarnos de esos pasajes porque ya no corresponden a los tiempos actuales, por eso ya no los queremos tener en la Biblia”. Ciertamente toda esa incitación al odio y al asesinato debería ser borrado de raíz, o sencillamente advertirse de su lectura. El que esto no se haga viene motivado porque se tendría que reconocer entonces que la Biblia no es el perfecto libro dictado por Dios desde el Cielo, algo que sin embargo ya se sabe.

Fuente: diariosigloxxi.com
diciembre 22, 2016

No hay dudas de que Jesús existió

¿Dónde termina la historia real y empieza lo legendario en la Biblia? Un especialista ruso en estudios bíblicos se pronuncia sobre la verdad histórica contenida en el célebre libro.El hombre conocido como 'Philly Jesus' patina en Filadelfia (EE.UU.), el 14 de diciembre de 2014 Mark Makela Reuters

El investigador Andréi Desnitski, que es uno de los más importantes especialistas rusos en estudios bíblicos, lanza en las páginas de 'Komsomólskaya Pravda' su veredicto sobre qué es lo real y qué es lo legendario en las páginas del libro más leído de la historia.

A su juicio, el texto más convincente de la Biblia es el Evangelio porque, en primer lugar, "no contiene nada que sea contrario a lo conocido por nosotros sobre la Palestina del siglo I de nuestra era", y, en segundo lugar, porque "no se parece del todo a las historias de éxito tradicionales en las que se basa cualquier nueva religión o ideología". Como ejemplos Desnitski cita al profeta de islam, Mahoma, cuya vida es "la historia de un éxito militar", o la lucha por la independencia estadounidense.

Sin embargo, la historia de Jesús es "todo lo contrario" ya que no se quiere contar "para justificar algo grande y poderoso" y funcionó. Cuando los Evangelios eran escritos, los cristianos eran una "minoría perseguida e infeliz", pero pronto crecieron a través del Imperio romano y convencieron a los demás de que "su fe era la mejor", indicó.

En relación a la figura de Jesús, Desnitski admite que probar la historicidad de alguien es un problema. "No tenemos ni una palabra escrita a mano sobre Buda o Sócrates", señala, pero nadie duda de que sean personajes históricos. "Con Jesús de Nazaret la historia es la misma. La gente puede discutir si era el hijo de Dios o un hombre común. Pero nadie duda de que existió", afirma.

En relación a si es posible creer en los testamentos de sus discípulos, el científico recalca que si Jesús de Nazaret "no construyó ciudades ni conquistó reinos" no podemos saber nada de él al margen de los recuerdos de sus propios amigos y seguidores.

Fuente: nuestromundomisterioso.blogspot.com
julio 30, 2016

Un agricultor israelí logró cultivar una semilla de tiempos bíblicos

En Israel se cultiva esta especie a partir de una semilla de 2.000 años de antigüedad. Una prueba cronológica con carbono 14 confirmó que data de tiempos de la Roma antigua.

Un agricultor israelí ha logrado cultivar una palmera a partir de una semilla de 2.000 años de antigüedad, cuyos dátiles alababan los historiadores de la época por su sabor, informa hoy el diario “Haaretz”.

La semilla fue hallada en unas excavaciones realizadas en 1970 en una vasija en la que habían sido depositados unos huesos de dátiles en tiempos de la Roma antigua, lo que la convierte en la semilla más antigua jamás cultivada, según el rotativo.

La pasada semana, “Matusalén” -como ha sido apodada la peculiar planta-pasó una prueba cronológica con carbono 14 que confirmó que su semilla data de tiempos de la Roma antigua.

Esta modalidad de palmera desapareció tras la represión de la revuelta de los judíos contra los romanos, entre los años 66 y 73 de nuestra era, que concluyó con la destrucción del segundo templo de Jerusalén.

“No sabemos todavía si es macho o hembra, pero si es hembra, en uno o dos años podremos saber cómo sabían los dátiles en Judea en la Antigüedad”, explica Soloway, habitante de un kibbutz (granja colectiva) en el desierto de Arava, fronterizo con Jordania.

En el primer siglo de nuestra era, el naturalista romano Plinio “El viejo” escribió que los dátiles de Judea eran conocidos por su sabor y dulzura.

Las palmeras que actualmente se cultivan en Israel proceden de semillas de otros países de Oriente Medio, principalmente de Irak.

Soloway defiende que su iniciativa “no es sólo un símbolo”, sino que también “es útil para la agricultura”.

Por ello, actualmente está “tratando de recuperar otras plantas del período bíblico” con posibles usos en medicina moderna, como el olíbano (incienso aromático) o la mirra, que ha hecho traer de Somalia y Yemen.

“En los tiempos bíblicos estas plantas se empleaban para hacer incienso, pero aparentemente tienen características que las hacen muy útiles para la medicina moderna, sobre todo como antiinflamatorios”, estima Soloway, de 54 años y originario de una familia californiana de granjeros.

Fuente: DiarioHoy
julio 23, 2016

Hallan en Israel sistema hidráulico de tiempos bíblicos

Un grupo de arqueólogos desenterró en Israel un antiguo sistema hidráulico que fue modificado tras la conquista de los persas y que convirtió el desierto en un paraíso.

La red de depósitos, tuberías de drenaje y túneles subterráneos prestó servicio a uno de los grandes palacios en el reino bíblico de Judea.

Los arqueólogos descubrieron primero el palacio en 1954, una estructura construida en 2.4 hectáreas de terreno, donde ahora se extiende la granja comunal Ramat Rachel.

Las recientes excavaciones desenterraron cerca de 70 metros cuadrados de un sistema hidráulico único.

“Han encontrado un enorme palacio (…) incluso mejor que los palacios de Jerusalén, (que datan) desde la Edad de Piedra tardía a finales del período bíblico del siglo séptimo”, declaró Oded Lipschits, arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv.

La infraestructura del palacio fue remodelada a lo largo de los siglos para hacer frente a las necesidades de babilonios, persas, romanos y hasmonaitas que regentaron la Tierra Sagrada, aseguró Lipschits, que encabeza la excavación con un estudioso de la Universidad alemana de Heidelberg.

Pero fueron los persas, que arrebataron el control de la región alrededor del 539 antes de Cristo a los babilonios, los que renovaron el sistema hidráulico y lo convirtieron en un signo de belleza.

Lipschits aseguró que añadieron pequeñas cascadas para intentar convertir el desierto en un paraíso.

“Imagine en este terreno plantas y agua fluyendo por aquí”, comentó Lipschits. “Esto era importante para alguien que considera interesante la estética, para alguien que quería sentirse aquí no como si estuviera en una remota esquina del desierto”, agregó.

Fuente: Esto Mexico
abril 19, 2016

No fueron Reyes sino Magos o pastores y se ignora sus nombres

Melchor, Gaspar y Baltasar existieron y sus restos se encuentran en una catedral de Alemania, pero los datos históricos y bíblicos indican que no eran reyes.

Melchor, Gaspar y Baltasar existieron y sus restos se encuentran en una catedral de Alemania, pero los datos históricos y bíblicos indican que no eran reyes, sino sabios -a quienes en esa época se llamaba “magos”-, o quizás pastores y que tampoco eran esos sus nombres. En la Biblia, San Mateo fue el único evangelista que los tildó de “magos”, en tiempos en que persas y caldeos llamaban así a los sabios que cultivaban la ciencia, en especial la astrología.

“Cuando hubo nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempos de Herodes, unos magos de Oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: `¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo`”, escribió Mateo en las Sagradas Escrituras.

Para San Lucas, autor del tercer Evangelio, eran sólo “pastores acampados al raso, que pasaban la noche custodiando su rebaño” y fueron avisados por un ángel del nacimiento de Jesús. San Marcos y San Juan, autores de los dos Evangelios restantes, no mencionaron en sus escrituras la existencia de estos pastores o magos.

Según la Agencia TELAM la denominación de “reyes” para los tres personajes pudo haber surgido por una confusión generada por el Salmo 71, que señala que a Jesús “los reyes de Tarsis y de las islas le ofrecerán tributos; los reyes de Arabia y de Saba le traerán presentes; y lo adorarán los reyes todos de la Tierra”.

Esta metáfora sobre la adoración de los poderosos al Niño Dios, como la de Isaías al señalar que “los reyes caminarán el resplandor de su aurora”, pudo determinar, por extensión, que también Gaspar, Melchor y Baltasar eran soberanos.

Tampoco en los textos de Mateo ni Lucas se precisa que los magos o pastores eran tres, y en las pinturas de las catacumbas a veces son cinco, pero fue San León quien en el siglo V, durante su papado, determinó que eran tres. Aunque la tradición los llame Gaspar, Melchor y Baltasar, la historia cuenta que San Beda “el Venerable” fue quien ocho siglos después del nacimiento de Jesús los bautizó de esta manera, sin hacer uso de ningún rigor documental.

Los tres magos murieron medio siglo después del nacimiento de Jesús, dice la historia, y una leyenda germana añade que fue tras compartir una última y opípara cena. En el siglo IV, sus restos, que yacían en Constantinopla, fueron trasladados por orden de la emperatriz Helena, a Milán, Italia, y obsequiados a su amigo, el obispo Eustorgius.

A mediados del siglo XII, cuando Federico I invadió Milán, los huesos fueron enviados al Obispado de Colonia, en Alemania, y conservados hasta la actualidad en un sarcófago de plata.

Telam.com.ar
abril 09, 2016

Lo que no sabías sobre Jesús

Está de más decir que Jesucristo es una de las personalidades más importantes del mundo de los últimos milenios; lo que no está de más observar es que mucho de lo que popularmente se conoce sobre su vida y obra es inexacto, producto de sucesivas deformaciones de la transmisión oral, y de mitos que han surgido para cubrir las grietas entre las diversas interpretaciones de los textos bíblicos. Yendo a las fuentes originales se pueden conocer varios datos que, actualmente, resultan sorprendentes. Estos son algunos de ellos:

 -No era pobre: por el contrario, su árbol genealógico llega hasta la dinastía de David, uno de los hombres más ricos de la historia bíblica. La confusión puede deberse a la imagen de su nacimiento en un pesebre, pero esto no tuvo que ver con la pobreza: justo el día en que María comenzó el trabajo de parto se desarrollaba en Belén un censo para contar a todos los que tuvieran allí posesiones. El pueblo estaba tan lleno y convulsionado que no encontraron otro lugar para que diera a luz que el fondo de una posada.

 -Los reyes magos no llegaron a su nacimiento: tampoco estuvieron ese día en el pesebre Melchor, Gaspar y Baltasar. Recién entonces vieron la Estrella de Oriente, la señal de que había nacido el Mesías, pero llegaron a Belén, con sus regalos, dos años más tarde.

-Fue criado en Nazaret, un pueblo pequeño y despreciado: Nazaret tenía entre 200 y 400 habitantes cuando llegaron José, María y el niño Jesús, escapando de la matanza ordenada por el rey Herodes. El pueblo sólo aparece en el Evangelio de Juan, del Nuevo Testamento, y en forma de broma: un hombre oye que el mesías es “Jesús de Nazaret” y se pregunta: “¿Puede salir algo bueno de Nazaret?”.

-No era carpintero: el término griego que designaba la profesión de Jesús es tekton. Si bien su traducción tradicional es “carpintero”, actualmente los académicos explican que se refería a un artesano o un albañil; un trabajo duro que implicaba la construcción de viviendas y el acarreo de pesadas herramientas y materiales.

-Los soldados que lo crucificaron pelearon por su túnica: Jesús vestía una túnica de lino sin costura, de un solo tejido de arriba hacia abajo, un tipo de túnica que sólo usaban los hombres ricos; tal era su valor que, después de crucificarlo, los soldados apostaron para ver quién se la quedaba.


Fuente: mx.tuhistory.com
abril 05, 2016

Denzel Washington practica los principios bíblicos

 
El exitoso actor Denzel Washington declara que busca la sabiduría que aparece en la Biblia, y que la mejor forma de actuar es a través del amor.

Ser un actor de Hollywood, y un actor exitoso le ha llevado a meditar ¿Qué es lo que quiero? Cuando mira la grandeza de su casa y la extensión de sus bienes materiales. Generalmente al tener buenos ingresos económicos siempre se busca tener más y esto no le agradó a Denzel Washington, quien al ver esta situación, decidió vivir bajo los principios bíblicos. Esto no fue fácil, al contrario, declara “Fue un gran golpe”.

Entre sus decisiones de vivir bajo los principios de la Biblia, el más sobresaliente fue el de adquirir sabiduría, por lo que un pastor amigo personal del actor le sugirió que leyera el capítulo tres de Proverbios, en lo que él resume, éste capítulo dice básicamente es que “la sabiduría es algo supremo, que se debe alcanzar cueste lo que cueste”.

Actualmente, Denzel es un hombre religioso que ha integrado en su vida cotidiana la lecturas de diversos materiales religiosos, sin embargo, afirma con autoridad que “”El mensaje fundamental está en la Biblia”, aunque también he leído algo del Corán y la Torá, así como también que el amor es fundamental en la vida, comenzando por “amar al prójimo”, si no se da amor, se está perdido.

Desde muy pequeño creció en un ambiente religioso en donde se “rezaba” a diario por cualquier situación por la que estuviesen pasando o sucediendo a su alrededor, al final de cada oración esta era cerrada con un Amén y Dios es amor, pero como niño al fin no entendía el porqué decían esto y concibió esta frase como una sola palabra “Diosesamor”, ahora al recordarlo sonríe de la ingenuidad infantil pero admite que aun sigue aprendiendo.

Fuente: Europapress.es