Radio Milagro: cielo

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta cielo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cielo. Mostrar todas las entradas
julio 11, 2019

De Que Tamaño es Dios

Cuentan que una vez un niño le preguntó a su padre, de qué tamaño es Dios.

Entonces al mirar al cielo, su padre vió un avión y le preguntó a su hijo de qué tamaño él lo veía.
El niño le contestó: -Muy pequeño, tanto que ni se alcanza a ver.

Entonces el papá lo llevó al aeropuerto y al estar cerca de un avión le preguntó: -Y ahora de qué tamaño es el avión?

Y el niño le respondió muy asombrado: -Papá, es enorme.

El padre entonces le dijo: – Del mismo modo es Dios para tí. Su tamaño va a depender de la distancia que tu tengas de Él, y así mismo tu experiencia con Él.

Cuánto más cerca estés de Dios, Mayor Él será en tu vida”

Fuente. ministros.org
abril 10, 2019

¿Iría al cielo si siendo cristiano me suicido?

Aunque la Biblia nos advierte sobre las actitudes y actividades de las que debemos alejarnos, ¿qué tan seriamente la mayoría de los cristianos siguen el consejo bíblico?

Las advertencias de Dios son para nuestro bien, e ignorar su guía y sus mandamientos nos abre a ser engañados. Para ayudarnos a mantener nuestros pies en el camino que conduce a la vida, a continuación, se incluyen 10 advertencias bíblicas que los seguidores de Cristo deben tomar más en serio.

1. Ten mucho cuidado de cómo vives

Con tantas voces y opiniones que bombardean nuestros pensamientos hoy, nosotros, los humanos, podemos desviarnos del camino sin siquiera darnos cuenta de la dirección hacia la que nos dirigimos. Efesios 5:15 advierte a: “Ten mucho cuidado, entonces, cómo vives, no como imprudente sino como sabio”.

Las decisiones diarias que tomamos se suman a toda la vida, por lo que, al tomar decisiones diarias, es bueno considerar cómo podemos recordar nuestras decisiones dentro de veinte años y cómo pueden afectar nuestra vida en general.

Romanos 12: 2 insta: “No te conformes con el patrón de este mundo, sino que te transformes con la renovación de tu mente. Entonces podrás probar y aprobar cuál es la voluntad de Dios: su buena, agradable y perfecta voluntad”.

Centrarse más en la verdad de Dios, en lugar de lo que el mundo dice que es verdad, renovará nuestras mentes, transformará nuestros pensamientos y nos guiará a seguir su voluntad para nuestras vidas.

2. Asegúrate de probar los espíritus

Muchas personas se apresuran a saltar a bordo de nuevas ideas y tendencias. Sin embargo, tenga en cuenta las siguientes palabras: “Queridos amigos, no crean en todos los espíritus, pero analicen a los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo”, (1 Juan 4: 1).

Entonces, ¿cómo probamos los espíritus? A menudo, nuestros propios sentimientos y comprensión pueden llevarnos por mal camino, como Proverbios 16:25 describe: “Hay una manera que parece ser correcta, pero al final conduce a la muerte”.

En cambio, las Escrituras nos urgen a “Confiar en el Señor con todo tu corazón y no apoyarte en tu propio entendimiento; en todos tus caminos sométete a Él, y Él enderezará tus caminos”, (Proverbios 3: 5, 6).

Volviendo a la palabra de Dios para ver lo que está escrito con respecto a una nueva idea o tendencia, es necesario orar y pedirle a Dios que nos revele la verdad, así podemos probar a los espíritus.

3. Deja ir las palabras vacías

¿Por qué son tan importantes las palabras? ¿Realmente importa lo que decimos?

Jesús explicó por qué importan, “Pero te digo que todos tendrán que rendir cuentas el día del juicio por cada palabra vacía que hayan hablado”, (Mateo 12:36).

Entonces, ¿qué es exactamente una palabra vacía? “No permitas que salgan de tu boca palabras insulsas, sino solo lo que es útil para edificar a los demás según sus necesidades, para que pueda beneficiar a los que escuchan” (Efesios 4:29).

Efesios 5: 4 continúa explicando con más detalle: “ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias”.

4. Poner a un lado la venganza

Como cristianos, ¿cómo manejamos el hecho de que nos mientan, nos maltraten, nos maltratan o nos engañen de cosas tales como promociones, posiciones o pertenencias que deberían haber sido nuestras?

¿Sometemos el mal a Dios y confiamos en Él para hacer las cosas bien?

La Escritura insta: “No digas: ‘¡Te pagaré por esto mal!’ Espera al Señor, y Él te vengará” (Proverbios 20:22).

Jesús es el último ejemplo de confiar en Dios, como se describe en 1 Pedro 2:23: “Cuando le lanzaron sus insultos a Él, Él no tomó represalias; cuando sufrió, no hizo amenazas. En cambio, se confió a Aquel que juzga con justicia”.

En el sufrimiento, podemos mirar a Cristo y seguir Sus pasos como nuestro ejemplo para caminar a través de él (1 Pedro 2:21).

Incluso si hemos hablado palabras vacías en el pasado, en el futuro podemos comprometernos a elegir nuestras palabras con cuidado. Como lo alienta Colosenses 4: 6, “deje que su conversación esté siempre llena de gracia, sazonada con sal, para que sepa cómo responder a todos”.

Como David, podemos confiar nuestras palabras a Dios. “Que estas palabras de mi boca y esta meditación de mi corazón sean agradables a tu vista, Señor, mi Roca y mi Redentor” (Salmo 19:14).

5. Usa tu poder influyente sabiamente

¿Alguna vez alguien te ha presentado o te ha presionado para que intentes ciertas actividades con el potencial de desviarte y alejarte de Dios?

Si es así, considere lo que “Jesús dijo a sus discípulos: ‘Las cosas que causan que las personas tropiecen, vendrán, pero ¡ay de cualquiera a través de quien vengan’” (Lucas 17: 1).

Al enfatizar la seriedad de desviar a otros, Jesús dijo: “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar”, (Mateo 18: 6).

Es importante para nosotros ser extremadamente cuidadosos en la forma en que influenciamos a otros, entendiendo la advertencia de Dios con respecto a desviar a otros. 1 Tesalonicenses 5:11 nos insta a alentarnos unos a otros y a construirnos unos a otros.

Del mismo modo, Hebreos 10:24 dice: “Y consideremos cómo podemos estimularnos unos a otros hacia el amor y las buenas obras”.

6. Di “No” a imitar el mal

En la sociedad actual, no es infrecuente ver a las personas adoptar la apariencia, los refranes y los comportamientos de las celebridades populares, los libros y las figuras de películas de personajes menos honorables: vestirse como ellos mismos, adoptar sus lemas como propios.

Tal vez solo parezca algo inofensivo y divertido, pero mire lo que 3 Juan 1:11 tiene que decir al respecto. “Querido amigo, no imites lo que es malo sino lo que es bueno. Cualquiera que hace lo que es bueno es de Dios. Cualquiera que hace lo que es malo no ha visto a Dios”, (3 Juan 1:11).

Aunque es fácil quedar atrapado en el encanto y la simpatía de los personajes inteligentes y rebeldes, las Escrituras nos advierten: “Rechaza todo tipo de mal” (1 Tesalonicenses 5:22).

Como lo indica 1 Pedro 2:21, cuando busque un modelo a seguir en la vida, siga el ejemplo de Jesús.

7. Mantén tus votos a Dios

Algunos cristianos pueden creer que, ya que vivimos bajo la gracia, no estamos obligados a cumplir nuestros votos a Dios porque ya estamos perdonados, Él lo entenderá, y eso no le importa realmente a Él.

Sin embargo, Deuteronomio 23:21 dice:  “Si haces un voto al Señor tu Dios, no tardes en pagarlo, porque el Señor tu Dios ciertamente te lo pedirá y serás culpable de pecado”.

Desde romper los votos matrimoniales hasta prometerle a Dios varias cosas en tiempos de crisis, muchas personas racionalizan no cumplir su palabra a él.

Números 30: 2 urge: “Cuando un hombre hace un voto al Señor o hace un juramento para obligarse a sí mismo con una promesa, no debe romper su palabra, sino que debe hacer todo lo que dijo”.

Dios es fiel y guarda su palabra para nosotros. Deuteronomio 7: 9 nos recuerda: “Reconoce, por lo tanto, que el Señor tu Dios es Dios; Él es el Dios fiel, guardando su pacto de amor a mil generaciones de aquellos que lo aman y guardan sus mandamientos”.

Cuando tengas la tentación de romper tu palabra a Dios, pídele que te ayude a ser fiel, ya que Él te es fiel.

8. Evita el pecado sexual

1 Corintios 6:18 advierte: “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca”.

Desafortunadamente, incluso los cristianos están atrapados viendo pornografía, participando en una sociedad de enganche y jugando con tentaciones adúlteras. Los sitios en línea y las aplicaciones telefónicas hacen que sea más fácil que nunca sentirse tentado y ofrecen infinitas oportunidades para perseguir el pecado sexual.

Sin embargo, 1 Tesalonicenses 4: 3 explica: “Es la voluntad de Dios que usted sea santificado; que debes evitar la inmoralidad sexual”.

Como la palabra de Dios alienta, “Por lo tanto, los exhorto, hermanos y hermanas, a la vista de la misericordia de Dios, a ofrecer sus cuerpos como un sacrificio vivo, santo y agradable a Dios; esta es su adoración verdadera y apropiada” (Romanos 12: 1).

Si luchas con el pecado sexual, pídele a Dios que te ayude a resistir tus tentaciones. Como 1 Corintios 10:13 asegura: “Ninguna tentación te ha superado, excepto lo que es común a la humanidad. Y Dios es fiel; Él no te dejará ser tentado más allá de lo que puedas soportar. Pero cuando seas tentado, Él también te proporcionará una salida para que puedas soportarlo”.

9. Niéguese a llamar bueno a lo malo

La Biblia advierte en Isaías 5:20, “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”.

Nuestra sociedad actual, incluye más y más iglesias en el proceso de llamar a las cosas buenas que Dios ha llamado mal. A medida que los gobiernos crean nuevas leyes e n la tierra, renombran y legalizan las prácticas pecaminosas, muchas son iglesias que se unen al cambiar las doctrinas para apoyar la cultura.

Efesios 5: 11-12 advierte: “No tengas compañerismo con los hechos infructuosos de la oscuridad, … Porque es vergonzoso incluso mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto”.

Al observar lo que dice la Biblia y buscar a Dios por sabiduría y comprensión, podemos resistirnos a decir lo que es malo y bueno, y en su lugar buscar una vida que sea “aceptable y agradable para él” (Filipenses 4:18), para que podamos producir buenos frutos y crecer en nuestro amor y conocimiento de nuestro Padre.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM





abril 04, 2019

Cristo Viene ¿Le Estás Esperando?

Mucho se ha hablado de la venida de Cristo. Desde que Cristo ascendió al cielo, la mayoría de los creyentes han hablado acerca de este evento. Han pasado ya casi 2000 años desde que fue anunciado por primera vez que Cristo volvería. Desde que fue fundada la iglesia, muchos le han esperado, le esperan y le seguirán esperando, PERO UN DÍA VOLVERÁ!

Creo que lo más importante en la venida de Cristo, es estarle esperando. La venida de Cristo será de bendición solamente a aquellos que le esperan preparados con dedicación y paciencia.

El esperar con paciencia es un don

La paciencia es un don o fruto del Espíritu Santo de Dios. A la mayoría de las personas no les gusta esperar. Especialmente en este tiempo en que vivimos, nos desespera tener que esperar cualquier mínimo espacio de tiempo. Queremos todo ya, al momento.

Nuestro mundo vive en desespero, los jóvenes no pueden esperar a casarse, los casados no pueden esperar a estar solos, los que trabajan no pueden esperar que llegue el fin de semana, los que estudian no pueden esperar que llegue el día de la graduación, etc. Nuestra cultura es una cultura muy afectada por la falta de tiempo. Todo lo que hacemos lo hacemos a la carrera. Quizá usted al igual que yo, también se ha visto frente al horno micro-ondas desesperado porque tarda demasiado en calentar la leche, especialmente si su bebe llora, o si esta calentando un plato de comida o cualquier otra cosa. Estamos viviendo en un mundo dominado por la desesperación.

Tenemos que ser solícitos en la espera por Cristo

El escritor a los Hebreos 6:11-12 dice:

“Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas”.

El esperar con solicitud y paciencia es el deber de cada uno de nosotros, cuando esperamos solícitamente no nos volvemos perezosos sino que nos fortalecemos en la esperanza.

No sé si usted le está esperando, pero Cristo viene por segunda vez a buscar a los que le esperan. Los que le esperan serán los únicos que sentirán gozo al verle venir. “Cristo…aparecerá por segunda vez…para salvar a los que le esperan.” Hebreos 9:28. Esa es nuestra bendita esperanza (Tito 2:13).

¡El no tarda, solo es paciente!

Aunque muchas veces pensemos que Cristo tarda su promesa, lo cierto es que no es así. “Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará” Hebreos 10:37.La Biblia dice que solo dentro de un poquito el que ha de venir vendrá. A nosotros aun los creyentes, hay veces que nos parece mucho tiempo y mucha la tardanza, especialmente cuando estamos pasando por tiempos difíciles. En la Biblia vemos el clamor de los que son muertos hacia Dios acerca de los que sufren en la tierra la persecución y muerte a manos de los pecadores “¿Hasta cuando, Señor santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? …Y se les dijo que descansen todavía un poco de tiempo” Apocalipsis 6:9-10.

El apóstol Pedro nos escribe: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno se perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” 2 Pedro 3:9. Dios no tarda por tardar, El solo está dando tiempo para que todos vengan al arrepentimiento. Además, la Biblia también nos dice que “para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día” 2 Pedro 3:8. Lo que para nosotros parece un largo tiempo para Dios no es nada, pues para el no existe el tiempo, solo el presente.

Jesús hablando a sus discípulos les habló del siervo fiel y prudente al cual el Señor pondrá sobre todos sus bienes. Pero también habló acerca de un siervo no prudente. En Lucas 12:45-46 dice: “Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi Señor tarda en venir…vendrá el Señor de aquel siervo en día en que este no espera y a la hora que no sabe, y le castigara duramente, y le pondrá con los infieles.”

Es muy interesante notar que aunque a la mayoría de nosotros no nos gusta esperar, si nos gusta que nos esperen. Muchas veces no somos pacientes con otros pero nos gusta que sean pacientes con nosotros, si no hemos esperado con paciencia solícitamente y no estamos preparados en aquel día, no habrá paciencia para con nosotros.

El que espera debe estar preparado

Cuando yo era muy joven, tenia alrededor de once años pertenecía a una tropa de niños escuchas de nuestra iglesia. En cierta ocasión se organizó una salida para ir a Ponce. No creo que yo había ido antes a Ponce y estaba muy deseoso de ir. Ponce queda como a tres horas de donde yo vivía en Río Grande. El líder de la tropa dijo que a las cinco de la mañana pasaría a recogernos. Aquella noche dormí muy poco. Me acosté pensando en si iba poder levantarme tan temprano y estar preparado cuando me vinieran a recoger. El líder había dicho que no esperaría por nadie. Que el que no estuviera listo se quedaba.

Aquel día me levanté como a las cuatro de la mañana. Yo no quería perderme el viaje, ni que me dejaran. Cuando mi madre oyó que yo estaba despierto tan temprano, me dijo que era muy temprano, que me volviera a acostar, pues ellos no iban a venir tan temprano a recogerme. Yo discutí con mi madre que no, que yo debía quedarme despierto pero ella insistió que me fuera a dormir y que ella velaría por mí. Para tristeza mía, antes de la cinco de la mañana llegaron a recogerme, pero yo estaba en la cama. Mi madre les pidió que esperaron solo un momento y que yo ya saldría. Ellos no esperaron y se fueron. Yo no estaba preparado a la hora que se había establecido.

Yo nunca olvidaré esta experiencia. Será una enseñanza para mi toda mi vida. De igual manera Dios espera que todos los que esperan la venida de Cristo estén preparados en todo tiempo. Estar preparado significa estar vestidos, estar en Él. El apóstol Pedro una vez mas nos escribe:

“Por lo cual oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz. Antes bien, crece en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo” 2 Pedro 3:14,18.

También el apóstol Pablo nos escribe respecto a aquel día de la siguiente forma:

“Pero vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel dia os sorprenda como ladrón. Porque vosotros sois hijos de luz e hijos del día, no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.” (I Tesalonicenses 5:2; 4-6).

El estar preparado es lo más importante de la espera. Estar preparado no tiene que ver con lo que estoy haciendo (Mateo 7:20-23). Es posible estar haciendo muchas cosas que parezcan ser buenas y bien pudieran serlo. Predicar no es estar preparado, ayudar a otros no es estar preparado, ir a la iglesia no es estar preparado, sanar enfermos no es estar preparados, echar fuera demonios no es estar preparado. Entonces, ¿Qué es estar preparado? De acuerdo al apóstol Pedro, estar preparados es sinónimo de estar sin pecado, estar en paz, y estar creciendo en la gracia y el conocimiento de Cristo. El apóstol Pablo nos dice que estar preparados es andar en luz.

Si cada día no crecemos en nuestra relación con Cristo, si cada día no le conocemos mejor, si cada día nuestra intimidad con el no aumenta, si cada día nuestra paz con él y con todos no aumenta, no estamos en luz, y no estamos preparados, no importa todo lo que estemos haciendo.

Señales de su venida

Jesús fue el primero en hablarnos claramente de su segunda aparición, El mismo nos dejó dicho las cosas que habrían de ocurrir en torno a su venida. En Mateo 24; 25; Marcos 13:1-37; Lucas 12:35-48; 21:5-36. Si estudiamos detenidamente los sucesos de Mateo 24 veremos que aunque el no nos dejó dicho el día y la hora que él había de volver, pues nadie lo sabe (Mateo 24:36), pero sí nos dejó una serie de acontecimientos que tendrían que ocurrir y además, también nos dejó señales que nos darían a entender que su venida estaba muy cerca.

Lo que debe de ocurrir (Pero todavía no es el fin):

Principio de dolores:

Falsos Cristos- Mateo24:5
Guerras y rumores de Guerra (Nación contra nación) – Mateo 24:6-7a
Pestes (Epidemias) – Mateo 24: 7b
Hambres – Mateo 24: 7c
Terremotos en diferentes lugares – Mateo 24: 7d
Tribulación:

Creyentes Perseguidos – Mateo 24:9
Creyentes matados, martirio – Mateo – Mateo 24:9
Creyentes aborrecidos – Mateo 24:9
Creyentes caerán bajo la persecución – Mateo 24:10
Creyentes entregarán a otros – Mateo 24:10
Decepción (Engaños):

Falsos profetas – Mateo 24:11
Falsos maestros – Mateo 24:11
Engañados – Mateo 24:11
Se multiplicará la maldad – Mateo 24:12
Enfriamiento espiritual – Mateo 24:12
Señales del Fin:

En la parábola de la higuera: Mateo 24:32-35, Jesucristo, nuestro Señor nos habló acerca de mirar los tiempos y los acontecimientos que serian como señales a nosotros y para asi saber cuando está cerca su venida.

Será predicado el evangelio a todo el mundo – Mateo 24:14
Indiferencia al evangelio (Vida de placeres)- Mateo 24:36-39
Gran Tribulación (Persecución y Muerte a los que siguen a Cristo) – Mateo 24:21
Más falsos Cristos (Anti-Cristo- Harán grandes señales y prodigios) – Mateo 24:24
Mas falsos profetas (Falso Profeta- Harán grandes señales y prodigios) – Mateo 24:24
Tratarán de engañar aún a los escogidos -Mateo 24:24.
El sol se oscurecerá – Mateo 24:29
La luna no dará su resplandor – Mateo 24:29
Las estrellas caerán del cielo – Mateo 24:29
Las potencias (el sol y la luna) serán conmovidas – Mateo 24:29
La Venida del Hijo Cristo será rápida o momentánea y para muchos inesperada.

Mateo 24:27

“Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”

Aparecerá la señal en el cielo – Mateo 24:30 (¿La Gloria?, ¿El relámpago?, ¿Cristo mismo?)
Verán al Hijo del Hombre – Mateo 24:30;
Los ángeles juntarán a los escogidos (Arrebatamiento o Rapto y Transformación-Vivificación) – Mateo 24: 31; I Corintios 15:51,52; I Tesalonicenses 4:15-17; II Tesalonicenses 2:1.
Dos en el campo- Mateo 24:40, 41
Dos en una cama – Lucas 17:34
Dos mujeres moliendo- Lucas 17:35
Las diez vírgenes – Mateo 25:1-13
El arrebatamiento – I Tesalonicenses 4:13-18
La ira de Dios se derrama sobre los incrédulos
Su venida está aún mas cerca

Romanos 13:11

“Y esto, conociendo el tiempo, es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora esta mas cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos”.

En vista de que la venida de Cristo está aún mas cerca que cuando se escribió la Biblia, y aún mucho mas cerca que cuando aceptamos a Cristo como salvador debemos seguir el consejo del apóstol Pablo

2 Corintios 4:8-18

No mirando nosotros á las cosas que se ven, sino á las que no se ven: porque las cosas que se ven son temporales, mas las que no se ven son eternas.

“Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Señor Jesucristo”

(Tito 2:11-13)

Copyright/Derechos ©1998-2010 Jorge L. Trujillo




marzo 07, 2019

Escándalo en el que las iglesias evangélicas están envueltas hoy por hoy en Chile

Nadie ha sido ajeno al escándalo en el que las iglesias evangélicas están envueltas hoy por hoy en Chile, y que tiene su origen en una investigación reservada por la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad contra el Obispo de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal (Jotabeche), Eduardo Durán Castro, por el abultado y rápido crecimiento de su patrimonio personal, donde se dio a conocer que él confesó que recibe al menos treinta millones de pesos mensuales por el (solo) concepto de diezmo (Matus, 2018).

Dicho escándalo tiene el efecto de ser demasiado amplio y demasiado acotado a la vez. Amplio por cuanto no es la realidad ni de todas las denominaciones evangélicas ni de todos los pastores en Chile que muchas veces pasan grandes penurias y escasez económica, generando un triste prejuicio en la opinión pública, y acotado porque el Obispo Durán no es el único que está en esa condición, pues existen otros pastores y obispos del pentecostalismo tanto autóctono como de exportación (incluído el neopentecostalismo y otras variantes como la Iglesia Universal del Reino de Dios “Pare de Sufrir”[ii]) cuyos líderes también cuentan con antecedentes de enriquecimiento desproporcional .

 Es decir, si bien no es una cosa general, tampoco él es el único que se encuentra en esta estructura, sino varios otros líderes dentro del pentecostalismo. Aunque en este artículo me dedicaré solamente al pentecostalismo autóctono chileno, esto es, el pentecostalismo iniciado por el avivamiento de 1909, al alero del pastor estadounidense y de origen metodista Willis C. Hoover, y que podemos intentar calificar de manera muy amplia dentro de esas iglesias que tienen la costumbre de “dar tres glorias a Dios” en sus cultos (Lagos Schuffeneger, 2009, pág. 91).

En ese sentido me referiré de forma indistinta a dichas iglesias, especialmente a las tres Metodistas Pentecostales (IMP), que por diversas razones se dividieron con posterioridad a la muerte del carismático y controvertido obispo Javier Vásquez Valencia: la IMP pública, la IMP privada, y la IMP de calle Jotabeche.

El obispo Durán ha evitado responder sobre la justificación ética, doctrinal y teológica para que él como pastor de una iglesia gane un sueldo anual de al menos 360 millones de pesos, es decir, alrededor de 544.860 dólares, que es 104 veces el sueldo mínimo, y bastante más que el sueldo del presidente de Estados Unidos, que gana 400.000 dólares como mandatario del país más rico del mundo (BBC News, 2018), o más que el Presidente Ejecutivo de Codelco, la cuprífera estatal más grande del mundo y que gana $313.382.576 anuales[iii] (piénsese que Codelco produjo ganancias en 2017 por MMUS$ 2.885[iv]).

De hecho, el obispo Durán gana más que el promedio de los gerentes generales de empresas que facturan por encima de 100 millones de dólares, que en Chile alcanzó en 2018 los $176.400.000 anuales de sueldo para cada gerente (EMOL, 2018).

Durán se ha refugiado diciendo -por medio de un vídeo subido en redes sociales- que todo esto se trata de una simple persecución por el evangelio “originada en su posición valórica”.

Evidentemente, la situación está lejos de ser así, pues la razón del cuestionamiento tiene que ver con algo mucho más esencial y es que para ser una voz política, que es lo que él ha intentado hacer vía activismo “valórico” [v], para ser precisamente una “voz moral”, se requiere tener moral, en lenguaje del evangelio.

 Si uno quiere hablar de la paja en el ojo ajeno, debe mirar su viga (Lucas 6:42). Cualquier persona que quiera hacer crítica política y ética debe saber que también se la harán a él, que será escrutado, analizado y estudiado en lo que hace, y si tiene algo reprochable se lo van a hacer ver con mucha fuerza.

Es por esa razón que Durán, aunque no es el único religioso que se enriquece con la iglesia, es el único en el escrutinio y escándalo público por cuanto ha incursionado directamente en política, siendo una de las caras más visibles de la incursión “evangélica-conservadora” en esta área, especialmente durante la reciente elección presidencial y legislativa de 2017 (Mansilla, Orellana, & Panotto, 2019, pág. 195), y es la razón por la cual no todos los religiosos que hacen política como él están bajo ese ataque: porque los demás no tienen esa debilidad manifiesta contraria a los valores del quehacer democrático (y cristiano, por cierto), como es generar un abultadísimo e injustificado patrimonio producto de su trabajo como religioso.

Durán no es el único religioso que tiene una posición valórica conservadora y que cuenta con cobertura mediática (existen otros como el obispo anglicano Alfred Cooper, por ejemplo) Si las cosas fueran como Durán afirma, todos estarían bajo ataques calumniosos. Pero solo él está bajo la lupa, pues es él quien posee esta falencia de un patrimonio extrañamente enorme para un religioso y que ha confirmado con la revelación de su sueldo, lo que ya no es una acusación, sino un hecho admitido.

Es decir, si cualquier otro religioso con activismo político tuviera esa debilidad o el mismo tuviera cualquier otra debilidad, se la harían ver, porque las reglas de la política democrática implican sujetarse a sus supuestos: probidad, transparencia, servicio, intachabilidad, responsabilidad (accountability). La crítica ética y moral es consustancial a la política, de manera que no importa si la revelación de una falta ética tiene como propósito deslegitimar al adversario -esa es una obviedad en política-. Lo que importa es que dicha falta ética sea real y que el atacado pueda desmentirla.

En este caso, Durán no ha dado una explicación del sentido moral y cristiano de ganar 30 millones mensuales como religioso a costa de donaciones de gente humilde, y, por lo tanto, su respuesta es no solo impopular sino insuficiente.

Ahora bien, fuera de ese análisis y de lo mucho que podría hacer el Estado para hacer cumplir la “ley de culto” que prohíbe que las personas jurídicas religiosas tengan fines de lucro (artículo 9 ley 19.638), además de establecer un marco regulatorio con elementos mínimos de probidad y transparencia, cabe preguntarse algunas cosas orientadas hacia el asunto eclesiástico: ¿cuál es la estructura eclesiástica que permite esta situación? ¿Cuáles son los efectos eclesiales de esta situación? ¿Cómo es que llegamos a ese estado de cosas?  ¿Por qué hay congregaciones que lo siguen permitiendo? ¿Qué podríamos hacer desde dentro de las iglesias para terminar con situaciones así?

¿CUÁL ES LA ESTRUCTURA ECLESIÁSTICA QUE PERMITE ESTA SITUACIÓN?

La estructura con la que funcionan las iglesias como la de Durán es muy sencilla: a diferencia de la mayoría de las denominaciones protestantes y evangélicas clásicas (luteranos, anglicanos, presbiterianos, metodistas, bautistas, aliancistas, asambleístas, entre otras), en estas iglesias no existe sueldo fijo y razonado para el pastor, sino que se fija explícitamente que él vivirá de la totalidad de los diezmos (sean muchos o pocos). Pero no es solo eso: la administración de todos los dineros y de los bienes están entregados por estatuto y por costumbre en forma exclusiva al pastor en la iglesia local. Es él quien determina qué se hace con ellos y qué no, y nadie tiene control, auditoría o cuenta que pedir a dicho ministro. No existe tampoco la obligación de dar transparencia a los bienes y dineros que la iglesia tanto local como a nivel corporativo adquiere o administra, ni una limitación sobre en qué pueden usarse o gastarse.

Así, los pastores no solo no tienen preestablecido un sueldo fijo que sea proporcional y justo para su trabajo, estableciendo la totalidad de los diezmos (cuestión variable) como aquellos destinados a su mantenimiento, sino que además son ellos quienes tienen la administración de las ofrendas y todos los otros bienes. A eso debe sumarse que muchos hermanos, empujados y alentados por las autoridades intermedias y sus predicaciones, dan además regalos, primicias de la producción (como las del Libro de Levítico de la Biblia, y ofrendas especiales de cumpleaños a los pastores, lo que aumenta los bienes a su entera disposición.

Todo esto significa que el hecho de que los hermanos diezmen o no, tampoco es relevante para la posibilidad de enriquecimiento que se tiene, pues basta con que ofrenden para que dicho dinero pase directamente a la libre disposición del pastor. Por eso muchas veces dirán “en realidad los que diezman son una minoría”, y razón tienen o pueden tener (diezmar en todo caso es requisito para alcanzar puestos de autoridad). Sin embargo, esto no perjudica al sistema, sino que solamente disminuye el ingreso potencial, pues los que no diezman sí suelen ofrendar dinero e incluso ofrendan trabajo para conseguir dinero (ventas de comida, por ejemplo), lo que no es poco. Es más, cuando la iglesia alcanza un tamaño considerable, el capital se hace elevado por acumulación, siendo indiferente si la gente da o no un porcentaje elevado de sus recursos, con tal que den dinero o trabajen para conseguirlo. 

El pastor puede usar y disponer de todo, puede contratar a quien quiera sin dar cuenta alguna, incluso y muchas veces contrata a miembros de su familia fijando sueldos a discreción sin que existan reparos. Los tesoreros no son personas que tengan la responsabilidad de auditar el dinero; solamente cuentan, entregan y pagan recibiendo órdenes. Son personas de confianza del pastor, nombradas por él, pero sin voz sobre asuntos financieros. Los pastores bajo este sistema normalmente nombrarán a algún familiar cercano para ese cargo, sea hijo, yerno, hermano, o pariente, quien vigilará este asunto. Es por eso que en la práctica no existirá diferencia contable entre el pastor y su familia y la iglesia, son una extensión de una misma cosa.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS ECLESIALES DE ESTA SITUACIÓN?

Toda esta situación implica un efecto sencillo a nivel general y que define -a mi juicio- toda la estructura, problemas y debilidades de las iglesias pentecostales autóctonas actuales: el ingreso del pastor es directamente proporcional al tamaño de la iglesia, si la iglesia es grande y/o crece, el pastor estará económicamente bien (o grotescamente bien) Si es pequeña, no crece o disminuye su crecimiento, no dará sustento y/o registrará “pérdidas”. Así como el bono por venta de un vendedor de seguros, el crecimiento numérico de las iglesias pentecostales se mercantiliza, haciendo de sus miembros una verdadera mercadería o capital a acumular, una especie de incentivo productivo a nivel religioso/proselitista.  

Esto deviene en muchos efectos derivados que suelen observarse en mayor o menor medida dentro de estas iglesias, aunque obviamente tiene variantes[vi]:

EN PRIMER LUGAR, implicará que dentro de una misma denominación habrá pastores de iglesias pequeñas que pasarán grandes penas económicas, y habrá otros que podrán ganar más que el Presidente de un país. Serán “pymes” y “transnacionales” dentro de una misma persona jurídica, y salvo la mera buena voluntad de un pastor “masivo” que ayude al pequeño, no habrá cobertura institucional para él y su trabajo. Así, la condición económica de pastores de una misma denominación pentecostal con esta estructura puede ser extraordinariamente dispar y en sí injusta considerando que hay igual trabajo, incluso muchas veces hay más trabajo en el pastor pequeño por estar comenzando. Es la legitimación estructural de la desigualdad social entre ministros.

EL SEGUNDO efecto es la acumulación numérica. Las iglesias bajo esta estructura no solo no ponen límite a su crecimiento local hasta transformarse en “mega iglesias” sino que acumulan en torno a un solo pastorado un buen número de “locales” o “clases” repartidas en su zona geográfica, y en lo posible más allá. Aunque dichos locales o clases sean ya lo suficientemente grandes, incluso tan grandes como para requerir de nuevos pastores, el pastor principal se negará a dicho pedido, pues significará una pérdida notable en sus entradas económicas. La negativa será constante pues los “locales y clases” están “gravados” con cuotas y metas económicas, muchas veces bastante altas, de forma tal que éstas cargarán con la iglesia central más grande y no al revés.

EL TERCER EFECTO es la notable calidad cismática de esas iglesias cuando son grandes en número, pues con tal de adquirir o no perder la calidad de pastor u obispo dentro de una iglesia grande, el cisma se produce constantemente, pues dicha posición es muy codiciada mientras la posición de pastor de iglesia pequeña o naciente no lo es. A la muerte de un pastor u obispo, la iglesia se dividirá, porque muchos se pelearán el capital religioso; en términos fríos y duros, la cartera de clientes. Asimismo, la crítica al rebelde a la autoridad o a quien pudiera generar un cisma es constante, representada como una verdadera maldición, aunque muchas veces se ocultará que la mayoría de las iglesias pentecostales nacieron de un cisma y de una rebelión del líder (Lalive d’Epinay, 2009, pág. 142) que ahora demanda sumisión y no rebelión, so pena del castigo divino. Asimismo, se sancionará duramente la “militancia” en organizaciones religiosas que no sean la propia, y se satanizará duramente al que se cambia de iglesia con toda clase de maldiciones espirituales, lo que permite asegurar el capital económico-religioso.

EL CUARTO EFECTO de la confusión entre la iglesia y la familia pastoral es que, con el fin de mantener la fuente de ingreso familiar, el pastor hará lo posible por asegurarse que la calidad de pastor quede radicada en alguno de sus hijos o yernos (Mansilla M. Á., 2016, pág. 384). Siempre los mantendrá cerca de sí como autoridades, y llegado en el momento les dará el cargo de Primer Oficial o primer ayudante, ubicándolos en la condición sociorreligiosa de ser llamados sucesores. Este estatus especial y superior que se otorga a la familia pastoral ayudará mucho de cara a la congregación.

EL QUINTO EFECTO es que habrá un énfasis central y casi único en el crecimiento numérico y de infraestructura: el primero para no perder sino aumentar las entradas, el segundo para reforzar el primero y justificar la demanda económica de la iglesia. Su rendición de cuentas, carente de detalles contables, será simplemente la visible presencia de nuevos y más grandes templos, lo que tranquiliazará a los fieles sobre esto, pero que en todo caso son construidos con donativos adicionales a los normales y con la fuerte presencia de mano de obra voluntaria de la propia congregación. La construcción y ampliación de edificaciones se transforma así en un fin único, y no en un medio, pues una vez que se termina una construcción o ampliación se empezará otra. Incluso a pesar de si por ello se adquiere deuda, pues en este contexto eclesial, mercantilizado y no transparente, eso puede ser una simple inversión a plazo recuperable.

Se descartará así cualquier otra prioridad: tener un seminario y hacerlo requisito para ser pastor o abrirlo al diaconado, poner énfasis serio en la teología e historia de la iglesia e identidad denominacional, crear colegios, tener fundaciones, realizar obra social y de misericordia en forma permanente, institucional y sistemática de acuerdo al evangelio. Todo ello se descarta o se minimiza, mutilando la labor y misión hacia la “sola alma” (que es un número que se integra a la iglesia y aporta) y no sobre la “calidad de vida de dicha alma” y sus inquietantes y profundas dudas espirituales. Crecer en número es lo importante; ya habrá tiempo para lo demás, que rara vez llega. El fervor evangelístico nace desde la autoridad y se mantiene constante, para bien de la difusión de un mensaje que se cree salvífico y justificado por ello, pero también por la mercantilidad del crecimiento en su estructura eclesiastica. El “buen” incentivo que hay en la relación miembro/dinero personal pastoral disponible.

Evidentemente dicha mutilación teológica y práctica de la misión eclesiástica, sumada a la mercantilidad del crecimiento y el énfasis en la “sola alma” directamente vinculado a todo lo anterior, también incide en sus intereses políticos, siendo una de las tantas razones por las cuales en estas iglesias casi no hay preocupación política por las condiciones materiales de existencia de la gente tanto dentro como fuera de la comunidad de fe, haciendo de sus preocupaciones en materia de ideología-política básicamente la libertad de poder seguir predicando ese evangelio (bastando que sea en ese estado de mutilación, es decir, la propia fe y no la de los demás), y la negación de la libertad civil de terceros de practicar y difundir cualquier forma de vida que pueda ser incompatible a la conversión y amenazar por ende la participación (rentable en el fondo) dentro de la organización eclesiástica: las libertades de las minorías sexuales (que “no pueden” ser a la vez parte de su religión), el ateísmo o cualquier ideología explícitamente atea, el mal llamado “paganismo” (religiones consideradas satánicas por ser indígenas o no occidentales), la eutanasia y la legalización de la marihuana, olvidando de forma natural y espontánea el agregar a su pensamiento y preocupación política la expresión de los valores cristianos de justicia, solidaridad, fraternidad, igualdad, o cuidado de la creación, e incluso callando si llega a producirse restricciones o atentados en contra de personas que son parte de dichas cosmovisiones consideradas incompatibles (Mansilla & Orellana, Evangélicos y Política en Chile. Política, apoliticismo, y antipolítica, 2019).

El único valor político pasa a ser la posibilidad de conversión a su religión, traducida en libertad para predicar su fe (no una preocupación por la generalidad de la libertad religiosa sino solo la propia) y la negación –incluso total- de las otras cosmovisiones o formas de vida con las que “se compite”, lo que es el resultado directo e imperceptible de esta reducción de la integralidad de la misión basada en la centralidad del crecimiento numérico, cuyo origen es por una parte el fervor misionero, pero a la vez la mercantilidad del crecimiento que lo atrofia al máximo. El pensamiento conservador se hace una obviedad, pues éste es -en el fondo- la negativa a perder miembros o crecimiento, perder poder en otras palabras, negando por ende a los otros, no pudiendo mirarlos como iguales o legítimos.

NOTICIACRISTIANA.COM





febrero 22, 2019

¿Si algún cristiano que se suicida se iría al cielo?

Tal vez Mateo 16:19 es uno de los versos bíblicos más abusados hoy: “Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos”.

Muchas personas creen que, con estas palabras de Jesús a Pedro como base, y por extensión a los apóstoles y a todos los demás creyentes, podemos “desatar” bendiciones para nuestras vidas y “atar” toda maldición o espíritu malo que venga contra nosotros.

No es raro oír en algunas iglesias frases como “desato prosperidad para ti”, o “ato todo espíritu de mal en este lugar”. Incluso hay quienes “atan al diablo” para que no les haga daño.

¿Es esa la aplicación correcta del pasaje? ¿A qué se refiere la Biblia por atar y desatar?

UNA AUTORIDAD DADA POR JESÚS

Para entender este versículo, primero notemos esto: Jesús dice estas palabras luego de que Pedro, representando a los doce apóstoles, confesara por revelación de Dios que Jesús es el Cristo (v. 15-17).

Como afirma el pastor y exégeta John MacArthur, en sintonía con otros estudiosos, las llaves del reino de los cielos “representan autoridad, y aquí Cristo da a Pedro (y por extensión a todos los otros creyentes) la autoridad para declarar lo que era atado o desatado en el cielo”.

El erudito William Hendricksen está de acuerdo. Él escribe que “el que ‘tiene las llaves’ (ver Ap. 1:18; 3:7) del reino de los cielos determina quién debe ser admitido y a quién se debe negar la admisión”.] Por otro lado, como bien comenta Jonathan Leeman,

“Algunos estudiosos bíblicos hablan acerca de atar y desatar como una actividad judicial o rabínica. Por ejemplo, el rabino decidía cuándo aplicar la ley a una persona en particular y bajo qué circunstancias. Básicamente, Jesús otorgó a los apóstoles esta clase de autoridad: la autoridad de colocarse frente a un confesante, considerar su confesión, considerar su vida y emitir un juicio oficial en nombre del cielo”.

De manera que en Mateo 16:19 hay algo sorprendente: Jesús habla en representación del cielo, le dice a Pedro que su confesión vino del Padre que está en los cielos, y les da autorización a los apóstoles para también representar a Dios en la tierra, atando y desatando aquí lo atado y desatado en el cielo.

En otras palabras, los apóstoles tendrían autoridad para juzgar en la tierra quién debía ser reconocido dentro del Reino de Dios y quién no. De hecho, esta autoridad se menciona otra vez en Juan 20:23, cuando Jesús les dice a los apóstoles: “A quienes perdonen los pecados, éstos les son perdonados; a quienes retengan los pecados, éstos les son retenidos”.

Si somos protestantes, esto puede sonar problemático a primera vista. Nosotros creemos que solo Dios puede perdonar nuestro pecado. No es de extrañar que la Iglesia católica romana use pasajes como estos para justificar algunas de sus enseñanzas sobre la autoridad de ella y el papado. Entonces, ¿cómo entender esto correctamente?

COMPRENDIENDO MEJOR EL PASAJE

La autoridad que Jesús dio a sus apóstoles en Mateo 16 debe entenderse según Mateo 18. En este pasaje vemos cómo se aplica esta autoridad. Allí, Cristo da instrucciones no solo a los doce, sino también a las iglesias locales sobre cómo lidiar con el pecado en la iglesia:

“Si tu hermano peca, ve y repréndelo a solas; si te escucha, has ganado a tu hermano. Pero si no te escucha, lleva contigo a uno o a dos más, para que toda palabra sea confirmada por boca de dos o tres testigos. Y si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia; y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el Gentil (el pagano) y el recaudador de impuestos. En verdad les digo, que todo lo que ustedes aten en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desaten en la tierra, será desatado en el cielo”, Mateo 18:15-18 (énfasis añadido).

Esto nos enseña que la iglesia local tiene autoridad para declarar si alguien debe ser considerado como creyente o no (y por tanto miembro de ella o no), dependiendo de lo que diga la Biblia sobre el estado de esa persona, y dependiendo de si la profesión de fe de la persona es creíble. Por ejemplo, alguien que no se arrepiente de su pecado cuando se le aplica el proceso descrito en Mateo 18 deja de tener una profesión de fe creíble según la Palabra.

Como dice MacArthur:

    “La suma de todo esto significa que cualquier cuerpo de creyentes debidamente constituido, actuando de acuerdo con la Palabra de Dios, tiene la autoridad para declarar si alguien es perdonado o no perdonado. La autoridad de la iglesia no es determinar estas cosas, sino declarar el juicio del cielo basado en los principios de la Palabra. Cuando hacen tales juicios sobre la base de la Palabra de Dios, pueden estar seguros de que el cielo está de acuerdo. En otras palabras, todo lo que ‘atan’ o ‘sueltan’ en la tierra ya está ‘atado’ o ‘desatado’ en el cielo. Cuando la iglesia dice que la persona que no se arrepiente está atada al pecado, la iglesia dice lo que Dios dice acerca de esa persona. Cuando la iglesia reconoce que una persona arrepentida ha sido liberada de ese pecado, Dios está de acuerdo”.

Una interpretación errada de algún pasaje bíblico puede conducirnos a confusiones, y dejarnos sin entender y obedecer lo que Dios nos dice.

El siguiente ejemplo puede ayudarnos a entender mejor este asunto.

Supongamos que eres colombiano y extravías tu pasaporte mientras estás en otro país. Vas a una embajada de tu nación, explicas tu caso, y ellos hacen su trabajo y concluyen que eres colombiano. Entonces la embajada te da un nuevo pasaporte. La embajada, entonces, no te hace colombiano. ¡Ya eras colombiano! Simplemente te reconoce como uno y testifica eso ante el mundo.

De igual manera, la iglesia local no te hace cristiano ni puede convertirte en uno. Pero tiene autoridad para reconocerte o no como tal. Ella puede decidir si tratarte o no como ciudadano del Reino de Dios según la Biblia. Se trata de una autoridad que ningún cristiano tiene por sí solo, y que está relacionada al tema de la membresía y disciplina de la iglesia.

Por supuesto, la iglesia no es perfecta, y a veces erramos en el ejercicio esta autoridad. En ocasiones, por ejemplo, podemos no reconocer como creyente a alguien que sí debería ser reconocido como tal. Por eso necesitamos buscar ser bíblicos en todo, de manera que los juicios que emitamos estén conformes a lo que Dios declara en el cielo.

HERMANOS, USEMOS BIEN LA PALABRA

Como puedes ver, hay un abismo enorme entre la interpretación más común que se enseña en muchas iglesias sobre lo que significa atar y desatar, y lo que la Biblia en verdad enseña.

Mateo 16:19 es un texto que nos ayuda a tener un entendimiento de la iglesia más bíblico. Nos habla de la autoridad que tenemos como creyentes para recibir en el nombre de Jesús a otros creyentes en el evangelio, y para dejar de reconocer como creyentes a quienes se aparten de la verdad y no se arrepientan conforme a la Biblia.

Sin embargo, una interpretación errada de este y cualquier otro pasaje bíblico puede conducirnos a muchas confusiones, y dejarnos sin entender y obedecer lo que Dios nos dice. Esto nos recuerda la importancia de 2 Timoteo 2:15: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad”.






enero 30, 2019

Sacerdote dice que el infierno es un “estado del alma”

Respondiendo a la pregunta de si los cristianos que se suicidan van al cielo, el ético Russell Moore dijo que debido a que la sangre de Cristo cubre los pecados pasados, presentes y futuros, la “última cosa que hacemos” no determina dónde pasaremos la eternidad.

Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur, dijo que a menudo la pregunta la hacen personas preocupadas cuyo ser querido se suicidó.

“Se preocupan”, dijo. “¿Significa esto porque esta persona su último acto en la tierra fue un pecado, y por eso esa persona está en el infierno? Y la respuesta a eso es no”.

“Esta persona está en Cristo. Eso significa que la sangre de Cristo cubre los pecados de esa persona, pasados, presentes y futuros. Y entonces, no somos salvos en base a lo último que hacemos siendo algo que es aceptable para Dios. Somos salvos por la gracia y la misericordia de Dios”.

Pero a veces, Moore dice que no está dispuesto a considerar si los cristianos que se suicidan van al Cielo porque teme que algunos lo vean como un permiso para suicidarse.

“No está bien”, subrayó. “Un suicidio es un asesinato. El suicidio es el ataque de la imagen de Dios. Y el suicidio es horrible. “No es solo un pecado, sino un pecado que deja escombros y devastación por todas partes”.

“Y entonces, si eres alguien que le preguntan porque estás pensando en el suicidio, te rogaría que hables con las personas de tu vida y obtengas ayuda porque la vida vale la pena”.

Muchos individuos que se suicidan están en un lugar de “profunda, profunda angustia y angustia de diversos tipos” o padecen enfermedades mentales, señaló Moore, y agregó que “debemos verlos con compasión”.

“La respuesta que deberíamos tener cuando alguien a quien amamos se suicida no es culpar a la persona, no culparla, no enfadarse con esa persona”, concluyó. “Tampoco es para preguntarse: ‘¿Esto significa que esta persona está fuera del alcance de la gracia de Dios?’ “La gracia de Dios cubre una multitud de pecados, incluyendo aquellos que son tan hirientes que dudamos incluso en hablarlos”.

En medio de un aumento dramático en el suicidio en las últimas dos décadas, varios líderes religiosos han contribuido a determinar si los que cometen suicidio están condenados o no al infierno.

Recientemente, un sacerdote de Michigan fue criticado por sugerir en el funeral de un estudiante universitario de 18 años que podría no ir al cielo porque se quitó la vida. “Era su momento de decirles a todos lo que pensaba del suicidio, [y] no podíamos creer lo que estaba diciendo”, dijo el padre del adolescente, Jeff Hullibarger,  a la Detroit Free Press . “Él estaba allá arriba condenando a nuestro hijo, casi llamándolo pecador. Se preguntó si se había arrepentido lo suficiente como para llegar al cielo. Dijo ‘suicidio’ más de seis veces “.

El Dr. Jeremiah Johnston, apologista y estudioso del Nuevo Testamento, ha argumentado que el suicidio no es el pecado imperdonable.

“El único pecado que Dios no puede perdonar es el pecado de rechazar a Jesucristo como Señor y Salvador”, le dijo a CP antes. “¿Las personas que se suicidan van al infierno? Algunas personas enseñan que el suicidio es el ‘pecado imperdonable’. Dios perdona ese pecado. ¿Es un pecado? Absolutamente. Pero la salvación que recibimos de Jesucristo es eterna, independientemente de nuestro estado mental o nuestra madurez espiritual o inmadurez. De lo contrario, el Evangelio es nulo. ¿Sabe cuántos cristianos mueren inesperadamente? ¿Con pecado no confesado en su vida?

Kayla Stoecklein, viuda del fallecido pastor de la Iglesia Inland Hills, Andrew Stoecklein, quien murió después de intentar suicidarse en su iglesia de California en agosto, también desacreditó la opinión común y escribió en un blog: “Esta es una falsa creencia común sobre el suicidio y me rompe el corazón. … Creo con el 100% de mi alma que Andrew está en el cielo. Andrew tuvo una relación real, cruda, auténtica con Jesús. Miles de personas estarán en el cielo gracias a él”.

La co-fundadora y autora de libros más vendidos de Saddleback Church, Kay Warren, cuyo hijo, Matthew, murió por suicidio a los 27 años en 2013, también enfatizó que el suicidio no condena a un cristiano al infierno.

“Dios nos prometió que la salvación de Mateo era segura y segura. Mateo le dio su vida a Jesús cuando era un niño pequeño. Y, por lo tanto, estoy absolutamente seguro al 100% de la obra de Jesús de que Mateo está en el cielo”, dijo. The Christian Post en una entrevista anterior.

Fuente: cristianas.com


diciembre 06, 2018

SI TE MUERES EN ESTA NOCHE, ¿TE VAS AL CIELO O AL INFIERNO?

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe “Efesios 2: 8,9. (RV)

Nuestros pecados nos han separado de un Dios justo y santo, pero en Su misericordia y amor hacia nosotros ha hecho una vía de escape para todos aquellos que la buscan. Estoy hablando contigo, aquí y ahora mismo. Dios tiene un regalo increíble para ti, no te cuesta nada. Él derramó por usted en la cruz del calvario hasta la última gota de sangre. ¿Para qué? Para que seas salvo.

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida “Romanos 5:8-10. (RV)

HAY UNA PENA POR TUS PECADOS – TORMENTO ETERNO EN UN LUGAR LLAMADO INFIERNO
“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro “Romanos 6:23 (RV)

“Y así como está establecido a los hombres que mueran una vez, y después de esto el juicio” Hebreos 9:27 (RV)

JESUCRISTO ES LA PROVISIÓN DE DIOS PARA TU CONDICIÓN PECAMINOSA.
“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5: 8 (RV)

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Juan 3:16 (RV)

Usted puede ser salvado, ahora mismo!

Jesucristo fue crucificado, murió, fue sepultado y resucitó al tercer día según las Escrituras. Él hizo todo eso para usted, para comprar su perdón y liberarte. Todo lo que tienes que hacer es aceptar o rechazar el REGALO GRATIS. Si lo rechazas, cuando mueras, te quemarás para siempre en un lugar llamado infierno. 

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia; pero con la boca se confiesa para salvación “Romanos 10: 9-10 (RV)

Ora y pídele al Señor: “Señor Jesús, reconozco que soy pecador. Perdóname y sálvame. Ahora, con un corazón arrepentido, te recibo como mi Salvador personal.“

“Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” Romanos 10:13 (RV)

“Es el AMOR que nos obliga a decirle a la gente que se pierden y que están siendo dirigidos hacia al infierno si no conocen a Jesucristo, no odio. El odio no dice nada. “- Geoffrey Grider

Fuente: tiemposprofeticos.org




noviembre 27, 2017

¿Los Cristianos Veremos el Cielo minutos antes de Morir?


Esta es una pregunta que muchos cristianos suelen hacer: ¿Veremos el cielo justo antes de morir?

Algunos argumentan contra esto, afirmando que solamente cuando ya estamos completamente muertos recien entramos al Reino de los Cielos.

Esta misma pregunta fue hecha recientemente al conocido Evangelista y Predicador Billy Graham. Aquí veremos lo que piensa Billy Graham al respecto.

“Dios da a algunas personas una pequeña muestra de la Gloria Celestial antes de que mueran”, afirmó en respuesta a una pregunta de un lector de su sitio web. “Mientras las rocas volaban sobre él lanzadas por sus enemigos, Esteban, el primer martir cristiano, miró hacia el cielo y vio la gloria de Dios, y a Jesús parado a la diestra del Padre (Hechos 7:55)”.

“¿Por qué sucedió esto? No fue una alucinación ni una reacción química en el cerebro, como algunos sugieren. Estoy convencido de que esto se trató de Dios permitiéndole dar un pequeño vistazo de la eternidad”, agregó Graham.

“A través de esto, Dios recordó a los presentes, y a nosotros de la misma forma, que la eternidad es real, y que Cristo está esperándonos para darnos la bienvenida al Cielo”.

“Solo Él es nuestra esperanza, puesto que a través de Su muerte en la cruz, pagó el precio de nuestros pecados, y por Su resurrección de entre los muertos venció a la muerte, al Infierno y a Satanás”.

Fuente: Hello Christian




noviembre 05, 2017

¿Señal Apocalíptica? Nube Tsunami causa pánico en el Cielo de Estados Unidos (Video)


Una extraña nube generó pánico a toda la población de EEUU. Expertos señalan que esto pudo ser generado a causa de un fenómeno natural. Muchos se preguntan si este episodio tiene que ver con las señales del fin de los Tiempos.

En los Estados Unidos se provocó una helada, que según los científicos, causó un fenómeno excepcional que se pudo ver en el lago superior en Duluth Minnesota, a una temperatura de -27 °C . Como consecuencia de la fuerte evaporación sobre la superficie del agua, se generó una pared de vapor, del tamaño de un tsunami.

El extraño fenómeno atmosférico, que se asemejaba una gigante pared de niebla helada fue filmada sobre el lago Superior en Minnesota.

El suceso fue registrado por el fotógrafo local Levi Drevlow días atras, y parece algo tomado de una película apocaliptica. Se puede observar un gigantesco barco carguero dirigiéndose peligrosamente hacia la pared de niebla. El tamaño de la pared de vapor es tan grande, que el carguero del puerto de Duluth parece como un pequeño juguete.

Aunque algunos piensan que es un efecto especial, el video que registra la nube es absolutamente real. Esto es el resultado de una caída ligera de la temperatura a -18ºC.

La desigualdad entre el aire frío y el agua caliente es lo que dirigió el espeso vapor a cientos de pies por encima del nivel del mar sobre el más grande de los Grandes Lagos de América del Norte.

La niebla en sí fue incapaz de causar daño, solo cubrió a los marineros en la escarcha de pies a cabeza. Es, sin embargo, una señal de un tiempo más horrible.

Según los meteorólogos, Minnesota y los estados ceracnos están a la espera de tempestades de vientos y nieves severas. Fuertes tormentas de nieve, tormentas eléctricas y períodos de lluvia helada obstaculizarán el viaje a lo largo de carreteras interestatales y pueden causar demoras aéreas. También es probable que haya cortes de energía.

Aquí pueden ver la grabación:



Fuente Diario Cristiano