Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta confianza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta confianza. Mostrar todas las entradas
septiembre 16, 2020

Ex guerrillera de las FARC predica el Evangelio y distribuye Biblias en Colombia

Sara Gómez se unió a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando tenía 14 años. Años más tarde, cuando Sara se enteró de que sus familiares se habían convertido al cristianismo, sus compañeros guerrilleros la presionaron para que se olvidara de su familia.

Sara sabía que el Evangelio era contrario a la ideología del grupo, así que logró escapar y se reencontró con su familia. Años después se casó y puso su confianza en Cristo. Desde entonces, ha pasado los últimos años de su vida predicando apasionadamente el Evangelio en su país.

Tras dejar atrás una vida marcada por la violencia, Sara comenzó a compartir la Palabra de Dios con otros que abandonaron la guerrilla. Sara y su esposo también distribuyen Biblias ilustradas a los jóvenes colombianos.

Varios de los que recibieron copias de las Biblias ilustradas llamaron a Sara y dijeron que les gustaría comenzar un grupo de estudio bíblico. “La Biblia en acción es como una película y atrae a la gente”, dijo.

El ministerio de Sara, sin embargo, no ha pasado desapercibido para los líderes de las FARC. Durante el aislamiento social debido al Covid-19, miembros de la guerrilla aprovecharon la poca presencia militar para atacar a sus excompañeros que se hicieron cristianos, según reportes de la organización misionera Voz de los Mártires.

Cuando Sara se enteró de que miembros de las FARC estaban en su ciudad, yendo de casa en casa para matar a los que habían abandonado el grupo, huyó de la región. Sara y su familia duermen en una iglesia hasta que sea seguro regresar. Ella le dijo a un misionero de La Voz de los Mártires que está agradecida de que “no tenía hambre, ni estaba sin hogar”.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - LATINOAMÉRICA - Ex guerrillera de las FARC predica el Evangelio y distribuye Biblias en Colombia
junio 09, 2020

La Brujeria y el Satanismo crece cada Día mas en América Latina

Pese a la creencia de que la religión, cualquiera que sea, está perdiendo adeptos, un estudio internacional confirmó lo contrario. Según la investigación, un 62 % de las personas de todo el planeta se definen como religiosas. “Hay una fuerte confianza en que existe un dios”, afirmaron los especialistas.

El estudio de Worldwide Independent Network fue realizado entre 66.000 personas de 68 países, a las que se les consultó sobre la autopercepción sobre la religiosidad, sin tener en cuenta cuál es el culto que profesa o si es practicante.

Así se concluyó que, en América Latina, el país más religioso es Paraguay, con el 87 % de los encuestados. Luego se ubican Colombia y Panamá, con 84 %; Brasil, con 82 %; y Argentina y Ecuador, con 78 %. “Sigue habiendo fe y los estudios son contundentes en ese sentido, la necesidad de espiritualidad está vigente y no hay nada que la reemplace”, explicó Constanza Cilley, directora ejecutiva de la consultara Voices!, que realizó la investigación en Argentina.

Por su parte, publicó el sitio Ámbito, el teólogo José Caamaño agregó que el mundo no está “secularizado”, sino que “surgen otras formas de creer”. “Hay una fuerte confianza en que existe un dios, un ser eterno o un ser superior que nos cuida y nos acompaña”.

La tendencia en el mundo

A nivel global, según el sondeo, el país más religioso del mundo es Tailandia, donde el 98 % de sus habitantes se definen de esa manera. Luego se ubica Nigeria, con 97 %; Kosovo, India, Ghana, Costa de Marfil y Papúa Nueva Guinea, con 94 %; Fiji y Armenia, con 92%; y Filipinas, con 90 %

En el otro extremo está China, donde el 67 % de su población se define como atea, 23 % se caracteriza como no religiosa y 9 % mantiene sus creencias. Le siguen Japón (13 % de religiosos), Suecia (22 %), República Checa (24 %) y el Reino Unido (27 %).

Fuente: RT
marzo 23, 2020

COVID-19: ¿angustia y miedo o fe y confianza?

No podemos dejar de hablar de la fe, porque es el único poder suficiente para vencer los tiempos difíciles

Para protegernos físicamente de los peligros de la nueva pandemia del COVID-19, todos hemos sido guiados reiteradamente con respecto a la higiene de las manos, de la ropa, de las secreciones corporales, entre muchas otras recomendaciones.

Pero, para los que creen en Dios, también hay otra forma de protección disponible frente al caos instalado. Se trata de la protección espiritual que proviene del trono del Altísimo para los que Lo buscan.

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo al Señor: esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en Quien confiaré. Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con Sus plumas te cubrirá, y debajo de Sus alas estarás seguro; escudo y adarga es Su verdad.” Salmos 91:1-4

No estoy habilitada para hablar de ciencia, medicina o política, pero puedo hablar con seguridad sobre la Palabra de Dios, que es apta y eficaz para discernir todas las circunstancias del mundo en todas las generaciones, pueblos y culturas, incluido el momento turbulento que estamos pasando.

Muchos asocian vivir en seguridad con el lugar donde viven y con los bienes que poseen, pero este concepto fue completamente sacudido por la amenaza avasallante del coronavirus. Países que hasta entonces tenían una alta tasa de IDH (Índice de Desarrollo Humano), un excelente sistema de salud y una economía saludable, están viendo que nada de eso ha sido suficiente para proteger a su población.

La reacción que el Señor Jesús dijo que la humanidad tendría al pasar por algunos acontecimientos en los últimos días se cumple:

“… desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra…” Lucas 21:26

Millones de personas están encerradas en sus hogares, aterrorizadas por la posibilidad de enfermarse y ni siquiera encontrar una cama de hospital o un ventilador mecánico que os ayude a respirar.

Mientras que algunos se desmayan por miedo a la enfermedad, otros se desmayan por la hecatombe financiera que están sufriendo.

Hace décadas que no se ve al continente europeo parado, con fronteras cerradas y un país con miedo de lo que sucede en el país vecino. Si la depresión ya es un problema grave en muchas naciones europeas, ¡imagínese ahora después de esta ola avasallante de pánico y aislamiento!

Por eso, no podemos dejar de hablar de la fe, porque es el único poder suficiente para superar los tiempos difíciles. Por más que los escépticos ignoren e incluso se burlen de nuestras palabras, hay un lugar secreto, hay una protección espiritual que viene de lo Alto para quien busca al SEÑOR Dios en los días de crisis. Él ofreció un lugar seguro para abrigarnos de los peligros de este mundo, y es un tonto el que desprecia Su abrigo. No necesitamos desmayarnos del terror, mucho menos, desesperarnos ante la noticia de que la economía va a derrumbarse o que las reservas de alimentos y medicinas no serán suficientes.

Tampoco necesitamos tratar de entender todo y tener todas las respuestas, porque hay intereses que desconocemos. Pero, incluso con todo esto, podemos dormir y despertar en paz, con la certeza de que estamos siendo guardados por el Dios que nos hizo la invitación de escondernos bajo Sus alas.

Entonces, la mejor acción para nuestros días es buscar al Altísimo con todas nuestras fuerzas. Si usted está apartado de la fe, regrese. Arrepiéntase de sus pecados y comience una nueva caminata con Dios. Si ya Lo busca, intensifique su comunión diaria con Él.

Estamos en oración por los profesionales de la salud, quienes, incluso expuestos al riesgo de contaminación y exhaustos, atienden a los que llegan afligidos en los hospitales.

Oramos por infectólogos que valientemente trabajan para socorrer a los enfermos graves. Clamamos por los científicos para que descubran nuevos medicamentos que combatan a este mal. Oramos, principalmente, para que las personas infectadas tengan una buena recuperación y, pronto, puedan regresar a su vida normal.

Estamos juntos, por la fe, con aquellos que están solos en “cuarentena” sin poder disfrutar de la compañía de sus seres queridos.

Oramos por los ancianos y los grupos en riesgo, para que mantengan su fe y ánimo de vivir en alta.

Y sepan que, este momento difícil va a pasar y, todos nosotros, sacaremos grandes lecciones de esta lucha que enfrentamos.

Hoy más que ayer, tenemos que predicar con osadía el Evangelio, pues solo él es poder de Dios para salvación (en todo sentido) de aquel que cree.

Fuente: Núbia Siqueira
noviembre 17, 2019

Pastor evangélico se ganó la confianza de los padres para aprovecharse de 12 niñas

El pastor se aprovechaba de la confianza de los padres de familia para que le dejaran a sus hijas, mientras las llevaba al segundo piso y abusaba de ellas.

Este pastor tenía su sede principal de la iglesia cristiana en el barrio La María, en Soacha, Cundinamarca, Colombia, en donde habría cometido los delitos por los que se le acusa. El capturado es el fundador de Misión de Avivamiento y Poder Fuego de Dios.

Se trata de Jesús Antonio Díaz López, un pastor que operaba con “cultos especiales para niños y adolescentes“, los que creaba para que los padres de familia que confiaban en él, le dejaran a los pequeños a su cargo, supuestamente porque les servía como “guía espiritual“.

Mientras se encontraba “predicándoles la palabra de Dios“, dirigía a las niñas al segundo piso de las instalaciones en donde tiene la iglesia, para realizar los abusos en su contra.

Según testimonios de algunas de las niñas, las amenazaba para que no denunciaran lo que estaba pasando, tanto fue así, que la captura se llevó a cabo simplemente por la denuncia de cuatro de las víctimas, pero luego de conocer lo que estaba pasando, fue que ocho más aparecieron para contar sus historias en contra de este pastor. Las primeras en llevarlo ante la justicia, fueron varias menores entre los 12 y 14 años.

Entre las denunciantes, se encuentra una mujer de 22 años, la cual manifestó, según la Fiscalía, que ella había sido abusada hasta la mayoría de edad, pero no acudía ante las autoridades, por el miedo que esto le representaba.

El delito que se le imputará es el de acto abusivo con menor de 14 años en concurso homogéneo y sucesivo. Jesús Antonio “trabajaba” en este barrio desde el 2001, mientras en los últimos años ha tratado de expandir su iglesia, pero en las otras sedes no se tiene información si cometió los mismos delitos.

Fuente: elblog.com

julio 30, 2019

Sacrifiqué, ¿y ahora?

AHORA VIVA LOS 5 PASOS:

No perdáis, pues, vuestra CONFIANZA, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la PACIENCIA, para que habiendo hecho la VOLUNTAD DE DIOS, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo VIVIRÁ POR FE; y si retrocediere, no agradará a Mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para PRESERVACIÓN DEL ALMA. Hebreos 10:35-39

1º – CONFIANZA: Cuando se oye la Voz de Dios, como Abraham, se necesita coraje para atenderla. Tras dar oídos a Su voz y entregarse en Su Altar, es preciso confiar en Su carácter, creyendo que Él cumplirá lo que prometió. Por esta razón, no debemos mirar las circunstancias, sino fijar nuestros ojos en Sus promesas.

2º – PACIENCIA: La perseverancia no es una opción, es una necesidad de la fe. Solo persevera aquel que cree que su fe no es en vano. Después de que los ángeles trajeron la noticia de que Abraham y Sara tendrían un hijo, él tuvo que perseverar creyendo para tener el hijo en sus manos un año después (Génesis 18:10).

3º – VOLUNTAD DE DIOS: El verdadero sacrificio es aquel en el cual se coloca en el Altar lo que Dios pide y lo que somos, y en eso está incluida nuestra propia voluntad. Dios jamás hará algo que no esté de acuerdo con Su querer, por eso, pregúntese a sí mismo: Lo que estoy pidiendo ¿es de la voluntad de Dios?

4º – VIVIRÁ POR LA FE: Dios no nos llama a una aventura en el Altar, Él no quiere que pasemos por allá, sino que pasemos a vivir por la fe, es decir, que vivamos según Su Palabra, y no que después de manifestar la fe crucemos los brazos.

5º – CONSERVACIÓN DEL ALMA: Hemos visto a muchos que, después de conquistar por la fe, no manifiestan la fe para mantener la fe, la razón de eso es que no están preocupados por lo más importante del ser humano y la razón más grande para lanzarse al Altar: LA SALVACIÓN DEL ALMA.

Cuando lleguen las conquistas, no abandone la fe haciendo que sus conquistas sean su dios, y mientras las conquistas no llegan, mantenga su confianza.

Colaboró: Obispo André Cajeu


marzo 27, 2017

¿COMO SUPERAR UNA TRAICION?

En su concepción más amplia, la traición es un acto casi siempre intencional que quebranta la fidelidad o la lealtad. Es una de las acciones que más daño propician, sobre todo porque la mayoría de las relaciones afectivas se sustentan en la confianza recíproca, y es precisamente esa parte la que más se lesiona cuando surgen situaciones de este tipo.

El romper con la promesa de lealtad transgrede una relación, cualquiera que sea –familiar, de pareja, de amigos, etcétera–, basada en la confianza y la entrega afectiva. Es una situación que ofende profundamente los sentimientos de entrega y de reciprocidad de la otra persona, lastima el sentimiento de que uno tiene un respaldo emocional y que se puede contar con el otro siendo transparente en actitudes y pensamientos. Cuando existe una traición es difícil continuar a menos que el daño sea reparado.

Para Celia Mancillas, Doctora en Desarrollo Humano, la traición es uno de los fenómenos humanos que están relacionados con la agresión y tiene dos características:

– Es indirecta porque no es una expresión manifiesta. Hay violación de códigos, de acuerdos, no aparece como un golpe o un insulto sino como una agresión silente, que no se manifiesta directamente: es escondida, secreta.

– Implica una violación de la confianza.

Los ámbitos de la traición son muchos, pero se pueden agrupar en dos sectores:

– La traición hacia el otro:

El ámbito íntimo o privado. De padres a hijos, entre hermanos, con la pareja, con los amigos. Se refiere a la violación de un código de confidencialidad. Por ejemplo, muchas veces entre hermanos confían y se platican pero uno de ellos lo abre con los padres.

Las formas de traición en relaciones afectivas pueden ser muchas y dependen de los valores y principios de cada quien: la infidelidad en la pareja, la humillación, pública o no, el robo, la violación de la confidencialidad, abusos emocionales, sexuales o físicos, el abandono, el engaño, el fraude económico, etcétera.

Aunque es muy ambiguo señalar qué tipo de acciones corresponden a un acto de traición o cuáles corresponden a formas de satisfacer intereses personales –aún a costa de la falta de aprobación de la otra persona, ya sea por desacuerdos o impedimentos implícitos o explícitos para poder lograrlo–, es un hecho que la traición lleva consigo una intención malsana cuya finalidad es sacar ventaja de los demás.

Consecuencias.

A partir de una traición hay un sentimiento de menosprecio, desolación, herida y engaño. Cualquier relación humana cimentada en la confianza se fractura e impide continuar sin trabas, frustración y remordimiento ya que se considera una farsa simular que todo está bien.

Sin embargo, el psicólogo y terapeuta Juan Antonio Barrera asegura que las consecuencias tienen que ver con la estructura de la personalidad, con la capacidad de replantearnos nuevas metas, con la capacidad de otorgar perdón y la capacidad de tolerancia a la frustración.

También subraya como consecuencias de la traición:

– Inseguridad, miedo y dolor.

– Deseo de venganza. Este sentimiento puede ser consciente o inconsciente, pero hay que ver que en la venganza también nos traicionamos porque nos olvidamos de nosotros mismos, de disfrutar lo que hacemos, no comemos bien porque nada más nos concentramos en ese deseo de vengarnos.

– Se genera distancia y resentimiento.

– Lucha de poder que puede traer conflictos. La persona traicionada se comienza a hacer trizas al otro y este, al sentirse culpable, cede el poder y la relación se torna muy desgastante.

– Desconfianza. En el traicionado hay un sentimiento inmediato de una ruptura de la confianza con el otro. “La confianza humana es hermosa pero muy sensible a la derrota”, señala Mancillas.

– Provoca una crisis emocional porque generalmente es necesario cambiar el rumbo de lo que se tenía planeado con la persona que traicionó.

Raquel Casasa, terapeuta psicocorporal, asegura que cuando no expresamos las emociones que se quedan atoradas por una traición, podemos llegar a enfermarnos, a somatizar, podemos sufrir de trastornos al dormir, dolores de cabeza, de estómago, etcétera.

Cabe señalar que la decisión de perdonar o no es una cuestión abstracta y que se deja a criterio personal. Lo importante es estar dispuesto a curar las heridas del pasado, desprenderse del dolor emocional y estar dispuesto a ver hacia delante, no por olvido sino por superar la experiencia aprendiendo de ella.

La aceptación del hecho de forma madura, sin exagerar ni restar importancia, es vital para un perdón sano y auténtico. Con esta base tal vez sea más fácil visualizar si es factible darse una nueva oportunidad o determinar si no hay vuelta atrás.

¿Y tu que opinas? ¿Te han traicionado?

Fuente: embajadadelreino.wordpress.com