Post Top Ad

Post Top Ad

Cargando...
Mostrando entradas con la etiqueta curas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta curas. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de febrero de 2018

febrero 13, 2018

Detenidos tres curas y un seglar en Granada por abusos sexuales

Tres sacerdotes y un seglar, profesor de religión, fueron detenidos este lunes en Granada por orden del juez que investiga los supuestos abusos sexuales a un menor. Los detenidos, miembros del clan conocido como Los Romanones, permanecen incomunicados por orden judicial. El Cuerpo Nacional de Policía, que llevó a cabo las detenciones en distintos puntos de la provincia, los trasladó por la tarde para la práctica de registros en viviendas que podrían haber sido utilizadas para cometer los hechos, en concreto en el chalé que el supuesto jefe del clan tiene en la urbanización Los Pinillos, de Pinos Genil. También está investigando el juez la procedencia de 19 inmuebles propiedad del grupo.

La supuesta víctima de los abusos relató los hechos el pasado verano en una carta dirigida al papa Francisco, quien le contestó y forzó la investigación correspondiente. Ahora, el juez de Instrucción 4 de Granada, Antonio Moreno, quiere averiguar si hubo más víctimas de abusos.

Los sacerdotes arrestados son Román Martínez, supuesto cabecilla del clan y a quien el denunciante, un joven de 24 años que supuestamente sufrió los abusos cuando era menor y ejercía de monaguillo en una parroquia de Granada, se refiere como “el director”; F. J. M., que habría sustituido al primero al frente del grupo, y M. M. Hay ocho posibles encubridores localizados y, aunque los delitos podrían haber prescrito, el juez ha tomado ya declaración a varios de ellos, según fuentes de la investigación.

Los detenidos pasarán, previsiblemente, a disposición judicial este martes o miércoles. Las detenciones de los que podrían ser los principales implicados en este caso de supuestos abusos a menores en la Iglesia se produjeron un día después de que el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, se postrara ante el altar mayor de la Catedral para pedir perdón por los “escándalos” ante los fieles en la eucaristía del domingo.

La investigación, que continúa bajo secreto de sumario, ha contado con la declaración de entre 10 y 12 personas. Los detenidos, no obstante, son los “principales implicados”, según el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, quien no descarta nuevas denuncias por hechos similares.

En su carta al Pontífice, la supuesta víctima, que ahora tiene 24 años, relató los abusos sufridos cuando era adolescente y justificó la denuncia ahora por “el posible daño […] que podrían estar sufriendo otros chicos y chicas”. El joven, siempre según su denuncia, fue convencido, cuando era menor, por uno de los detenidos para que “poco a poco” fuera dejando a su familia. Así, según explicó al Papa, dejó la vivienda de sus padres cuando tenía 17 años y se fue a vivir a la casa parroquial que dirigía Martínez. Los sacerdotes captaban a monaguillos en la parroquia para, supuestamente, infundirles una vocación religiosa, aunque, según el relato, la realidad estaba más bien relacionada con prácticas sexuales.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, aseguró este lunes que su departamento tenía conocimiento del tema desde “hacía tiempo” y “no solo por los medios de comunicación”. No dio más detalles. Pero afirmó: “Nadie puede poner en cuestión que Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora el papa Francisco están siendo absolutamente beligerantes para erradicar del seno de la Iglesia este tipo de comportamientos que a todos nos conmueven y a todos nos producen un daño muy grande”. El ministro también recalcó que “la máxima jerarquía de la Iglesia, el Papa, ha sido quien precisamente ha sido más beligerante para que este caso saliera a la luz”.

Tras recibir la carta del joven, el propio Papa le llamó por teléfono el pasado agosto, y le pidió perdón “por este gravísimo pecado y gravísimo delito”. Los hechos relatados por el joven fueron posteriormente puestos en conocimiento de la autoridad judicial, al margen de que, desde el Vaticano, le aseguraran que se iban a depurar responsabilidades. El Arzobispado de Granada apartó a tres sacerdotes del ejercicio, aunque el joven, en su relato, se refería a más. De hecho, la investigación afecta a 10 curas y 2 laicos.

Tras salir a la luz pública el caso, el Arzobispado de Granada ha reiterado su disposición a colaborar siempre con la justicia y ha insistido en que mantiene “tolerancia cero” con esas prácticas y quienes las cometan. El arzobispo Martínez no tiene, de momento, previsto viajar al Vaticano, según fuentes de su gabinete, y continúa con su agenda oficial, en la que el próximo sábado tiene prevista una vigilia de oración en la catedral granadina.

Fuente: politica.elpais.com

martes, 21 de noviembre de 2017

noviembre 21, 2017

Casi 4.500 menores sufrieron abusos sexuales de curas católicos en Australia

Un total de 4.444 personas sufrieron abusos sexuales cuando eran menores de edad por parte de miembros de la Iglesia católica en Australia entre los años 1980 y 2015, según el informe de una comisión institucional creada al efecto. El estudio concluye que el 7% de los curas del país fueron acusados de pederastia. "De las 1.880 personas identificadas como presuntos perpetradores, 597 eran hermanos religiosos, 572 eran sacerdotes, 543 eran laicos y 96 eran hermanas religiosas", precisó Gail Furness, abogada consejera de la citada comisión.

El informe de la comisión real encargada de investigar la respuesta oficial a los abusos sexuales de menores en Australia desde 1950 ha sido presentado este lunes en una nueva sesión de audiencias sobre el asunto. La nueva tanda de sesiones continuará con la toma de declaración de la práctica totalidad de los obispos del país, en interrogatorios que se prolongarán hasta el 27 de febrero.

Furness ha dicho que para la elaboración del estudio se recabaron un total de 4.444 denuncias y que estas apuntan a centenares de religiosos, 93 de ellos altos cargos de la Iglesia, y afectan a más de un millar de instituciones. La investigación ha puesto de manifiesto que el 78% de los denunciantes eran varones, frente a un 22% de mujeres.

También revelaron que la edad media de las víctimas fue de 11,6 años en el caso de niños y de 10,5 en el caso de niñas, y que tardaron una media de 33 años en presentar las denuncias después de que se cometieran los supuestos abusos.

Aunque el informe asegura que el 7% de los sacerdotes fueron acusados de abusar de niños desde 1950, ese porcentaje se eleva al 15% en algunas diócesis como Sale, Sandhurst (Victoria), Port Pirie (Australia del Sur ) o Lismore y Wollongong (Nueva Gales del Sur)

Los datos sugieren además que entre 1950 y 2010 más del 20% de los Hermanos Maristas, los Salesianos de Don Bosco y los Hermanos Cristianos fueron acusados de abusos sexuales, mientras que en la orden de San Juan de Dios la proporción sube al 40,4%.

Furness reveló que el Vaticano se ha negado a facilitar documentación sobre los supuestos abusos de sacerdotes en Australia. La Santa Sede respondió el 1 de julio de 2014 que "no era posible ni apropiado proporcionar la información solicitada", dijo.

Fuente: elpais.com

viernes, 28 de julio de 2017

julio 28, 2017

¿Un Rabino se puede casar?

Quería saber si los Rabinos se pueden casar. En mi religión, los curas no se casan, ¿es lo mismo con el Judaísmo?

Cierta vez tuve esta misma conversación con un taxista. El era católico, y me preguntó si los Rabinos se casaban. Yo le dije que no solo se pueden casar, sino que están obligados a hacerlo. “Multiplíquense”, es una orden para todos.

El taxista sacudió la cabeza y dijo: “Ustedes los judíos hacen bien”. En mi comunidad, cuando alguien tiene alguna complicación en el matrimonio, o necesita un guía para educar a los hijos, ¿con quién se asesora?, el cura no tiene ni la más mínima idea de lo que significa discutir con tu esposa. Si tengo alguna duda en teología, o necesito saber qué plegaria rezar, entonces seguro que me voy a dirigir a el, pero con problemas reales de la vida ¡el no puede ayudarme!

La conversación con el taxista me hizo recordar una importante verdad. El judaísmo no hace diferencia si eres un taxista o un rabino, se espera que vivas una vida “normal” y que estés metido en las luchas y placeres del mundo mundano.

Pero esto es también cierto de la otra forma, tanto si eres un taxista o un rabino, deberías hacer tu mundo una morada para Dios. El ideal de la Torá es crear una sociedad sagrada. Cada individuo puede entablar un diálogo directo con Dios y la Torá.

El Rabino está para ayudarnos a conectar lo espiritual con la realidad de la vida. Pero el debe hacer lo mismo con su propia vida.

Quizás el taxi era un microcosmo de un mundo ideal. ¿Qué podría ser mas lindo que una sociedad en la que los taxistas compartan su sabiduría espiritual y los rabinos cambien pañales?

Fuente: Aish Latino

martes, 14 de febrero de 2017

febrero 14, 2017

El papa garantiza “severidad extrema” con los curas pederastas y encubridores

El papa Francisco reiteró que se actuará con “severidad extrema con los sacerdotes” que cometan abusos a menores y contra los obispos o cardenales que les protejan, en el prefacio de un libro del suizo Daniel Pittet, víctima de un cura pederasta.

Francisco ha escrito el prefacio del libro de Daniel Pittet titulado “Lo perdono, padre”, en la que cuenta una historia de abusos cuando era niño por parte de un cura y que el papa define “un testimonio necesario, valioso y valiente”.

“Hemos declarado nuestro deber actuar con severidad extrema contra lo sacerdotes que traicionan su misión y con la jerarquía, obispos o cardenales, que los protejan como ha sucedido en pasado”, escribe el pontífice en esta introducción publicada por algunos medios italianos.

Francisco define “una monstruosidad absoluta y un horrendo pecado” los abusos de religiosos a menores y se pregunta: “Cómo un cura, al servicio de Cristo y de su Iglesia puede llegar a causar tanto mal?”.

“Cómo puede haber consagrado su vida para conducir a los niños a Dios y sin embargo los devora en lo que he definido un sacrificio diabólico?”, continua el papa.

Recuerda que muchas de las víctimas han llegado al suicidio y asegura que “estos muertos pesan” en su corazón y sobre la consciencia de toda la Iglesia y pide “humildemente perdón a todas las familias afectadas”.

Francisco agradece a Pittet por su testimonio que ayuda a “derribar los muros de silencio que sofocaban los escándalos y los sufrimientos y que muestra una terrible zona de sombra en la vida de la Iglesia”.

Según el pontífice, este testimonio “abre el camino a una justa reparación hacia la gracia de la reconciliación y ayuda a los pederastas a tomar consciencia de las terribles consecuencias de sus acciones”.

En el último libro del periodista italiano Emiliano Fittipaldi con el título de “Lujuria”, se asegura que entre 2013 y 2015 el Vaticano recibió 1.200 denuncias de abuso sexuales y se denuncia que durante el pontificado de Francisco se ha hecho aún poco.

Fuente: noticiassin.com

domingo, 25 de diciembre de 2016

diciembre 25, 2016

Denuncian a curas por abuso de niños sordos en Argentina


LUJAN DE CUYO, Argentina (AP) — Varios niños y jóvenes aseguraron que en una pequeña capilla y ante una imagen de la Virgen María fueron abusados por dos curas católicos. Sus gemidos de terror difícilmente podían ser escuchados: como ellos, los otros estudiantes de esa escuela argentina eran sordos.

Al menos 24 alumnos y ex alumnos del Instituto Antonio Próvolo para niños sordos y con problemas de audición de la provincia de Mendoza denunciaron los presuntos abusos ante la justicia. El escándalo se intensificó luego de saberse que uno de los sacerdotes señalados ya había sido acusado de delitos similares en una escuela en Italia.

En el instituto "hay una capillita chiquita donde está la Virgen... con unas sillitas, donde a los niños los confesaban, les daban la comunión. Allí sucedían algunos de los hechos", dijo recientemente a The Associated Press el fiscal Fabrizio Sidoti, quien investigó el caso en las últimas semanas.

Las presuntas violaciones anales y vaginales, los manoseos y las prácticas de sexo oral también ocurrían en los cuartos de baño, los dormitorios, el jardín y un sórdido sótano del centro educativo situado en la localidad mendocina de Luján de Cuyo, unos 1.065 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, según las denuncias contra los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho, quienes ya están presos. Tres laicos también enfrentan cargos en prisión.

El caso golpea a las puertas del Vaticano, que habría desoído las advertencias de las víctimas italianas sobre Corradi, detenido en Mendoza. El sacerdote italiano, de 82 años, había sido señalado por delitos similares cometidos desde la década de 1950 en el Instituto Antonio Próvolo de Verona.

Tras ordenar una investigación por las denuncias en Italia, el Vaticano castigó a cuatro sacerdotes, aunque Corradi nunca fue sancionado por los crímenes cometidos en ese instituto.

"Siempre nos decían que era un juego. 'Vamos a jugar, vamos a jugar' y nos llevaban al baño de las nenas", dijo una joven que denunció haber sido violada y abusada en el colegio argentino.

A través de una intérprete del lenguaje de señas, varias muchachas narraron a AP los supuestos abusos sufridos durante años.

La AP no identifica a presuntas víctimas de abuso sexual, a menos que ellas lo hagan de manera voluntaria. Además, en este caso, la justicia argentina las considera testigos de identidad reservada.

"Quiero que ellos estén presos hasta la muerte... Esto pasó en Italia, pasó acá. ¡Esto se corta, esto se termina, basta!", manifestó una de las jóvenes al referirse a Corradi y Corbacho, argentino y de 55 años.

Los alumnos y ex alumnos, algunos ya mayores de edad, han declarado ante el fiscal Sidoti haber sufrido abusos desde hace al menos una década. El fiscal describió los testimonios como muy verosímiles y coincidentes y aguarda los de más de 20 personas de las que podrían surgir más víctimas.

Según la investigación, los agresores se cebaban especialmente con los niños que dormían en los albergues del instituto, varios de los cuales procedían de provincias cercanas.

Una de las entrevistadas afirmó haber visto a uno de los curas violar a una niña mientras el otro sacerdote la obligaba a practicarle sexo oral. Sidoti narró que los menores miraban a escondidas, a través de las cerraduras de las puertas, entre las rendijas de las persianas. Aparentemente algunos niños incluso abusaron de sus compañeros en los dormitorios en una naturalización del horror en el que estaban inmersos.

Corradi, Corbacho y tres empleados del colegio -José Luis Ojeda, Jorge Bordón y Armando Gómez- fueron detenidos en noviembre acusados de maltrato físico, abuso sexual y corrupción de menores.

En el dormitorio de Corradi la policía halló 550.000 pesos en efectivo (unos 34.300 dólares) y revistas con fotografías de mujeres desnudas. Las computadoras y los celulares de los sacerdotes están siendo analizados ante la posibilidad de que contengan registros de los abusos.

Los acusados se han negado a declarar. A ambos curas les fue denegada el jueves la prisión domiciliaria y tendrán que permanecer en una cárcel de Mendoza con el resto de los acusados.

Pablo Kletzl, abogado de Corradi, no quiso informar el viernes a AP la situación de su defendido. "No voy a hablar", dijo en una breve conversación telefónica.

El papa Francisco no se ha manifestado públicamente sobre el caso y la Santa Sede declinó hacer comentarios a AP.

El 11 de diciembre, cuando el escándalo ya había estallado en Argentina, la difusión de un video en el que el pontífice les deseaba una feliz Navidad a los sordos a través de la lengua de señas despertó las críticas de usuarios de Twitter en el país sudamericano, que le reclamaron al papa una declaración por el caso de Mendoza.

"O vive fuera de la realidad o es de un cinismo fenomenal... es una burla", dijo a AP Carlos Lombardi, abogado de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico de Argentina.

Anne Barrett, codirectora de BishopAccountability.org, un portal en internet contra la pederastia clerical, afirmó que el caso argentino "es distintivamente horripilante... los delitos son nuevos, eran prevenibles, ocurrieron luego de que el Vaticano supuestamente ha implementado reformas y bajo las narices de funcionarios de la Iglesia que han presumido de políticas inteligentes contra los abusos".

Muchos en Argentina se preguntan si Francisco estaba al tanto de la presencia en su país del cura italiano.

El nombre de Corradi apareció públicamente en 2009 cuando 67 sordos dijeron haber sido abusados en el instituto veronés por 24 curas, laicos y hermanos religiosos. La lista de abusadores fue publicada en internet y especificaba que en ese entonces el sacerdote italiano estaba en Argentina.

Una víctima volvió a mencionarlo como su abusador durante una investigación ordenada en 2010 por el Vaticano a la diócesis de Verona, que también fue pública.

Su nombre volvió a aparecer en una carta dirigida al papa en octubre de 2014 en la que las víctimas italianas mencionaron a 14 curas presuntamente abusadores que seguían ejerciendo el ministerio y en la que le hacían notar que Corradi y otros tres sacerdotes estaban en Argentina. En aquella misiva señalaron que "la Iglesia no tiene interés en el sufrimiento provocado por sacerdotes que abusaron sexualmente de niños sordos".

Más de dos años después monseñor Angelo Becciu, un alto funcionario del Vaticano, les respondió que había elevado a la Conferencia Episcopal Italiana su propuesta de creación de una comisión investigadora. La Conferencia no respondió las consultas de AP acerca de si dicha comisión está en funcionamiento.

"Si sabían que había hecho esto ¿por qué lo mandaron acá aún sin haber estado con una condena judicial?", se quejó el jefe de los fiscales de Mendoza, Alejandro Gullé. "Enviaron al lobo a cuidar a las ovejas".

El arzobispado de Mendoza sostuvo que desconocía los antecedentes de Corradi cuando llegó a la provincia. "No era praxis de la Iglesia preguntar...viene un religioso a una diócesis y se confía en el superior legítimo", dijo a la AP Marcelo De Benedectis, vocero de esa institución. Agregó que el caso es "tan indignante" que se han tomado nuevas medidas en la diócesis mendocina, entre ellas exigir una declaración jurada a los religiosos en la que deben indicar que no tienen antecedentes penales o canónicos.

La Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede ya está informada de las acusaciones contra Corradi y Corbacho, señaló De Benedectis.

En 2012 la diócesis de Verona pidió perdón a las víctimas y sancionó a cuatro de los 24 acusados tres años antes, entre los que no estaba Corradi. En ningún caso hubo un proceso penal porque el delito había prescrito.

En Argentina los abusos no han prescrito y las eventuales condenas podrían llegar hasta los 50 años de prisión, según Gullé.

La justicia también investiga si personal administrativo del instituto argentino encubrió los abusos.

Viviana Ávila, docente del colegio, dijo a AP que las profesoras "nunca tuvimos una sospecha de nada" ni recibieron quejas de los chicos. Ella y sus compañeras se retiraban al mediodía y tenían prohibido acercarse a los albergues.

Corradi fue trasladado a Argentina en la década de 1980. El sacerdote estuvo primero en el centro Próvolo de La Plata, 70 kilómetros al sur de Buenos Aires, y a fines de la década de 1990 recaló en Luján de Cuyo.

Su estadía en La Plata podría derivar en nuevas acusaciones. Un hombre de 42 años dijo a la prensa haber sido abusado por el sacerdote italiano en el instituto platense, denuncia que es investigada por un fiscal local.

"Queremos que se haga justicia. Nosotros podemos lograr condenas y espero que sean las máximas", señaló Gullé. Sin embargo, lamentó que "jamás vamos a compensar el daño espiritual que se ha infringido a estos niños".

--------

Winfield reportó desde Roma. Colaboraron los periodistas de The Associated Press Paul Byrne y Luis Andrés Henao, en Buenos Aires.

martes, 6 de diciembre de 2016

diciembre 06, 2016

Nuevo escándalo de curas pederastas

Las autoridades judiciales encontraron en allanamientos revistas y material audiovisual con contenido pornográfico y unos 550,000 pesos en efectivo (unos $34,300). (GFR Media)

Los implicados son dos curas católicos y tres empleados de un instituto para sordos en la provincia argentina de Mendoza

Buenos Aires — La justicia ha identificado a por lo menos 22 víctimas de presuntos abusos sexuales cometidos por dos curas católicos y tres empleados de un instituto para sordos en la provincia argentina de Mendoza, un caso que escandaliza a los investigadores.

Las víctimas, de unos 20 años de edad en la actualidad y entre los que hay sordomudos y jóvenes con distintos problemas de audición, brindaron en los últimos días su testimonio a fiscales con la ayuda de intérpretes y psicólogos, dijo ayer a The Associated Press Alejandro Gullé, procurador de la Corte Suprema de Mendoza, unos 1,000 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

“Este es un caso realmente gravísimo con consecuencias irreparables, sobre todo las psíquicas y espirituales, a un sector doblemente vulnerable no sólo por la edad sino también por la falta de comunicación”, sostuvo el jefe de los fiscales mendocinos.

Entre los cinco detenidos e imputados por presunto abuso sexual agravado y maltratos físicos están el sacerdote Nicola Corradi, de 82 años, y quien había sido denunciado por abuso en Italia; el también sacerdote Horacio Corbacho, de 55, y tres empleados del lugar: José Luis Ojeda, Jorge Bordón y Armando Gómez, que realizaban tareas administrativas y de jardinería.

Las autoridades judiciales encontraron en allanamientos realizados en la habitación de Corradi en el Instituto Antonio Próvolo revistas y material audiovisual con contenido pornográfico y unos 550,000 pesos en efectivo (unos $34,300), lo que ha complicado la situación del anciano sacerdote quien en los años 90 fue trasladado por la congregación de Próvolo desde Verona, Italia, a Argentina para aparentemente alejarlo de las denuncias de las que era objeto.

BishopAccoutability.org, un portal en Internet sobre pederastia clerical, dijo días atrás que grupos italianos de víctimas de abuso le habían advertido al Vaticano en 2008 y 2014 sobre Corradi y otros acusados de abusar sexualmente de niños en una escuela para sordomudos en Verona.

“Es espantoso y doloroso que Corradi no haya sido frenado por el Papa Francisco ni otras autoridades de la Iglesia. La presencia de Corradi en la escuela en Mendoza no era un secreto”, afirmó Anne Barrett Doyle, codirectora de BishopAccountability.

Las víctimas argentinas, que fueron abusadas desde 2007, son de Mendoza y de otras provincias como Tucumán y San Luis, ya que en el establecimiento educativo, al que acuden más de medio centenar de menores, también funciona un internado para algunos alumnos que provienen de localidades alejadas.

Gullé señaló que los fiscales “están yendo desde atrás para adelante en la investigación” y temen que haya casos recientes de abusos de menores en el instituto.

Indicó, además, que un testigo de La Plata, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires y donde Corradi estuvo previamente asignado en otra de las sedes del Instituto Próvolo, acusó al sacerdote de hechos similares a los presuntamente ocurridos en Mendoza.

Fuente: elnuevodia.com

miércoles, 24 de febrero de 2016

febrero 24, 2016

Benedicto XVI destituyó a casi 400 curas por abusos sexuales

Esta información es parte de un documento con el que la Santa Sede se defenderá ante un comité de la ONU

Un documento obtenido por la agencia AP reveló que el papa Benedicto XVI destituyó a casi 400 sacerdotes en el lapso de dos años por abusar sexualmente de niños.

Estas estadísticas correspondientes a 2011-12 son bastante mayores a los 170 sacerdotes destituidos entre 2008 y 2009, cuando el Vaticano reveló por primera vez detalles sobre el número de sacerdotes cesados. Anteriormente solo había divulgado el número de denuncias de abusos sexuales que había recibido.

El documento fue elaborado a base de datos recolectados por la Santa Sede para defenderse ante un comité de la ONU días antes en Ginebra.

El arzobispo Silvano Tomasi, embajador del Vaticano ante la ONU en Ginebra, aludió a una sola de las estadísticas en una sesión de ocho horas en la que el comité de derechos humanos de la ONU lo sometió a un intenso interrogatorio con fuertes críticas a la Iglesia.

Fuente: elcomercio.pe/

martes, 23 de febrero de 2016

febrero 23, 2016

ONU acusa al Vaticano de proteger a los curas pedófilos

La Iglesia considera que este es un intento de interferir con su magisterio sobre el aborto y la anticoncepción

El Vaticano adoptó políticas que permitieron a sacerdotes violar y acosar a miles de niños, denunció el miércoles un comité de derechos humanos de la ONU, que también llamó a la Santa Sede a abrir sus archivos de pedófilos y los obispos que ocultaron sus crímenes.

El Vaticano respondió en un comunicado que deplora lo que considera el intento del comité de las Naciones Unidas de interferir con su magisterio sobre el aborto y la anticoncepción.

En un devastador informe, el comité criticó severamente al Vaticano por sus actitudes hacia la homosexualidad, la planificación familiar y el aborto, y pidió que se revisen sus políticas para asegurar que se protejan los derechos de los niños y su acceso a la salud.

El Vaticano dijo en su comunicado que mantiene su compromiso de defender y proteger los derechos de los niños, pero que deplora el intento del comité de "interferir con el magisterio de la Iglesia Católica sobre la dignidad de la persona humana y con el ejercicio de la libertad religiosa".

DEVASTADOR INFORME
La ONU fustigó el "código de silencio" que se adoptó para silenciar a las víctimas y dijo que la Santa Sede "sistemáticamente privilegió la preservación de la reputación de la Iglesia y el presunto ofensor sobre la protección de los niños". Pidió a la jerarquía católica que compense a las víctimas y llame a rendir cuentas no solo a quienes abusaron sino también a quienes encubrieron los crímenes.

"El comité está sumamente preocupado de que la Santa Sede no ha reconocido el alcance de los crímenes cometidos, no ha tomado las medidas necesarias para atender los casos de violaciones contra niños y proteger a los menores, y ha adoptado políticas y prácticas que llevaron a la continuación del abuso y la impunidad de quienes lo perpetraron", dice el informe.

Pidió que la comisión para investigar los abusos que el papa Francisco anunció en diciembre realice una indagatoria independiente de todos los casos de abuso cometidos por sacerdotes y de la forma en que la Iglesia respondió, también llamó al Vaticano a establecer reglas claras para reportar esos casos en forma obligatoria ante la policía e impulsar leyes que permitan a las víctimas reportar crímenes aún después de que haya expirado el plazo para denunciar esos hechos.

INTERROGARON A ENVIADO DEL VATICANO
Ningún obispo ha sido sancionado por proteger a sacerdotes que cometieron violaciones y no fue sino hasta 2010 cuando la Iglesia les ordenó reportar a estos ante la policía en los sitios donde la ley lo requiere. Autoridades del Vaticano han reconocido que la responsabilidad de los obispos sigue siendo un problema y han sugerido que esto podría cambiar bajo el mando del papa Francisco.

El comité emitió sus recomendaciones tras someter a un enviado del Vaticano a un interrogatorio que duró un día entero el mes pasado en el marco de la revisión a la forma en que la Santa Sede cumple con lo establecido en la Convención sobre los Derechos de los Niños de la ONU, el tratado que protege las garantías de los menores.

Austen Ivereigh, coordinador de Voces católicas, un grupo de apoyo religioso, dijo que el informe era una "muestra estremecedora de ignorancia y elevada parcialidad".

Dijo que el reporte no reconoce el progreso que se ha hecho en años recientes y que en muchos sitios la Iglesia es considerada líder en protección a los menores. También dijo que el comité no distinguió entre las responsabilidades y jurisdicción de la Santa Sede y las iglesias locales.

RECOMENDACIONES
Las recomendaciones del comité no son de cumplimiento obligatorio y no hay mecanismo para garantizar su aplicación. De hecho, la ONU pidió al Vaticano ponerlas en práctica e informar de ello en 2017. La Santa Sede tuvo un retraso de 14 años en entregar sus informes más recientes.

Aunque la atención se concentró en las violaciones a niños, las recomendaciones del comité fueron más allá y abordaron la discriminación hacia los niños y sus derechos de acceso a la salud. Al hacer recomendaciones específicas para revisar las políticas del Vaticano sobre el aborto y la planificación familiar el comité se adentró en las enseñanzas de la iglesia.

Es muy posible que esas recomendaciones sean desestimadas por el Vaticano, que históricamente se ha confrontado con Naciones Unidas en temas como la salud reproductiva.

"En unos casos (el informe) trata de cambiar las enseñanzas de la Iglesia y dicta cómo interpretar las Escrituras, lo que seguramente va más allá de la jurisdicción de la ONU y contradice las leyes internacionales sobre libertad religiosa", agregó Ivereigh.

Fuente: http://elcomercio.pe