Radio Milagro: diócesis

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta diócesis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta diócesis. Mostrar todas las entradas

martes, 30 de octubre de 2018

octubre 30, 2018

Presentan una denuncia penal contra la Iglesia católica por más de 3.600 abusos de menores

Un grupo de profesores alemanes de derecho penal presentó una denuncia penal contra la Iglesia católica del país por unos 3.677 casos de abuso infantil en unas 27 diócesis, informó este viernes Der Spiegel.

"No hay ningún derecho de la Iglesia que exima a su institución de los procesos penales", reza el documento, que según el medio, fue presentado en las fiscalías de todos los distritos en los que se encuentran dichas diócesis.

Los profesores explican en el documento que la investigación, elaborada por encargo de la Conferencia Episcopal alemana, proporcionó "suficientes pruebas fácticas" de los delitos cometidos, y por eso las autoridades "tienen el deber" de revisar las actas de la Iglesia. Además, los datos de la investigación "justifican una pesquisa" en las diócesis, reza denuncia.

"En el Estado de derecho no hay archivos secretos", aseguró en ese contexto la ministra de Justicia de Alemania, Katarina Barley.

Un informe sobre abusos sexuales a niños en el seno de la Iglesia católica alemana, filtrado por importantes medios alemanes el pasado mes de septiembre, reveló que 3.677 menores sufrieron abusos por parte del clero entre 1946 y 2014 en el país. La investigación, elaborada por encargo de la Conferencia Episcopal alemana, asegura que uno de cada seis de los casos revelados corresponde a una violación, y que al menos 1.670 clérigos están involucrados.

Fuente: actualidad.rt.com

sábado, 18 de agosto de 2018

agosto 18, 2018

300 curas de Pensilvania abusaron de más de 1.000 niños durante décadas

Es un espanto. Uno más de esta larga lista diabólica de depredadores metidos a sacerdotes. Cerca de 300 –¡300!- curas de Pensilvania abusaron de más de 1.000 niños durante décadas. Si estos eran los impíos, ¿cuántos serían los justos en esas diócesis? Pocos, me temo. Y, lo peor, el encubrimiento de numerosos obispos y sacerdotes que callaban y trataban de tapar este mejunje pegajoso y hediondo.

Conocí a un funesto y nefando sacerdote legionario de Cristo, ya fallecido, que me reconoció abiertamente que él tenía perfecto conocimiento de la doble vida de Marcial Maciel, su fundador, desde hacía décadas, y había guardado silencio. Supuestamente, en su momento consultó “a una alta instancia del Vaticano”, quien le recomendó guardar silencio “por el bien de la Iglesia y de la Legión de Cristo” porque ésta última hacía, según el prelado, un gran bien a la sociedad a pesar de Maciel. Vamos, que un tropezón lo tenía cualquiera y que era mejor mirar hacia otro lado.

Así que este sacerdote mexicano, uno de los primeros a los que “reclutó” Maciel, calló durante décadas, mientras el fundador continuaba abusando de seminaristas y dejando embarazadas a adolescentes, porque la obra de la Legión “era buena”.

Por Dios bendito; ¿cómo puede ser buena una obra de apostolado, o una diócesis o una congregación religiosa donde se encubre la mentira, el abuso, la pedofilia, la corrupción y las más bajas pasiones?

Veían a un sacerdote al que hay que proteger y disculpar, porque, en el fondo, no es un depredador, un pederasta, un abusador, sino “un hermano que ha caído”, pero al que no se corrige

Pero quizás las palabras de este prelado vaticano de los años 60 del pasado siglo sean una buena explicación de lo que ha ocurrido en las últimas décadas en la Iglesia católica. Básicamente, había un mal entendimiento de lo que constituye el escándalo, y éste debía ser ocultado antes que atajado. El mal no es deseable seguramente, pero lo importante es que no debía hacerse público para que “los de fe débil” no titubearan. Era un pésimo entendimiento de aquella máxima evangélica de “ay de aquellos que escandalicen”: como escandalizar es malo, entonces mejor ocultemos el mal, pero no hagamos nada por detenerlo.

Hay muchas causas que explican esta penosa práctica: la falta de oración, la confusión creada tras el concilio, la deficiente selección de los candidatos al sacerdocio, el sempiterno y nocivo buenismo y varias más, pero en este artículo me quiero detener en una: el exceso de corporativismo entre los miembros ordenados y consagrados de la Iglesia.

Todo parte de un mal entendido concepto de fraternidad cristiana. Cristo, en el Evangelio, manda amar al prójimo como a uno mismo, y en eso se conoce que se es su discípulo. Pero este amor no es total ni perfecto si rehúsa a corregir y a reprender al amado. Es entonces cuando se pasa de ser hermanos a ser encubridores.

Se suele decir que los médicos son de los profesionales más corporativistas, en cuanto que un profesional sanitario nunca reconocerá la negligencia de otro. Es su forma de “protegerse” unos a otros, a pesar de que el paciente tenga razón y haya sido víctima de una negligencia médica.

Miles de personas los denunciaban ante las autoridades eclesiales, y éstas se limitaban a guardar silencio y a cambiar al sujeto de parroquia para que siguiera con sus depravaciones

Sin embargo, me atrevería a decir que, entre los sacerdotes se da un corporativismo aún mayor, debido a esta fraternidad mal entendida. Es significativo comprobar, por ejemplo, que un sacerdote o consagrado casi siempre se fiará antes de otro sacerdote que de un laico. Y esto no corresponde a un deseo sincero de búsqueda de la verdad, sino a un mal entendido espíritu de cuerpo. Inconscientemente, siempre escucharán antes a “uno de los suyos” que a uno de “un escalón inferior”.

Miles de personas denunciaban a los curas corruptos y pederastas de Pensilvania ante las autoridades eclesiales, y éstas se limitaban a guardar silencio y a cambiar al sujeto de parroquia para que continuara con sus depravaciones. Veían en ellos a un sacerdote, “a uno de su casta” al que hay que proteger y disculpar, porque, en el fondo, no es un depredador, un pederasta, un abusador, sino “un hermano que ha caído”, pero al que no se corrige. Se le acoge con misericordia mal entendida, tal vez se le trata de ayudar, pero no se atajan de raíz sus atrocidades.

En ocasiones es difícil convencer a un sacerdote de que un hermano suyo (y más si pertenecen a la misma congregación o diócesis) necesita ayuda psicológica o psiquiátrica. O de que está actuando mal, sin necesidad de llegar a las aberraciones antes descritas. O de que está equivocado. O de que su proceder en un determinado tema no es correcto.

El sacerdote o religiosa en cuestión esquivará el tema, protegerá la actuación de su hermano y mostrará desconfianza hacia lo que dice ese laico. Ése es el corporativismo que tanto daño ha hecho y seguirá haciendo a la Iglesia hasta que no haya obispos y sacerdotes que pierdan el temor a enfrentarse “a uno de los suyos” y atajar el mal sin mirar quién lo comete.

Fuente: actuall.com


lunes, 22 de febrero de 2016

febrero 22, 2016

Los mayores abusos sexuales en la Iglesia Católica

Solo la iglesia de EE.UU. tuvo que pagar más de US$3.000 millones a las víctimas, provocando la bancarrota de 8 diócesis

La Iglesia Católica romana ha sido acusada durante décadas de abusos sexuales contra menores por parte de su clero. Aquí algunos de los escándalos más destacados de los últimos años:

ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos se desató un gran escándalo en el 2002 después de que el diario "Boston Globe" denunciara el fracaso de la jerarquía clerical en tomar medidas contra un sacerdote acusado de abusar de más de 130 niños durante tres décadas. Ello provocó la renuncia del cardenal Bernard Law como arzobispo de Boston y desató una oleada de nuevas revelaciones.

De acuerdo con grupos de defensa de las víctimas, miles de sacerdotes estadounidenses fueron acusados de abuso sexual. La Iglesia pagó más de 3.000 millones de dólares a las víctimas y al menos ocho diócesis se declararon en bancarrota.

IRLANDA

En la década de 1990, más de 1.000 víctimas dieron testimonio en Irlanda del abuso de sacerdotes en instituciones infantiles financiadas por el Estado. También trascendieron detalles de maltratos de mujeres y niñas en lavanderías católicas manejadas por monjas.

En el 2009, un informe oficial consideró que el abuso sexual y los golpes en las instituciones dirigidas por la Iglesia eran "endémicos".

En una acción sin precedentes, el entonces papa Benedicto XVI se disculpó por "estos actos criminales e inmorales y la manera en que las autoridades de la Iglesia irlandesa lidiaron con ellos".

IRLANDA DEL NORTE
La Investigación sobre Abusos Institucionales Históricos comenzó audiencias públicas en enero para estudiar acusaciones de abuso sexual, físico y emocional en al menos 13 instituciones de menores, incluyendo católicas.

Se trata de la mayor investigación sobre abuso sexual contra niños en el Reino Unido. Más de 400 personas presentaron demandas sobre casos que se remontan desde 1922. Se espera el reporte final en 18 meses.

AUSTRALIA
En Australia se abrió una investigación el año pasado en base a acusaciones de que la Iglesia Católica escondió evidencias y trasladó a curas sospechados de pedofilia a diferentes jurisdicciones para evitar su procesamiento. Se espera un informe interino este año y un reporte final para fines del 2015.

AUSTRIA
El cardenal austriaco Hans Hermann Groer dimitió en 1995 por acusaciones de abusar sexualmente de hombres jóvenes. A la luz del escándalo, católicos reformistas fundaron el Movimiento Somos Iglesia, que adquirió carácter global.

CANADÁ
En el 2009 el obispo Raymond Lahey fue arrestado tras hallarse pornografía infantil en su computadora. Pasó seis meses en prisión.

Ese mismo año, el monseñor Bernard Ambrose Prince, amigo personal del papa Juan Pablo II, fue expulsado del sacerdocio mientras cumplía una pena en prisión por abusar de 13 muchachos. Se dice que funcionarios de la Iglesia encubrieron sus crímenes.

MÉXICO
El mexicano Marcial Maciel Degollado, fundador de la influyente orden conservadora Legión de Cristo, murió a los 87 años en el 2008, dos años después de ser separado del ministerio público, en medio de acusaciones de abuso sexual a numerosos seminaristas durante su vida.

Después de su muerte se supo también que había tenido tres hijos con dos mujeres. Maciel era muy cercano al papa Juan Pablo II y la falta de sanciones del Vaticano, que decidió no someterlo a proceso canónico por su edad, generó fuertes críticas a la Iglesia.

POLONIA
El arzobispo Jozef Wesolowski fue investigado por supuesto abuso sexual de niños mientras se desempeñaba como embajador en la República Dominicana.

Las demandas por abusos sexuales de monaguillos y monaguillas son habituales en Polonia, pero líderes de la Iglesia no reconocieron el asunto como un problema ampliamente difundido y no se pagaron indemnizaciones.

BÉLGICA
En el 2010 un panel de la Iglesia dijo haber recibido quejas de abuso sexual del clero de parte de 488 personas, con víctimas de hasta 2 años. El obispo emérito de Brujas Roger Vangheluwe renunció ese mismo año tras admitir que abusó de un muchacho.

ALEMANIA
La Iglesia Católica alemana dijo a fines del año pasado que pagó unos 6 millones de euros (8 millones de dólares) a víctimas y que recibió unas 1.300 demandas.

FILIPINAS
Líderes de la Iglesia local se disculparon por presuntos abusos sexuales registrados en el 2002. Al menos 200 sacerdotes fueron acusados de mal comportamiento sexual, incluyendo adulterio, homosexualidad y abuso infantil desde 1982 al 2002.

Fuente: http://elcomercio.pe