NECESITAMOS TU COLABORACIÓN

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta enseña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta enseña. Mostrar todas las entradas
octubre 07, 2019

Así es la vida de un pastor cristiano homosexual en Bogotá

Cada domingo, sin falta, Jhon Botia Miranda enseña sobre Dios, pero también sobre respeto y tolerancia. Cada ocho días, sagradamente, abre las puertas de su comunidad (en la localidad de Chapinero, en Bogotá) para recibir a quienes se sienten señalados y defender una premisa clave en su vida: cada persona se gobierna a sí misma.

John es pastor cristiano. Es la cabeza de la Iglesia Colombiana Metodista de Bogotá. Y es abiertamente gay.

El cristianismo se volvió una lista de chequeo en la que les dicen a las personas: ‘no tomes, no fumes, no tires, no te vistas’. Lo que queremos es dar la libertad que Jesús dio”, aseguró.

No tenemos miedo de perder o que nos humillen y persigan, creemos es en la justicia social.

Nunca pensó en convertirse en pastor. Siempre, desde pequeño, se imaginó construyendo casas, ayudando a recolectar agua, colaborando con las personas. Lo que quería era dedicarse a las misiones.

Jhon nació el 1 de julio de 1989 en Villavicencio. Aunque su madre era de tradición católica y romana, a los 13 se unió a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (los mormones), “mientras buscaba un hogar espiritual que me permitiera crecer y vivir mi fe”.

En el 2007, con menos de 20 años y con su espíritu aventurero a flor de piel, se trasladó a Bogotá. Seguía yendo a la Iglesia mormona, no obstante, nació en él un choque teológico fuerte: “Son muy conservadores y yo tenía una lucha interna complicada”.

Se empezó a cuestionar: ¿era el único gay que creía en Dios? Pero no se quedó en eso, buscó soluciones: creó un grupo de cristianos que se reunían en su casa y hablaban de sus vidas.

“Dentro de ellos había un amigo, que es mi pareja actual, quien conocía a más cristianos gays. Comenzamos a hablar con varios y uno asistía a la Iglesia Metodista y me invitó”.

De entrada, el nombre le sonó raro. Se imaginó a mujeres con faldas largas y a hombres con la Biblia debajo del brazo todo el tiempo. Se mesuró cuando le dijeron que eran inclusivos y que querían forjar diálogos honestos.

“La primera vez que fui, llegué de corbata y con mi morral de escritura. Me sorprendí cuando los vi en jean, con tenis, todos relajados. ¡El que desentonaba era yo!”.

Tenía 26 años (2015) y decidió dejar el Movimiento Mormón para entrar en el Metodista: se terminó de convencer después de ver el trabajo social que se allí se hacía (y se hace).

Dos años después de su llegada, recibió la Cena del Señor, que es un momento de compartir, de reunirse, “como cuando los católicos comen la hostia, sin todas esas implicaciones teológicas”.

Se demoró todo ese tiempo porque se sentía pecador por su condición sexual, pero cuando lo hizo se dio cuenta de que Dios “me amaba increíblemente”.

Con el tiempo y viendo su compromiso con la Iglesia, el pastor del momento lo invitó a unas capacitaciones. Por motivos laborales, ese líder fue trasladado y a Jhon lo llamó el obispo metodista. Le dijo que consideraban su nombre para ocupar la vacante.

El 18 de enero del 2018, hace ya un año y 8 meses, se convirtió en el primer pastor gay dentro de la Iglesia Metodista en Colombia y Latinoamérica.

A nivel general, “no soy el único, pues iniciativas como La Puerta, la Iglesia Casa Padre o el Ministerio Afírmanos han ordenado pastores de la comunidad LGBTI. Además hay muchos otros pastores y sacerdotes que no salen del closet”.

Jhon tiene una vida como la de cualquier otro: “No como Biblia todo el tiempo”. Así como tiene momentos en los que visita a los miembros de su comunidad, tiene otros en los que comparte con sus amigos, va a cine, se toma unas cervezas y sale de rumba.

“No me he casado con la institucionalidad y lo bonito de la Iglesia Metodista es que pensamos y dejamos pensar. Dios nos llama en diferentes contextos”.

Su labor la alterna con sus estudios de licenciatura en teología y tiene un técnico en mercadeo y publicidad, que es la forma en la que genera sus ganancias personales.

Jhon Botia
Así es el espacio en el que Jhon se reúne, cada domingo, con su comunidad, en el norte de Bogotá.

Cuando lo consagraron como pastor, desde la Conferencia Episcopal dijeron que su nombramiento no era válido. El obispo metodista respondió que agradecía la preocupación, pero que eran una denominación independiente.

Otras iglesias cristianas los señalaron como la ‘iglesia de los maricas’, utilizando ese calificativo para disminuirlos. “Hay gente muy casada con lo que piensa y lo que cree que es verdad”.

Su posición fue hacer oídos sordos y seguir con su trabajo. “Para que digan que soy una abominación tienen que usar la razón y argumentos bíblico-teológicos demostrando qué se dijo, por qué se dijo, cuándo se dijo y la palabra en su lengua original qué significa”.

No me he casado con la institucionalidad y lo bonito de la Iglesia Metodista es que pensamos y dejamos pensar. Dios nos llama en diferentes contextos

Con la comunidad también vivió otro proceso fuerte. Su llegada fue un ‘boom’ y, recordó, se empezaron a hacer comentarios: ‘¿Este man qué? ¿Será que nos mariquea a los niños?, es un pervertido’.

De nuevo apeló a la calma y a hacer en vez de argumentar: se dedicó a ayudarles y servirles a los niños en sus temas escolares, y abrió espacios para las mujeres.

“Les cambió el chip. Los vecinos no vienen al culto, pero me respetan mucho. Se creó una relación basada en el respeto”.

Siente que lo más difícil de su labor es tener a todo el mundo contento, pues, comentó, a veces no entienden su teología, su práctica, que se basa en no juzgar y en ser un punto que ayuda a que todo se equilibre.

En contraparte, lo más satisfactorio para Jhon es ver la sonrisa, los ojos, de los feligreses y saber que encuentran a Dios, la paz y una verdadera liberación.

“Nuestro mensaje es el amor y el de un Dios que no es el que nos venden, sino uno amoroso, que es padre, madre, tío, tía, amigo, amiga, y está siempre abierto para reconfortar. No tenemos miedo de perder o que nos humillen y persigan, creemos es en la justicia social”.

Jhon Botia
Según cuenta el pastor, a su culto van 25 personas fijas. Sin embargo, “cada domingo se acercan 2 o 3 personas nuevas”.

Se estableció en Colombia en 1996 y se proclamó como profética, ecuménica e inclusiva. Se denominó así porque se trabajaría con desplazados, desmovilizados, reinsertados, con todas las poblaciones marginalizadas, pero no pensaron que llegarían a tocar el tema de la población LGBTI.

El grupo de su iglesia es 25 personas oficiales (“y entre 2 y 3 personas nuevas cada domingo). De ellos, 18 son de la comunidad LGBTI, pero también asiste población indígena y afro, entre otros.

“No creemos en iglesias para homosexuales o para heterosexuales, creemos que hay iglesias para personas. Somos una comunidad de creyentes, no nos distinguimos por raza, género ni nivel socioeconómico. Nos reunimos los creyentes como una manera de fe”.

Los cultos son todos los domingos a las 10:30 a.m., con una duración de una hora y media. La versión de la Biblia que usan es la Nueva Traducción Viviente.

Viernes y sábados hacen otros servicios, como refuerzo escolar para niños y programas de recreación.

Hablan de Dios como una metáfora: sin sexo, sin color de piel y que se hace sentir de diferentes formas, ya sea por la música, por la contemplación, por símbolos.“Es el dador y dadora de vida y Jesús, su hijo, mi guía. ¡Yo adoro a ese tipo”.

Jhon Botia
Jhon (der.), junto con su pareja, Fabio Hernando Meneses. Están juntos hace 3 años.

En todo el país hay 30 iglesias y 1.500 feligreses. Las más grandes están en veredas, zonas apartadas del país, “porque llevamos salud y educación”. También hay en el Golfo de Morrosquillo, Buenaventura, Cali, Santa Marta y Cartagena.

La sede administrativa está en Medellín y tiene un modelo episcopal: lidera un obispo, le sigue una junta de presbíteros y después los pastores o ministros locales, quienes se agrupan en 4 zonas. Jhon pertenece a la zona Distrito Eje Cafetero.

“Quiero decirle a todas las personas de la población LGBT que Dios les ama y que cuando lo conozcan o la conozcan van a sentir una liberación y amor profundo. No se den látigo, no se atormenten, no vayan a terapias de conversión. Acéptense”.

Fuente: joeirizarrynoticiascristianas.com



octubre 20, 2017

Guillermo Maldonado Enseña a sus Fieles a Codiciar a los Millonarios


En esta oportunidad el mundialmente conocido Apóstol Guillermo Maldonado un obrero fraudulento que solo le importa el dinero, en medio de un sermón le enseña a los fieles a codiciar los bienes del prójimo.

Maldonado se dirigió a congregación diciendo lo siguiente: “Yo me enoje con Dios y le dije Señor veo a un impío jugador de soccer que tiene 30 carros y uno de ellos le vale millón y medio, dos millones, tres millones, otro impío tiene un avión de 50 millones que viaja por el mundo prostituyendo gente y otro impío es un multimillonario que no siembran para Jesús y le digo Señor, Yo aquí dando toda la vida con la lengua afuera ganando almas, restaurando familias ¿donde están mis millones? ah los que quieren ser pobres no dijeron nada… dije Señor estoy hasta la coronilla que el malo tenga el billete y nosotros los hijos de Dios tenemos siempre que pelear para que ese billete llegue.

Esta mas que claro que de la abundancia del corazón habla la boca y este hombre va en contra de lo que dice la Biblia.

En Timoteo 4:1 dice: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”.

El pueblo de Dios no puede ser engañado por este tipo de personas que resaltan su amor incondicional al dinero.

Fuente: noticias.cristianas.com
julio 18, 2017

¿Cómo el libro de Job nos enseña a ponerle buena cara al mal tiempo?

Mi amigo José ha tenido un golpe de mala suerte últimamente. Le ha ido mal en el negocio, su carro fue robado y su hija se fracturó un brazo andando en bicicleta. ¿Necesitó decir más?

Mientras compartimos nuestro descanso y tomamos un poco de café, José expresó la pregunta inevitable: “¿Por qué a mí?”

Es una pregunta que Moisés mismo hizo a Dios, sin embargo, a la cual no recibió respuesta alguna. Dios le dijo: “Es mi asunto, no el tuyo.” Hay una razón para todo lo que sucede, pero los seres humanos somos incapaces de entenderla. No tiene sentido preguntar por qué, e inclusive más fútil es tratar de imaginar la respuesta, jamás vamos a entender esa condición de la naturaleza humana. Nuestra actitud debe ser la de aceptación, recibir el deseo de nuestro Creador con todo el corazón, entendamos o no su estrategia.

¿No es curioso que la gente sólo pregunta “por qué a mí” cuando tiene problemas, pero cuando se encuentra en épocas de abundancia nunca se hace esa pregunta? Una persona que no se pregunta por qué pasan las cosas buenas, tampoco debería preguntarse por qué ocurren los desastres.

En el libro de Job, el personaje principal fue bendecido con todas las cosas buenas que tiene este mundo. Satán (el ángel del juicio) recibió permiso de Dios para probar la fe de Job. Destruyó su imperio financiero, mató a todos sus hijos y afligió a Job con enfermedades y dolores físicos. Cuando la esposa de Job se quejó, el respondió: “¿Debemos aceptar únicamente el bien de Dios y no el mal?”

El tiempo que gastamos en quejas es tiempo perdido. El tiempo que gastamos agradeciendo es tiempo productivo. Aquellos que quieren ser felices, deben ver todo lo que les sucede como un plan hecho por un Creador benevolente que sólo genera el bienestar del ser humano.

Cuando te enfrentes a un problema, sal adelante y recuerda dos cosas: “Todo es para bien” y “Esto, también pasará”. No tienes que entender por qué sucede algo para aceptarlo. Incorporar esta actitud no sólo te ayudará a superar tiempos difíciles, sino también te ayudará a disfrutar los buenos tiempos.

Fuente: Raymond Beyda Online
ENLACE JUDIO
enero 14, 2017

John Macarthur enseña que quienes reciban la Marca de la Bestia podrán ser Salvos (Video)

En el siguiente artículo expondremos una grabacion que se ha publicado últimamente. En el sector inferior de la misma dejaremos el video que solamente está en inglés, es por eso que transcribimos todo lo correspondiente al video.

“Oh, mi pregunta es con respecto a la segunda mitad del período de la Tribulación, cuando … cuando se les exigirá a los hombres que tengan la marca de la bestia para comprar o vender. Mi pregunta es que una vez que la persona toma la marca, ¿existe alguna posibilidad de que Él venga a Cristo? ”

JOHN Macarthur: “Sí, creo que, en la tribulación de siete años que viene en el futuro, vamos a entrar en esto, así que probablemente una semana de domingo por la noche, tal vez esta noche de domingo, tal vez una semana, no estoy seguro. Pero la tribulación es un período de siete años, ¿verdad? El Rapto de la iglesia, la Tribulación de siete años, entonces Cristo regresa, establece Su Reino. Ahora, en ese período de siete años, dos cosas realmente suceden.”

“Dios comienza a juzgar al mundo en … con una serie de holocaustos; Y, al mismo tiempo, comienza a redimir a su pueblo Israel; Y en el proceso de esto, el anticristo establece su gobierno; Y para funcionar en la economía del anticristo, tienes que tomar la marca de la bestia. La marca es el número de un hombre, Apocalipsis 13, 666. Seis es el número de hombre, ¿verdad? Siete es el número de perfección, y el hombre siempre se queda corto de perfección, 666, siempre seis, nunca siete. Así que el número de un hombre, y al parecer lo que va a pasar, usted toma la marca en su mano o en su frente; Y hemos hablado mucho de eso, ya sabes, eso … eso es algo así como la situación de la computadora. Ahora estamos avanzando rápidamente hacia el momento en que vamos a tener que hacer todo lo que hacemos por cartas y por números y todo eso, y esos números … lo que pasa con una tarjeta que es un problema es que la pierdes, Y ya han ideado sistemas para poner el número en su mano y en su frente, y usted pasa a través de un escáner y, ya sabes, así es como usted compra y vende. Se deduce automáticamente de su cuenta bancaria.

“Ahora, la pregunta es, si usted está viviendo en el período de la Tribulación, y usted toma esta marca, en otras palabras, usted se identifica con el imperio de la bestia, ¿todavía podrá ser redimido o salvo? Y creo que la respuesta a eso es sí. ¡Sí! De lo contrario, no habría salvación de nadie en el final de la Tribulación; Y tienes que tener la salvación de la gente en el final de la Tribulación. Vas a hacer que los judíos sean redimidos. Según Apocalipsis, capítulo 7, “un número innumerable de gentiles redimidos, tantos que ni siquiera pueden ser contados a través de la faz de la tierra.” Así que no creo que el hecho de que alguien tome eso es Una frase a, a la permanencia más que usted que es una parte de este sistema del mundo una vez que en su vida significa que usted tiene que ser una parte del sistema toda su vida. Bueno, especialmente cuando 144.000 no comienzan su ministerio hasta la segunda mitad. Eso lo haría un poco duro.
¿Cual es tu opinión respecto a estas declaraciones?

Aqui esta el video mencionado:


Fuente: Watch Pair
septiembre 26, 2016

Televisión palestina enseña a niños a matar judíos

Ofir Gendelman, portavoz del primer ministro Benjamin Netanyahu, comparó la pieza con los videos de reclutamiento del Estado Islámico. “Si ellos hacen eso en piezas de escuela no es de extrañar que sus hijos hagan ataques reales cuando sean mayores”, cuestionó.

Una pieza infantil con niños entre 4 y 7 años de edad, causó un alboroto en Israel recientemente. En abril, el canal de televisión del grupo político-militar de Hamas mostró imágenes de un “festival cultural” para los telespectadores en Gaza y Cisjordania.

En el escenario, los niños y niñas con ropa militar se preparaban para el combate con réplicas de cuchillos, pistolas, ametralladoras y cañones. El objetivo era enseñar sobre la guerra contra Israel.

Es de destacar que no se revela cómo deberían defenderse, sino que sólo se enseña cómo atacar.

En la televisión, la pieza se mostró en una de las actuaciones del festival, donde una niña palestina trata de matar a unos guardias judíos con un cuchillo. Ella recibe un disparo y cae al suelo en medio de los gritos de la audiencia. Otras niñas se juntan y se lamentan sobre su “cuerpo”.

“No se enojen con ella”, dice una voz por el altavoz. “Ella es su sangre, su carne y su honor”, insiste la voz. El público aplaude. En la siguiente escena, un niño usando la máscara típica del terrorista palestino dispara a un soldado y libera un miembro de la “prisión”.

Con el nombre de “Festival Palestino para los Niños y por la Educación”, el evento fue patrocinado por varias organizaciones no gubernamentales internacionales que dicen invertir en la educación.

Ofir Gendelman, portavoz del primer ministro Benjamin Netanyahu, comparó la pieza con los videos de reclutamiento del Estado Islámico. “Si ellos hacen eso en piezas de escuela no es de extrañar que sus hijos hagan ataques reales cuando sean mayores”, cuestionó.

Las Fuerzas de Defensa de Israel está mostrando en Internet otro video para alertar al mundo sobre el adoctrinamiento extremista musulmán. Con fecha de mayo y contando con niños mayores que los primeros, la idea es la misma. Incluso para aquellos que no hablan árabe, se puede ver, en la pieza que el “enemigo” está detrás de una bandera de Israel.

Este tipo de acción en la televisión y en las escuelas de la Autoridad Palestina no es nuevo. En otras ocasiones, los programas de TV les enseñan a los niños a odiar a Israel desde la primera infancia.


Fuente: noticiacristiana.com