NECESITAMOS TU COLABORACIÓN

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta ex pandillero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ex pandillero. Mostrar todas las entradas
septiembre 09, 2019

Ex pandillero alcanza a Maras para Cristo en El Salvador

La colonia Dina al norte de San Salvador es territorio dividido, aquí dominan estructuras de pandillas con fuerte rivalidad.

“Esta es una colonia donde hay pandillas, la colonia vecina es una colonia de otra pandilla, en las colonias para abajo: hay otras pandillas”, dijo el pastor Will Gómez, ex pandillero.

Los rituales de iniciación para cada uno de sus nuevos miembros es el diario vivir. Después de esto no hay marcha atrás.

“Se maneja una ideología en la pandilla que un pandillero jamás puede salir de una pandilla si no es muerto o sino terminas en una cárcel o terminas paralítico”, precisa Gómez.

En pleno centro se ubica el templo Ebenezer, un oasis para cualquier miembro de pandilla que decida por el camino de la salvación de su alma y su vida.

“Nosotros tratamos de ayudar a aquellos que van saliendo, discipulándolos, ayudándolos, recibiéndolos, diciéndoles bienvenidos, aquí eres aceptado no importan tus tatuajes, no importa tu pasado si tú eres hijo de Dios eres bienvenido, esta es tu casa”, comenta Gómez.

Acá los reciben los pastores Mos y Will Gómez, este último, años atrás, fue miembro activo de pandilla e involucrado en actividades de sicariato recorrió ese camino escabroso. Hasta que conoció a Cristo.

“En el antiguo tiempo se creía que había ciudades de refugio, lugares donde podían acudir aquellos que eran perseguidos, aquellos que estaban en peligro de muerte, aquellos que estaban huyendo de algo, si podían lograr llegar a ese lugar entonces estaban salvos, seguros, Ebenezer se ha convertido en esa ciudad de refugio”, dice Gómez.

Ebenezer es además de un templo, un refugio de personas que buscan dejar la vida pandilleril por siempre.

“Este ha sido quizás un medio, un método, que Dios ocupó para que muchos de nuestros ex compañeros que fueron de las pandillas ahora puedan tener un hogar, como dicen una cobija, un techo donde puedan estar siempre perseverando en la obra de Dios”, indica Juan Carlos Romero, ex pandillero rehabilitado.

Ex pandilleros que por sus tatuajes son discriminados por la sociedad, sin empleo ni oportunidades, pero con una nueva vida entregada a Cristo. Aquí les acogen y les enseñan el oficio de hacer pan.

“Se hornea y prácticamente después salimos a venderlo a las colonias”, dice Romero.

Pero no solo de pan vive el hombre…

“Hacemos también trabajo de evangelismo, salimos también a las comunidades donde hay pandillas y vamos a predicar y ahí Dios hace la obra y hay conversiones”, comenta Gómez.

Conversiones de cuerpo y alma…

”Yo vengo de un mundo de pandillas donde anteriormente yo no creía en Dios de esta manera, como hoy si estoy creyendo”, indica Carlos Montano, expandillero rehabilitado.

Conocer a Cristo les ha significado fuera de las pandillas la oportunidad de vivir.

“Sin dudarlo, ya no estaría con vida”, precisa Romero.

Una obra donde buenos pastores guían a sus ovejas por buen camino.

“Sentirme como padre de ellos, es una experiencia que en mi vida pastoral nunca imaginé y creo que esto fue de Dios por eso lo sigo haciendo, porque esto me ha dado muchísimas satisfacciones, aparte de preocupaciones y todo eso, pero nada se compara ver la vida de una persona totalmente transformada”, indica el pastor Ernesto Mos, líder de la Iglesia Ebenezer.

Ebenezer es una isla de paz, amor y bendición, en medio de un mar tempestuoso

“Como dice allá en Jeremías 3:33 ‘Clama a mí y yo te responderé, te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces’. Entonces, aquí el Señor le abre los brazos, lo recibe, lo lava, lo limpia y lo pone en el carril como nos ha puesto a todos nosotros’”, dice Carlos Montano, expandillero rehabilitado.

Fuente: cbn.com




agosto 02, 2019

Ex pandillero se convierte en pastor y rescata a jóvenes de la delincuencia

Un ex pandillero, que ahora es pastor, está rescatando a jóvenes sumergidos en la criminalidad, compartiendo el Evangelio y anunciando que "hay esperanza en Jesús".

La colonia La Dina, en San Salvador, está llena de la cultura de las pandillas, como el MS-13 y Bario 18. En pocas palabras, el joven que crece en La Dina, está en riesgo que su vida sea corta.

Como tal, la tasa de encarcelamiento es alto. Pero, aunque puede ser asombrosamente fácil dejarse arrastrar por la cultura de las pandillas a una edad temprana, es notoriamente difícil abandonarlo, incluso después de salir de prisión.

De hecho, para muchos de estos hombres, solo hay una forma de liberarse de las trampas de la cultura mortal, y esta libertad y refugio se encuentra en un lugar poco probable: la iglesia.

Eben-ezer es una iglesia del centro de la ciudad que funciona como un centro de rehabilitación para ex miembros de pandillas, que está dirigida por un ex criminal, el pastor Will Gómez, que pasó años involucrado en actividades de pandillas y fue un asesino a sueldo contratado, ejecutando objetivos por una tarifa en efectivo. Ahora, se ha comprometido a sacar personalmente a los jóvenes de los caminos oscuros del narcotráfico y el asesinato, hacia una nueva esperanza en la relación con Jesús.

"Creo que soy un testimonio andante del poder de Dios, para mostrar a la gente que si se puede cambiar", dijo Gómez a la BBC.

Muchas veces, las pandillas se irritan porque sus reclutas se dirigen directamente a la iglesia en lugar de volver a las calles. En todo momento, el trabajo de Eben-ezer está siendo monitoreado de cerca.

Gómez, sin embargo, ha desarrollado una forma de tratar con los delincuentes de manera efectiva.

“Hemos trazado la línea... una línea de respeto. Este es el Reino de Dios, no te metas con Dios", les dice a las pandillas que amenazan con interrumpir el trabajo de rehabilitación. "No nos involucramos en su negocio, no te entrometas en el nuestro".

La rehabilitación involucra estudio bíblico diario, servicios de adoración y oración. Aunque no todos lo hacen. Trágicamente, la mayoría de los que abandonan el programa terminan en la cárcel o muertos.

Gómez, sin embargo, lo ve de manera muy simple: uno mismo elige el estilo de vida. "Si eres cristiano, compórtate como tal, vive como tal. Pero si no estás seguro de lo que eres o de quién eres, debes tener cuidado. Porque con Dios no se juega. O eres o no eres... así de simple".

"Hay una salida", declaró Gómez, "y su nombre es Jesús". 

Tomado de: https://www.acontecercristiano.net/2019/08/ex-pandillero-pastor-hay-una-salida-y-su-nombre-es-jesus.html