Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

AYUDA AL MATENIMIENTO DE ESTA WEB

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta llorar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta llorar. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de mayo de 2018

mayo 11, 2018

"¿De dónde soy? ¡Del infierno!": 'Satanás' se pone a llorar tras ser capturado por robo en Lima (Video)

La Policía de la capital peruana detuvo este jueves al delincuente Albert Zúñiga Facho, alias 'Satanás', quien se dedicaba a robar móviles a los pasajeros del transporte público. El infractor de 30 años fue capturado en el Cercado de Lima, en una calle céntrica, tras haber asaltado a una pasajera de autobús y arrebatarle violentamente su celular, precisa el comunicado oficial de la Municipalidad de Lima.

'Satanás' operaba en el centro de la ciudad "todos los días", principalmente en las rutas que circulaban por la Vía de Evitamiento, y acumulaba una veintena de denuncias por hurto agravado.

Al percatarse en el vehículo policial de que sus fechorías habían llegado a su fin porque ya no tenía escapatoria, el delincuente derramó lágrimas y fingió arrepentimiento. Sin embargo, en otro momento se mostró agresivo. "¿De dónde eres tú?", le preguntó uno de los agentes en el patrullero. "¡Del infierno!", respondió con desafío Zúñiga Facho.

El llanto de 'Satán' continuó también en la comisaría, pero no convenció a los representantes del orden público.

El gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Metropolitana de Lima, Abdul Miranda, comentó al canal peruano Panamericana que este tipo de infractores "se pone a llorar para dar pena", pero esto no conmueve para nada a los agentes, "porque son delincuentes" y tienen que "afrontar las consecuencias de sus actos".


Fuente: actualidad.rt.com

domingo, 23 de julio de 2017

julio 23, 2017

El Gran Rabino Akiva se reía de la muerte

¿Por qué el gran rabino Akivá se reía de la muerte? Historias del Midrash

Cuando el gran rabino Eliezer enfermó sus alumnos fueron a visitarlo. Él les dijo: “Hay una ira feroz en el mundo” insinuando que Dios lo estaba castigando.

Los alumnos empezaron a llorar, Sin embargo, al levantar los ojos notaron que Rabí Akivá estaba riendo.

– ¿Cómo puedes reír en una hora como ésta? – preguntaron enojados.
– Díganme. ¿Por qué lloran? – les contestó.
– ¿Podríamos acaso ver a un erudito de la Torá perecer y no llorar?

– Esa es la razón precisa por la que río. Cada vez que veía que el vino de nuestro maestro no se hacía vinagre, su lino no se rompía, su aceite no se gastaba y sus preservas no se hacían rancias pensaba: “Dios no quiera que nuestro maestro reciba todas las recompensas de sus méritos en este mundo y no deje ni una para el mundo venidero”. Ahora que veo su sufrimiento, me alegro de la gran recompensa que recibirá en el mundo venidero.

Al escucharlo rabí Eliezer preguntó: – Akivá, ¿acaso se me ha olvidado algún principio de la Torá? ¿por qué merezco vivir este sufrimiento?

– Maestro, tú mismo nos repetiste varias veces el versículo que dice “No hay hombre justo sobre la Tierra que haga el bien y no peque”.

Fuente: Chabad.org