Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Post Top Ad

Ayudanos a pagar el servicio de Radio. $78.82 Nos falta. Hoy es el último día.

Ayúdanos con un Donativo para seguir brindándote la mejor música cristiana e informarte de lo que ocurre en el mundo.

 Nuestra cuenta paypal es:


NOTICIA MAS VISTA

Rudolph Moshammer, uno de los diseñadores de moda más famosos de Alemania, fue encontrado muerto en su mansión

 Rudolph Moshammer, uno de los diseñadores de moda más famosos de Alemania, fue encontrado muerto en su mansión la mañana del 14 de enero...

Recent

Loading...
Mostrando entradas con la etiqueta monaguillo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta monaguillo. Mostrar todas las entradas

sábado, 23 de septiembre de 2017

septiembre 23, 2017

Medida de coerción contra sacerdote que asesinó Fernelis Carrión será conocida esta tarde

El sacerdote Elvin Taveras, acusado de la muerte del monaguillo Fernelis Carrión Saviñón, fue sacado del destacamento Felicidad de Los Mina y traslado a la cárcel de San Luis, hasta tanto se conozca la medida de coerción prevista para esta tarde.

El cura fue trasladado bajo estrictas medidas de seguridad y tras ser abordado por los periodistas rehusó hablar.

Una fuente vinculada a la investigación dijo que a partir de las 2:00 de la tarde la Fiscalía de la Provincia de Santo Domingo depositará la solicitud de prisión preventiva en contra del imputado.

En tanto los familiares del monaguillo asesinado se están aglomerando en los alrededores del Palacio de Justicia de la Charles de Gaulle, y reclaman que se aplique justicia.

A través de un comunicado enviado a la prensa, la Arquidiócesis anunció la suspensión del padre del ministerio sacerdotal, al tiempo que les pidió perdón a los familiares del adolescente y manifestó su disposición de colaborar con las investigaciones del caso y el proceso judicial que se lleve a cabo. 

Fuente: listindiario.com

viernes, 22 de septiembre de 2017

septiembre 22, 2017

Dicen Iglesia bloquea investigación crimen cometido por el sacerdote contra el monaguillo

Oficiales que participan en la investigación del asesinato cometido por el sacerdote Elvin Taveras Durán contra el monaguillo Fernelis Carrión Saviñón, revelaron ayer que la Iglesia católica obstaculiza las pesquisas, lo que fue confirmado por Benito Medina, abogado de la familia de la víctima.

Esos oficiales, que pidieron reserva de sus nombres, afirmaron que la cúpula de la Iglesia no permite que se realicen nuevos allanamientos en la parroquia del sector Hainamosa, en Santo Domingo Este, donde ocurrió el asesinato del joven, con quien el cura mantenía una relación homosexual.

De acuerdo a la fuente, el imputado se ha rehusado a revelar dónde escondió el martillo y el cuchillo que dijo utilizó para cometer el hecho.

Las autoridades, incluyendo la Fiscalía de la provincia Santo Domingo, han manejado el caso con hermetismo, por lo que las informaciones sobre la evolución de las pesquisas son prácticamente nulas.

Reporteros de El Nacional consultaron al fiscal adjunto Gilberto Castillo sobre ese tema, y respondió que no estaba autorizado para hablar del mismo.

Afirma

El abogado de la familia de la víctima afirmó ayer que la Iglesia está obstaculizando la investigación desde el primer momento, y advirtió que el papa Francisco se enteró del crimen a través de su denuncia.

El doctor Medina, quien habló en exclusiva para El Nacional, dijo que “la Iglesia no se burlará del pueblo en esta oportunidad”.

“La Iglesia católica ha obstaculizado las investigaciones desde el primer momento, pero no se burlará de la familia y la verdad se conocerá”, expresó.

Asimismo, señáló que la familia de la víctima ha recibido presiones de distintos sectores durante el proceso investigativo.

“No aceptaremos presiones y quiero que se sepa que todo eso nos favorece y ayudará a que se conozca toda la verdad”, agregó.

La muerte de Fernelis, de 16 años y quien residía en El Torito de Villa Mella, ocurrió el viernes 4 de este mes en la Casa Curial del sector Hainamosa, donde vivía el sacerdote.

Su cadáver fue localizado en el Batey Yabacao, entre los municipios de Bayaguana y La Victoria.

De acuerdo a investigadores, ambos iniciaron una discusión, motivada por una alegada extorsión que el monaguillo ejercía sobre el cura, a fin de no revelar su relación homosexual.

El juez Julio Aybar, de la Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, impuso al cura un año de prisión preventiva en Najayo.

Apunte

Caso cura

Los investigadores aseguran que el cura le propinó un martillazo en la cabeza al monaguillo, quien cursaba el segundo del bachillerato.

Luego entró el cuerpo a un carro de su propiedad y lo trasladó hacia la zona de Bayaguana

Fuente: elnacional.com.do

lunes, 18 de septiembre de 2017

septiembre 18, 2017

Defensora del Pueblo: caso asesinato de monaguillo remueve cimientos de la sociedad

La Defensora del Pueblo, Zoila Martínez Guante, dijo que el caso del sacerdote acusado de matar a un monaguillo en Villa Mella, ha removido los cimientos de la sociedad. Sostuvo que cuando una persona que está para predicar el evangelio, como los sacerdotes, se ve involucrada en ese tipo de hechos, se  hace daño a sí mismo, a la iglesia y a la feligresía, porque  la gente pierde la fe.

Martínez Guante sostuvo que ese caso estremece la conciencia nacional y el espíritu del más valiente.

“Lo de sacerdote es que ha removido los cimientos de la sociedad”, expresó.

Exhortó a los adolescentes y jóvenes a que hablen con sus padres cuando les hagan propuestas indecorosas y que no tengan miedo a denunciar.

También los instó a que acudan al Defensor del Pueblo, que allí se les ayudará.

La Defensora del Pueblo habló con reporteros en su oficina sobre el caso del sacerdote Elvis Taveras Durán, quien está acusado de la muerte del adolescente Fernelis Carrión Sabiñón, de Villa Mella.

Fuente: elcaribe.com.do

sábado, 16 de septiembre de 2017

miércoles, 13 de septiembre de 2017

septiembre 13, 2017

Creen sacerdote tuvo cómplices en crimen

Fuentes oficiales de la Policía sostuvieron este lunes la tesis de que en el asesinato del monaguillo Fernelis Carrión Saviñón (Tieni), atribuido al sacerdote Elvin Taveras Durán, participaron otras dos personas, porque se utilizó un martillo, armas blancas y una funda plática con la que lo asfixiaron.

Las fuentes afirman que “todos los indicios arrojan que el cura no actuó sólo, por eso insistimos que la Iglesia católica lo deje hablar para que identifique a él o demás cómplices y dónde lanzaron el martillo, el cuchillo y la funda”.

Taveras Durán, de 41 años, admitió que mató a Carrión Saviñón, de 16 años, porque según el menor le exigía dinero o de lo contrario iba a publicar en las redes sociales vídeos y fotos sosteniendo relaciones, pedofilia que practicaba desde el 2013.

La fuente dijo a El Nacional que “lo que determinará si el padre actuó sólo o no en el crimen, es cuando nos diga dónde lanzó el martillo y el cuchillo y la funda que le colocaron en la cabeza para asfixiarlo. Una sola persona no utiliza todo eso para matar a otro, pues un criminal no tiene en mente buscar otra arma para matar a su víctima”.

Precisó la fuente que “la Iglesia pidió al padre no hablar si no está ante un juez. Eso tiene paralizado las investigaciones. El cura no quiere hablar ni identificar a sus cómplices, no sabemos a quién protege”.

El estudiante que había desaparecido el 4 de agosto, su cadáver fue localizado en el batey Yabacao, comunidad situada entre los municipios de Bayaguana y La Victoria, con golpes en la cabeza, producto de dos martillazos; varias puñaladas en la espalda y el pecho, la garganta cortada y asfixiado, según el parte médico.

El crimen de Carrión Saviñón, quien residía en El Torito, de Villa Mella, lo cometió el sacerdote, según dijo a los investigadores y al Ministerio Público en la Casa Curial del sector Hainamosa, y tras matarlo lo ató de pies y manos, tomó un mantel de la parroquia, lo envolvió, subió el cadáver a su carro Nissan Sentra y lo lanzó donde fue encontrado.

La Arquidiócesis de Santo Domingo, al trascender el crimen y ser detenido el sacerdote en un allanamiento en la Casa Curial, dispuso su suspensión. Una comisión de obispos y sacerdotes, en visita al Palacio de la Policía, pidió a la institución del orden y al Ministerio Público no divulgar informaciones del caso hasta que un tribunal no determinara la culpabilidad o no del cura.

“Realmente estamos recibiendo presiones de que no continuemos las investigaciones, no sé a quien más quieren proteger, pero este caso está paralizado. Además, el Ministerio Público investiga si el sacerdote cometió actos de pedofilia con otros menores, pues padres de niños han externado quejas”, expuso la fuente policial.

Origen del crimen

El día 4, Carrión Saviñón y el sacerdote Taveras Durán habían acordado reunirse en la casa curial de la iglesia Santa Cecilia, de Hainamosa, Santo Domingo Este, en la calle Padre Aula número 7 del sector Los Rosales, para el cura entregar al menor 80 mil pesos a cambio de que borrara los vídeos y fotografías que tenía sosteniendo relaciones sexuales.

El padre Taveras Durán, luego de hablar con el menor, según afirmó la fuente, le pidió que previo a entregarle los 80 mil pesos, debía borrar las evidencias de su celular, y tras Carrión Saviñón hacerlo sólo le entregó $4,000, lo que motivó que se enfrascaran en una discusión, luego en forcejeó, donde según el cura logró tumbarlo al darle un martillazo.

Aún no va Najayo

El imputado Taveras Durán fue trasladado esta mañana desde la cárcel de San Luis a la Fiscalía de Invivienda por alegados problemas de Salud.

“Está aquí en la Fiscalía, pero no va a ser trasladado, lo trajeron por problemas de salud y será devuelto a San Luis, dijo el relacionista público de la Fiscalía de la provincia Santo Domingo.

El periodista José Checho aclaró que Taveras Durán no será llevado a la cárcel de Najayo hasta que no salga la resolución de la medida de coerción.

Fuente: elnacional.com.do

lunes, 31 de julio de 2017

julio 31, 2017

Un monaguillo en los infiernos

Impulsado por el Papa, el bibliotecario Daniel Pittet relata cómo fue violado durante años por un fraile famoso en Friburgo

He aquí la historia del monaguillo que descendió a los infiernos. Cuando tenía nueve años fue violado hasta cumplir los 12 por el fraile capuchino Joël Allaz, que lo reclutó en la catedral de Friburgo (Alemania) un sábado de verano de 1968. Daniel Pittet, aquel niño pobre de solemnidad, tiene ahora 58 años, es bibliotecario y ha venido a Madrid para presentar el libro sobre su vida Le perdono, padre. Sobrevivir a una infancia rota (Ediciones Mensajero). Arropado por los jesuitas y el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Ricardo Blázquez, Pittet ha sido presentado en sociedad por el mismísimo papa Francisco. “Para quien ha sido víctima de un pederasta es difícil contar lo que ha soportado. El testimonio de Daniel es necesario, precioso y valiente”, escribe el pontífice argentino en el prólogo de la biografía del monaguillo.

Pittet se ha casado, tiene seis hijos y ha escrito un libro terrible. “Tras dieciocho años de terapia ya puedo emplear las palabras apropiadas”, dice. Además del prólogo del Papa, la inacabada autobiografía de este valeroso y culto bibliotecario suizo incluye un epílogo en el que, en 30 páginas, su violador se confiesa de forma tenebrosa. Espanta el recuento de las fechorías: violó, dice, a otros 150 niños, de los que al menos ocho acabaron suicidándose. El padre Allaz tenía barra libre como violador. Era capellán de los jóvenes preadolescentes de toda la Suiza francoparlante y arrebataba con su dialéctica. “Mientras predicaba homilías magníficas, yo lo veía desnudo como un viejo cerdo”, explica ahora su víctima.

Empeñado en imponer tolerancia cero con los pederastas cobijados en sectores de la Iglesia romana, —encubiertos por algunos obispos más preocupados por el prestigio que por el código penal— Francisco arriesga apoyando a Daniel Pittet. “El niño herido es hoy un hombre en pie, frágil, pero en pie”, dice. Hace dos años dio el mismo ánimo a un joven español, también llamado Daniel (nombre ficticio), pero la Justicia ha acabado por no creer a quien había sido (presuntamente, hay que decir) víctima en Granada de un clan de sacerdotes tolerado por el arzobispo Javier Martínez. El juez que instruyó el proceso tuvo que amenazar al prelado con la Guardia Civil por retrasar la entrega de documentos, que el arzobispo no daba con la disculpa de que necesitaba autorización del Vaticano. Como en el caso suizo, también hay en España obispos que trasladan de parroquia a los sacerdotes denunciados con el argumento de que los casos de pederastia se utilizan para desprestigiar a la Iglesia católica. Peor que la pederastia es el aborto, se disculpó en 2009 el cardenal Antonio Cañizares, prelado ahora en Valencia.

¿Cómo recuerda su primera vez un niño violado a los nueve años? El bibliotecario Pittet no hace concesiones. “Un sábado como todos los demás entra en la catedral un sacerdote capuchino, el padre Allaz, para celebrar misa. ¿Por qué él? Ha olfateado una buena presa. Me invita al convento. Quiere enseñarme un mirlo que habla. ¡Tengo nueve años, es algo mágico! Sin tiempo de ver al mirlo, me hace entrar en su habitación. Me ordena: ‘¡Bájate el calzón!’. Todo discurre muy rápido. Después, me sirve una limonada. Ninguna palabra. Bebo en silencio. Me acompaña a la puerta, todo sonrisas. Me dice en voz muy baja: ‘Tendremos que guardar todo esto entre nosotros’”.La víctima de agresiones sexuales dice ahora: “Denunciar un abuso es un paso muy doloroso. Rara vez se consigue castigar a los malos y proteger a los buenos. Denunciar genera vergüenza: ¡una víctima necesita pruebas! Eso quiere decir que debe dejar que el médico examine su ano. ¡Es abominable! Peor aún, ¿cómo puede probarse, diez o quince años más tarde, que se ha sido salvajemente violado? El riesgo mayor es el suicidio. El grupo prefiere salvar al clan y sacrificar a la víctima”. Pittet logró que le creyeran porque describió con exactitud la habitación del violador y porque el fraile “tenía una marca llamativa en el cuerpo”.

Fuente: elpais.com

Ads

Loading...