Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta pacientes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pacientes. Mostrar todas las entradas
julio 01, 2020

Agente con la Biblia en mano pide de rodillas por la sanidad y vida del pueblo salvadoreño

Usuarios de las redes sociales han compartido un video en el que un agente de la Policía Nacional Civil (PNC), es captado orando de rodillas por la sanidad y vida del pueblo salvadoreño.

Una alabanza acompañaba la oración del agente que pide por la salud de las personas infectadas, sus familiares y por los héroes que trabajan y combaten el COVID-19 en primera líne.

“Clamamos misericordia, para todos los pacientes, para todas las familias señor, clamamos misericordia para la Fuerza Armada de El Salvador, para todos los médicos, doctores y enfermeras” expresó el agente.

El video se ha viralizado en las diferentes plataformas digitales y los internautas han dejado muchos comentarios positivos para el agente y sus compañeros.

“Dios tenga misericordia de este pueblo, que mejor muestra la de estos policías demostrando humildad, los políticos corruptos están llenos de soberbia y prepotencia, Dios nos sacará en victoria”, comentó un joven.

El video presuntamente es grabado en un cantón o caserío del departamento de Santa Ana.

Fuente: elblog.com





mayo 10, 2020

“Están asesinando a los pacientes de coronavirus”, la fuerte denuncia de una enfermera en Nueva York

Nicole Sirotek afirma haber presenciado en los que se aplicó tratamientos que acabaron matando a los pacientes, como intubaciones incorrectas o desfibrilaciones en momentos no apropiados.

No se quedó callada. Nicole Sirotek, quien trabajó hasta hace pocos días en el hospital Elmhurst, de Queens (Nueva York), una de las zonas más afectadas de Estados Unidos por el COVID-19, realizó una fuerte denuncia contra las autoridades del personal de salud de su estado.

Desesperada, la enfermera se grabó y señaló que hay falta de tratamientos para combatir el coronavirus y que muchos están muriendo por negligencia de los nosocomios.

“Ya no sé qué hacer. Sé que no todo el mundo va a sobrevivir, no soy tan inocente. Sé que vamos a tener muchas víctimas. Pero esta gente no está muriendo por coronavirus (...) Te estoy diciendo literalmente que están asesinando a estas personas. Y nadie me escucha”, señaló totalmente quebrada hasta las lágrimas.

En el video, Sirotek también indica haber presenciado en los que se aplicó tratamientos que acabaron matando a los pacientes, como intubaciones incorrectas o desfibrilaciones en momentos no apropiados.

“Vi a un anestesista colocar un tubo ET y romper su esófago y el tipo se asfixió hasta morir con su propia sangre. El coronavirus no colocó ese tubo incorrectamente”, aseveró la enfermera, quien manifestó haber reclamado por la situación, pero sus quejas no han sido escuchadas.

Asimismo, la enfermera denunció que las personas que están dejando morir por COVID-19, por lo general son parte de una minoría de la población.

“Ni siquiera a las organizaciones de apoyo les importa una mierda esta gente. Literalmente, las vidas de los afroamericanos no importan aquí. Y, quiero decir, es bastante triste que alguien que es blanca y vive a cientos de kilómetros de esta ciudad le importe más esta gente que a los de esta ciudad”, expresó Sirotek, quien se trasladó de Nevada a Nueva York para combatir el coronavirus.

“A nadie le importa porque todos son minorías y nosotros estamos en el maldito ‘barrio’. Y eso no está bien. Crecí muy pobre y sé lo que es ser completamente olvidado y que nadie te defienda”, agregó.

Fuente: lperu21.pe
abril 17, 2020

Medico de 98 años sigue atendiendo pacientes en plena pandemia por coronavirus

A los 98 años, Christian Chenay es el médico en actividad de mayor edad. Y ni siquiera la pandemia de coronavirus puede con la dedicación que muestra hacia sus pacientes. Está determinado a seguir ejerciendo la profesión que realiza desde hace siete décadas.

Por seguridad, decidió cerrar su consultorio al público y atiende por teléfono o computadora a sus pacientes. “No tenía protección. Si lo hubiera mantenido abierto, habría sido un semillero de infecciones”, sostuvo en una entrevista con la agencia de noticias Reuters.

Por su edad, Chenay pertenece al grupo de riesgo, y de hecho cree que pudo haberse contagiado de coronavirus ya que tuvo síntomas. Entonces, se aisló durante los catorce días reglamentarios y luego volvió al trabajo.

Chenay vive desde 1951 en Chevilly-Larue, un suburbio de París donde, según aseguró en una entrevista con un la radio France Bleu, antes había doce médicos por 12.00 habitantes, y “ahora hay 19.000 y solo quedamos tres”.

Muchos de sus pacientes los conocen de toda la vida, y atiende a varias personas con bajos recursos. “Tengo el 30% de las facturas impagadas en mis consultas, puedo permitírmelo porque también tengo una pensión de médico y de profesor”, dijo Chenay.

El médico dijo sentirse frustrado por la poca preparación que tuvo Francia para afrontar esta pandemia, y como muchos ancianos que conocieron la Segunda Guerra mundial, no entiende cómo es que una potencia occidental tiene tantas dificultades para cuidar a sus enfermos en tiempos de paz.

“Uno se siente impotente”, dijo. “No hay tratamientos, tampoco tenemos forma de saber quién está enfermo y quién no, y no podemos aislar a los pacientes”.

¿El secreto de su longevidad? La actividad intelectual, asegura. Acaba de escribir dos libros y estima trabajar unas 60 horas por semana, entre la lectura de revistas médicas, la atención a pacientes y la administración de su consultorio.

“Es una persona extraordinaria con su edad, su lucidez, su alegría de vivir, lo cual es excepcional en su avanzada edad”, expresó un vecino que lo conoce hace décadas.

abril 14, 2020

Cristianos oran frente a hospital por médicos que luchan contra el coronavirus

Los cristianos en los Estados Unidos se reunieron afuera de los hospitales esta semana para orar por el personal médico y sus pacientes durante la pandemia de coronavirus.

Muchos se reunieron fuera de los hospitales en Albany, Georgia; Kissimmee, Florida; y Alexander City, Alabama, entre otras ciudades.

En Louisiana, los creyentes se reunieron en el estacionamiento delantero del Terrebonne General Medical Center a las 7 p.m. Los residentes locales fueron invitados acudir a las instalaciones médicas para la oración.

“El concepto es que a veces nos sentimos impotentes en la comunidad. Sabemos lo que está sucediendo y queremos ayudar, pero hay mucho que puedes hacer. Esta es una oportunidad para nosotros. Todos podemos hacer esto", dijo Jaime Gaudet, uno de los organizadores del evento.

El la localidad de Houma está ubicado aproximadamente a 60 millas al suroeste de Nueva Orleans y tiene una población de aproximadamente 33,000 habitantes.

Los que asistieron a la reunión de oración recibieron instrucciones de practicar el distanciamiento social para no correr el riesgo de propagar infecciones.

"Cuando te encuentras en situaciones de crisis, es cuando la ansiedad y el miedo se apoderan de esas cosas", dijo. "Cuando te sumerges en la oración, muchos de esos sentimientos desaparecen y son reemplazados por una paz; son reemplazado con una esperanza".

La crisis de salud pública ha llevado a más estadounidenses a recurrir a la oración.


El Centro de Investigación Pew encuestó a 11,537 adultos estadounidenses del 19 al 24 de marzo y en los cuales el 55 por ciento dijo que oraba por el fin de la propagación del coronavirus. AcontecerCristiano.Net

abril 04, 2020

Médico ateo se rinde a Cristo en medio de la lucha contra el coronavirus en Italia

Un médico abandonó el ateísmo y entregó su vida a Cristo, mientras atendía a pacientes contagiados de coronavirus en un hospital de Lombardía, Italia.

El médico ateo, el Dr. Julian Urban, se dio cuenta de que necesitaba pedirle ayuda a Dios en medio de la pandemia de COVID-19, que golpeó a su país mientras estaba de servicio.

“Nunca, en mis pesadillas más oscuras, imaginé ver y experimentar lo que ha estado sucediendo en Italia en nuestro hospital durante las últimas tres semanas. La pesadilla fluye y el río se hace más y más grande”, dijo en médico.

Luego, el médico describió cómo algunos pacientes de repente se convirtieron en cientos.

“Ahora, ya no somos médicos, sino clasificadores que deciden quién debe vivir y quién debe ser enviado a casa a morir, aunque todos estos pacientes han pagado impuestos de salud italianos toda su vida”, dice.

Sin embargo, en medio de esta situación poco probable dentro del hospital, algunos médicos llegaron a conocer a Dios.

“Hasta hace dos semanas, mis colegas y yo éramos ateos. Era normal porque somos médicos. Aprendimos que la ciencia excluye la presencia de Dios”, explicó en médico.

Testificó cómo se burlaba de sus padres cuando a la iglesia en el pasado. Y cómo todo eso cambió después de conocer a un pastor que fue internado en el hospital.

“Hace nueve días, un pastor de 75 años fue ingresado en el hospital. Era un hombre amable. Tenía problemas respiratorios graves”, informó el Dr. Julian.

“Tenía una Biblia y nos impresionó cuando leía a los moribundos mientras sostenía su mano. Todos los médicos estábamos cansados, desanimados, psicológica y físicamente terminados. Cuando tuvimos tiempo, lo escuchamos”, dice.

El médico dice que el equipo estaba muy cansado: “Llegamos a nuestros límites. No hay nada más que podamos hacer. La gente muere todos los días. Estamos agotados. Tenemos dos colegas que murieron y otros que estaban infectados”.

Entonces él y sus colegas se dieron cuenta: “Necesitamos pedir ayuda a Dios”.

Testificó: “Cuando hablamos entre nosotros, no podemos creer que aunque ya hemos sido ateos feroces, ahora estamos todos los días en busca de paz, pidiendo al Señor que nos ayude a continuar para que podamos cuidar a los enfermos”.

El Dr. Julian más tarde reveló que el pastor de 75 años murió.

“Aunque ha habido más de 120 muertes aquí en tres semanas, no hemos sido destruidos. El pastor logró, a pesar de su condición y nuestras dificultades, traernos una paz que no esperábamos encontrar”, dijo.

A pesar de la amenaza a su salud, el Dr. Julian expresó su gratitud por volver a encontrarse con Dios.

“No he estado en casa en 6 días. No sé cuándo comí por última vez”, dijo. Dice que se ha dado cuenta de su “inutilidad en esta tierra” y quiere usar su último aliento para ayudar a los demás.

Además, el ex ateo declaró: “Me alegro de haberme vuelto a Dios mientras estoy rodeado del sufrimiento y la muerte de mis semejantes

abril 03, 2020

Enfermeras claman a Dios en el techo del hospital por sus colegas y los pacientes infectados con Covid-19

Un grupo de enfermeras en un centro médico en Nashville, Estados Unidos, decidieron recurrir a Dios para pedir por sus pacientes en medio de la pandemia del Coronavirus.

Ellas decidieron clamar a Dios por su ayuda, y lo hicieron en el helipuerto del hospital; el cual se encuentra ubicado en el techo del lugar.

Angela Gleaves, una enfermera del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, publicó las fotos del acontecimiento en su página de Facebook el pasado lunes.

En las imágenes se le podía ver a ella acompañada de otras cuatro colegas mientras oraban en el helipuerto.

«Cuando tienes unos minutos extra en el trabajo, te tomas el tiempo para ir al Helipuerto y rezar», escribió Gleaves.

«Oramos por el personal de nuestra unidad, así como por todos los empleados del hospital. También oramos por los pacientes y sus familias durante este momento difícil».

«También oramos por todos nuestros colegas de todo el mundo que se ocupan de los pacientes. Se sintió bien hacer esto con algunos de mis increíbles compañeros de trabajo. Pudimos sentir la presencia de Dios en el viento. Sepa que todos están cubiertos de oración», concluyó ella.

Gleaves se encontraba acompañada por Sarah Kremer, Beth Tiesler, Tanya Dixon y McKenzie Gibson; quienes son algunas compañeras de enfermería.

“Fue un gran momento”
Ella le dijo a NBC TODAY que la razón por las cuales compartieron las fotos era para que las personas supieran que no solo están orando por su hospital; sino por todos los pacientes y las familias.

“Es un momento realmente difícil para las familias y los pacientes en este momento porque muchos hospitales no permiten visitas”, comentó.

También explicó que: «Fue un gran momento. Hubo un poco de viento y sentí que era Dios quien nos empuja a cuidar a estos pacientes y hacer lo que estamos capacitados para hacer».

Ciertamente el personal médico alrededor de todo el mundo está dando sus mayores esfuerzos para mantener a muchas personas con vida y procurar que venzan al virus.

Por tal razón, lo mejor que se puede hacer por ellos es orar, para que Dios los guarde, los ayude y renueve sus fuerzas; ya que lo que enfrentan no es nada fácil.


Fuente: bibliatodo.com
marzo 30, 2020

Las tres buenas noticias de hoy sobre el coronavirus

1. El Hospital Clínico San Carlos, en un ensayo de la OMS sobre Covid-19. Un hospital público madrileño, el Clínico San Carlos, es el primero de España en participar en un ensayo mundial coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre tratamientos contra el coronavirus. En el ensayo intervendrán miles de pacientes de al menos 45 países y su meta es obtener evidencias sobre la eficacia de los tratamientos que se están aplicando a pacientes hospitalizados positivos por Covid-19.

El hospital público Clínico San Carlos aportará al estudio los primeros diagnosticados, a los que se irán añadiendo otros procedentes de otros diez centros sanitarios españoles que se han adherido a este ensayo clínico, que tiene por nombre «Solidaridad». Como explica Antonio Portoles, director del Instituto de Investigación del Clínico San Carlos de Madrid, «actualmente no existe ningún tratamiento contra el Covid-19»: «La Organización Mundial de la Salud está haciendo este ensayo clínico con varias opciones antivirales». El centro que dirige será el primero de España y el segundo del mundo en sumarse a este estudio inédito.


2. Francia crea centros de ayuda de urgencia para las mujeres víctimas de violencias durante el confinamiento por coronavirus. El Gobierno francés ha decidido crear «puntos de acompañamiento efímeros» para las mujeres víctimas de violencias conyugales, que se han incrementado significativamente desde el confinamiento nacional decretado el pasado día 16 de este mes de marzo por el coronvirus.

Según Marlène Schiappa, secretaria de Estado para la igualdad de hombres y mujeres, la Prefectura de París ha detectado un incremento del 36% de las violencias conyugales en la capital y la región de Isla de Francia. La Gendarmería, por su parte, ha detectado un 32% en varias departamentos franceses.

Ante esa evidencia policial, inquietante, Schiappa anuncia la creación, a partir del lunes, de «puntos de acompañamiento efímeros» en muchos centros comerciales de París y otras grandes ciudades, con el fin de acoger a las mujeres víctimas de violencias en sus domicilios.


3. La vida se impone pese al coronavirus Covid-19: «Hay que seguir con los partos». Marina nació a las siete y media de la tarde del pasado domingo ajena a la tempestad. Ella no se inmuta, pero a su alrededor todo está revuelto por culpa de un coronavirus que tiene al mundo en vilo. Los ojos de Ángeles, su madre, le transmiten amor del puro. Una enorme sonrisa de alegría se oculta tras la mascarilla blanca que también lleva puesta su padre, Juan. El parto de su segunda hija ha ido bien. En medio del caos generalizado por el Covid-19 la vida sigue abriéndose paso.

No hay flores ni visitas en la planta de maternidad. La atención está centrada en la seguridad sanitaria de pacientes y profesionales. «Todo es un poco más triste», admite sola con su bebé en la habitación Ángeles, que es además enfermera de Neonatología allí, en el Hospital Universitario Puerta de Hierro. Este es uno de los cuatro centros públicos donde se han derivado estos días todos los partos en la Comunidad de Madrid para minimizar el riesgo de contagios por coronavirus. «Mis compañeras se han asomado a vernos desde la puerta. Nadie entra pero hay que entenderlo», señala por teléfono.

Fuente: abc.es
marzo 27, 2020

Italia anuncia un récord de cerca 1,000 muertos en 24 horas por el coronavirus

La pandemia de coronavirus ha provocado 969 muertes en las últimas 24 horas en Italia, el número más alto de fallecimientos diarios desde que empezó el brote en este país europeo, ha informado este viernes la Agencia de Protección Civil italiana. 

De este modo, el número de decesos en el país se elevó a 9 mil 134. La cifra más alta de muertes hasta la fecha se había registrado el 21 de marzo, cuando fallecieron 793 pacientes con covid-19. 

En Italia 10 mil 950 personas se han recuperado completamente de la enfermedad. Mientras tanto, 26.029 pacientes siguen hospitalizados con síntomas, 3.732 permanecen en cuidados intensivos y 36.653 están en aislamiento domiciliario.

Al mismo tiempo, para esta fecha el número de casos ha aumentado en 5 mil 959, pasando de 80 mil 539 a 86.498, lo que posicionó a Italia como el país con más casos en el mundo, hasta que aparecieron los datos de EE.UU., donde los infectados ya superan los 90.000.

De acuerdo con los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins, el número de casos confirmados del coronavirus en EE.UU. se ha elevado a 92 mil 932, mil 380 de los cuales han resultado letales.

No obstante, según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), actualmente hay de 85.356 casos detectados, por lo se sitúa en el segundo lugar de la lista de las naciones con más infectados.
marzo 27, 2020

¿Por qué mueren más hombres que mujeres por coronavirus?

China, España, Italia o Francia registran tendencias que reflejan que la tasa de mortalidad por el covid-19 es mayor en pacientes de género masculino.

Desde que comenzó el brote del coronavirus, los científicos han advertido que el patógeno no discrimina por edad, nacionalidad o nivel de ingresos. Sin embargo, recientes investigaciones apuntan a que sí existe diferencia en la cantidad de muertes entre hombres y mujeres infectados por el covid-19.

La tendencia comenzó a percibirse en China, donde un estudio halló que la tasa de mortalidad en los hombres era del 2,8% mientras que entre las mujeres se situaba en 1,7%.

El mismo recuento se ha llevado a cabo en naciones como Francia, Alemania, Irán, Italia, Corea del Sur y España. Un reciente estudio arrojó que el 71% de las personas que han fallecido en Italia por coronavirus son hombres, mientras que los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica de España muestran que el 52% de los infectados son hombres frente al 48% de mujeres.

"La respuesta sincera es que aún no sabemos la causa de esta diferencia", reconoce Sarah Hawkes, directora del Centro para la Salud Global y de Género (Center for Gender and Global Health) del University College de Londres.

El rol del tabaco 
Una de las hipótesis es la cantidad de pacientes fumadores hombres. En China, por ejemplo, fuman alrededor del 50% de los hombres y solo el 2% de las mujeres, lo cual se refleja en el estado de los pulmones y las vías respiratorias, según The Guardian.

Fumar es, además, una de las formas más probables de resultar contagiado por el coronavirus, ya que los fumadores son más propensos a llevarse las manos a los labios e incluso a compartir un cigarrillo infectado.

No obstante, los expertos destacan que deben existir otras razones por las cuales este comportamiento del índice de mortalidad se extiende a tantos países.

"Observamos el mismo patrón en China, Italia y España. Son países muy distintos con diferentes culturas", considera Sabra Klein, profesora de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU.

"Al contemplar este hecho, pienso que hay algo más universal que impulsa esta situación. No creo que sea solo fumar", añade la experta.

Para Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, la enfermedad afecta más a ciertos grupos de riesgo como hipertensos, personas con patologías respiratorias o diabéticos. "Estas dolencias afectan más a hombres que mujeres, por lo tanto es normal que ellos sufran más letalidad", cita a Simón El País.

La importancia de los anticuerpos
Otras versiones científicas recuerdan que los hombres cuentan con menores condiciones innatas para defender al organismo de los virus. Sucede así con patologías como la hepatitis C o el VIH. "Puede ser que el sistema inmune no inicie un método apropiado de defensa cuando detecta un virus", aclara Klein.

El sistema hormonal es otro de los posibles desencadenantes de la alta letalidad del coronavirus en los hombres, según expertos.

Fuente. actualidad.rt.com
marzo 26, 2020

ORACIONES RESPONDIDAS… En Italia la curva de nuevos contagios disminuye

Hasta el cierre del día lunes, se confirmaron 3700 nuevos casos de contagio, que es menor en comparación a la del domingo, cuando se confirmaron 3900 pacientes que dieron positivo al coronavirus.

Para este día, se registraron 601 muertos, 50 menos que el número revelado 24 horas antes. El hecho de todavía tener estadísticas preocupantes es de alarma para el mundo, pero el descenso registrado genera mayor ánimo para la población y trabajadores médicos.

«No es el momento de cantar victoria»
«Hoy se confirma la tendencia de la caída, podemos decir que es el primer día positivo, no es el momento para cantar victoria pero finalmente vemos la luz al final del túnel”, ha dicho el consejero de Sanidad de la Lombardía, Giulio Gallera.

Y es que, esta tendencia responde a la demominada «curva de contagio», la que se da tras superar el pico máximo de casos.

Esta caída que Italia espera que se convierta en tendencia esta semana, que será clave porque podría indicar que se ha llegado al pico de contagios cuando están por celebrarse los 14 días desde que el primer ministro, Giuseppe Conte, decretara el confinamiento de todo el país.

Los expertos italianos han repetido que los tiempos en los que los enfermos deben mostrar síntomas van entre los cinco y los doce días desde el contagio, con lo que el balance podría señalar que la contención en Italia podría haber funcionado.

Lombardía, en el norte del país, sigue siendo la región más afectada con 4.178 decesos del total de 6.820 registrados en el país, seguida de Emilia Romaña con 985 deceso.

Lombardía es también la región con más casos, 30.703 de los 69.176 en todo el país.
marzo 25, 2020

Enfermeras oran por los pacientes con coronavirus

El ministerio de Samaritan Purse [Bolsa del Samaritano], dirigido por el evangelista Franklin Graham, es en Italia la “primera línea” de la pandemia Covid-19 mundial, causada por el nuevo coronavirus del SARS-CoV-2.

La organización envió un avión hospitalario con 68 camas para atender a los infectados con el virus chino. Unas 40 personas están recibiendo tratamiento médico del ministerio. “Jesús es el único que puede ayudarnos ahora”, dice la asistente médica Stephanie Morales.

“Estamos tratando a los pacientes de la misma manera que en el hospital, pero estamos agregando oración y agregando a Jesús. Estamos orando por nuestros pacientes ”, dice Stephanie. “Quieren oración”, agrega.

Los médicos y enfermeras del ministerio se acercan a los pacientes, ya que no se permiten visitas debido al riesgo de contaminación. “Cuando estás en el hospital, necesitas el apoyo de tu familia, y tenerlos cerca de ti alienta y ayuda a la curación”, dice.

La beca Samaritan establece que los miembros rezan para que los pacientes abandonen la unidad de tratamiento “curados por la mano de Dios” y que “puedan presenciar lo que Dios hace a través del equipo” en Italia.

Fuente: joeirizarrynotiiascristianas.com
febrero 02, 2019

Médico es despedido por decir que personas nacen siendo hombre o mujer

Un médico fue despedido de su trabajo por sus convicciones cristianas, al afirmar que toda persona nace con un género determinado, o es hombre o mujer.

El Dr. David Mackereth, ha trabajado 26 años como médico en el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, y fue despedido por llamar a los pacientes por lo que son, señor o señora, y no por lo que estos decían ser.

En su función como asesor médico, tenía que entrevistar a personas, pero tendría que llamarlas por el "género de su elección". Luego, si un hombre entraba en su consultorio afirmando que era mujer, tendría que ser tratado como "señora" y el médico tenía que firmar toda la documentación.

"Creo que el sexo se determina tanto genéticamente como biológicamente", explica el médico. "Acabé sufriendo presión y sabía que podría poner fin a mi carrera, pero no podría estar bien conmigo mismo, si no mantuviera mis convicciones. Eso sería mentir y yo no quería vivir mintiendo.

Mackereth, de 55 años, terminó siendo considerado "no apto" para trabajar en el departamento. "No conseguiré ningún empleo público, las puertas están cerradas para mí", lamenta.

El médico teme que otros profesionales cristianos también sean despedidos simplemente por mantener opiniones conservadoras sobre los géneros. "Yo no estoy atacando el movimiento transgénero, sólo estoy defendiendo mi derecho a la libertad de expresión y libertad de creencia", destacó.

"Estoy triste pero aliviado porque he mantenido mi convicción. Creo con todo mi corazón que Dios nos ha creado varón y hembra (Génesis 1:27), y tengo el derecho de creer en eso", explicó.

"No pretendo molestar a nadie. Pero, si molestar a alguien puede llevar a los médicos a ser despedidos, como sociedad tenemos que examinar hacia dónde vamos".

El Dr. Mackereth, es un cristiano que mantuvo su postura bíblica. "Creo que el género está definido por la biología y la genética. Y que como cristiano, la Biblia nos enseña que Dios hizo a los hombres y mujeres". 

Fuente: AcontecerCristiano.Net
octubre 01, 2016

Esperanza para los enfermos mentales

Por la mujer que está al teléfono se inició una revolución en la atención de la salud mental en Colombia. Curiosamente, se llama igual al sentimiento que los pacientes experimentan ahora, tras aquel revolcón que está exactamente a seis meses de empezar: Esperanza.  Esperanza Pinilla.

“Todo empezó hace seis años. Primero con escalofríos terribles.  Yo pensaba que era una infección. Me llevaron a urgencias. En ese momento no tenía otros síntomas y me dejaron en observación. Pasé tres o cuatro días con medicamentos para tratar una infección que en realidad los médicos no estaban seguros que tenía. Luego me mandaron a casa, sin un diagnóstico. Empezaron los otros síntomas”.

Esperanza vive en Bucaramanga. Trabaja como asistente en la Fiscalía. Tiene dos hijos. Se retiró de la universidad en sexto semestre de psicología para buscar un empleo, tener con qué sostenerlos. Hace 17 años se separó de su esposo. Es el mismo tiempo que lleva viviendo en esa ciudad famosa por sus bellos parques.  Mientras estuvo enferma, en esos seis meses, intentó matarse. No tenía idea por qué.

“En mi vida no había ningún problema que me hiciera sentir mal, triste. Pero llegó el momento en que nada me producía placer. Ni siquiera escuchar un disco. Permanecía callada, encerrada, en piyama. Dejé de comer, y sin embargo tenía diarreas y náuseas. También dejé de dormir. Todo eso fue pasando en el transcurso de esos seis meses en los que pasé de clínica en clínica. Me llevaron a médicos generales, especialistas, tanto de mi EPS como particulares. Incluso viajé a Bogotá a que me viera un gastroenterólogo.  Me hicieron toda clase de exámenes. De los huesos, del hígado – pensaban que podía tener un tumor - y todo me salía bien. Eso me desesperaba aún más. No sabía qué tenía. Mientras tanto, la enfermedad avanzaba”.

Gerardo Campo Cabal es psiquiatra. Asegura que no solo sucede en Colombia, sino en todo el mundo: los médicos generales que atienden a los pacientes en el nivel primario, que es cuando alguien llega a urgencias de una clínica con síntomas como los de Esperanza, una infección, una gripa fuertísima, no están capacitados para determinar cuándo esos padecimientos están relacionados con una enfermedad mental. A Esperanza nunca la remitieron donde ningún psiquiatra, por cierto. En Colombia existen dos millones de personas con enfermedades mentales y apenas el 10% están diagnosticados. La epidemia se expande y las consecuencias suelen ser catastróficas.

En la sala de inimputables del Hospital Departamental Psiquiátrico del Valle duermen 35 pacientes. Todos cometieron un delito, algunos homicidios, mientras padecieron una crisis psicótica. Hay casos de enfermos que sin tener la más remota idea de qué estaban haciendo mataron al papá, a la mamá, a la abuela, a un bebé. La ley no los puede condenar. No estaban en sus cabales. Inimputables.

Carlos Andrés Castillo, del equipo de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Valle, explica otro asunto. La Ley 100 de 1993, que reglamenta la seguridad social de los colombianos, los servicios de salud, enfoca la atención y la inversión en las enfermedades físicas, no en la salud mental. No la excluye, por su puesto, pero el tratamiento lo limitó solo durante la fase crítica de la enfermedad y ese descuido también es terrible.

En su computador tiene una caricatura para explicarlo. Dos personajes conversan. “El año pasado más de 200 mujeres fueron asesinadas en el Valle”, dice el primero. “Afortunadamente ninguna murió de gripa H1N1”, responde el otro. El dibujo está firmado por el caricaturista Vladdo y traduce lo que está sucediendo: se invierten miles de millones para curar los problemas físicos de los colombianos, pero se descuida la mente de un país históricamente violento. Y la violencia está relacionada con los trastornos mentales. Entre más violencia, más enfermedades. Entre más consumo de sustancias psicoactivas, también. El Valle, según la Secretaría de Salud, es una de las regiones del país donde más se está ingiriendo cloruro de metileno. Es una sustancia utilizada para limpiar teclados y computadores que los jóvenes utilizan para drogarse.

La epidemia de los trastornos de la conducta es tal, que solo en el Hospital Departamental Psiquiátrico se atienden 30 consultas diarias en urgencias. Al año se atienden 40 mil consultas externas. Apenas cuentan con 25 especialistas, 208 camas. En toda Cali hay 60 psiquiatras certificados. La mayoría atiende en consultorios particulares o en instituciones privadas porque en sitios públicos como el Hospital Psiquiátrico los salarios son bajos. Los enfermos mentales estrato uno, dos, tres, entonces, no tienen cómo consultar un especialista. Esperanza sigue al teléfono.

“Ni siquiera podía ir a trabajar debido a mi enfermedad. Pedí vacaciones. Y justo en ese tiempo tuve tres intentos de suicidio”.

Se le ocurrió lanzarse al vacío. O envenenarse. Hasta que, agotada de vivir sin ganas de hacerlo, salió de su habitación en busca de un cuchillo. Ver a uno de sus hijos estudiando la detuvo. Lo abrazó. Le pidió que la ayudara, que la llevara a un psiquiatra. Lo hizo como la última opción que tenía, aunque Esperanza estaba segura de que su problema no era de ese tipo. “Yo no estoy loca”, pensaba. Y no, no lo estaba, no lo está. No todos los que padecen una enfermedad o un trastorno mental son dementes. De hecho, es una situación tan común que una de cada cuatro personas han padecido algún trastorno. La demanda de atención es urgente y los especialistas, los pocos especialistas, están en las capitales del país. No existen en los pueblos, en las veredas, en las zonas de conflicto armado. Esperanza y su hijo tomaron un taxi.

- ¿Por qué apenas viene hasta ahora?, le preguntó el psiquiatra, preocupado.

Por haber transcurrido tanto tiempo sin una terapia, le explicó, el diagnóstico es grave: depresión aguda. Es sentirse triste, abatido, por periodos extremadamente largos: meses, incluso años.

Esa enfermedad es la segunda causa de discapacidad en el mundo, después del dolor de espalda. Nadie es productivo mientras esté deprimido. La padecen 350 millones de personas, y cada año un millón de ellas se suicidan. A pesar de eso los ciudadanos se avergüenzan de acudir a un psicólogo o a un psiquiatra. El tabú es una de las dificultades para detectar a los enfermos. También la ignorancia. No es mito: a algunos pacientes mentales aún sus familias los amarran a los árboles de los patios o los encierran en los últimos cuartos de las casas porque desconocen su derecho a un tratamiento digno.

“Y además de que los diagnósticos como en mi caso son tardíos, la atención es deficiente. Uno sufre tanto. Hay demoras en las entregas de la droga por parte de las EPS y uno no se la puede dejar de tomar un solo día porque vuelve a recaer. Yo pago por mi cuenta un psicólogo clínico, con el que me veo una vez por semana.  La EPS apenas te aprueban una consulta cada 15 días y algunos no están preparados para este tipo de enfermedades. Si el Estado le hubiera puesto atención a todo esto,  muchos suicidios en el país  se hubieran evitado”, dice Esperanza.

En colombia, en el último año, se mataron 1901 personas; En Cali, 87. Cada 40 segundos alguien decide suicidarse en algún lugar del planeta. Cada mes un enfermo mental decide a acudir a la Defensoría del Paciente de Cali para pedir ayuda porque no le han entregado los medicamentos.

Noralba Buitrán padece esquizofrenia y denunció que no le han entregado Quetiapina, el fármaco con el que la controla; Rosa María Bolaños, quien tiene un trastorno de ansiedad y depresión, aseguró que tiene dificultades para recibir Aripiprazol; Meyber Arroyo, esquizofrénico, también dijo que no le han entregado su medicina a tiempo. Ninguno entiende por qué.

Carlos Andrés Castillo, del equipo de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Valle, tiene algunas teorías. El acuerdo 029 de 2011 obligó a que ingresaran al Plan Obligatorio de Salud, POS, una gran cantidad de medicamentos para el tratamiento de las enfermedades mentales que anteriormente no se cubrían. Las EPS no tuvieron la capacidad de respuesta para entregar ese tipo de medicamentos. Por un lado son fármacos tan especializados y costosos que se compran casi que al menudeo; por otro lado, son pocos los laboratorios y las compañías que los producen y distribuyen. La oferta es poca y la demanda demasiado alta. Eso explica la tardanza en la entrega, pero esa es otra de las luchas de Esperanza.

Su historia inspiró una Ley en Colombia. Es la 1616. Se expidió en enero de 2013 y el Ministerio de Salud tiene 16 meses para reglamentarla y ponerla en marcha. Restan seis para ello.

Básicamente, busca garantizar una atención eficaz a los pacientes con trastornos mentales, que no se repita su calvario y el de tantos otros: la demora en la entrega de las medicinas, la suspensión de los tratamientos. También obliga a que en la atención primaria se atienda al paciente con un equipo de profesionales que incluyan especialistas en salud mental. Y promoción. Que el país entienda que los enfermos mentales no son inferiores, no son locos, no se deben ocultar. Son enfermos. Como los diabéticos, los hipertensos, los que sufren del corazón y hay que ayudarlos.

La Ley la creó Alba Luz Pinilla, hermana de Esperanza.  Es representante a la Cámara por Bogotá.  En Colombia, a esa Ley, los pacientes la llaman precisamente Esperanza. Es  la sensación de que algo bueno va a ocurrir, aunque en Cali aún no se sabe cómo. Apenas en noviembre el Ministerio de Salud Nacional capacitará a las regiones para implementarla. Esperanza, en el teléfono, suspira.

    ¿Está deprimido?

    Hay que tener cuidado. No se debe confundir depresión con tristeza.

    Los síntomas de la depresión son variados.

    Agitación, ansiedad, irritabilidad e ira, por ejemplo.

    Cansancio recurrente.

    Tender a aislarse del mundo: la familia, los amigos, la pareja, los compañeros de trabajo.

    Perder los deseos de hacer algo que anteriormente nos encantaba hacer es uno de los síntomas más alarmantes.

    Perder el apetito.

    Tener dificultad para conciliar el sueño, además.

    Pensamientos e intentos suicidas.

    Dificultad para concentrarse en cualquier actividad.

    Tener sentimientos de odio hacia sí mismo.

    Sentirse culpable.

    Tristeza diaria, continua.

    Igualmente hay muchas maneras de prevenir la depresión.

    El ejercicio diario, por ejemplo, funciona.

    Ofrecerse voluntariamente a hacer diferentes actividades de grupo para no aislarse.

    Hablar con alguien de confianza sobre los problemas que se puedan tener.

    No se conoce el origen exacto de la depresión. Sin embargo, se sospecha que se debe a cambios químicos en el cerebro.

    También podrían influir factores genéticos.

    8  de cada 20 colombianos han sufrido algún trastorno psiquiátrico alguna vez en su vida.

Fuente: elpais.com.co
septiembre 06, 2016

Evangélicos invaden morgue para “resucitar muertos” en Kenia

Alguno de los pacientes y empleados no les gustó porque lo consideraban una “invasión”, pero eso no molestó al grupo de dos hombres y tres mujeres. Ellos son miembros del Templo de Dios que reúne a unos 200 miembros.

Los miembros de una iglesia evangélica en la ciudad de Webuye, al oeste de Kenia llamaron la atención de los medios después de una acción, por lo menos, curiosa. El sábado (27), que fueron al hospital local comenzaron a orar por todos los pacientes, incluyendo los muertos.

Las cinco personas, dirigidas por el autoproclamado profeta Daniel Wechuli dijeron que estaban ejerciendo la fe y recibir (o no) la curación depende de cada uno.

Sin embargo, también decidieron entrar en la morgue que funciona en un edificio anexo. Ellos oraron para que los muertos resucitarán, pero no ocurrió nada.

Alguno de los pacientes y empleados no les gustó porque lo consideraban una “invasión”, pero eso no molestó al grupo de dos hombres y tres mujeres. Ellos son miembros del Templo de Dios que reúne a unos 200 miembros.

En declaraciones a la prensa, Wechuli dijo que habían sido enviados por el Espíritu Santo para orar, pidiendo la curación de los enfermos y la resurrección de los muertos. Según el profeta, ellos poseen un trabajo conocido en la región, donde muchas personas dicen haber sido curadas después de recibir la oración de ellos.

Él explicó que había gente en el depósito de cadáveres que murieron “antes de tiempo” y la misión de intercesores era mostrar el poder de Dios. “Somos personas ungidas por el Espíritu Santo para ir a los hospitales para predicar y sanar a los enfermos sin pedir un centavo”, dijo.

Caroline Wafula, una de las personas que estuvo orando en el hospital, dijo: “Queremos mostrarle a la gente el poder de Dios en sus vidas a través de nuestra iglesia que anuncia la sanidad y la restauración de la vida”.

Para ella su tarea es sólo orar, lo que hará una diferencia es la fe de cada uno. Ellos insisten en que en otra ocasión estuvieron en un hospital en Malava donde “todos los pacientes fueron curados y dados de alta”.

También señaló que comenzaron a orar en julio y visitaron las ciudades de Vihiga, Kakamega y Malava donde vieron “muchas curaciones”. Sin embargo, como no había cura evidente en Webuye, la prensa está tratando el incidente como una actividad de personas locas.

Fuente: noticiacristiana.com