Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta poder. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poder. Mostrar todas las entradas
octubre 31, 2020

El Poder de la Oración: “Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te Buscaré.”

 


Es un buen momento para escuchar atentamente la palabra de Dios, cuando el profeta Isaìas nos habla diciendo: “Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia”. Isaías 26:9


Las sagradas Escrituras nos enseñan el camino al Padre; así anhela Dios que obremos, que toda nuestra alma desee Su presencia en la noche cuando él nos levanta para estar en Intimidad, seamos obedientes. La biblia no nos dice una hora especifica en la que hay que orar, pero si nos da ejemplos de hombres que oran en todo tiempo, de día, de noche, de madrugada, buscando su presencia.


Que cada momento de oración dejemos la religiosidad y las reglas, sin controlar la duración de la oración, solo dejándonos guiar por Su Espíritu, haciendo vigilias, solo para Él y en la quietud de la madrugada, no habrá interrupciones, ni ruido, ni estrés, ni ocupaciones.


Solamente tengamos voluntad para levantarnos y hablar con él en lo secreto.


    Dios, Dios mío eres tú;

    De madrugada te buscaré;

    Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,

    En tierra seca y árida donde no hay aguas,


    Para ver tu poder y tu gloria,

    Así como te he mirado en el santuario.


    Porque mejor es tu misericordia que la vida;

    Mis labios te alabarán.


    Así te bendeciré en mi vida;

    En tu nombre alzaré mis manos.


    Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,

    Y con labios de júbilo te alabará mi boca,


    Cuando me acuerde de ti en mi lecho,

    Cuando medite en ti en las vigilias de la noche.


    Porque has sido mi socorro,

    Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.


    Está mi alma apegada a ti;

    Tu diestra me ha sostenido.


    Salmo 63:1-8


Debes recordar cada día de darle las gracias a Dios, por tu vida, por su misericordia y salvación, por su oportuno socorro, por su fidelidad y paciencia para con nosotros, alabando su nombre y glorificandolo con tu mente, alma y Espíritu. Gloria a Dios por los siglos de los siglos!


octubre 18, 2020

La locura de la predicación

El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios... Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen... Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, pero para los que Dios ha llamado, es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana... Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse, más bien, estando entre ustedes, no saber de alguna cosa, excepto de Jesucristo y de éste crucificado (1 Cor 1:18-2:2).

La predicación, en su sentido bíblico y teológico, es mucho más que sólo la entrega semanal de una homilía religiosa, con todo respeto por la importancia del sermón. Es más que una conferencia teológica o una charla sicológica o social. Es aún más que un estudio bíblico, elemento esencial de toda la vida cristiana. Entonces, ¿En qué consiste la esencia y el sentido de la predicación? El griego del NT emplea básicamente tres términos para la predicación.

Proclamar

El más común es kêrussô (proclamar), y su forma substantivada, kêrugma, ambos derivados de kêrux (heraldo; cf. 1 Tm 2:7; 2 Tm 1:11; 2 P 2:5). En el vocabulario teológico moderno se ha creado también el adjetivo "kerigmático", lo que tiene que ver con la proclamación del kêrugma. Otros conjuntos semánticos son euaggelizô (anunciar buenas nuevas), junto con euaggelion (evangelio) y euaggelistês (evangelista) y kataggellô (anunciar) también de la raíz aggelô (llevar una noticia; Jn 20:18) y aggelos (ángel, mensajero). En todos esos vocablos se destaca el sentido de proclamar una noticia o entregar un mensaje.

La predicación no consiste esencialmente en comunicar nuevas ideas sino en narrar de nuevo una historia, la de la gracia de Dios en nuestra salvación, y esperar que por esa historia Dios vuelva a hablar y a actuar.

Predicación y Reino de Dios

Al estudiar los aspectos y dimensiones de esta tarea kerigmática, nada mejor que comenzar donde comienza el NT. Juan el Bautista vino predicando en el desierto, "Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca" (Mt 3:1), y Jesús llegó con el idéntico mensaje, según Mt 4:17 (cf. Mr 1.14-15).

Jesús comisionó a los doce a proclamar el mismo mensaje (Mt 10:7; Lc 9:2). Más adelante el primer evangelista, escribiendo para los judíos, describe el ministerio de Jesús con las palabras, "Jesús recorría todos los pueblos y aldeas, enseñando (didaskôn) en las sinagogas, anunciando (kêrussôn) el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad" (Mt 9:35; Lc 8:1; cf. 4:43). Según Lucas, el Cristo Resucitado también enseñó a los discípulos durante cuarenta días "acerca del reino de Dios" (Hch 1:3) y de la misión de proclamar ese reino hasta lo último de la tierra, hasta su venida (1:1-11).

El tema central de los tres primeros evangelios es la llegada del reino de Dios, que con seguridad refleja el mensaje original de Jesús. Muy relacionado con el tema del reino, Jesús proclamó también la libertad y la igualdad del Jubileo (Lc 4:18-19; cf. 7:22).

Aunque el tema del reino es menos presente en Pablo y en el cuatro evangelio, por las nuevas circunstancias culturales y políticas de su misión, sigue siendo muy importante (cf. Jn 3:3,5; 18:36). La labor misionera de Pablo se describe como "andar predicando el reino de Dios" (Hch 20:25), y en la fase final de su misión, ya como preso en Roma, Pablo "predicaba el reino de Dios y enseñaba acerca del Señor Jesucristo" (Hch 28:31). Es más, Jesús mismo, en su sermón profético, anuncia que "este evangelio del reino se predicará en todo el mundo" hasta el fin de la historia (Mt 24:14).

La expectativa del reino mesiánico pertenecía hacía siglos a la tradición judía; lo novedoso del evangelio del reino consistía en anunciar su inmediata cercanía (Mt 3:1; 4:17). Para Jesús, el reino no sólo está cerca sino que, en su persona, el reino se ha hecho presente (Mt 12:28; Lc 4:21; 11:20). Los apóstoles también proclamaban que los tiempos del reino habían llegado (Hch 2:16; 1 Cor 10:11; 1 Jn 2:18). Por eso, predicar es "decir la hora" para anunciar que el reino de Dios ha llegado ya. La predicación es la proclamación de este hecho para interpretar bajo esta nueva luz el pasado, el presente y el futuro. "La predicación pone siempre en presencia de un hecho que plantea una cuestión" (Léon Dufour 1973:711). Esta nueva realidad exige una respuesta específica: arrepentimiento, fe y la búsqueda del reino de Dios y su justicia (Mat 6:33), o en una palabra, la conversión.

En conclusión: la proclamación del reino es parte central de la predicación, y también, la predicación es parte esencial de la dinámica del reino y un agente importante de su realización. Como señala González Nuñez, "La palabra de Dios es poder activo en la historia. Pero, además, ejerce en el mundo actividad creadora, empujando todas las cosas hacia su respectiva plenitud. Visto al trasluz de la palabra, el mundo se hace transparente... Creadora en el mundo, salvadora en la historia, la palabra de Dios es una especie de sustento, necesario para que la vida lo sea plenamente " (Floristán 1983:678). La palabra creativa de la predicación va acompañando la marcha del reino de Dios.

Predicación y Evangelio

Si bien el tema "reino de Dios" predomina en los evangelios sinópticos, en las epístolas paulinas, por razones relacionadas con su misión, apenas se menciona el reino y son muy típicas las frases "el evangelio" y "predicar el evangelio". Sin embargo, las epístolas de Pablo, por lo menos la mayoría de ellas cuya paternidad paulina no es cuestionada, son anteriores cronológicamente a los evangelios sinópticos. En ese sentido, la enseñanza del reino antecede a las epístolas (por venir del tiempo de Jesús) y a la vez es posterior a ellas (por la fecha en que fueron redactados los sinópticos). Eso refuta la tesis de que la iglesia había abandonado, o disminuido casi totalmente, el tema del reino y lo había sustituido con "el evangelio".

"Reino" y "evangelio" son dos lados de la misma moneda. La proclamación de las buenas nuevas de salvación es esencial a la tarea de predicación, tan urgente que Pablo una vez exclamó, "¡Ay de mí si no predico el evangelio!" (1 Cor 9:16). Más adelante en la misma epístola, Pablo define "el evangelio que les prediqué", y que él había recibido, como el mensaje de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús (1 Cor 15:1-4). El anhelo de toda la vida de Pablo fue el de "proclamar el evangelio donde Cristo no sea conocido" (Rom 15:20). Toda predicadora fiel puede afirmar con Pablo, sin titubeos, "no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen" (Rom 1:16).

La predicación evangélica es en primer lugar "predicar a Jesucristo" y "el evangelio de Jesucristo" (Hch 20:24; 2 Cor 4:5; cf. 11:4), como Hijo de Dios (1 Cor 1:19; Hch 9:20), crucificado (1 Cor 1:23; Gal 3:1) y resucitado (1 Cor 15:11-12; Hch 17:18). En Gálatas 3:1, Pablo describe su predicación como si fuera dibujar el rostro de Cristo ante los ojos de los oyentes (kat' ofthalmous Iêsous Jristos proegrafê estaurômenos). En algunos pasajes se llama "el evangelio de Dios" (1 Ts 2:9; 2 Cor 11:7) o "el evangelio de la gracia de Dios" (Hch 20:24). Con una terminología levemente distinta, se llama también "el mensaje de la fe" (Rom 10:8; cf. Gal 1:23) o "el mensaje de la cruz" (1 Cor 1:18). En Efesios 2:17, Pablo describe a Cristo mismo como predicador del Shalom de Dios (cf. Hch 10:36). En conjunto, estos textos nos dan el cuadro de un evangelio integral en la predicación.

 Predicación y Palabra de Dios

Esa relación dinámica entre la proclamación y el evangelio del reino implica también la relación inseparable entre la predicación y la Palabra de Dios. Por eso, se repite a menudo que los apóstoles y los primeros creyentes "predicaban la palabra de Dios" (Hch 8:25 13:5; 15:36; 17:13), o sinónimamente, "la palabra de evangelio" (1 P 1:25) o "la palabra de verdad" (2 Tm 2:15). Otras veces se dice lo mismo con sólo "predicar la palabra" (Hch 8:4). El encargo de los siervos y las siervas del Señor es, "predique la palabra" (2 Tm 4:2), lo cual es mucho más que sólo pronunciar sermones.

La frase "palabra de Dios" tiene diversos significados en las escrituras y en la historia de la teología. La palabra de Dios por excelencia es el Verbo encarnado (Jn 1:1-18; Heb 1:2; Apoc 19:13, Cristo es ho logos tou theou).

En las escrituras tenemos la palabra de Dios escrita, que da testimonio al Verbo encarnado (Jn 5:39). Pero la palabra proclamada, en predicación o en testimonio, se llama también "palabra de Dios", donde no se refiere ni a Jesucristo ni a las escrituras (Hch 4:31; 6:7; 8:14,25; 15:35-36; 16:32; 17:13; cf. Lc 10.16). Cristo es la máxima y perfecta revelación de Dios, quien después de hablarnos por diversos medios, "en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo" (Heb 1:1-2, elalêsen hêmin en huiô, "nos habló en Hijo").

El lenguaje supremo de Dios es "en Hijo" y las escrituras son el testimonio inspirado de esa revelación, definitivamente normativas para toda proclamación de Cristo. Pero esa proclamación oral es también "palabra de Dios", según el uso bíblico de esa frase.

Esta comprensión de las tres modalidades de la palabra de Dios, y por ende de la predicación como palabra de Dios cuando es fiel a las escrituras, fue expresada en lenguaje muy enfático por Martín Lutero y reiterado con igual énfasis por Karl Barth (KB 1/1 107; 1/2 743,751). Según la Confesión Helvética de 1563, "la predicación de la palabra de Dios es palabra de Dios" (praedicatio verbi Dei est verbum Dei). Lutero se atrevió a afirmar que cuando el predicar proclama fielmente la palabra de Dios, "su boca es la boca de Cristo". Karl Barth hace suya esta teología de la predicación, para afirmar que la predicación es en primer término una acción de Dios (1/2 751) en la que es Dios mismo, y sólo Dios, quien habla (1/2 884).

Para muchas personas, que suelen entender "palabra de Dios" como sólo la Biblia, este descubrimiento tiene implicaciones revolucionarias para la manera de entender la predicación. Por un lado, magnifica infinitamente la dignidad del púlpito y el privilegio de ser portador de la palabra divino. También aumenta infinitamente nuestra expectativa de lo que Dios puede hacer por medio de su palabra, a pesar de nuestra debilidad e insuficiencia. Es una vocación demasiada alta y honrosa para cualquier ser humano. Así entendido, el carácter de la predicación como palabra de Dios nos dignifica y nos humilla a la vez.

Aquí vale para nuestra predicación la doble consigna de la Reforma de tota scriptura y sola scriptura. Pablo nos da el ejemplo de proclamar "todo el consejo de Dios" (Hch 20:20,27; Col 1:2), sin quitarle nada, y tampoco añadirle "nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron..." (Hch 26:22).

Quitamos de las escrituras cuando sólo predicamos sobre ciertos temas o de ciertos libros y pasajes de nuestra preferencia. En ese sentido, predicar desde el calendario litúrgico tiene dos grandes ventajas: obliga al predicador a exponer toda la amplísima gama de enseñanza bíblico, y liga la predicación con la historia de la salvación (no sólo navidad y semana santa, sino ascensión, domingo de Pentecostés, etc.). Pero esa práctica no debe desplazar la predicación expositiva de libros enteros, teniendo cuidado de incluir en la enseñanza los diferentes estratos y géneros de la literatura bíblica.

Aún mayor es la tentación en la predicación de añadir al texto, como si él no fuera suficiente. Un sermón fiel a la Palabra de Dios parte del texto bíblico y no sale de él sino profundiza en su mensaje hasta el Amén final (Hch 2:14-36; 8:35). Muchos predicadores se dedican más bien a sacar inferencias del texto, que aún cuando fueren totalmente válidas lógicamente, no son bíblicas y puede hasta contradecir el sentido del texto.

Una ensalada de consejos vagos, sugerencias abstractas y exhortaciones muy generales, aunque vengan maquillados con textos bíblicos, no es un sermón, mucho menos palabra de Dios. El sermón no debe ser una simple antología de ilustraciones, anécdotas y ex abruptos sensacionalistas. El sermón tampoco es el lugar para ventilar las opiniones personales del predicador, que no surgen de la palabra de Dios ni se fundamentan en ella. En la predicación contemporánea priva un "opinionismo" que raya con el sacrilegio.

El humor debe tener su debido lugar en la predicación (la Biblia misma es una fuente rica de humor), pero siempre en función del texto y no como fin en si mismo. El humor debe iluminar el mensaje del texto. Jugar con la palabra de Dios es pecado, como lo es también volverla aburrida. Los predicadores tienen que saber moverse entre la frivolidad por un lado, y la rutina seca y el aburrimiento por otro lado. La jocosidad frívola puede ayudar para el "éxito" del sermón y la popularidad del predicador, pero será un obstáculo que impida la eficacia del sermón como palabra de Dios.

Hay dos peligros que evitar en la predicación: la frivolidad, y el aburrimiento. La predicación es una tarea bíblica, es decir, exegética y hermenéutica. Bien ha dicho Bernard Ramm (1976:8) que la primera preocupación del predicador no debe ser homilética (¿Cómo predico un buen sermón?) sino hermenéutica (¿Cómo oigo la palabra de Dios, y la hago oír?). Antes del sermón el predicador se encuentra con Dios en y por el texto, luchando con Dios y el texto hasta recibir de Dios una palabra viva que sea a la vez fiel y contextual.

Al presentarse ante la comunidad, plasma ese encuentro en un sermón para compartir ese encuentro con los demás y buscar juntos la presencia del Señor y escuchar juntos su voz. La única meta del sermón, la mayor responsabilidad del predicador y el criterio exclusivo del resultado de la predicación, todos responden a la pregunta central, si se proclamó fielmente la palabra de Dios.

El predicador no predica para complacer a los oyentes, para manipular sus emociones ni para lograr cambios religiosos y morales en ellos. Su tarea es proclamar la palabra de Dios; no predica buscando esa transformación sino esperándola como resultado indirecto por la obra del Espíritu Santo. Mucho menos debe predicar con la motivación de lograr éxito y fama como orador o erudito bíblico.

Atreverse a predicar como Dios quiere, es un acto de amor, de humildad y de abnegación. William Willimon ha señalado que el verdadero predicador tiene que amar más a Dios que a su congregación. Es una gran tentación para el predicador buscar en su ministerio la realización de sus propios intereses y metas. La predicación fiel comienza en el corazón del predicador. Es un corazón con un supremo amor a Dios y su palabra, aun más que a la congregación y mucho más que a sí mismo.

Peligros de la falsa predicación

Pasa con la predicación igual que con la profecía: la predicación fiel siempre va acompañada por la predicación falsa, que busca complacer a la gente, se dirige por las expectativas del público y les enseña a decir "Señor, Señor" pero no a hacer la voluntad del Padre celestial (Mt 7:21-23). Por eso, la iglesia debe vigilar su púlpito con todo celo en el Espíritu. No debe dejar a cualquiera que "habla lindo" ocupar ese lugar sagrado sino sólo a los que se han demostrado maduros, bien centrados en la Palabra y consecuentes en sus vidas.

No cabe duda que el descuido en este aspecto ha producido desviaciones y aberraciones en las últimas décadas, produciendo daños muy serios en la iglesia. Es urgente también ir enseñando a las congregaciones lo que bíblicamente deben esperar de un predicador y de un sermón.

Mucho del desorden de las últimas décadas se debe a la gran falta de discernimiento de los mismos oyentes. A pesar del exagerado número de horas que pasan escuchando sermones, en general no se logra una adecuada formación bíblica y teológica para discriminar entre predicación fiel y predicación "bonita", conmovedora o sensacionalista pero no bíblica.

Hace años el destacado orador evangélico, Cecilio Arrastía -¡un verdadero modelo de predicador fiel!- hablaba de la congregación como comunidad hermenéutica en que todos sepan interpretar la palabra y distinguir entre lo bueno y lo malo en la predicación (1 Ts 5:21; Hch 17:11; 1 Cor 14:29).

¡Imploremos al Espíritu de Dios que unja a nuestros predicadores y congregaciones con amor a la palabra y discernimiento acertado ante estos abusos!

La próxima semana veremos la relación de la predicación con el Espíritu de Dios, los sacramentos, el culto y como voz profética.

BIBLIOGRAFÍA

Barth, Karl, La proclamación del evangelio (Salamanca: Sígueme, 1969).

Fee, Gordon D. y Douglas Fee, La lectura eficaz de la Biblia (Miami: Editorial Vida, 1985)

Floristán, Casiano y Juan José Tamayo ed., Conceptos fundamentales de pastoral (Madrid: Cristiandad 1983), "Kerygma" 542-549; "Predicación", 817-830.

Léon-Dufour, Léon-Dufour Xavier, Vocabulario de teología bíblica (Barcelona: Herder 1973) Sacramentum Mundi, Karl Rahner ed (Barcelona: Herder 1984) 4:193-199, "Kerygma"; 5:147-159, "Palabra; Palabra de Dios" y 5:535-542, "Predicación".

Ramm, Bernard, The Witness of the Spirit (Grand Rapids: Eerdmans, 1959).

Ramm, Bernard, La revelación especial y la palabra de Dios (BsAs: Aurora, 1967)

Ramm, Bernard, "Interpretación bíblica" en Diccionario de Teología Práctica, Rodolfo G. Turnbull ed. (Grand Rapids: T.E.L.L., 1976), pp. 5-19.

Stam, Juan, Apocalipsis y profecía (Bs.As.: Kairos 1998, pp. 26-50; 2004:33-64).

Stam, Juan, Haciendo teología en América Latina, Tomo II (San José: Ubila, 2005), pp. 379-389.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Bene studere - La locura de la predicación


mayo 18, 2020

La Ciencia confirma a través de un Estudio que la Oración tiene Poder para Sanar Enfermedades

En el pueblo evangélico no es un secreto que existe poder en medio de la oración, de hecho Jesús dijo:

Mateo 18:19: “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos”.

En esta ocasión la ciencia comprobó el gran poder que existe a través de la oración. Un científico e investigador cristiano, llegó a la conclusión que existe la curación física, y este resultado es la respuesta del poder que existe en la oración de un creyente.

El reconocido doctor Andrew Newberg, y además director de investigación del Thomas Jefferson Hospital y medical college de Pensilvania, se encargo de llevar a cabo la investigación, esto consistió en hacer diversos escáneres cerebrales de resonancia magnética, los cuales mostraron resultados que hay poder en la oración.

Este estudio revolucionó la medicina por completo, demostrando que la actividad cerebral producida por la oración, es muy parecido a la que produce un entrenamiento físico.

A la hora de experimentar, Newberg contó que varios pacientes ancianos con problemas de memoria participaron de su investigación, ellos oraron doce minutos seguidos, todos los días, por ocho semanas, tiempo que duró la investigación.

Para la investigación los médicos utilizaron un tinte radiactivo inocuo, inyectándolo a los pacientes seleccionados, mientras se encontraban en profunda oración. El tinte se traslado en diferentes partes del cerebro en donde el flujo de la sangre era bastante fuerte. Dando como resultado una enorme y evidente actividad.

Dios permitió sanar todas nuestras enfermedades, sólo basta tener fe y clamar a nuestro Dios, en el nombre de Jesús.

Isaías 53:5 dice: “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”.

Fuente: tiempocristiano.com
febrero 17, 2020

Sacerdote dice que Virgen María «no tiene poder para salvar a nadie»

Un sacerdote católico dijo que la Virgen María no tiene poder para llevar al cielo a nadie, sólo Jesús es el Salvador. Declaraciones que han despertado diversas reacciones entre los católicos.

El sacerdote, Aderso Alves dos Santos, hizo estas afirmaciones durante la celebración de un matrimonio en una parroquia de la localidad de Tocantins, lo que ha causado controversia entre los seguidores de la Virgen María.

Muchos de los que estaban presentes en el matrimonio, elogiaron el sermón del sacerdote y dijeron que lo único que habló fue la verdad, mientras que otros católicos no estaban de acuerdo con lo manifestado por el cura, según señala el sitio brasileño Gospel Gerald.

El video grabado a fines del año pasado, muestra el discurso del sacerdote en el matrimonio, donde se nota cómo su visión de María es muy diferente a la enseñanza tradicional del catolicismo.

«María nunca ha llevado a nadie al cielo, no tiene poder ”Jesús es el camino, la verdad y la vida. Él es el único Salvador», predicó el sacerdote.

Estas declaraciones han tenido como consecuencia, la indignación de los fieles católicos, que pidieron la separación definitiva del sacerdote de la Iglesia Católica.

A pesar de las repercusiones debido a este asunto, muchos se mostraron a favor del religioso, entendiendo que sólo habló la verdad y piden que no se le sancione.

Fuente: elblog.com
agosto 05, 2018

35 CRISTIANOS LIBERADOS EN ERITREA

Desde 1993, el régimen del país, bajo la dirección del presidente Afewerki, se ha convertido en sinónimo de autoritarismo absoluto y está haciendo todo lo posible para mantener su poder. Miles de cristianos han sido arrestados, hostigados y asesinados porque se los considera espías de Occidente, aliados de EE.UU. Resultado de imagen para cristianos en eritrea

En 2002, Eritrea aprobó una ley que prohíbe a las iglesias cristianas hacer cultos o reuniones. Según Africa News, 35 cristianos habían sido encarcelados en la prisión de Mai-Sirwa, a las afueras de la capital, Asmara. Gracias a Dios, los cristianos encerrados, entre ellos 11 mujeres, adquirieron recientemente su libertad bajo fianza.

La mayoría de los miembros del grupo liberado son jóvenes. A pesar de esta gran victoria, muchos pastores y líderes religiosos continúan detenidos en otras prisiones de alta seguridad, incluida la famosa prisión de Karsheli en Asmara.

"Para las familias de los 35 cristianos liberados, es una gran noticia, pero para los miles que aún están encarcelados, es un martirio", menciona el Dr. Berhane Asmelash. Desafortunadamente, obtener las cifras exactas de los cristianos encarcelados es difícil.

En abril, la Comisión de Derechos Humanos de Estados Unidos informó que Eritrea sigue siendo uno de los peores ejemplos de represión de la libertad de religión o creencia en el mundo. Oremos por valor, paz y seguridad para los cristianos que aún son perseguidos en distintas partes del mundo.

Fuente: impactoevangelistico.net
junio 15, 2017

El poder de la Oración de acuerdo a la Torah


 El poder ignorado de la plegaria

Extraído de Expansión del alma, Traducido al Español por Guillermo Beilinson

¿Quién es el hombre que desea vida? ¿Quién se halla realmente preocupado por sí mismo? ¿Quién es aquel que desea ser digno de servir al Santo, bendito sea, a través de la plegaria, que es la fuente esencial de la vida de la persona, tal como está escrito, “Plegaria al Dios de mi vida” (Salmos 42:9)? A través de la plegaria, uno puede también traer fuerza de vida a todos los universos espirituales. Que tal persona preste atención a las enseñanzas recopiladas en este libro, las que hablan de la importancia de la plegaria y de la meditación, en especial con respecto a “derramar nuestra alma y corazón como agua delante de la presencia de Dios.” Aquí aprenderá cómo pedir al Santo, bendito sea, por todo aquello que necesita, tanto material como espiritual. Pues esta es la única manera en que uno puede recibir ayuda Divina en todo momento.

Éste santo camino es muy antiguo y ha sido recorrido por nuestros patriarcas, profetas y sabios. Afirma la Torá que antes de la creación de Adán, “ningún arbusto del campo se hallaba aún en la tierra y ninguna hierba del campo había brotado todavía, porque el Señor Dios no había hecho llover sobre la tierra y no había hombre para labrar el suelo” (Génesis 2:5). Esto corresponde al sexto día de la creación y Rashi anota que esto parece contradecir el versículo que dice que en el tercer día, “la tierra produjo plantas” (Génesis 1:12). Rashi explica que las plantas sólo llegaron hasta la superficie de la tierra y que allí se detuvieron hasta que Adán oró por la lluvia. Fue entonces que la lluvia cayó y todas las plantas y árboles comenzaron a crecer desde la tierra.

Se ha enseñado también que cuando Noé dejó el arca y vio la tremenda destrucción que lo rodeaba, comenzó a gemir y clamar, “¡Señor del Universo! ¡Deberías haber tenido misericordia de Tus criaturas!” El Santo, bendito sea, le respondió, “¡Tonto pastor! ¡Ahora te estás quejando! Antes te dije, ´he visto que tú eres recto en esta generación´ (Génesis 7:1). Y te advertí, ´voy a traer un diluvio que eliminará toda vida de la tierra´ (Génesis 6:17). Y te lo dije para que tú orases por el mundo. ¡Ahora que el mundo está destruido, tú abres la boca delante de Mí con plegarias y súplicas!” Cuando Noé comprendió su error, ofreció un sacrificio y oró al Santo, bendito sea, por el futuro. La “agradable fragancia” (Génesis 82.21) que el Santo, bendito sea, aspiró fue la fragancia de las plegarias de Noé. También encontramos muchos ejemplos en las plegarias de Abraham. Cuando el Santo, bendito sea, le dijo a Abraham, “el clamor de Sodoma, y Gomorra es muy grande” (Génesis 18:20) y amenazó con destruir las ciudades, Abraham inmediatamente “se acercó” (Génesis 182.23) y comenzó a orar y a rogarle al Santo, bendito sea, para que liberara a esas ciudades en el caso de que cincuenta o finalmente incluso que diez hombres rectos pudieran ser hallados dentro de sus límites.

También comentan nuestros sabios sobre el versículo, “Abraham se levantó temprano en la mañana y fue al lugar donde había estado delante de Dios” (Génesis 192.27). Enseñan que esto alude al hecho de que Abraham instituyó la plegaria de la mañana. También encontramos que el Santo, bendito sea, le dijo a Abimelej, “Devuélvele la esposa a este hombre, pues él es un profeta fiel y va a orar por ti” (Génesis 20:7). La Torá relata entonces, “Abraham oró a Dios y Dios curó a Abimelej” (Génesis 20:17). Enseña el Midrash que cuando Abraham ofreció esta plegaria, el nudo fue desatado.

Cuando Eliezer, el siervo de Abraham, salió a buscar una esposa para Itzjak, expresó sus pensamientos ante el Santo, bendito sea, en una plegaria y dijo, “Dios, Señor de mi amo Abraham, haz que hoy pueda tener éxito y haz bien a mi amo Abraham” (Génesis 24:12). Afirma el Midrash que dijo, “¡Señor del Universo! Lo que queremos es completar lo que Abraham logró con su plegaria cuando le otorgaste a Itzjak. Ahora completa el acto de bondad y otórgale una esposa para su hijo.” Dice la Torá respecto a Itzjak, “Itzjak salió a meditar en el campo hacia el atardecer” (Génesis 24:63). Enseña el Talmud que esto alude al hecho de que Itzjak instituyó la plegaria diaria de la tarde. Afirma el Midrash que Itzjak se encontraba totalmente inmerso en la plegaria y que Rebeca dijo, “Este es un gran hombre” de modo que preguntó, “¿Quién es este hombre que anda en el campo y viene a nuestro encuentro?” (Génesis 24:65).

Dice la Torá que más tarde, cuando Itzjak se casó con Rebeca y encontró que ella era estéril, “Itzjak oró por su esposa” (Génesis 25:21). Afirma el Midrash que de acuerdo a una opinión, él ofreció riquezas como plegaria, mientras que otros dicen que oró tanto que fue capaz de cambiar el decreto con su plegaria. Dice la Torá respecto de Iaacov, “E hizo noche en ese lugar” (Génesis 28:11). Afirma el Talmud que de aquí aprendemos que Iaacov instituyó la plegaria de la noche. Iaacov también elevó una plegaria al Santo, bendito sea, y dijo, “Si estuviese Dios conmigo y me guardaré en este camino en que ando y me diere pan para comer y ropa para vestir…” (Génesis 28:20). Afirma el Midrash que el Santo, bendito sea, tomó la meditación de los patriarcas y la transformó en la clave para la redención de sus descendientes.

Enseña también el Midrash que durante los veinte años que Iaacov estuvo con Labán, no durmió durante las noches, sino que recitaba las cincuenta “Canciones de los Ascensos” en los Salmos (120-134). Iaacov pasaba noches enteras meditando y orando al Santo, bendito sea. Al volver a la Tierra Santa, Iaacov envió emisarios para calmar a Esaú. Sin embargo, su arma más importante era la plegaria y dijo, “Oh Dios… Líbrame, te ruego, de manos de mi hermano, de manos de Esaú” (Génesis 32:12). También encontramos que todas las Matriarcas se dedicaban constantemente a la plegaria. Dice el Midrash que el Santo, bendito sea, hizo que las Matriarcas fueran estériles porque Él deseaba las plegarias de los justos. Dice el Midrash que cuando Sara fue llevada al palacio de Abimelej, ella pasó toda la noche postrada sobre su rostro diciendo, “Señor del Universo…”

Dice la Torá que cuando Itzjak oraba por Rebeca, lo hacía “frente a su esposa” (Génesis 25:21). Afirma el Midrash que Itzjak oraba en un rincón y que Rebeca oraba en el otro. Vemos en la Torá que Raquel dijo, “Dios me ha juzgado y ha escuchado mi plegaria” (Génesis 30:6). Y que dijo entonces, “Con grandes luchas he luchado con mi hermana y he prevalecido” (Génesis 30:8). Rashi explica que Raquel elevó plegarias que eran preciosas a los ojos del Santo, bendito sea. Dice la Torá que cuando Raquel dio a luz, “Dios escuchó [la plegaria] de Raquel y Él abrió su matriz” (Génesis 30:22). Más tarde la escritura habla de “Raquel llorando por sus hijos” (Jeremías 31:15).

Dice la Torá al describir a Lea, “Los ojos de Lea eran débiles” (Génesis 29:17). Enseña el Talmud que sus ojos eran débiles por todo lo que ella había llorado y clamado para no llegar a ser la esposa de Esaú. También los hijos de Iaacov se volcaron a la plegaria. Así, cuando Iaacov envió a Benjamín con sus hermanos a Egipto (Génesis 43:13), les dijo “Aquí está el dinero, aquí están los regalos y aquí está vuestro hermano.” “¡Pero son tus plegarias lo que necesitamos!” Respondieron sus hijos. “Entonces esta es mi plegaria,” dijo Iaacov. “Que el Dios Todopoderoso os conceda misericordia delante del hombre (Génesis 43:14). Pueda Él que en un futuro dirá ´suficiente´ a todo sufrimiento, decir ahora ´suficiente´ a mi sufrimiento.” También Iosef oraba cuando estuvo prisionero en Egipto (Génesis 39:20). Así decimos en la oración, “Que Aquél que respondió a Iosef en la prisión nos responda también a nosotros.” Cuando Iosef tomó a Benjamín, la Torá dice, “Y Iehudá se acercó” (Génesis 44:18). Comenta el Midrash que Iehudá se acercó al Santo, bendito sea, en plegaria. La Torá nos dice que cuando nuestros ancestros estaban en Egipto, “El pueblo de Israel gemía debido a su trabajo y clamaba; y su clamor llegó hasta Dios” (Éxodo 2:23). De manera similar está escrito respecto al Mar Rojo, “Israel aclamó a Dios” (Éxodo 14:10).

Afirma el Midrash, comentando sobre el versículo, “Mi paloma en los acantilados de roca, …déjame escuchar tu voz” (Cantar de los Cantares 2:14), que el Santo, bendito sea, está hablándole a Israel, diciendo: “Déjame escuchar la misma voz con la cual clamaste a Mí en Egipto.” De aquí vemos que el Santo, bendito sea, desea la plegaria del judío. Todo a lo largo de la Torá y de las palabras de nuestro Sabios encontramos que Moisés estaba constantemente dedicado a la plegaria y a las súplicas, tanto para sí mismo como para Israel. Cuando Israel transgredió con el Becerro de Oro, “Moisés oró a Dios” (Éxodo 32:11). Más tarde Moisés describió su plegaria, “Me incliné en plegaria delante de Dios por cuarenta días y cuarenta noches…” (Deuteronomio 9:18). Afirma el Midrash que el Santo, bendito sea, le enseñó a Moisés como orar. En Mará el Santo, bendito sea, le enseñó a Moisés que dijera, “Haz que lo amargo se vuelva dulce.”

Más tarde, cuando los Judíos pecaron con el Becerro de Oro, Moisés le dijo a Dios, “Tal como Tú me dijiste en Mará que orase para que volvieras lo amargo en dulce, toma ahora la amargura de los pecados de Israel y hazla dulce otra vez.” Cuando Moisés pidió al Santo, bendito sea, que perdonase el pecado del Becerro de Oro, oró hasta agotar todas sus fuerzas. Estaba dispuesto a perder este mundo y el próximo en aras de su pueblo, tal como dijo, “Si [Tú no los perdonas] bórrame” (Éxodo 32:32). Cuando los Judíos pecaron al escuchar a los espías, Moisés oró por ellos (Números 14:13). Cuando el pueblo murmuró contra el Santo, bendito sea, Moisés oró por ellos (Números 11:2).

Cuando Miriam fue golpeada por la lepra, Moisés clamó, “Oh Dios, ¡cúrala por favor!” (Números 21:13). Cuando fue decretado que Moisés no entraría en la tierra prometida, Moisés describió su respuesta: “Yo supliqué (Ve-Et-Janan) delante de Dios” (Deuteronomio 3:23). Dice el Midrash que Moisés ofreció 515 plegarias, el valor de Ve-Et-Janan. Concluye el Midrash que si Moisés hubiera ofrecido una plegaria más, hubiera sido aceptado. También habla el Midrash sobre las muchas plegarias que Moisés elevó el día de su muerte. Antes de enviar a Ioshúa como espía, Moisés oró, “Pueda Dios protegerte del consejo de los otros espías.” Cuando Caleb vio que Moisés no oraba por él, decidió ir hasta la tumba de los Patriarcas y allí orar para no ser tentado de seguir a los otros espías. Afirma la Torá, que luego de la rebelión de Koraj, “Aarón tomó el incensario” (Números 17:12). Fue en ese momento que Aarón elevó plegarias al Santo, bendito sea, para que perdonase a los Judíos. De modo que decimos, “Pueda Aquél que respondió a Aarón con el incensario, respondernos también a nosotros.” De manera similar, cuando Pinjas se puso de pie delante de la congregación (Números 25:7), él oró tal como está escrito, “Pinjas se puso de pie y oró” (Salmos 106:30).

Cuando los Judíos fueron derrotados en Ai, “Ioshúa rasgó sus vestimentas y cayó sobre su rostro a tierra delante del arca… Y dijo, ´Oh Señor Dios…´ ” (Ioshúa 7:6,7). En los días de los Jueces, cada vez que los Judíos pecaban, el Santo, bendito sea, montaba en cólera con ellos y los ponía en manos de sus enemigos. La respuesta de Israel era clamar al Santo, bendito sea, hasta que Él tuviera misericordia de ellos y levantara un Juez para librarlos. Esto fue lo que sucedió con cada uno de los Jueces. Cuando los Filisteos quitaron los ojos de Sansón y lo encadenaron, Sansón clamó al Santo, bendito sea, “Oh Dios, Señor, recuérdame te lo ruego. ¡Dame fuerzas una vez más!” (Jueces 16:28).

Cuando Ana comprendió que el Santo, bendito sea, había sellado su vientre, ella lloró y oró delante del Santo, bendito sea, (Samuel I, 1:12). Afirma el Talmud que de ahí aprendemos que todo aquel que ora mucho es respondido por el Santo, bendito sea. Se enseña también que cada vez que un justo ora es respondido. Ana dijo, “Yo he derramado mi alma delante de Dios” (Samuel I, 1:15). Más tarde ella dijo de Samuel, “Este es el niño por el cual yo oré” (Samuel I, 1:27). Dice la Escritura, “Ana oró y dijo…” (Samuel I, 2:1), sobre lo cual comenta el Midrash, “Ella comenzó a orar y a confesar.” Más tarde, cuando los Filisteos derrotaban a Israel, Samuel dijo, “Que todo Israel se congregue en Mitzpá y yo voy a orar a Dios por ustedes” (Samuel I, 7:5). Dice la Escritura, “Ellos fueron a Mitzpá y tomaron agua, derramándola delante de Dios” (Samuel I, 7:6). Los comentarios notan que ellos derramaron su corazón como agua delante del Santo, bendito sea. Dice entonces, “Samuel clamó a Dios por Israel y Dios le respondió” (Samuel I, 7:9).

También los profetas se dedicaban constantemente a la plegaria. Así dijo Elías, “Vive el Señor, Dios de Israel, delante de Quien yo sirvo” (Reyes I, 17:1). Dicen los comentaristas que lo que él estaba diciendo era que estaba acostumbrado a estar de pie orando delante del Santo, bendito sea. Cuando falleció el hijo de la mujer de Tzarafat, Elías clamó al Santo, bendito sea, y dijo, “Dios, mi Señor, que el alma de este niño vuelva a él,” y la escritura relata que “Dios escuchó la plegaria de Elías” (Reyes I, 17:21,22). De manera similar, cuando Elías juntó a todo Israel y a los profetas de Baal en el monte Carmel, para revelar que hay un Dios en Israel, Elías se acercó al Santo, bendito sea, y dijo, “Dios, Señor de Abraham, Itzjak e Israel, que hoy sea conocido que Tú eres Dios en Israel… ¡Respóndeme, Dios, respóndeme!” (Reyes I, 19:36,37). Aunque Elishá realizó muchos milagros, el Talmud afirma que, “sea lo que fuera lo que Elishá lograra, todo lo hizo a través de la plegaria.”

Cuando Jonás fue tragado por el pez, la Escritura dice que “Jonás oró desde el vientre del pez” (Jonás 2:2). También dice la escritura, “Plegaria de Habakuk” (Habakuk 3:1). Esta escrito, “[Dios] escucha la plegaria de los justos” (Proverbios 15.29). Comenta el Midrash que esto se refiere a las plegarias de los profetas de Israel. Está escrito, “Si ellos son profetas… Que oren entonces al Señor de los Ejércitos” (Jeremías 27:18). El rey David pasó toda su vida dedicado a la plegaria, a la súplica y a la búsqueda del Santo, bendito sea, expresando sus pensamientos delante de Él. De esta forma llegó a ser digno de componer el Libro de los Salmos. Se enseña que el versículo, “[Noé] envió al cuervo” (Génesis 8:7) se refiere a David, quien clamó al Santo, bendito sea, como un cuervo. David solía ir a las montañas como un cuervo, a meditar, tal cual está escrito, “David ascendió al Monte de los Olivos y clamó y lloró al subir, con su cabeza cubierta” (Samuel II, 15:30).

También el rey Salomón oró al Santo, bendito sea, luego de construir el Santo Templo, tal cual está escrito, “Salomón estuvo allí delante del altar de Dios, en presencia de toda la comunidad de Israel y extendió (en plegaria) sus manos al cielo” (Reyes I, 8:22). Está registrado que cuando el rey Hizquiahu enfermó, “él volvió su rostro hacia la pared y oró a Dios” (Isaías 38:2). Su plegaria se encuentra allí descrita en su totalidad. Cuando se le pidió a Daniel que interpretase el sueño del rey Nabucodonosor, se dice que “Daniel fue hasta su casa e informó a Jananías, Mishael y Azaria, sus tres compañeros, para que ellos orasen a Dios en el cielo, respecto a este secreto” (Daniel 2:17,18). Más tarde, Darío decretó en una ley “que todo aquel que hiciera algún pedido a algún dios o a algún hombre, durante los próximos treinta días… Sería arrojado en el foso de los leones” (Daniel 6:8).

La respuesta de Daniel está registrada: “Daniel sabía que el decreto estaba sellado, pero fue a su casa y con las ventanas del piso superior abiertas hacia Jerusalem, se arrodilló trece veces al día y oró y agradeció delante de su Dios, tal cual siempre lo había hecho” (Daniel 6:11). Cuando Daniel fue arrojado al foso de los leones, oró con gran intensidad. Decimos entonces, “Que Aquél que respondió a Daniel en el foso de los leones, también nos responda a nosotros.” Daniel clamó también al Santo, bendito sea, respecto a la destrucción de Jerusalem, tal cual está registrado, “Yo puse mi rostro hacia Dios, buscando con la plegaria, con súplicas, con ayuno, con saco y cenizas. Yo oré a Dios mi Señor y confesé, diciendo, ´Oh Señor, el grande y tremendo Dios… Vuelve Tu oído, mi Dios y escucha…´ Y así hablé en plegaria…” (Daniel 9:3 y sig.).

Jananías, Mishael y Azaria sólo fueron liberados del horno ardiente debido a las plegarias que elevaron al Santo, bendito sea, tal cual está expresado en el Zohar. Decimos entonces, “Que Aquél que respondió a Jananías, Mishael y Azaria en el horno ardiente, también nos responda a nosotros.” Ezra registra de manera similar, “Yo proclamé un ayuno allí en el Río Ahavá, para afligirnos delante de nuestro Dios, a fin de solicitar de Él el camino recto para nosotros… Ayunamos pues y rogamos a nuestro Dios acerca de esto. Y Él nos fue propicio” (Ezra 8:21,23). Cuando Ezra descubrió que los Judíos se habían casado con mujeres gentiles, clamó amargamente y dijo, “Me avergüenzo y confuso estoy para levantar, Oh Dios mío, mi rostro hacia Ti…” (Ezra 9:6). Ver allí toda su plegaria.

También Mordejai y Esther oraron al Santo, bendito sea, cuando en Shushan se emitió un decreto en contra de los Judíos. Tal cual vemos en el libro de Esther. Poco después, la Gran Asamblea ordenó todas las plegaria formales que la persona debe elevar al Santo, bendito sea, todos los días de su vida. Todos los sabios del período Talmúdico se abocaban a la plegaria personal de un modo constante. Así el Talmud registra las plegarias que muchos de los sabios recitaban luego de la Amidá formal. También compusieron plegarias para ocasiones especiales, tal como la plegaria del viajero (tefilat ha-derej). También ordenaron que antes que la persona midiese su cosecha de grano, debería decir, “Sea Tu Voluntad, Oh Dios, mi Señor, que envíes Tu bendición a esta pila de granos.” De modo similar, antes de entrar a una ciudad, uno debe decir, “Sea Tu voluntad que Tú me hagas entrar a esta ciudad en paz.” Luego de componer estas plegarias, ellos dijeron finalmente, “¡Si la persona pudiese pasar su día en oración!”

En épocas posteriores, muchos hombres santos compusieron plegarias y poemas (piutim). Así, el Ari y sus discípulos compusieron un gran número de plegarias, como aquellas que se encuentran en el Shaarei Tzion. También el Baal Shem Tov se dedicó constantemente a la meditación y reveló la importancia de la plegaria, tal cual encontramos en las obras basadas en sus enseñanzas. Escribe el Rabí Tzví de Zidijov: El mejor momento para meditar es luego de la medianoche. Uno debe levantarse y orar por su alma, la cual debido a sus pecados, se halla lejos de la Fuente de Vida. Debe en ese momento, rever todo lo pasado y expresar su corazón en palabras, como un esclavo postrado delante de su amo. Debe expresar sus plegarias como un niño delante de su padre. El idioma debe ser aquel que usa comúnmente, de modo que sus palabras puedan ser fluidas y sea capaz de expresar el dolor en su corazón por todos los pecados que ha cometido, pidiendo perdón y expiación. Enseña el Zohar, “Desde la destrucción del Santo Templo, lo único que nos ha quedado es la plegaria.” Uno debe pedir al Santo, bendito sea, que le ayude a servirLo y a temerLo con un corazón perfecto. Uno debe orar de esta manera, pues esto es más precioso para el Santo, bendito sea, que cualquier ayuno.

Continúa entonces citando un manuscrito del Beit Midot atribuido al Ari, que afirma, “Uno debe meditar, recluyéndose con el Santo, bendito sea. Debe hablar al Santo, bendito sea, con temor, como un esclavo le habla a su amo o un niño a su padre.” Y esta es la senda que continuaron todos los discípulos del Baal Shem Tov. Finalmente, el Rabí Najmán de Breslov, bisnieto del Baal Shem Tov, renovó este antiguo sendero de nuestros ancestros y se dedicó especialmente a la plegaria, a la súplica y la meditación, en los campos y bosques. Fue él quien nos iluminó y nos enseñó la manera apropiada para seguir este sendero. Él le dijo a sus seguidores, “Denme sus corazones y yo los voy a llevar por un nuevo sendero, que en realidad es un antiguo sendero sobre el cual siempre anduvieron nuestros padres.”

Fuente: Torah.org
marzo 24, 2017

Pastor de una secta hace comer hierba a sus seguidores

Por alguna razón, un hombre llamado Daniel Lesego, convenció a los miembros de su secta, a comer hierba a fin de “acercarse a Dios”. Como si fuera poco, en algunas fotos vemos a Lesego literalmente pisando a los miembros mientras ora por ellos.

Las imágenes han causado un gran revuelo, y acusaron a este hombre de abusar de su poder con los miembros de su iglesia.

Fuente: dogguie.net
diciembre 20, 2016

Cura católico expone en la TV que la Virgen no tiene Poder ni hace Milagros (video)

“Oh Jehová, eterno es tu nombre, Tu memoria, oh Jehová, de generación en generación. Porque Jehová juzgará a su pueblo, Y se compadecerá de sus siervos. Los ídolos de las naciones son plata y oro,Obra de manos de hombres. Tienen boca, y no hablan; Tienen ojos, y no ven; Tienen orejas, y no oyen; Tampoco hay aliento en sus bocas. Semejantes a ellos son los que los hacen,
Y todos los que en ellos confían.” Salmos 135: 13-18

Pese a que la adoración hacia la Virgen María es muy grande en la región latinoaméricana, un cura católico desenmascaró la “creencia” hacia la virgen.

El “padre” José de Jesús Aguilar, subdirector de radio y televisión del arzobispado de México, manifestó que la Fe milagrera atribuida por la Iglesia Católica y sus fieles de que la Virgen María , es falsa.

Aguilar hizo hincapié qué el único capacitado para realizar milagros es Dios y que la virgen ni los santos tienen poder. Esta revelación contradice una tradición injertada por la Iglesia Católica Romana durante siglos.

El sacerdote quitó a la virgen maría o Guadalupe todo tipo de poder sobrenatural, dejando así de lado la doctrina respecto a qué la virgen tiene el mismo poder que Dios, pues es conocido que la llaman la madre de Dios.

En esta entrevista puede observarse al sacerdote dando una explicación respecto de esta temática delante de la conductora del programa de TV quien se quedó sin habla.

“Discúlpeme padre pero esto contradice a todas las historias qué me conto mi madre y las monjas de la iglesia” dijo la conductora, mostrando así qué la enseñanza acerca del poder de la virgen está incrustada en los corazones de millones de personas en todo el mundo.

Observen el video donde el Cura niega la potestad de la Virgen María:


Fuente: Diario Cristiano Web
noviembre 16, 2016

Obama quiere Destruir Israel antes de abandonar el poder de la Casa Blanca

Días atrás el diario “The Wall Street Journal” señalan que la Casa Blanca pidió al Departamento de Estado que arme un informe sobre las posibilidades de resolución de la problematica palestina-israelí. Una de las probabilidades sería el reconocimiento en el Consejo de Seguridad de un estado palestino o no aplicar el derecho a veto.

El próximo enero de 2017, el presidente norteamericano, Barack Obama, concluirá sus 8 años de mandato presidencial, mediante los cuales no pudo resolver ni resolver el conflicto palestino-israelí. Parece ser que Obama intentará aplicar su impronta en esta temática y tener en cuenta algunas decisiones que afectarían a Israel, antes de abandonar la Casa Blanca.

Según The Wall Street Journal manifiesta que la Casa Blanca pidió al Departamento de Estado que haga un informe respecto a medidas que se pueden tomar para terminar el conflicto palestino-israelí.

La primer posibilidad sería mover la estantería para que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas eleve una resolución de repudio a la construcción israelí en los asentamientos. Esta decisión ya se tomó en el pasado, pero no hubo repercusiones. Es por eso que se estima que esta vez podría añadirse castigos a la declaración de repudio.

Otra chance que podría manejar Obama es el reconocimiento de un estado palestino en el Consejo de Seguridad. Esta opción se enfrentaría a una pesada oposición en el Congreso. Ambas primeras le brindarían un gran apoyo al movimiento BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones contra Israel) que encabeza propuestas de boicot internacional contra Israel.

Estas opciones podrían traer como resultado – según The Wall Street Journal – que funcionarios civiles y militares israelíes sean demandados y ademas ponen en duda si realmente Obama deseara ser recordado por la historia como el primer presidente norteamericano que lleve a Israel al Tribunal Internacional de La Haya.

Por últimoThe Wall Street Journal, explica que la peor opción desde el punto de vista de Israel se basaría que Obama imponga a la fuerza parámetros en la ONU para una reconciliación entre israelíes y palestinos.

Fuente : Diario Judío
octubre 06, 2016

Madres alarmadas por mañosos que usan Facebook para captar a niñas

El Poder Judicial ha condenado, durante 2016, a 43 hombres a cadena perpetua por abusar de menores.

El profesor Carlos Damián Ramos (34), quien fue detenido el lunes último luego de que fuera denunciado por acosar y enviar fotos íntimas a menores de edad a través de Facebook, tiene otras acusaciones por ese mismo delito.

Ayer, una mujer, cuya hija estudiaba en el colegio donde el presunto pedófilo trabajaba como profesor de danza, dijo que el hombre le pedía a la niña que le envíe fotos de sus partes íntimas a través de esa red social.

Él usó la misma estrategia para acercarse a ambas escolares: se creaba perfiles falsos con fotos de niñas de la misma edad que sus víctimas, se hacía pasar por “amigas” del colegio y luego les enviaba mensajes privados.

Damián usaba identidades falsas para engañar a las menores, quienes caían en su trampa luego de que el presunto pedófilo se ganaba su confianza, iniciado el intercambio de mensajes.

“Me comenzó a decir ‘acéptame (en tu Facebook)... yo soy tu compañera de primaria, no te acuerdas de mí’. No me acordaba al inicio, pero luego lo acepté”, relató la pequeña, en ese entonces de 12 años.

El acoso contra esta menor ocurrió hace dos años, en 2014, relató la madre de la niña a un noticiero local, quien prefirió mantener su nombre en reserva para no perjudicar a su hija.

“Hace años la misma situación que está pasando ahora, le pasó a mi hija”, sostuvo la mujer, quien agregó que se atrevió a denunciar el hecho luego de que el caso del pedófilo se diera a conocer en los medios.

Damián en 2012 trabajaba en el colegio Info Elite XXI, de Carabayllo. Fue expulsado de esa institución luego de que las autoridades del plantel conocieran el caso.

“Le ponía como presión (a mi hija) para que se tome fotos a sus partes íntimas; le decía que es una niña tonta si no se tomaba fotos’”, sostuvo la madre de la menor agraviada.

Entonces, la familia denunció el hecho ante la policía, pero la queja nunca prosperó y Damián no fue detenido, ni siquiera investigado.

EN EL COLEGIO. 

De acuerdo con los vecinos de la urbanización Santa Isabel, en Carabayllo, donde vive el presunto pedófilo detenido, la noticia de su captura los ha tomado por sorpresa, pues el hombre siempre se mostraba amable, educado y atento.

Esa misma opinión tiene Victor Chang, administrador del colegio Juan Pablo II de Carabayllo, donde trabajó Damián hasta hace poco.

“No tienen idea ustedes del show que ha causado esto, para nosotros ha sido un baldazo de agua fría, lo conocemos desde hace bastantes años, es exalumno del colegio, conocemos a su familia, que es una familia de valores”, dijo Chang en entrevista con un noticiero local.

Damián, frente a sus colegas, los adultos de su edad y la gente a la que frecuentaba en persona, se presentaba como una persona correcta. Pero esa imagen que proyectaba se desvirtuaba cuando ingresaba al Facebook, la plataforma que usaba para conectarse con jovencitas, a las que enviaba fotos íntimas y también se las pedía a ellas.

“Siempre ha sido una persona normal, correcta, nunca ha faltado el respeto, por eso nos ha chocado este tema”, agregó Chang desde su oficina en el colegio Juan Pablo II.

En dicho centro educativo, Damián laboró cuatro años, y se sospecha que más niñas hayan sido acosadas por él, pero por temor a sus padres han preferido no denunciar.

En su Facebook, el presunto pedófilo Damián no solo acosaba a las menores haciendo uso de perfiles falsos, sino que, con su cuenta oficial, él también se mostraba como un profesor ejemplar. Publicaba videos de las clases de danza que dictaba a sus alumnos. Incluso, algunos de los que le comentan lo felicitan por su labor.

Piden justicia. Las madres de familia del centro educativo donde trabajaba Damián se han mostrado preocupadas por la denuncia y reclaman que se haga justicia con las víctimas de este presunto depravado. “Todo el peso de la ley para los hombres enfermos que les hacen daño a las niñas”, exigió una vecina que llegó a la Divincri Rímac, donde fue detenido el agresor.

En la vivienda de Damián, en cambio, nadie quiso decir nada. “A nosotros nos han dicho una cosa y en la prensa dicen otra”, solo atinó a decir un hombre desde la ventana de la casa de Damián, ubicada en la avenida Micaela Bastidas 237, en la urbanización Santa Isabel.

Damián fue capturado en flagrancia.

Fuente: ojo.pe
septiembre 23, 2016

El poder de la oración para liberarte de las deudas

La preocupación, como resultado de las deudas, no sólo produce un nivel de estrés capaz de enfermar a las personas sino que además nubla el entendimiento de los deudores e impide que tomen las mejores decisiones para salir a flote de forma efectiva.

Desde la perspectiva espiritual, la preocupación es aquello que ocupa el lugar de tu fe y que, por lo tanto, usurpa con pensamientos negativos del enemigo los pensamientos creativos que vienen de Dios.

Tener fe no es caer en el cinismo. Tener fe es sencillamente confiar en que Dios suplirá las respuestas y los recursos que necesitamos para superar un mal episodio de deudas por muy duro o cuantioso que parezca.

Me encanta y me llena de optimismo Filipenses 4:19, particularmente el pasaje de la Biblia Nueva Traducción Viviente: “Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús”.

Así es. Dios te cuida y tiene para ti salidas financieras que no conoces. Cuando caminas en tus fuerzas y no en las de Él, puedes cometer errores comunes como “abrir un hueco para tapar otro”, es decir, incurrir en nuevas deudas para tratar de resolver otras. Cuando te preocupas en vez de declarar la Palabra, también puedes caer en el error de vender aquello que has adquirido con esfuerzo para alcanzar una solvencia transitoria o cumplir con algún pago.

¿Cómo librarnos de estos errores y de los círculos viciosos que nos hacen caer en más y más deudas? Primero que todo, la perspectiva espiritual. La más importante, la que desata el poder de los cielos: desata el poder de Dios con una oración para ser libre de deudas. Ahora mismo, de serte posible, ora de esta forma:

“Señor Jesús. Tu palabra dice que eres el dueño del mundo pero particularmente dice que yo te pertenezco y tú cuidas de mí. Por eso en este momento ratifico tu señorío sobre mi vida y declaro que tú tomas el control soberano sobre mis finanzas.

Amado Dios, te pido perdón por los pecados que pudieron desencadenar esta situación, especialmente aquellos que me llevaron a andar en mi propia prudencia sin tener en cuenta tus preceptos. Cierro ahora toda puerta de pobreza o ruina que haya abierto y declaro tu obra sobrenatural sobre mis cuentas. Tú te glorificarás y me guiarás a la victoria para ser una persona próspera y libre de deudas que consumen mis recursos. Confío y no temo, en el nombre de Cristo Jesús”.

Si has hecho esta oración para ser libre de deudas, te felicito. Has dado el paso más importante en el proceso de tu saneamiento financiero porque pese a que todavía no ves la diferencia, el Señor está dándote su respaldo y está obrando desde ahora los cambios.

Ahora, sostente en la confianza de tu Señor y da algunos pasos prácticos de fe como evitar incurrir en nuevas deudas, evaluar con calma y sin presión tu situación con los acreedores y toma decisiones de presupuesto y pagos para empezar a salir del hoyo financiero.

De ser posible, consulta a un hermano en la fe, quien teniendo la Biblia como norma de fe, sea también hábil en la consolidación de deudas y te asesore sobre las alternativas que tienes para negociar. Tomes las decisiones que tomes, mantén una actitud de gozo y de gracia. El hecho de que tengas deudas no significa que no puedas ser feliz en el Señor.

CARLOS ANDRÉS GALLEGO
Coach Cristiano – Creelo.org
“Que Cada Cristiano Cumpla Su Propósito en la Tierra”
enero 31, 2016

Bolivia se integra al proyecto “Pueblos del Mundo escriben la Biblia”


“Animo a que se sumen al evento, no solamente como algo histórico, sino como algo que tiene poder para transformar y cambiar la mente y el corazón del hombre”, señaló el presidente de la Asociación Cristiana Evangélica de Bolivia.
Que alentadora ha sido la iniciativa de Bolivia quien se ha integrado al proyecto “Pueblos del Mundo escriben la Biblia”, en el que miles de personas hicieron a un lado sus diferencias políticas y religiosas, y decidieron participando respaldar este plan.
Bolivia hizo público su integración al proyecto bíblico, realizando un evento especial en el salón de actos de la Universidad De Aquino Bolivia (UDABOL), en que participó el cónsul de Israel en Santa Cruz, Sr.
Francisco Hubsch, el presidente de la Asociación Cristiana Evangélica, Sr. Fernando Vargas, el presidente de la Sociedad Bíblica Boliviana (SBB), Felman Menacho, el representante de la Alcaldía de Santa Cruz, entre otros.
“Animo a que se sumen al evento, no solamente como algo histórico, sino como algo que tiene poder para transformar y cambiar la mente y el corazón del hombre”, señaló el presidente de la Asociación Cristiana Evangélica de Bolivia.
Francisco Husbch, cónsul de Israel en Santa Cruz, declaró que los manuscritos que serán registrados quedaran para la posteridad y podrán ser conocidos por las futuras generaciones.
“La Sociedad Bíblica Boliviana está para apoyar y animar a esta gran institución, y decirles, hermanos sigan adelante buscando siempre la paz para los pueblos”, expresó el presidente de la SBB, Felman Menacho.
“Amisrael acogió este proyecto, respaldado por el gobierno de Israel, porque vimos en él la oportunidad de contribuir a la paz, la unión y la armonía entre las diferentes religiones y sus vertientes doctrinales”, expresó el Dr. William Soto, quien realizó la apertura oficial del proyecto en Bolivia.

 Fuente: labibliaweb.com
enero 25, 2016

Desarrolla el poder creativo dentro de tí


Principios prácticos que me han ayudado a lo largo de mi semblanza. He aplicado estos consejos que me han divertido a preparar mi carácter y descubrirme como cabeza. Creo que la edad es un delirio hacia nuestro hado, y que en el crecimiento jamás terminamos de memorizar. Mi anhelo es que al ojear este ejemplar no tan solo lo goces, sino que pueda ser una herramienta de aportación en este viaje que todos emprendimos un vencimiento: la aventura de proceder.

Descargar

Características de la Descarga:
Formato: .PDF
Compresión: .RAR
Hospeda: MU, MF
Peso: 119.79 KB
Idioma: Español