Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta recuperación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta recuperación. Mostrar todas las entradas
septiembre 12, 2020

Hombre pedalea 48 días para orar por su hijo

A los 54 años, Jairo Justino, un funcionario público de Sao Paulo, Brasil, celebra que su hijo fue dado de alta del hospital luego de 48 días de realizar un acto de fe rutinaria para orar por su completa recuperación del coronavirus. Justino se dio a conocer por recorrer poco más de 13 kilómetros diarios en bicicleta para orar por su hijo Daniel Justino, de 27 años.

El padre viajaba 6,7 kilómetros diarios pedaleando desde su casa hasta el Hospital Santa Inés, en Sao Paulo, para poder orar más de cerca por su hijo que estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos con Covid-19.

Al principio Justino oraba en casa, pero luego tomaba su bicicleta y pedaleaba diariamente para acercarse a su hijo. Cuando llegaba frente al edificio de la unidad de salud, Justino extendía las manos, cerraba los ojos y oraba con todo su corazón por la recuperación de su hijo. Luego regresaba a casa completando 13,4 kilómetros de pedaleo diario durante 48 días.

“Vengo todos los días, ya sea que llueva, haga sol o sea día festivo. Aparco mi bici, hago una oración, y luego vuelvo a casa cantando. Es mi acto de fe, una forma de pedirle a Dios que sostenga la vida de mi hijo”, dijo Justino.

Ahora, tras mucha oración, el padre se conmovió al recibir a su hijo en el pasillo del hospital, mientras era llevado en la ambulancia que lo dejaría en casa. El joven fue intubado durante 30 días ya que su sistema respiratorio estaba comprometido por el Covid 19. “Muy bien, gracias a Dios. Dios es bueno”, dijo el joven, todavía débil.

Según EPTV, el clamor a favor de Daniel no era exclusivo de Jairo, su madre, Nívea Pereira dos Santos, también oraba por su hijo esperando su salida. “Dios fue muy generoso con nosotros, nos devolvió a mi hijo. Hoy estoy muy muy feliz”, dijo Nívea a la red de televisión.

Después de que el personal del hospital se dio cuenta del acto del padre, decidieron publicar una foto mientras él intercedía por la vida de su hijo, que terminó viralizándose en las redes sociales. Los profesionales de la salud incluso admitieron que la fe ayuda en el tratamiento de las personas.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - LATINOAMÉRICA - Hombre pedalea 48 días para orar por su hijo con Covid y este sana
agosto 10, 2020

FAMILIA CANTA ALABANZAS EN EL PATIO DEL HOSPITAL Y ORA POR JOVEN HOSPITALIZADO

El joven de 23 años está hospitalizado desde hace 30 días por un grave problema pulmonar en un hospital de Cariacica, Brasil, y recibió una visita especial este sábado (08), cuando su familia oró por su recuperación y cantó alabanzas en el patio del hospital. 

Gabriel Silvano Ribeiro Rodrigues tiene una grave affección en los pulmones, y se sintió muy motivado al recibir apoyo espiritual por parte de su familia. Una de las personas que encabezó este momento de oración fue el padre de Gabriel, el albañil Sinovaldo Rodrigues da Silva, de 51 años. Él, que pasó 20 días sin poder ver a su hijo, pudo orar y cantar alabanzas a Dios en el patio del hospital privado, ubicado en Cariacica. El hijo siguió todo desde la ventana.

Sinovaldo no lo hizo todo solo: su hija Jessica Cristian Ribeiro Rodrigues Silveriano, de 27 años, hermana de Gabriel, y el esposo de Jessica, quien encabezó la alabanza con la guitarra, y otras personas participaron en el momento de oración y alabanza. Todos llevaban carteles con mensajes positivos y dirigían sus oraciones tanto a Gabriel como a los demás pacientes del hospital.

Gabriel ingresó por primera vez con una hemorragia pulmonar. Se realizaron todos los exámenes y continúa recuperándose. La mejor noticia es que se han descartado el covid-19, neumonía y tuberculosis. "Gracias a Dios, se está recuperando. Tanto es así que pudo ir a una habitación que tenía una ventana, (vernos y recibir la oración que hicimos por él)", dijo el albañil. Gabriel permanece hospitalizado y aún no tiene fecha de alta. La familia continúa en oración. 

Fuente: impactoevangelistico.net
julio 27, 2020

MADRE RECONOCE EL "MILAGRO DE DIOS" EN SU HIJO DE 4 AÑOS SANADO DE CÁNCER

Después de dos años y medio de tratamiento en un hospital de Brasil, el pequeño Brener Lorenzo, de 4 años, venció al cáncer. La madre del pequeño reconoce la intervención de Dios en la recuperación de su hijo.

El niño de la ciudad de Anori, a 195 kilómetros de Manaos, Brasil, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda y comenzó el tratamiento de inmediato. Según el Departamento de Salud del Estado de Amazonas, el diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de curación hasta en un 85 %.

Cuando se identificaron los cambios en el análisis de sangre de Brener, el niño fue remitido a la Fundación de Hematología y Hemoterapia (Hemoam) del Hospital Amazonas, que, al confirmar la leucemia, comenzó su tratamiento en menos de 72 horas.

“Recuerdo cuando Brener llegó a Hemoam, teníamos su resultado en la mano. Y hoy está aquí, en excelente estado de salud, demostrando que una cura para la leucemia es posible cuando la tratamos temprano”, dijo Socorro Sampaio, médico de Brener. Sin embargo, para la madre del niño, Eliane Silva de Oliveira, el sentimiento es de gratitud a Dios. “Es un milagro de Dios”, expresó. 

Fuente: impactoevangelistico.net

mayo 15, 2020

ANCIANOS SANADOS DE COVID-19: “DIOS ES BUENO”

En los últimos meses, la pandemia mundial ha traído miedo e incertidumbre a millones de vidas, pero en medio de todo, Dios ha traído esperanza sanando a personas de la tercera de edad, cuya recuperación parecía imposible. Hoy viven agradecidos con el Dios que todo lo puede. 

Una mujer de 113 años, que se cree es la persona viva de más edad en España, se ha recuperado del coronavirus. Maria Branyas dio positivo por covid-19 en abril, para luego aislarse mientras se recuperaba en un hogar de ancianos en Olot, España, según The Daily Mail. "En términos de salud, estoy bien, con las mismas pequeñas molestias que cualquiera puede tener", dijo Branyas.

Phil Corio, de Nuevo México, sobrevivió al virus y describió sus síntomas "como los de la gripe". El hombre de 108 años, que vive en Albuquerque, se enfermó en marzo, pero no sabía que estaba con covid-19 hasta que le hicieron la prueba. "Ni siquiera sabía que lo tenía", dijo Corio.

La británica Connie Titchen (106 años) es otra centenaria que superó el virus. Pasó tres semanas en el hospital con un presunto caso de neumonía. “La Joven", como la llaman, fue ingresada en un hospital a mediados de marzo y poco después le diagnosticaron el virus. Se recuperó y pudo regresar a casa en abril. "Dios es muy bueno conmigo", dijo Titchen. 

Rose Leigh-Manuel, de Long Island, Nueva York, luchó contra el covid-19 durante dos semanas, mientras sufría de debilidad, fiebre y escalofríos. Leigh-Manuel es residente del Centro de Atención 'Buen Samaritano' en Sayville. Venció al virus a la edad de 101 años. Ella atribuye su sanidad a la fe en Dios, destacando Su bondad: "Dios es bueno conmigo. No quiere llevarme todavía".

Estos son algunos de los casos de sanidad en personas de la tercera edad que se encomendaron al Dios de lo imposible, y pudieron vencer al virus que está cobrando la vida de miles de personas en el mundo. 

Fuente. impactoevangelistico.net
septiembre 25, 2016

Andressa Urach, exconcursante Miss BumBum se convierte a Cristo

Ella ha utilizado las redes sociales para hablar de su recuperación y también para hablar de cómo la fe en Jesucristo ha sido parte de su vida en el período de la recuperación.

La obsesión por las cirugías plásticas casi le costó la vida a la subcampeona del concurso Miss Bum Bum, Andressa Urach quien ganó en 2012 el segundo lugar del concurso Miss BumBum, una competencia en la que por votaciones online se elige a la mujer con el mejor trasero de Brasil.

Urach reveló al Daily Mail que para tornear su figura, se sometió a inyecciones en las piernas. Pero en 2013 los rellenos comenzaron a pudrirse junto al tejido corporal.

Los problemas se acentuaron en noviembre cuando se sometió a un procedimiento para remover los químicos.

“Ella cayó en un shock séptico probablemente causado por una infección por instrumentos médicos sucios”, dijo Nigel Mercer, presidente de la asociación británica de Cirugías plásticas, reconstructivas y estéticas.

“Los doctores le salvaron la vida, pero ahora ella está confinada a una silla de ruedas y a grandes hoyos en las piernas, de los que los médicos extrajeron los químicos nocivos”.

“Estoy pagando por mi vanidad. Era extremadamente vanidosa, todo por buscar la perfección”, dijo Urach al Mail. “En lugar de hacer mi cuerpo más bello, terminé dañándolo y haciéndolo feo”.

Urach además confesó que se volvió adicta a las cirugías plásticas.

“Nunca lo pensaba dos veces para ir al quirófano, y cuando la gente me advertía de los peligros, yo sólo pensaba: Me las arreglaré si eso pasa”, agregó Urach. “Iba al cirujano como si fuera al supermercado diciendo, quiero esto, y esto otro. Sólo quería que la gente me viera y dijera ‘wow'”.

Ahora ella se dedica a contar su experiencia para advertir a otras mujeres sobre los peligros de los excesos con las cirugías plásticas.

Marisete De Favari, madre de Andressa, dijo a O’Globo de Brasil que espera la recuperación de su hija con fe. “Estoy segura de que mi querido Jesús es maravilloso y la va a curar”, confió.

Después de salir del hospital en sus primeras declaraciones Urach confesó que ahora tiene una nueva vida en Cristo.

Ella ha utilizado las redes sociales para hablar de su recuperación y también para hablar de cómo la fe en Jesucristo ha sido parte de su vida en el período de la recuperación.

Durante el tiempo que fue ingresada al Hospital Concepción en Porto Alegre (RS), debido a complicaciones causadas por una aplicación de hidrogel, Andressa llegó a estar en condición crítica cuando fue admitida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Después de usar las redes sociales para pedir disculpas por su “forma de ser egoísta”, ella dijo que Dios la rescató, lo que indica que Él le señaló un camino difícil, pero poderoso.

“¡Dios es tan maravilloso que me devolvió mi vida! No lo voy a dejar por nada, porque Dios está conmigo. El viaje no será fácil, pero valdrá la pena al final”, dijo Urach.

“Estoy pasando por muchas pruebas todos los días, más la maldad no me desviará de mi propósito porque el Señor Jesucristo me protege. ‘Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; más a ti no llegará”, subrayó Urach en otro mensaje, citando el Salmo 91: 1-7.


Fuente: noticiacristiana.com