Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta sacerdotes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sacerdotes. Mostrar todas las entradas
enero 03, 2020

Sacerdotes confiesan su amor y cuelgan la sotana para contraer matrimonio

Pablo ejercía como sacerdote en Argentina y a los 40 años dejó el sacerdocio e hizo pública su homosexualidad. Después de enfrentar diversos obstáculos se casó con Oscar, un organizador de eventos.

Pablo cuenta a Vice que como cura conoció y tuvo relaciones con otros hombres.Su primera experiencia homosexual la tuvo a los 21 años mientras cursaba el seminario para ser sacerdote.

A la casa donde vivía junto al resto de sus compañeros, llegó un chico colombiano que venía de intercambio. Con él, se miraban de otra manera. “Ojo de loca no se equivoca”, diría más tarde su marido. Después de buscarse el uno al otro, el colombiano, como lo llama para no comprometerlo ya que sigue siendo cura, entró en su habitación y le propuso un juego: ambos tenían que cerrar los ojos y simular ser ciegos para reconocerse los cuerpos con las manos.

Esa noche, por primera vez, Pablo tocó el cuerpo de otro hombre.Al poco tiempo él se volvió para Colombia. Varios años después me enteré de que estaba en el Vaticano. «Fui varias veces para allá, pero por alguna u otra razón él nunca estaba.A ese mal timing Pablo lo llama “gracia divina”.

Pero como Dios los cría y el viento los amontona, mucho tiempo después, en su último viaje de estudios al Vaticano, se reencontró con el colombiano. Ahí estaba ese muchacho, ya no un recuerdo regurgitado por años sino todo un hombre de voz profunda y acento fascinante con un alto puesto eclesiástico.

En ese viaje que, sin saberlo, sería su último como parte de la Iglesia, Pablo y el colombiano tuvieron la oportunidad de terminar lo que habían arrancado como seminaristas en Buenos Aires casi una década atrás. Una noche que recuerda tibia, los dos sacerdotes cogieron puertas adentro de la Santa Sede.

«Mis padres no eran creyentes. Pero a los 10 años, cuando murió mi mamá, me mudé a Salta donde me criaron mis tías. Ellas me hicieron tomar la comunión y confirmarme. Inculcaron en mí una espiritualidad que marcó el primer rumbo de mi vida. Arranqué como asistente de un cura que me convenció para ir a un retiro espiritual.

Aunque al principio no me cerró, al año siguiente me metí en el seminario. Terminados mis siete años de estudios, me ordené en Salta y ahí arranqué como sacerdote». La profesión lo obligó a estar en constante movimiento. El noviciado le tocó en la misión del Mato Grosso de Brasil. Después vino el diaconado en Montevideo, Uruguay.

La lista sigue, pero aunque en su camino conoció una envidiable cantidad de lugares, sus ocho años en el colegio San Agustín, en la Ciudad de Buenos Aires, son los favoritos de su vida eclesiástica. Ahí, además de sus tareas como sacerdote, ejerció como docente. Como los demás curas eran bastante mayores, Pablo era el encargado de los jóvenes. Con muchos de sus alumnos conserva hasta hoy una relación estrecha. Varios, incluso, estuvieron en su casamiento.


Además de todas sus tareas para la pastoral y el colegio, que le exigían casi la totalidad de su tiempo, de alguna manera se las arreglaba para interrumpir cada tanto su celibato. Pero para contrarrestar la naturalidad con la que lo cuenta ahora, insiste en que no era algo que pudiera vivir con ligereza.


Pablo en un tono igual al de los sermones que daba en la misa mensual a la que todo el alumnado estaba obligado a ir— que todavía no era cura pero hoy lo es, vino a confesarse conmigo. Estaba arrepentido de haber tenido relaciones con otra mujer que no era su esposa. En ese momento casi le cuento mi situación. Pero no me atreví. Ambos estábamos en falta. Los dos habíamos traicionado nuestros votos sagrados pero de alguna manera lo mío era peor.


La paranoia de estar viviendo lo que sentía como una doble vida lo hacía desvivirse en precauciones. Si se encontraba con otro hombre era siempre en algún telo de Provincia, nunca de CABA, por miedo a que alguien lo reconociera.

Incluso prefería no ir con su auto ante la posibilidad de que su patente lo delatara. Para hablar con hombres tenía una cuenta de Facebook alternativa con un nombre falso que no le viene a la mente. Cierra los ojos y, en una asociación rápida, recuerda el apellido: Gutiérrez, como la calle del colegio y la iglesia desde la que mandaba los mensajes.

Fuente: elbog.












diciembre 23, 2019

175 menores han sido víctimas de abusos sexuales cometidos por Legionarios de Cristo

Un total de 175 menores de edad han sido víctimas de abusos sexuales cometidos por 33 sacerdotes de la Congregación de los Legionarios de Cristo. Estos hechos han sucedido desde 1941 hasta la actualidad. Así lo pone de manifiesto el 'Informe 1941-2019 sobre el fenómeno del abuso sexual de menores en la Congregación de los Legionarios de Cristo desde su fundación hasta la actualidad'. Este número de víctimas incluye los, al menos, 60 menores de edad que fueron abusados por el padre Marcial Maciel.

La investigación apunta que los 33 sacerdotes representan el 2,44% de los 1.353 legionarios ordenados a lo largo de la historia de la Congregación. Entre estos 33 sacerdotes, seis han fallecido, ocho dejaron el sacerdocio, uno dejó la Congregación y 18 siguen en la Congregación.

Los 18 sacerdotes que continúan en la Congregación están apartados del trato pastoral con menores, cuatro de ellos tienen restricciones al ministerio y un plan de seguridad y 14 no ejercen el ministerio sacerdotal público.

Este informe es el resultado de un estudio "amplio" realizado durante seis meses por una comisión interna que, dentro de los límites de un trabajo de estas características, ha verificado las diversas acusaciones de abuso sexual de menores a lo largo de la historia de la Congregación de los Legionarios de Cristo, recogiendo las estadísticas globales de los casos de abusos por parte de sus sacerdotes entre 1941 y 2019. Durante el tiempo de estudio, los investigadores han contactado con trece víctimas y han entrevistado con detalle a unos 40 miembros de la Congregación.

El estudio "condena y deplora" los abusos cometidos, así como "aquellas prácticas institucionales o personales que pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización". La Congregación espera que este estudio sea también para las víctimas "un signo" de su deseo de "seguir dando pasos en el camino de reconciliación con cada una de ellas".

El informe se ha realizado en el contexto de la preparación del Capítulo General de la Congregación que tendrá lugar en Roma a partir del próximo 20 de enero, donde la Comisión encargada del estudio presentará conclusiones y recomendaciones.

Fuente: elperiodico.com








diciembre 08, 2019

Monja escogía a los niños que iban a ser víctimas de curas depravados de instituto (Videos)

El Caso Próvolo es uno de los más aberrantes reportados en Argentina y es uno más de los escándalos del Vaticano, en el cual son acusados curas y sacerdotes de ser depravados.

Dichos líderes religiosos son acusados de aprovecharse se menores de edad, con la complicidad de monjas.

De acuerdo con los reportes, lo que ocurría dentro del Instituto Próvolo era indignan te debido a que los religiosos maltrataron física y psicológica mente a niños con discapacidad auditiva que fueron inscritos en la escuela para ser adoctrinados.

Pero más allá de estos actos repudiable, los sacerdotes forzaban a niños a tener relaciones íntimas con estos sujetos.

Fueron 9 años de este mal proceder, desde 2005 hasta 2016, cuando un ex alumno denunció por primera vez a los curas. Posteriormente se conocieron otras 25 denuncias por los mismos hechos.

Los testimonios de las víctimas, recogidos durante el juicio de Próvolo, detallan que había un modus operando para cometer los abusos. Las víctimas mencionan que eran llevadas a un cuarto en específico conocido como “la casita de Dios”.

En ese lugar eran sometidos a diversos vejámenes. Generalmente ocurría en la madrugada, cuando los otros niños dormían en sus habitaciones.

Los principales imputados son Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, dos sacerdotes que acaban de recibir una pena de 42 y 45 años de prisión, respectivamente, por sus delitos. A ellos también se le suman los nombres de Jorge Bordón, un exmonaguillo; Kumiko Kosaka una monja, y Armando Gómez, un jardinero.

Una investigación sostiene que son, en total, 14 personas relacionadas con el caso Próvolo. Kosaka, la religiosa de origen japonés, era la principal pieza para que se llevarán a cabo los actos depravados.

El joven que denunció por primera vez a los miembros de Próvolo denominó como la “monja mala”, a dicha mujer.


Fuente: elblog.com





abril 14, 2019

“Jesús fue víctima de abusos sexuales”, dice estudio de una teóloga

Rocío Figueroa, una teóloga y sobreviviente de abuso sexual, ha llegado a una conclusión que a algunos les puede parecer impactante o difícil de aceptar, pero ella insiste en que está ampliamente respaldada: que el mismo Jesús fue víctima de abuso sexual. El estudio dijo que podría ser útil para la Iglesia.

Figueroa dice que si ven a Jesús como una víctima probablemente ayudaría a los sacerdotes y la jerarquía de la iglesia a simpatizar con los sobrevivientes del abuso, todavía puede haber un temor de poner a Cristo y la sexualidad en la misma caja debido a lo que llamaron un “tabú” cultural eclesial.

Hablando con Crux, Figueroa dijo que frente a la actual crisis de abuso sexual clerical que sacudió el catolicismo global, la Iglesia “está obligada a revisar y reevaluar” su enfoque teológico del abuso sexual.

Como parte de su propio esfuerzo, Figueroa realizó un estudio con el teólogo David Tombs titulado: “Reconociendo a Jesús como víctima de abuso sexual: respuestas de sobrevivientes del Sodalicio en el Perú”.

Tombs fue uno de los primeros en publicar sobre el concepto de Jesús como víctima de abuso sexual en 1998, pero el tema nunca ganó mucha atención. Sin embargo, Figueroa dijo que el estudio que ella y Tombs hicieron juntos ha despertado un gran interés desde su publicación a principios de este mes.

Figueroa es un ex miembro de la Comunidad Mariana de Reconciliación (MCR), una Sociedad de Vida Apostólica pontificalmente reconocida. Layman Luis Fernando Figari, quien fundó el Sodalitium Christianae Vitae (SCV) en Perú en 1971, fue sancionado por el Vaticano en 2017 después de que se reveló que él y otros miembros de alto rango habían perpetrado años de abuso sexual, físico y psicológico dentro del comunidad. Figueroa ha denunciado haber sido maltratada por uno de los miembros de alto rango de la rama masculina de la SCV cuando tenía 15 años.

Figueroa, docente de Teología Sistemática en Good Shepherd College en Auckland, Nueva Zelanda, e investigadora externa en el Centro de Teología y Asuntos Públicos de la Universidad de Otago, ha pasado los últimos cuatro años investigando el impacto espiritual del abuso clerical.

Publicado a principios de este mes en inglés y en español, su estudio sobre Jesús como víctima de abuso sexual sigue un proyecto de investigación llamado “¿Cuándo te vi desnudo?”, Lanzado en 2018, que se centró en los sobrevivientes del SCV y las consecuencias de lo que ellos experimentaron.

En el estudio recientemente publicado, Figueroa y Tumbs resaltan las reacciones de ocho víctimas de abuso sexual dentro del SCV a la idea de Jesús como víctima. Refiriéndose al pequeño número de víctimas incluidas en el estudio, Figueroa dijo que no era “un estudio cuantitativo, sino uno cualitativo”.

“No queríamos sacar conclusiones generales”, dijo. “Queríamos profundizar en las respuestas de los sobrevivientes”.

Figueroa dijo que había tres preguntas principales que ella y Tombs querían abordar, la primera de las cuales era si la tortura y crucifixión de Jesús involucraban alguna forma de abuso sexual. Las segundas dos preguntas se enfocaron en las reacciones de las víctimas a las pruebas históricas, y el impacto que la idea tendría en la Iglesia y la comprensión general de la compasión de Dios en el mundo.

Según Figueroa, después de explorar el contexto histórico de los evangelios, la respuesta a la primera pregunta resultó ser un claro sí.

Al leer lo que se conoce como las “narraciones de la Pasión” del Evangelio, que describen el arresto, el juicio y la crucifixión de Jesús, en varios puntos relatan cómo “Jesús sufrió el despojo forzado”.

“Tres veces se vio obligado a quitársele la ropa, y estaba frente a un grupo de 500 soldados”, dijo Figueroa, y agregó que el propósito de esto era la “humillación sexual”.

Destacó que existe una diferencia entre la humillación sexual y el asalto sexual. Si bien ambos se consideran abuso, “existen diferentes formas de abuso”, que incluyen tanto la humillación sexual, que incluye desnudez forzada, burla, desnudarse o tocarse, y la agresión sexual, cuando ocurre el acto físico.

En el caso de Jesús, Figueroa dijo que era una práctica común que tanto la comunidad judía como el Imperio Romano humillaran a sus víctimas como parte del proceso de tortura.

“También era una práctica común crucificar a los prisioneros absolutamente desnudos”, dijo, y refiriéndose a la escena de la crucifixión de Jesús en el Evangelio de Juan, observó cómo el evangelista escribe que Jesús fue despojado y los soldados echaron suerte por su ropa.

“La realidad es que Jesús murió desnudo. El objetivo no era solo matar a la víctima, sino también humillar, humillarlo sexualmente”, dijo, explicando que, aunque las representaciones artísticas de Jesús en la cruz siempre lo representan cubierto con una tela, probablemente no fue el caso.

“Quizás sintieron que era demasiado escandaloso, demasiado fuerte, demasiado impactante para ver a Jesús tan humano, tan realista”, dijo.

Y aunque algunos supervivientes observaron que presentar a Jesús como víctima poco les va a ayudar a las víctimas que ya no se consideran cristianos, todos se pusieron de acuerdo en que el relato puede ayudar, y mucho, a la Iglesia como institución.

Según relató la teóloga, los supervivientes “dijeron que el problema es que la Iglesia nunca se ha enfrentado a la realidad de la sexualidad de una forma saludable [y] si [obispos y curas] no pueden ver también la sexualidad de Jesús, la sexualidad de los seres humanos, no pueden ver la perversión que es el abuso sexual”. “Si sigues a Jesús y ves a las víctimas, verás el rostro de Jesús en las víctimas, que Jesús sufrió lo mismo”, explicó Figueroa.

Sin embargo, dijo que todas las víctimas estuvieron de acuerdo en que reconocer a Jesús como víctima de abuso sexual sería bueno para la Iglesia.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM
marzo 29, 2019

Hay al menos 10 mil hijos de sacerdotes en todo el mundo

Hace un mes, en el marco de la cumbre contra la pedofilia que se realizó en el Vaticano, el secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Charles Scicluna, sostuvo una reunión con el psicoterapeuta irlandés, Vincent Doyle, quien se ha vuelto una de las principales voces para visibilizar la situación de los hijos de sacerdotes en el mundo. “La reunión fue útil, esperanzadora y fructífera”, sostiene Doyle.

¿Cómo nació la agrupación Coping International, Children of Catholic Priests. y cuál es su función?

Coping se fundó en 2014, me surgió la idea cuando me di cuenta de que en ninguna parte había reconocimiento del fenómeno de los hijos de sacerdotes. La Iglesia Católica es una institución pro-vida que respeta la vida desde el útero hasta la tumba, y entonces, ¿Cómo puede afirmar que es pro-vida cuando sus propios hijos son estigmatizados e ignorados, silenciados y maltratados? Así, desde una perspectiva católica y desde una perspectiva de derechos humanos, tenía sentido que se reconociera a esas personas.

¿Cuán masiva es la realidad de los hijos de sacerdotes católicos?

Sostenemos que hay al menos 10.000 hijos de sacerdotes en todo el mundo. Considere, en los últimos 120 años, al menos 1 millón de hombres han sido ordenados; si solo 1 de cada 10 de ese número no era célibe fielmente y 1 de cada 10 de ellos resultó en un embarazo, eso equivale a 10.000 niños.

¿Cuánta gente se ha acercado a Coping?

Durante nuestro período de investigación (2014-2017), Coping atrajo a 13.500 personas de 175 países que buscaban ayuda. Hay individuos que hacen búsquedas on line escribiendo en los motores de búsqueda frases como “ayuda, mi padre es un sacerdote” e incluso “estoy embarazada y el padre es un sacerdote católico”. De los 1.500.000 búsquedas hasta la fecha, más de 15.000 son solo de Chile, lo que indica que la gente en Chile está buscando ayuda con este asunto.

¿Qué debería hacer la Iglesia? ¿Pedir la renuncia al sacerdote o mantener su empleo para que se haga cargo de sus hijos?

Es incorrecto suponer que un hombre debe dejar su trabajo porque es un nuevo padre, ¿Cómo el desempleo va a ser la respuesta ante el nacimiento de un hijo? La pregunta práctica es, ¿cómo va a hacer el sacerdote para proveer a su hijo? Los sacerdotes quedan en una posición terrible, se enfrentan a dos escenarios: hablar y afrontar un posible aislamiento, desempleo y vergüenza pública… o permanecer en silencio y el niño sufre un abandono emocional. Lo cristiano sería dar la bienvenida al niño.

¿Qué relatos ha recibido de Sudamérica?

Hemos tenido múltiples casos en países como Argentina y Perú. A menudo, un niño puede ser hijo de un misionero extranjero. Esto plantea cuestiones de ciudadanía. Algunas mujeres pueden decir: “No tengo ninguna prueba”. Un método para intentar probar la paternidad es a través de www.ancestry.com y rastrear a los parientes vivos del niño usando ADN y genealogía. Coping International utiliza un genealogista independiente con base en Australia que ha demostrado ser bastante exitoso. No todos los casos son consensuales, ahora estamos rastreando el ADN de una mujer cuyo padre era sacerdote de una orden religiosa en Argentina, la madre fue violada de niña. Sin embargo, la mayoría de los casos que encontramos son consensuales.


Fuente: latercera.com
marzo 11, 2019

Rodrigo Duterte insta a las mujeres a mantenerse lejos de los curas

El presidente filipino Rodrigo Duterte calificó este viernes a los sacerdotes católicos de "estúpidos" por tomar el voto de castidad pensando que pueden suprimir sus instintos carnales, al mismo tiempo que instó a las mujeres a mantenerse lejos de ellos, recoge el periódico Phil Star.

"¿Existe algún cura inteligente?", se preguntó el mandatario durante un discurso público, contestando inmediatamente que "todos ellos son estúpidos", ya que de lo contrario "no ingresarían al sacerdocio".

"Eres un hombre, pero has elegido ser un cura" mientras "continúas mirando a todas las hermosas mujeres que no puedes cortejar, ¡Dios mío!", exclamó Duterte.

"Las mujeres deberían abstenerse de acercarse a los sacerdotes", recomendó. De no hacerlo, el religioso "olerá el aroma de vuestro cuerpo", y "si os arrincona en la iglesia, estáis en peligro", advirtió a las féminas el presidente. Y añadió: "¿Sabéis por qué? ¡Porque es un hombre!"

"Dios le dio un pene, ¿qué van a hacer con eso, golpearlo contra la puerta cada mañana?", expresó Duterte para ilustrar la imposibilidad, en su opinión, de que los clérigos puedan controlar sus impulsos sexuales.

"Dios creó a Adán", pero además "creo a la mujer", quien "tiene una vagina", prosiguió al tiempo que se preguntaba: "¿para qué lo hizo?". Y concluyó: "No entiendo la religión de estos necios".

El jefe de Estado filipino ataca con frecuencia a la Iglesia católica —a la que pertenece más del 80 % de la población del país— en sus discursos. A su vez, la institución religiosa mantiene una postura crítica con respecto a la política de mano dura de Duterte en su lucha contra el narcotráfico.

Fuente: actualidad.rt.com









febrero 13, 2019

152 sacerdotes fueron retirados del ministerio en los últimos 9 años

El Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Rogelio Cabrera, señaló que 152 sacerdotes fueron retirados del ministerio en los últimos 9 años, al ser encontrados culpables de abusos sexuales a menores.

En conferencia de prensa este 10 de febrero, Mons. Cabrera señaló que de estos 152 “algunos, por el tamaño de la culpa, han tenido que ir a la cárcel”.

Muchos de estos casos, dijo, “ya se atendieron. Algunos sacerdotes delincuentes están en la cárcel, otros han sido ya suspendidos de su ministerio sacerdotal”.

Sin embargo, dijo el Presidente de la CEM, no hay una cifra exacta de las víctimas de estos abusadores. Por eso, una de las tareas de la Iglesia en el país es “levantar la estadística”, pues “en México no hay un centro de recopilación de información, porque cada obispo es el que enfrenta estos problemas”.

“Espero que muy pronto tengamos el conteo para hacerlo saber también a la sociedad, es deber nuestro decir cómo están las cosas en México”, dijo.

“Nosotros esperamos que después de las medidas que la Iglesia ha puesto de mayor exigencia, o como se llama ‘tolerancia cero’, disminuyan los casos, delitos y que también que los obispos se pongan las pilas para poner en orden estas situaciones”.

El Prelado mexicano destacó además que “como lo manda la ley, cuando nosotros recibimos una noticia de esta índole, debemos inmediatamente informar al Ministerio Público, ya después el Ministerio Público establece los caminos judiciales”.

Consultado sobre los casos de abusos sexuales de sacerdotes contra religiosas, abordados recientemente por el Papa Francisco en el vuelo de regreso de su viaje a Emiratos Árabes Unidos, el Presidente de la CEM señaló que “de esto no tengo noticias yo en México, en Monterrey yo no he recibido ninguna queja de alguna religiosa”.

“Desde luego, si alguna religiosa en México, aquí en Monterrey, ha sido molestada por un clérigo tiene el deber de informarnos”, indicó.

Sobre el proyecto de reforma constitucional para abrir las puertas al aborto y la ideología de género en México, promovido por el diputado Porfirio Muñoz Ledo, del partido Morena de Andrés Manuel López Obrador, Mons. Cabrera precisó que “si hay dos mandamientos que cuidar en México son no matar y no robar”.

Fuente: aciprensa.com

























febrero 08, 2019

Líderes católicos, entre ellos 3 sacerdotes, piden cambiar moral sexual

Entre otras cosas, los firmantes solicitan al Cardenal Marx una nueva estructura eclesial basada en la “separación de poderes”, la ordenación sacerdotal de mujeres, el fin de celibato obligatorio y una “razonable y justa evaluación de la homosexualidad”.

La carta fue publicada el domingo 3 de febrero en el Frankfurter Allgemeine Zeitung y pide a los obispos de Alemania que sean “la punta de lanza del movimiento de reforma” en la Iglesia.

Los firmantes son el rector del Sankt Georgen Graduate School in Frankfurt, los sacerdotes jesuitas Ansgar Wucherpfennig y Klaus Mertes, y el Decano Católico de la Ciudad de Frankfurt, P. Johannes zu Eltz.

No es la primera vez que el P. Wucherpfennig genera controversia. Su reciente reelección como rector fue cuestionada por el Vaticano, ya que en 2016 el sacerdote dijo que los pasajes de la Biblia que condenan la homosexualidad “no han sido bien leídos”.

Junto con los sacerdotes firman la carta el exjesuita y filósofo Jörg Splett, su esposa Ingrid, la política “verde” Bettina Jarasch, la directora de Cáritas de Frankfurt, Gaby Hagemans; y dos miembros del llamado “Comité Central de Católicos Alemanes”, Claudia Lücking-Michel y Dagmar Mensink.

El Comité Central de Católicos Alemanes es financiado por la Conferencia Episcopal Alemana, que lo reconoce como la principal institución que representa a los laicos del país.

En la carta, los firmantes piden que la Iglesia Católica “vuelva a comenzar” en el tema de la enseñanza sobre la moral sexual, incluyendo “una razonable y justa evaluación de la homosexualidad”.

También solicitan a los obispos de Alemania que busquen “una genuina separación de poderes”, algo que estaría “acorde con la humildad de Cristo” y que se abra “a la ordenación de mujeres sacerdotes”. La misiva también pide que los sacerdotes diocesanos elijan libremente el celibato, para que este “sea nuevamente un punto creíble del Reino de los Cielos”.

Al concluir la carta, los líderes católicos desean al Cardenal Marx “un buen viaje a Roma”, a donde irá para participar del 21 al 24 de febrero en el encuentro mundial de presidentes de las conferencias episcopales para tratar el tema de los abusos sexuales.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA Deutsch

Fuente: aciprensa.com






febrero 04, 2019

Autoridades católicas de EE.UU. revelan los nombres de 286 sacerdotes acusados de abuso sexual

Este jueves, líderes católicos de Texas (EE.UU.) identificaron a 286 sacerdotes y otros eclesiásticos acusados de abusar sexualmente de menores durante décadas. Se trata de una cifra solo comparable con los 300 clérigos del escándalo de abuso contra más de 1.000 niños en el estado de Pensilvania, que se destapó en agosto de 2018.

De acuerdo con medios locales, 14 diócesis estatales –de ciudades como Houston, San Antonio, Dallas y Austin– hicieron pública la lista de los acusados de delitos sexuales. En el estado de Oklahoma, la arquidiócesis capitalina tiene programado identificar públicamente a los sacerdotes el 28 de febrero y la de la ciudad de Tulsa ya había informado previamente de dos exsacerdotes acusados de comportamiento abusivo.

Las autoridades eclesiásticas de Texas contaron con el apoyo de la Policía e investigadores federales retirados que se enfocaron en revisar los archivos de la Iglesia para sustentar las denuncias. Algunas investigaciones se remontan a 1950 y 1983 y la mayoría de los curas denunciados ya han fallecido. Por el momento no está claro si serán presentados cargos penales contra los demás.

"Eliminar la amenaza"
Marc Rylander, portavoz de la oficina del fiscal general de Texas, aseguró que la institución está lista para ayudar a las autoridades locales con el fin de "desmantelar esta forma de maldad y eliminar la amenaza de quienes ponen en peligro a los niños de Texas". Por su parte, el cardenal Daniel N. DiNardo, quien encabeza la Arquidiócesis de Galveston-Houston, ofreció disculpas a la comunidad y aseguró que la Iglesia ha sido "lacerada por esa herida" y que se tomarán medias para "curarla".

En los meses anteriores a este informe, alrededor de 50 diócesis y provincias religiosas del país han publicado los nombres de casi 1.250 sacerdotes, de los cuales el 60 % ya ha muerto. Alrededor de otras 30 diócesis están investigando o han prometido dar a conocer más nombres en los próximos meses.

Fuente: actualidad.rt.com






enero 06, 2019

El Vaticano investiga a un exobispo argentino por denuncias de abuso sexual

Un exobispo de Orán, Argentina, que se desempeñaba como asesor en El Vaticano, fue suspendido en sus funciones en el marco de una investigación por abuso sexual. Gustavo Zanchetta, de 54 años, había renunciado al obispado a mediados de 2017 bajo el argumento de tener malos vínculos con sus sacerdotes y por ser "incapaz de gobernar al clero".

No obstante, para la comunidad su salida fue confusa. No celebró una misa de despedida, como era de esperar, y emitió una declaración que decía que había estado sufriendo un "problema de salud" durante un tiempo y que necesitaba irse inmediatamente para hacer un tratamiento. El papa Francisco aceptó su dimisión pero le creó un cargo en la Santa Sede en la oficina de administración financiera.

Alessandro Gisotti, portavoz del Vaticano, declaró a Associated Press que mientras dure la investigación, Zanchetta "se abstendrá de trabajar" en el puesto creado para él. Asimismo, el funcionario señaló que la designación se dio previamente a que surgieran las denuncias. "En el momento de su renuncia, hubo acusaciones contra él de autoritarismo, pero no hubo acusaciones de abuso sexual", dijo.

La denuncia y la sospecha
El periódico argentino El Tribuno, de la provincia de Salta (donde se encuentra el obispado de Orán), sostuvo a fines de diciembre que las acusaciones de abuso sexual se conocían desde el comienzo dentro de la Iglesia. Los hechos habrían sucedido en el marco de un seminario creado por el propio Zanchetta.

Cabe recordar que el exobispo se había ido de la diócesis de Quilmes con denuncias similares. Sin embargo, esto no fue tenido en cuenta por Francisco, que lo designó en un nuevo Obispado en 2013, su primer año de pontificado.

Asimismo, los sacerdotes que revelaron estos casos fueron trasladados a otras regiones, se presume que a modo de castigo. Incluso el nuncio Emil Paul Tscherrig, quien elevó las denuncias, fue removido de su cargo. 

Este caso se suma a varios escándalos sexuales en la IglesiaCatólica que han manchado a la institución durante los últimos años. Pocos meses atrás, cobró relevancia el del excardenal Theodore McCarrick, de Washington, EE.UU. que fue apartado en julio. En América Latina, el foco estuvo puesto recientemente en Chile, país que el papa visitó a principios del año pasado.

Fuente: actualidad.rt.com









diciembre 31, 2018

La Santísima Trinidad es "tonta" y Jesús es "poco impresionante" dijo Rodrigo Duterte presidente de Filipinas

En su última diatriba contra los sacerdotes y la Iglesia católica, el excéntrico presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se burló de los principios fundamentales de la fe cristiana, calificando a la doctrina de la Santísima Trinidad de "tonta" y afirmando que era "poco impresionante" que un verdadero dios fuera crucificado.

"Ya estás rezando ante un Dios, luego vas a rezar ante esos santos malditos. Solo hay un Dios. Solo hay un Dios, punto. No puedes dividir a Dios en tres, eso es tonto", aseveró el mandatario durante un discurso público en la ciudad de Kidapawan, durante el cual también admitió que había acosado sexualmente a la criada de su familia cuando era adolescente.

En su última diatriba contra los sacerdotes y la Iglesia católica, el excéntrico presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se burló de los principios fundamentales de la fe cristiana, calificando a la doctrina de la Santísima Trinidad de "tonta" y afirmando que era "poco impresionante" que un verdadero dios fuera crucificado.

"Ya estás rezando ante un Dios, luego vas a rezar ante esos santos malditos. Solo hay un Dios. Solo hay un Dios, punto. No puedes dividir a Dios en tres, eso es tonto", aseveró el mandatario durante un discurso público en la ciudad de Kidapawan, durante el cual también admitió que había acosado sexualmente a la criada de su familia cuando era adolescente.

Fuente: actualidad.rt.com







diciembre 20, 2018

Plantean evaluar psicológicamente a curas por abusos sexuales

La Conferencia Española de Religiosos (Confer), señaló este sábado que platea realizar un estudio psicológico, espiritual y apostólico a los postulantes a curas, sacerdotes y demás cargo de la iglesia, frente a los innumerables casos de abusos sexuales que se han conocido últimamente en el mundo.

El organismo religioso expresó por medio de un comunicado, que esta es una de las medidas que podrían entrar en vigencia para abordar el tema de los abusos que ha causado "una mancha global para la iglesia".

Confer señala que seguirá trabajando para acabar con los abusos, así como para que se reconozca "ante Dios y ante la sociedad la gravedad y la culpabilidad de las actuaciones cometidas contra niños indefensos y el tratamiento de ocultación que se les ha dado".

El ente manifestó su "compromiso ante la sociedad y la Iglesia en la búsqueda de la verdad, de la transparencia en los comportamientos y actitudes, de la colaboración con la justicia y del apoyo a las víctimas, convencidos de que este es el camino, como nos lo recuerda el papa Francisco".

También reconoció que "los delitos contra menores son hechos doblemente graves: ante las leyes civiles y la sociedad, pero aún más ante la iglesia".

Fuente: telesurtv.net
diciembre 20, 2018

Publican lista de 89 curas acusados de pedofilia en EE.UU.

Las autoridades jesuitas de Estados Unidos publicaron este lunes los nombres de decenas de sacerdotes involucrados en "acusaciones creíbles" de pedofilia que datan desde 1950.

La lista compuesta por 89 religiosos se suma a la publicada semanas atrás por las agrupaciones territoriales del centro-sur y del oeste del país con más de 150 sacerdotes involucrados en supuestos abuso infantil.

Algunos acusados figuran en ambas listas, pues durante su carrera ejercieron en distintas diócesis. Todos los mencionados en las listas dejaron la orden, una parte de ellos ya han fallecido y otros han sido condenados por la justicia. 

Con la publicación de este lunes la cantidad de sacerdotes involucrados en supuestos abusos en EE.UU. aumenta a 200.

La Compañía de Jesús, la orden a la cual pertenece el papa Francisco, sigue así los pasos de numerosas diócesis de EE.UU. que abrieron sus archivos tras la publicación en agosto de un informe sobre los abusos cometidos por religiosos en el estado estadounidense de Pensilvania.

La congregación jesuita afirmó que el documento data de 2002, mientras que la asociación de víctimas Red de Supervivientes de Abusos de Sacerdotes (SNAP) criticó que la orden sólo publicara los nombres tras la presión de la opinión pública y de la justicia. 

"Con demasiada frecuencia, las listas que son publicadas son incompletas o están muy controladas por las autoridades de la Iglesia, por lo que si se invita a una investigación independiente, los jesuitas estarían demostrando a los feligreses y a la opinión pública su compromiso con la transparencia y la reparación", dijo la asociación en un comunicado. 

En agosto, la fiscalía de Pensilvania dio a conocer un informe que reveló abusos sexuales llevados a cabo durante décadas por más de 300 curas que afectaron a más de 1.000 menores durante siete décadas. 

En años recientes, la Iglesia católica ha enfrentado una serie de escándalos por acusaciones de abusos contra menores, a las que se suman las denuncias de que estos hechos fueron encubiertos. 

Fuente: telesurtv.net

diciembre 14, 2018

Los 7 mayores escándalos de pedofilia en la Iglesia católica

La Iglesia Católica ha sido sacudida durante 25 años por varios escándalos de pedofilia, como el que estalló en Pennsylvania, donde cientos de sacerdotes cometieron abusos sexuales contra más de 1.000 niños durante décadas.

Una investigación de los servicios del fiscal de Pennsylvania, publicada en agosto de 2018, destapó abusos sexuales perpetrados por más de 300 "curas depredadores" y su encubrimiento por parte de la Iglesia católica de ese estado, donde al menos 1.000 niños fueron víctimas de esos actos.

A fines de julio, el papa Francisco aceptó la dimisión del cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, de 88 años, acusado de haber abusado sexualmente de un adolescente.

Otros altos prelados se vieron obligados a dimitir por haber cerrado los ojos, como los cardenales Roger Mahony (Los Ángeles) y Bernard Law (Boston), fallecido a finales de 2017.

Entre 1950 y 2013, la iglesia estadounidense recibió denuncias de aproximadamente unas 17.000 víctimas de abusos cometidos por unos 6.400 miembros del clero.

Según expertos del Vaticano cerca de 100.000 menores sufrieron abusos. Varios prelados importantes tuvieron que renunciar a inicios de los años 2000 por haber cerrado los ojos.

La iglesia católica chilena está en plena tormenta: 158 personas (obispos, sacerdotes o laicos ligados a la Iglesia) son o fueron investigados por abusos sexuales contra menores y adultos desde los años 1960.

Hasta el momento son 73 personas investigadas judicialmente en 38 causas en curso que afectan a un centenar de víctimas, la mayoría de ellas menores de edad al momento de cometerse los crímenes.

En el transcurso de un viaje a Chile en enero de 2018, el papa Francisco defendió al obispo Juan Barros, acusado de encubrir por décadas al cura Fernando Karadima, condenado por abusos sexuales a menores en los años ochenta y noventa.

Luego en mayo el Papa invitó a Roma a cientos de víctimas y convocó a todos los obispos chilenos que presentaron su renuncia en bloque tras reunirse con Francisco, que aceptó la dimisión de cinco, entre estas la de Barros.

México fue protagonista de uno de los casos más graves y significativos del grave fenómeno que atañe a la iglesia católica.

El caso del fundador de la influyente congregación ultra conservadora los Legionarios de Cristo, el padre Marcial Maciel, castigado y relevado en 2006 del sacerdocio bajo el pontificado de Benedicto XVI por haber abusado de menores, llevó una triple vida, con dos mujeres y varios hijos y su caso empañó la imagen del Papa Juan Pablo II, quien por años se negó a escuchar a las víctimas y lo defendió.

El número tres del Vaticano, el cardenal George Pell, de 76 años, enfrenta en Australia procesos por agresiones sexuales contra menores cometidas entre 1979 y 1990.

El cardenal reconoce haber "fallado" en la gestión de los curas pederastas en el estado de Victoria en los años 1970.

El 30 de julio, el papa Francisco aceptó también la renuncia del arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, condenado a un año de detención por haber encubierto los crímenes cometidos por el cura Jim Fletcher en los años 1970 en el estado de Nueva Gales del Sur. A sus 67 años, es uno de los eclesiásticos de mayor rango en la jerarquía católica mundial en ser condenado por este tipo de actos.

En Irlanda, responsables del arzobispado de Dublín ocultaron por décadas los abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Cerca de 14.500 niños fueron víctimas de esos abusos. Cuatro obispos renunciaron en el marco de uno de los escándalos que enfrentó el papa Benedicto XVI (2005-2013).

En Alemania, la Iglesia católica ha sido objeto desde 2010 de una serie de acusaciones, procedentes sobre todo de niños que estuvieron en escuelas e internados en los años 70 y 80, incluidas varias instituciones prestigiosas.

Se denunciaron abusos sexuales contra niños en 19 de las 27 diócesis católicas alemanas.

Entre las revelaciones más impactantes se destaca una sobre los abusos contra los pequeños cantores de la coral de Ratisbona, dirigida de 1964 a 1994 por el hermano del papa Benedicto XVI, monseñor Georg Ratzinger.

En Francia la justicia anunció que en enero de 2019, el arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, será juzgado por no haber denunciado el caso del padre Bernard Preynat, acusado de haber abusado de unos 70 niños scouts. En junio de 2017, el ex obispo de Orleáns, André Fort, fue acusado de no haber querido ver los abusos a varios menores.

Agencia AFP.







septiembre 27, 2018

La Iglesia católica mexicana busca acabar con los curas pederastas

La Iglesia católica en México actualiza procesos de selección, acompañamiento y evaluación de los futuros sacerdotes como una medida para erradicar la pederastia en ese país.

En México se estima que hay cerca de 5.000 sacerdotes pederastas, lo que se traduce en el 30% de los clérigos en ese país, con base en datos del Departamento de Investigaciones sobre Abusos Religiosos y del Centro de Investigaciones sobre Abusos Religiosos que recoge la periodista mexicana Sanjuana Martínez en su libro 'Prueba de fe' sobre la red de cardenales y obispos en la pederastia clerical mexicana.

El editorial 'Renovación sacerdotal desde la base', del semanario Desde la Fe, que publica la iglesia católica mexicana cada domingo, señala que "es mejor contar con pocos seminaristas y sacerdotes santos, que muchos acogidos de manera abierta e irresponsable en los seminarios".

Actualizar los procesos de formación
"Es innegable que la renovación sacerdotal inicia en las casas de formación, por lo que más que nunca la iglesia está llamada a actualizar sus procesos, tanto de selección como de acompañamiento y evaluación de los candidatos", se lee en el documento.

Actualmente, la Arquidiócesis de México lleva a cabo una renovación de las estructuras y planes de estudio en el Seminario Conciliar, en concordancia con lo dicho por el papa Francisco sobre que "la clave para erradicar o reducir al mínimo posible los abusos sexuales cometidos por miembros del clero se encuentra en gran medida en la formación sacerdotal".

Así, la Iglesia mexicana reconoce que se encuentran en un punto crucial bajo el principio de tolerancia cero, "hasta devolverle a la iglesia el rostro santo de su fundador", indica el documento.

Fuente: actualidad.rt.com
septiembre 16, 2018

Sacerdotes androides

Tal como lo dice el título, la tecnología en el mundo a llegado a niveles inimaginables. A pesar de que sabemos de la existencia de robots con la capacidad de moverse, hablar y trabajar (hasta mejor que un humano), estas noticias no nos dejan de sorprender.

Y es que claro, una cosa es que haya tecnología avanzada y otra es que la sociedad interactúe con ella como si fuera un ser, un igual. Los japoneses son los que llevan la batuta en esta área. Para ellos, mientras su vida se vea más invadida por la tecnología, mejor.

Hoy, una empresa japonesa ofrece un robot para guiar los funerales. Esto, tendría un costo de más de 370 euros, que sería mucho menos de lo que le pagan a los sacerdotes reales por dicha ceremonia.

El nombre del robot es Pepper, de la empresa SoftBank, y puede recitar sutras como cualquier otro sacerdote.

Al parecer, hasta los religiosos se podrían quedar sin trabajo.

Pero los japoneses no dejan de sorprendernos; no sólo cuentan ahora con un sacerdote androide, también le hacen funerales a sus perros robot, porque para ellos, tódo objeto tiene un alma.

En La Vanguardia, explicaron que una empresa nipona organizó una ceremonia funeraria para todos aquellos modelos que por falta de piezas, no podían seguir viviendo. Los perros robots AIBO recibieron su funeral, en julio de 2016 en el templo Kōfuku-ji de la ciudad de Isumi, Chiba.

Los detalles del funeral los publicaron en Nippon.com, y al parecer hasta ahora han realizado 4 funerales para perros robots.

Fuente: guioteca.com
septiembre 14, 2018

Más de 3.600 niños sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos en Alemania

Un informe sobre supuestos abusos sexuales a niños en el seno de la Iglesia católica alemana, filtrado por importantes medios alemanes este miércoles, reveló que 3.677 menores sufrieron abusos por parte del clero entre 1946 y 2014 en el país.

De acuerdo con la revista Der Spiegel, el documento asegura que uno de cada seis de los casos revelados era una violación y que al menos 1.670 clérigos estuvieron involucrados en los abusos. Las víctimas en su mayoría eran varones de 13 años o menos —por lo general en una relación pastoral con el acusado— y muchos de los sacerdotes habían sido transferidos a otras parroquias. Solo un tercio de los involucrados habían sido acusados por la Iglesia católica y las sanciones que se les impusieron fueron "mínimas u omitidas".

La investigación fue elaborada por encargo de la Conferencia Episcopal alemana con la participación de las universidades de Giessen, Heidelberg y Mannheim, y no debía ser revelada antes del 25 de septiembre, día en que será oficialmente presentada.

Los expertos calculan que el número de víctimas probablemente fue mucho mayor, ya que no se les permitió el acceso a los archivos originales de la Iglesia, y tuvieron que entregar cuestionarios a las diócesis. Unos 38.000 archivos personales de 27 diócesis del país fueron examinados en el transcurso de la investigación.

Según el medio alemán, citando un resumen ejecutivo que se incluye en el informe filtrado, existen pruebas de que algunos archivos habían sido "destruidos o manipulados". Asimismo, resalta que los religiosos involucrados en abusos infantiles fueron reubicados en congregaciones que no tenían información de las acusaciones previas contra ellos.

Reacciones
El obispo Stephan Ackermann, responsable de la comisión de investigación de abusos en la Iglesia católica alemana, comentó en un comunicado que los sacerdotes son "conscientes de la magnitud de los abusos sexuales", y añadió que el número de casos registrados "es deprimente y vergonzante".

El papa Francisco anunció que se llevará a cabo un encuentro con los presidentes de las conferencias episcopales que la Iglesia católica tiene en todo el mundo para debatir la prevención de abusos sexuales. La reunión tendrá lugar en el Vaticano entre los próximos 21 y 24 de febrero de 2019.

Fuente: actualidad.rt.com
agosto 18, 2018

300 curas de Pensilvania abusaron de más de 1.000 niños durante décadas

Es un espanto. Uno más de esta larga lista diabólica de depredadores metidos a sacerdotes. Cerca de 300 –¡300!- curas de Pensilvania abusaron de más de 1.000 niños durante décadas. Si estos eran los impíos, ¿cuántos serían los justos en esas diócesis? Pocos, me temo. Y, lo peor, el encubrimiento de numerosos obispos y sacerdotes que callaban y trataban de tapar este mejunje pegajoso y hediondo.

Conocí a un funesto y nefando sacerdote legionario de Cristo, ya fallecido, que me reconoció abiertamente que él tenía perfecto conocimiento de la doble vida de Marcial Maciel, su fundador, desde hacía décadas, y había guardado silencio. Supuestamente, en su momento consultó “a una alta instancia del Vaticano”, quien le recomendó guardar silencio “por el bien de la Iglesia y de la Legión de Cristo” porque ésta última hacía, según el prelado, un gran bien a la sociedad a pesar de Maciel. Vamos, que un tropezón lo tenía cualquiera y que era mejor mirar hacia otro lado.

Así que este sacerdote mexicano, uno de los primeros a los que “reclutó” Maciel, calló durante décadas, mientras el fundador continuaba abusando de seminaristas y dejando embarazadas a adolescentes, porque la obra de la Legión “era buena”.

Por Dios bendito; ¿cómo puede ser buena una obra de apostolado, o una diócesis o una congregación religiosa donde se encubre la mentira, el abuso, la pedofilia, la corrupción y las más bajas pasiones?

Veían a un sacerdote al que hay que proteger y disculpar, porque, en el fondo, no es un depredador, un pederasta, un abusador, sino “un hermano que ha caído”, pero al que no se corrige

Pero quizás las palabras de este prelado vaticano de los años 60 del pasado siglo sean una buena explicación de lo que ha ocurrido en las últimas décadas en la Iglesia católica. Básicamente, había un mal entendimiento de lo que constituye el escándalo, y éste debía ser ocultado antes que atajado. El mal no es deseable seguramente, pero lo importante es que no debía hacerse público para que “los de fe débil” no titubearan. Era un pésimo entendimiento de aquella máxima evangélica de “ay de aquellos que escandalicen”: como escandalizar es malo, entonces mejor ocultemos el mal, pero no hagamos nada por detenerlo.

Hay muchas causas que explican esta penosa práctica: la falta de oración, la confusión creada tras el concilio, la deficiente selección de los candidatos al sacerdocio, el sempiterno y nocivo buenismo y varias más, pero en este artículo me quiero detener en una: el exceso de corporativismo entre los miembros ordenados y consagrados de la Iglesia.

Todo parte de un mal entendido concepto de fraternidad cristiana. Cristo, en el Evangelio, manda amar al prójimo como a uno mismo, y en eso se conoce que se es su discípulo. Pero este amor no es total ni perfecto si rehúsa a corregir y a reprender al amado. Es entonces cuando se pasa de ser hermanos a ser encubridores.

Se suele decir que los médicos son de los profesionales más corporativistas, en cuanto que un profesional sanitario nunca reconocerá la negligencia de otro. Es su forma de “protegerse” unos a otros, a pesar de que el paciente tenga razón y haya sido víctima de una negligencia médica.

Miles de personas los denunciaban ante las autoridades eclesiales, y éstas se limitaban a guardar silencio y a cambiar al sujeto de parroquia para que siguiera con sus depravaciones

Sin embargo, me atrevería a decir que, entre los sacerdotes se da un corporativismo aún mayor, debido a esta fraternidad mal entendida. Es significativo comprobar, por ejemplo, que un sacerdote o consagrado casi siempre se fiará antes de otro sacerdote que de un laico. Y esto no corresponde a un deseo sincero de búsqueda de la verdad, sino a un mal entendido espíritu de cuerpo. Inconscientemente, siempre escucharán antes a “uno de los suyos” que a uno de “un escalón inferior”.

Miles de personas denunciaban a los curas corruptos y pederastas de Pensilvania ante las autoridades eclesiales, y éstas se limitaban a guardar silencio y a cambiar al sujeto de parroquia para que continuara con sus depravaciones. Veían en ellos a un sacerdote, “a uno de su casta” al que hay que proteger y disculpar, porque, en el fondo, no es un depredador, un pederasta, un abusador, sino “un hermano que ha caído”, pero al que no se corrige. Se le acoge con misericordia mal entendida, tal vez se le trata de ayudar, pero no se atajan de raíz sus atrocidades.

En ocasiones es difícil convencer a un sacerdote de que un hermano suyo (y más si pertenecen a la misma congregación o diócesis) necesita ayuda psicológica o psiquiátrica. O de que está actuando mal, sin necesidad de llegar a las aberraciones antes descritas. O de que está equivocado. O de que su proceder en un determinado tema no es correcto.

El sacerdote o religiosa en cuestión esquivará el tema, protegerá la actuación de su hermano y mostrará desconfianza hacia lo que dice ese laico. Ése es el corporativismo que tanto daño ha hecho y seguirá haciendo a la Iglesia hasta que no haya obispos y sacerdotes que pierdan el temor a enfrentarse “a uno de los suyos” y atajar el mal sin mirar quién lo comete.

Fuente: actuall.com