Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta sol. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sol. Mostrar todas las entradas

jueves, 12 de abril de 2018

abril 12, 2018

La profecía bíblica afirma que el arrebatamiento llegará el 23 de abril

¿El rapto finalmente está aquí? Un numerólogo cristiano dice que un signo bíblico lo sugiere fuertemente.

David Meade le dice al periódico Daily Express de los Estados Unidos que el 23 de abril, el sol y la luna estarán en Virgo, al igual que Júpiter, que representa al Mesías.

Para una cierta rama del cristianismo evangélico, Apocalipsis 12: 1-2 describe el comienzo de lo que se conoce como el arrebatamiento y la segunda venida de Cristo.

El pasaje dice: “Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de 12 estrellas. Ella estaba embarazada y lloraba con dolores de parto y la agonía de dar a luz “.

En el pasaje, la mujer es representada como Virgo.

Según Meade, la alineación representa “el León de la tribu de Judá”, marcando el Rapto, la creencia de que Cristo traerá a los fieles al paraíso antes de un período de tribulación en la tierra que precede al final de los tiempos.

Meade dijo que cree que el llamado Planeta X, que también se conoce como Nibiru, aparecerá sobre el cielo en la fecha de abril, causando erupciones volcánicas, tsunamis y terremotos.

La NASA repetidamente ha dicho que el Planeta X es un engaño.

En declaraciones al Expreso, Meade lo describió como “un signo único que se repite una vez en el siglo, exactamente como se describe en el capítulo 12 de Apocalipsis. Este es nuestro marcador de tiempo “.

Sin embargo, el autor Jonathan Sarfati sigue siendo escéptico.

Le dijo al Expreso: “Como siempre con cualquier astrología (o adaptaciones cristianas), uno elige las estrellas que se ajustan a la conclusión deseada.

“No hay nada que sugiera que el 23 de abril sea una fecha trascendental para las profecías bíblicas, y los cristianos deben tener cuidado de verse atraídos por tales afirmaciones sensacionalistas.

“No sabremos el día ni la hora, así que debemos estar preparados en todo momento”.

Fuente: Fox News   

miércoles, 1 de noviembre de 2017

noviembre 01, 2017

El Sol y la Luna dejaron de moverse

Este acontecimiento, que tuvo lugar el 30 de octubre de 1207 a.C., podría afectar a la cronología del mundo antiguo.

Unos científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) han combinado un pasaje de la Biblia y un texto egipcio para determinar la fecha del que podría ser el eclipse solar más antiguo registrado, según han publicado en la revista 'Astronomy & Geophysics'.

En sus pesquisas, estos especialistas han concretado las fechas en que reinaron algunos faraones egipcios —en particular, Ramsés el Grande— y, si la comunidad científica acepta esta versión, podría conducir a un reajuste en los cálculos de los egiptólogos.

La Luna y el Sol "se quedaron quietos"

En el Antiguo Testamento, el libro de Josué explica que, después de que condujera al pueblo de Israel a Canaán, —una región del antiguo Oriente Medio que cubría los actuales Israel y Palestina—, oró: "Sol, quédate quieto en Gabaón; y Luna, en el Valle de Ajalón. Y el Sol se quedó quieto, y la Luna se quedó quieta, hasta que la nación se vengara de sus enemigos ".

Colin Humphreys, coautor del artículo, considera que "si esas palabras describen una observación real", en ese momento se produjo "un gran evento astronómico".

Un significado alternativo

Normalmente, "las traducciones al inglés moderno" interpretan que "el Sol y la Luna dejaron de moverse" pero, según el texto original en hebreo, "determinamos que un significado alternativo" podría ser que el Sol y la Luna "dejaron de brillar", explica Humphreys.

El fenómeno podría haber sido un eclipse solar  —cuando la Luna se encuentra en la trayectoria entre la Tierra y el Sol—, una interpretación respaldada por el hecho de que la palabra hebrea traducida como "quedarse quieto" tiene la misma raíz que un término babilónico que aparece en textos astronómicos antiguos para describir eclipses".

Aconteciemientos históricos

Otra evidencia de que los israelitas estuvieron en Canaán entre 1500 y 1050 a.C. aparece en un texto egipcio escrito del faraón Merneptah, hijo de Ramsés el Grande. Esa losa de granito, que se encuentra guardada en el Museo Egipcio en El Cairo, indica que fue tallada en el quinto año del reinado y menciona una campaña en Canaán en la que Merneptah derrotó al pueblo de Israel.

De acuerdo con estos expertos, el único eclipse anular de Sol visible desde Canaán entre 1500 y 1050 a.C. sucedió el 30 de octubre de 1207 a.C. Si se confirma este hecho, no solo sería el más antiguo registrado, sino que permitiría fechar los reinados de Ramsés el Grande y su hijo Merneptah con una precisión casi exacta.

Fuente: actualidad.rt.com

viernes, 20 de octubre de 2017

octubre 20, 2017

Prohíben decir “Amén” y bendecir los alimentos a los niños de una guardería cristiana en Suecia

Los niños de una guardería cristiana en Umeå (Suecia) ya no pueden decir “Amén” por decisión del Ayuntamiento de la ciudad tras acogerse a la Ley de Educación, que prohíbe cualquier tipo de manifestación religiosa en la enseñanza pública y privada. Además, han sido prohibidas las oraciones para dar gracias a Dios y la bendición de los alimentos. En su lugar, los niños interpretan una canción agradeciendo los productos recibidos al sol y la lluvia, escenificando así un viejo rito pagano.

Otra de las prohibiciones a la dirección del centro es la “enseñanza de la Biblia” a los pequeños. “Es triste que no podamos continuar con las tradiciones, pero el canto es también muy agradable, señaló el gerente del centro de preescolar, Britt Marie Mårtensson, a SVT Noticias Västerbotten.

Vamos a ver si también prohíben a los niños musulmanes recitar sus oraciones, lo dudo.

Fuente: tiemposprofeticos.org

domingo, 7 de mayo de 2017

mayo 07, 2017

Figura de Jesús aparece en ciudad colombiana donde murieron 17 personas por deslizamiento de tierra

Una fotografía asombrosa muestra lo que los creyentes creen que es la figura de Jesús que aparece sobre una ciudad de Colombia, recientemente devastada por un deslizamiento de tierra.

Una multitud se reunió para filmar la luz del sol que se filtraba a través de nubes, en la región central del norte de Colombia de Caldas, donde 17 personas murieron por deslizamientos de tierra durante la noche la semana pasada.

El fenómeno de la “extraña nube” se registró en la montaña llamada Sancancio y la figura sagrada proporciona consuelo a los residentes que perdieron sus hogares, seres queridos y pertenencias ante el desastre natural.

Una mujer identificada como María de Iesus grabó lo que fue descrito como una experiencia religiosa y la compartió en línea, donde muchos dijeron que era una señal de Jesús de Nazaret.

Ella escribió con un video: ‘Jesucristo está de visita en nuestra ciudad de Colombia, clamamos al cielo y nos escuchó.

‘Dios nos bendice y gloria al Señor y Rey del universo.’

Sandra Mejia dijo: ‘En este momento de dolor, la gente quiere creer que es un elemento divino que les dé esperanza y la fuerza para seguir viviendo y luchando. Sin embargo, otros sugieren una teoría más sencilla podría explicar la figura.

Noe Bazan dijo un rayo de sol entre las nubes fue la razón pero la gente vio a Jesús.

‘Este es un fenómeno natural con la luz del sol a través de diferentes tipos de nube,’ dijo.

‘Sucede en todas partes del mundo.’

DailyMail

sábado, 24 de diciembre de 2016

diciembre 24, 2016

La Navidad está en Peligro debido a que una Tormenta Solar amenaza con ‘apagar’ la Tierra

La TIERRA está siendo explotada por un destello que se eleva desde un agujero en la atmósfera del sol – y está trayendo enormes tormentas geomagnéticas con él.

La súper rápida corriente de viento solar golpeó el campo magnético de la Tierra justo a tiempo para el solsticio de invierno del miércoles.

Y ha azotado una tormenta geomagnética “moderadamente” fuerte que podría durar varios días, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos.

Las tormentas geomagnéticas están detrás del impresionante fenómeno natural de las auroras boreales.

Pero pueden resultar devastadores para la civilización humana tal como la conocemos, han advertido expertos.

Ellos causan estragos en los sistemas de navegación y causan que las redes eléctricas nacionales completas se detengan.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se vio obligado a emitir una advertencia escalofriante a la nación en preparación para las devastadoras tormentas meteorológicas a principios de este año.

“Los eventos meteorológicos extremos – aquellos que podrían degradar significativamente la infraestructura crítica – podrían desactivar grandes porciones de la red de energía eléctrica, lo que resultaría en fallas en cascada que afectarían a servicios clave como el abastecimiento de agua, la asistencia sanitaria y el transporte.

“El tiempo espacial tiene el potencial de afectar y perturbar simultáneamente la salud y la seguridad en continentes enteros”.

En este caso, el centro de predicción meteorológica espacial ha advertido que pueden producirse “fluctuaciones menores” en varias fuentes de alimentación del estado de los Estados Unidos.

La tormenta de hoy es “amplia” y se espera que la Tierra permanezca dentro de ella durante varios días.

Es una buena noticia para los observadores de Aurora, ya que las largas noches significan más tiempo para ver las increíbles columnas de color a través del hemisferio norte.

Fuente: The Sun

lunes, 5 de diciembre de 2016

diciembre 05, 2016

¿Quién es la mujer de Apocalipsis 12?

En Apocalipsis 12, Juan ve una visión de una mujer “vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas” (Apocalipsis 12: 1). Fíjase en el parecido de hay entre esta descripción y la descripción que José dio a su padre Jacob (Israel), (Génesis 37: 9-11). Las doce estrellas se refieren a las doce tribus de Israel. Así que la mujer en Apocalipsis 12 es Israel.

Otras pruebas que apoyan esta interpretación es que en Apocalipsis 12: 2-5 habla de que la mujer estando encinta y da a luz. Sabemos que María dio a luz a Jesús, también es cierto que Jesús, es hijo de David, de la tribu de Judá, vino de Israel. En cierto sentido, Israel dio a luz a Jesús. El versículo 5 dice que el hijo de la mujer era “un hijo varón, que ha de regir a todas las naciones con vara de hierro; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.” Claramente, esto está describiendo a Jesús. Jesús ascendió al cielo (Hechos 1: 9-11) y un día establecerá Su reino en la tierra (Apocalipsis 20: 4-6), y él las regirá con juicio perfecto (la “vara de hierro”; Salmo 2: 7-9).

Apocalipsis 12: 6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Los 1260 días se refiere al tiempo futuro llamado la Gran Tribulación. Mil doscientos, sesenta días es 42 meses (de 30 días cada uno), que es lo mismo que 3 1/2 años. A mitad del período de tribulación, la bestia (el Anticristo) establecerá una imagen de sí mismo en el templo que se construirá en Jerusalén. Esta es la abominación desoladora que habló Jesús en Mateo 24:15 y Marcos 13:14.Cuando la Bestia hace esto, él rompe el pacto de paz que había hecho con Israel, y la nación tiene que huir por la seguridad, posiblemente a Petra (véase también Mateo 24;Daniel 9:27). Este escape de los Judíos se representa como la mujer huyendo al desierto.

Apocalipsis 12: 12-17 habla de cómo el diablo va a hacer la guerra contra Israel, tratando de destruirla (Satanás sabe que su tiempo es corto, relativamente hablando, ver Apocalipsis 20: 1-3, 10).También revela que Dios protegerá a Israel en el desierto. Apocalipsis 12:14 dice que Israel será protegido del diablo por “un tiempo, tiempos y medio tiempo (” un tiempo “= 1 año;” tiempos “= 2 años;” medio tiempo “= medio año; En otras palabras, 3 1/2 años).

Fuente: tiemposprofeticos.org

sábado, 8 de octubre de 2016

octubre 08, 2016

Se confirma lo escrito en Apocalipsis 8 tras la predicción de la NASA

Centenas de asteroides rodean la tierra todos los días, pero es cuestión de tiempo para que un cuerpo rocoso destructor alcance el planeta, según informó la NASA.

Descubierto en 1999, el asteroide llamado Bennu tiene aproximadamente 500 metros de diámetro y orbita el sol a una velocidad de 100 mil kilómetros por hora.

“La cercanía [del asteroide con la Tierra] en el año 2135 modificará la orbita de Bennu, potencialmente colocándolo en curso de colisión con la Tierra en aquel siglo” afirma Dante Lauretta, profesor de Ciencia Planetaria de la Universidad de Arizona.

Ante esta respuesta, distintos estudiosos de la Biblia apuntan que la previsión de la agencia norteamericana se encuentra alineada a la profecía descrita en el libro del Apocalípsis:

    “El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre.
    Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida.” (Apocalipsis 8:8-9).

Científicos están trabajando actualmente en planes para desviar y destruir ese tipo de objeto. Nuestro planeta es foco de impacto de asteroides medianos cada 100 mil años, según muestra la media estimada.

Según el pastor Pat Robertson, datos como este apenas confirman los relatos de la Biblia. “No existe nada que pueda hacerse en contra de que los mares se turven, los cielos se oscurezcan, y la luna y el sol se apaguen y las naciones se aterroricen” afirmó Robertson a CBN News.

Fuente: Diario Cristiano Web

jueves, 14 de julio de 2016

julio 14, 2016

La Resurrección de Jesús no ocurrió un Domingo

 
¿Estuvo Jesús en el sepulcro tres días y tres noches como Él mismo lo predijo en Mateo 12:40? ¿Se pueden contar tres días y tres noches entre el “Viernes Santo” y el “Domingo de Resurrección”? Es casi universalmente aceptado que Jesucristo fue crucificado un VIERNES y que resucitó de entre los muertos el Domingo de Resurrección a la salida del sol.
Parecería que a nadie se le ha ocurrido poner en tela de juicio la tradición del “Viernes Santo” y del “Domingo de Resurrección” ni a comprobar su veracidad.

Sin embargo, la Biblia dice que debemos examinarlo todo. Usted quedará sorprendido al ver esta prueba.

La PRUEBA se halla en una sola autoridad confiable, en una sola fuente histórica: la Biblia.

La Tradición no es una Prueba.- No hubo testigos oculares de la resurrección. Ni siquiera los llamados “padres apostólicos” tuvieron más fuente de información que los documentos que están a nuestra disposición hoy. Por consiguiente, cualquier tradición debe ser descartada.

¿Cuáles son los hechos? Los incrédulos fariseos le pedían a Jesús que les diera una señal, una prueba sobrenatural de su mesiazgo.

Jesús contestó: “La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra TRES DÍAS Y TRES NOCHES.” (Mateo 12:38-40).

¡Ahora consideremos la tremenda importancia y el preponderante significado de tan singular declaración! Jesús indicó con toda franqueza que la única señal que daría para probar que era el Mesías sería su permanencia de TRES DÍAS Y TRES NOCHES en el sepulcro, en “el corazón de la tierra.”

El Significado de la Señal.- Estos fariseos, quienes se negaban a reconocer a Cristo como el Mesías, exigían una prueba. Jesús les ofreció sólo una y ella no era el hecho de la resurrección en sí sino la DURACIÓN del tiempo que Él habría de permanecer en el sepulcro antes de ser resucitado.

¡Reflexionemos en lo que esto significa! Jesús basó su derecho de ser nuestro Salvador en la promesa de permanecer exactamente TRES DÍAS Y TRES NOCHES en el sepulcro. Si Él estuvo exactamente tres días y tres noches en la tumba, entonces es el Salvador, mas si dejó de cumplir su señal ¡debe ser rechazado como impostor!

El Dilema de la Alta Crítica.- Esta, la única prueba sobrenatural dada por Jesús para confirmar su mesiazgo, ha incomodado mucho a los comentaristas y a los altos críticos. Sus esfuerzos para descartar esta única prueba de la divinidad de Cristo son ridículos en extremo, pues si no se deshacen de ella ¡sus tradiciones de “Viernes Santo” y “Domingo de Resurrección” se derrumban!

Un comentarista dice: “Por supuesto, sabemos que Jesús estuvo en el sepulcro solamente la mitad del tiempo que esperaba estar.” Algunos expositores nos embaucan hasta hacernos creer que “en la lengua griega, en que el Nuevo Testamento fue escrito, la expresión ‘tres días y tres noches’ indica tres PERÍODOS, ya sean del día o de la noche.”

Jesús, nos dicen ellos, fue puesto en la tumba poco antes de la puesta del sol el viernes y resucitó al amanecer el domingo, al cabo de un día y dos noches.

La Definición Bíblica.- Pero la definición que da la Santa Biblia con respecto a la duración de “los días y las noches” es muy sencilla. Aun estos mismos críticos reconocen que en hebreo, lengua en que el libro de Jonás fue escrito, la expresión “tres días y tres noches” quiere decir un período de 72 horas, es decir, tres días de 12 horas y tres noches de 12 horas.

Leamos Jonás 1:17: “Estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.” Ese, según reconocen los mismos críticos, fue un período de 72 horas. Y Jesús dijo claramente que como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, ¡así Él estaría en el sepulcro el mismo espacio de tiempo!

Como Jonás estuvo en el “sepulcro” durante 72 horas, después de las cuales fue vomitado o “resucitado” sobrenaturalmente por Dios para venir a ser el “salvador” de los habitantes de Nínive al proclamarles la advertencia divina, de la misma manera, ¡Jesús permaneció 72 horas en el sepulcro y luego fue resucitado por Dios para ser el Salvador del mundo!

¿Sabía Jesús cuánto tiempo había en un “día” y en una “noche”? Veamos: “Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día no tropieza, porque ve la luz de este mundo; pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él” (Juan 11:9-10).

Ahora notemos la definición bíblica de la expresión “AL TERCER DÍA.” Un texto tras otro nos dice que Jesús resucitó al TERCER DÍA. Veamos cómo la Biblia define este período. En Génesis 1:4 y 5 leemos: “Separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde (oscuridad) y la mañana (luz) un día (EL PRIMER DÍA)…y fue la tarde (oscuridad) y la mañana (luz) EL DÍA SEGUNDO…y fue la tarde (ahora tres períodos de oscuridad llamados noche, tres noches) y la mañana (ahora tres períodos de luz llamados día, tres días) EL DÍA TERCERO.” (Génesis 1:4-13).

Aquí tenemos la única definición de la Biblia que explica y suma la cantidad de tiempo implicada en la expresión “el día tercero”. Incluye tres períodos de luz y tres períodos de oscuridad; en otras palabras, tres días y tres noches y Jesús dijo que cada período comprendía 12 horas, lo cual hace un total de 72 horas.

¡Este es un argumento concluyente! Cualquier niño de siete años, acercándose al final del segundo año escolar, podría calcularlo fácilmente.

¿Dónde Está la Equivocación? ¿Qué hay de erróneo en estas palabras claras y simples de Jesús? ¿Cómo sabe la alta crítica, sabia y prudente, que Jesús fue crucificado el “Viernes Santo” y que volvió a la vida el “Domingo de Resurrección?” La realidad es que NO LO SABE—PORQUE NO ES LA VERDAD. No es más que tradición—una tradición que se nos ha enseñado desde la niñez y que hemos aceptado como cierta, en Marcos 7:13 Jesús nos advierte que no invalidemos la Palabra de Dios con nuestra TRADICIÓN.

Hemos examinado dos testimonios bíblicos, en los libros de Mateo y Jonás, y ambos determinan que la duración del tiempo que el cuerpo de Jesús permaneció en la tumba fue de tres días y tres noches, lo que las Escrituras definen claramente como 72 horas. Ahora, pasemos a analizar otros cuatro testimonios bíblicos que prueban lo mismo.

Observemos lo que dice Marcos 8:31:
“Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar DESPUÉS de tres días.”

Hasta un niño del segundo grado escolar puede calcular esto. Si Jesús hubiera muerto un viernes y resucitado después de un día, la resurrección habría ocurrido el sábado por la tarde, y si después de dos días, ésta habría acontecido la tarde del domingo, y si después de tres días, la tarde del lunes.

Examinemos este texto cuidadosamente. No podemos, por ningún proceso de aritmética, sumar nada menos que un total de 72 horas—tres días y tres noches—en una resurrección que ocurrió tres días después de la crucifixión. Si Jesús permaneció en el sepulcro solamente desde el viernes a la puesta del sol hasta el domingo por la mañana, se nos presentan dos posibilidades: o este texto debe ser eliminado de la Biblia, ¡o bien tenemos que rechazar a Jesucristo como nuestro Salvador! Si Él resucitó DESPUÉS DE TRES DÍAS, pudieron haber pasado más de 72 horas, pero ni un segundo menos.

Ahora leamos
Marcos 9:31: “…le matarán; pero DESPUÉS de muerto, resucitará al TERCER DÍA.” La duración aquí expresada tiene que ser entre 48 y 72 horas. Podría ser un segundo más de las 48 y aún así Jesús resucitaría al TERCER DÍA; pero si sobrepasa las 72 horas ya sería el cuarto día. Si el período se extendiera sólo desde el viernes a la puesta del sol hasta el domingo a la salida del sol, entonces consistiría de 36 horas solamente, llevándonos a la mitad del segundo día posterior a la crucifixión.

En Mateo 27:63 Jesús dijo: “DESPUÉS DE TRES DÍAS resucitaré.” Esto no tiene otra interpretación posible que 72 horas completas. En Juan 2:19-21 leemos: “Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo y EN tres días lo levantaré…Mas Él hablaba del templo de su cuerpo.” Para ser levantado en tres días después de ser destruido, o crucificado y enterrado, tendría que ser resucitado precisamente en 72 horas.

Si aceptamos todo el testimonio de la Biblia tenemos que llegar a la conclusión de que Jesús estuvo exactamente tres días y tres noches—tres días completos de 24 horas cada uno—o sea, 72 horas en el sepulcro. De otra manera, la única prueba sobrenatural que Él dio tiene que ser rechazada.

¿A Qué Hora del Día Ocurrió la Resurrección? Ahora notemos cuidadosamente lo siguiente: Para que fueran tres días y tres noches—72 horas—los de su permanencia en el sepulcro, su resurrección tuvo que haber ocurrido tres días más tarde exactamente a la MISMA HORA que su cuerpo fue colocado en la tumba.

Es menester que comprendamos este importantísimo hecho. ¡Si podemos saber la hora en que fue sepultado, sabremos también la hora de la resurrección! Si el entierro, por ejemplo, hubiera ocurrido a la salida del sol, a fin de que el cuerpo quedara tres días y tres noches en la tumba la resurrección hubiera tenido que ocurrir también a la salida del sol tres días después. Si el sepelio fue al mediodía, la resurrección ocurrió al mediodía. Si el sepelio fue a la puesta del sol, la resurrección ocurrió tres días más tarde al ponerse el sol.

Jesús clamó a gran voz en la cruz poco después de “la hora novena”, que corresponde a las tres de la tarde (Mateo 27:46-50; Marcos 15:34-37; Lucas 23:44-46). El día de la crucifixión fue llamado de “preparación” o un día antes del sábado (Mateo 27:62; Marcos 15:42; Lucas 23:54; Juan 19:31). Ese día terminó a la puesta del sol según el cálculo bíblico (Levítico 23:32).

Jesús fue enterrado antes de que ese día terminara: antes de la puesta del sol (Mateo 27:57; Lucas 23:52-54). Juan añade: “Allí, pues, por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús” (Juan 19:42). De acuerdo con las leyes observadas por los judíos, todos los cadáveres tenían que ser sepultados antes de que comenzara un sábado o alguna otra fiesta solemne. Por eso Jesús fue enterrado antes del ocaso el mismo día que murió y, como ya leímos, su muerte había ocurrido poco después de las tres de la tarde

Por lo tanto, notemos cuidadosamente, ¡el cuerpo de Cristo fue enterrado a una hora avanzada de la tarde! Fue entre las tres pasado meridiano y la puesta del sol, como lo prueban las escrituras. Y puesto que la RESURRECCIÓN había de ocurrir tres días más tarde a la MISMA HORA, la resurrección de Cristo ocurrió, no a la salida del sol sino EN LA TARDE, poco antes del ocaso. Sorprendente como parezca, ¡ésta es la VERDAD PURA DE LA BIBLIA!

Si Jesús resucitó a cualquier otra hora, entonces no permaneció tres días y tres noches en el sepulcro. Si resucitó a cualquier otra hora, dejó de cumplir la única señal que comprobara que Él era el Mesías, Hijo del Dios vivo. En otras palabras, o resucitó al final del día tercero, cerca de la puesta del sol, ¡o no fue el Mesías! La prueba de su mesiazgo dependía del fiel cumplimiento de esa señal.

Así pues, una tradición que por tanto tiempo ha sido estimada como auténtica, debe ser rechazada. Alabemos a Dios por SU VERDAD la cual ha sido preservada a través de los siglos, para que la luz verdadera ahora brille, si nuestros corazones y mentes están todavía dispuestos a recibirla. ¡Alabemos Su nombre! ¿Ama usted la VERDAD que nos es revelada, o ama a las tradiciones que ha oído? “El que menosprecia el precepto perecerá por ello” Digamos con David, ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!”

¿En qué día ocurrió la resurrección? Ahora bien, ¿cuál DÍA DE LA SEMANA fue el de la resurrección? Las primeras investigadoras, María Magdalena y sus compañeras, vinieron al sepulcro muy temprano el primer día de la semana (el domingo), siendo todavía oscuro. Llegaron al alba cuando el sol comenzaba a rayar (Marcos 16:2; Lucas 24:1; Juan 20:1).

Estos son los textos que, según supone la mayoría de la gente, indican que la resurrección tuvo lugar el domingo por la mañana, a la salida del sol. Sin embargo, ¡no dicen tal cosa! ¡Cuando las mujeres llegaron la tumba ya estaba ABIERTA! A esa hora de la mañana del domingo, estando aún oscuro, ¡JESÚS NO ESTABA ALLÍ! Notemos que el ángel dice: “No está aquí, pues ha resucitado! (Mateo 28:5’6; Marcos 16:6; Lucas 24:6; Juan 20:1-2).

Cuando llegó la alborada aquel domingo, ¡Jesús ya había resucitado! ¡Por supuesto! Se levantó de la tumba LA TARDE ANTERIOR cerca de la puesta del sol. Como sabemos que la resurrección tuvo lugar poco antes de aquella mañana del domingo, y que ocurrió en las horas postreras, casi al anochecer de ese día, sabemos entonces que LA RESURRECCIÓN DE CRISTO OCURRIÓ EL SÁBADO POR LA TARDE, ya bien entrada la tarde.

El sábado terminó a la puesta del sol. Era ya tarde aquel día, poco antes del principio del primer día de la semana. ¡No fue, entonces, una resurrección dominical sino sabática!

¿Cumplió Cristo su propia señal? Todo esto está basado en la suposición de que Jesús hizo realidad la única SEÑAL que había ofrecido: la de permanecer tres días y tres noches en la tumba. Nuestro argumento está fundado en las predicciones que Cristo hizo antes de su crucifixión. Pero algunos de los altos críticos y teólogos nos dicen que Jesús se equivocó, que estuvo en la tumba solamente LA MITAD del tiempo proyectado. Vamos a comprobar nosotros mismos si en verdad Él permaneció en la tumba exactamente el tiempo que prometió.

Leamos en Mateo 28:6 el testimonio del ÁNGEL DE DIOS, el mismo que ahora presentamos como prueba: “No está aquí, pues ha resucitado, COMO DIJO”. Ciertamente Él no resucitó COMO DIJO si no se levantó a la HORA exacta que había predicho. Así que tenemos la prueba de un ÁNGEL DEL SEÑOR, inscrita en la sagrada PALABRA DE DIOS, de que Jesús hizo efectiva la señal prometida al permanecer tres días y tres noches en “el corazón de la tierra”. ¡Él fue resucitado el sábado por la tarde, no el domingo en la mañana!

Otra prueba de que Cristo estuvo en la tumba exactamente el tiempo que había indicado puede ser hallada en I Corintios 15:3-4: “Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, CONFORME A LAS ESCRITURAS; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, CONFORME A LAS ESCRITURAS.”

Su muerte y sepultura fueron CONFORME A LAS ESCRITURAS, NO EN OPOSICIÓN A ELLAS. El TERCER DÍA a partir del miércoles en que ocurrió el sepelio fue sábado; los TRES DÍAS COMPLETOS de permanencia en la tumba terminaron el sábado en la tarde poco antes de la puesta del sol, no el domingo por la mañana.

¿En qué día ocurrió la crucifixión? No es difícil ahora determinar el día en el cual Jesús fue crucificado. Contando hacia atrás tres días a partir del sábado cuando Él resucitó, llegamos al miércoles, el cuarto día de la semana.

Jesús fue crucificado un miércoles, o sea, a la mitad de la semana. Murió en la cruz poco después de las tres de la tarde y fue enterrado el mismo día antes de la puesta del sol. Ahora, contemos los tres días y las tres noches. Su cuerpo estuvo en la tumba las noches del miércoles, jueves y viernes: tres noches. También estuvo allí durante las porciones diurnas del jueves, viernes y sábado: tres días. ¡Fue resucitado el sábado ya tarde, poco antes de la puesta del sol, precisamente a la misma hora del día en que fue sepultado!

Es significativo que según la profecía sobre las “setenta semanas” en Daniel 9:24-27 Jesús habría de ser muerto “a la mitad de la semana.” Y en virtud de que en dicha profecía cada día representa un año, la septuagésima semana viene a convertirse realmente en siete años literales. Así, Cristo fue muerto después de tres años y medio de ministerio, siendo significativo también el que le fue quitada la vida ¡A LA MITAD DE UNA SEMANA LITERAL!

¿Cuál sábado siguió a la crucifixión? Ahora llegamos a una objeción que algunos han presentado y, con todo, es precisamente el punto que prueba esta verdad. Tal vez usted haya observado que las Escrituras dicen que el día posterior a la crucifixión fue un sábado. Durante siglos muchas personas han supuesto, sin analizar con cuidado, que la crucifixión tuvo lugar un viernes.

Ya hemos demostrado con los cuatro Evangelios que al día de la crucifixión—miércoles—se le llamó “la preparación.” Era el día de preparación para el sábado. Pero, ¿para cuál sábado? El Evangelio de Juan da la respuesta exacta: “Era la preparación de la PASCUA.” “Pues aquel día de reposo era de GRAN SOLEMNIDAD.” (Juan 19:14, 31).

¿Qué es un día de reposo o sábado “de GRAN SOLEMNIDAD”? Si preguntamos a cualquier judío nos dirá que es uno de los días santos anuales, o sea, un día de fiesta. Cada año los israelitas observaban siete de estos días, los cuales son sábados o días de reposo. Cada uno de los sábados anuales tiene una fecha fija en el calendario sagrado, establecida por Dios. Por cuanto las fechas de estos días santos son fijas según el calendario sagrado, ocurren en diferentes días de la semana y en diferentes fechas según el calendario romano que usamos hoy. Por ejemplo, pueden caer en lunes, jueves, domingo, etc.

Si estudiamos los textos siguientes entenderemos que todos estos días se consideraban sábados o días de reposo: (Levítico 23:24; 16:31; 23:39; 23:15; 23:26-32.) Observemos lo que dice Mateo 26:2: “Sabéis que dentro de dos días se celebra la pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.” Si leemos este capítulo veremos que Cristo fue crucificado en el día de la Pascua.

¿Qué era la PASCUA? Fue el día en que Israel conmemoraba su salida de Egipto. En el capítulo 12 del libro de Éxodo encontramos el relato de la Pascua original. El pueblo de Israel sacrificó los corderos y untó la sangre en los postes de las puertas y en los dinteles de sus casas como una señal; y dondequiera que la sangre fue aplicada de esta manera el ángel de la muerte pasó por alto aquella casa, salvándola de la plaga de mortandad. El día después de la Pascua hubo una convocación santa o sábado anual.

Observemos las fechas:
“Pero en el mes primero, a los catorce días del mes, será la pascua del Eterno. Y a los quince días de este mes, la fiesta solemne” (Números 28:16-17). Los corderos pascuales sacrificados cada año el día 14 del primer mes, llamado “abib”, tipificaban a Cristo, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Cristo es NUESTRA PASCUA, sacrificada por nosotros (I Corintios 5:7).

¡JESÚS FUE OFRECIDO EN SACRIFICIO EL MISMO DÍA EN QUE EL CORDERO PASCUAL ERA INMOLADO CADA AÑO! Fue sacrificado el 14 de abib, el primer mes del calendario hebreo. Este día de la Pascua era el anterior o de preparación para la fiesta o gran sábado anual que ocurría el 15 de abib. Este sábado puede caer en cualquier día de la semana; frecuentemente sucede, aún hoy, que es observado en jueves. Este “gran” sábado fue observado un jueves en 1952, 1955, 1959 y 1962.

El calendario de los hebreos muestra que en el año en que Jesús fue crucificado, el 14 de abib, día de la Pascua, fue miércoles y que el sábado anual fue jueves. Era éste el sábado que se acercaba cuando José de Arimatea se apresuró a enterrar el cuerpo de Jesús casi al finalizar aquella tarde del miércoles. ¡Hubo dos sábados diferentes en esa semana, un sábado semanal y un sábado anual!

Respuestas a Objeciones Sinceras.- Hay quienes citan a Marcos 16:9 asegurando que este texto dice que la resurrección ocurrió un domingo; sin embargo, un cuidadoso análisis del versículo revela que no contradice la tesis en este folleto. ¿Cuál era la condición de Jesús temprano en la mañana del primer día de la semana? ¿Dice que “estaba resucitando” o que “había resucitado” de la tumba? No, “habiendo, pues, resucitado Jesús, el primer día de la semana por la mañana apareció primeramente a María Magdalena…”, Él había resucitado, desde luego, había resucitado tarde en la tarde del día anterior, de manera que ya había resucitado el domingo en la mañana. El texto no refuta ni contradice otras escrituras que hemos presentado.

Otro texto que confunde es Lucas 24:21: “…y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.” La frase “que esto ha acontecido” abarca todos los sucesos pertenecientes a la crucifixión, a saber, el arresto de Jesús, la entrega para ser juzgado, la crucifixión misma y finalmente la sepultura en la tumba y la guardia de soldados romanos al día siguiente o jueves. Estudie los versículos 18-20 y también Mateo 27:62-66. Así, al decir “que esto ha acontecido” se incluía también la colocación de la guardia, lo cual ocurrió el jueves. El texto dice que el domingo ciertamente fue el tercer día después del jueves, pero no fue el tercer día desde el viernes, por lo tanto, este texto no puede probar que la crucifixión ocurrió el viernes.

La Prueba Final.- Todavía hay una prueba final que confirma esta asombrosa verdad. Un texto vital que prueba la existencia de dos sábados o días de reposo en aquella semana ha sido oscurecido por casi todas las traducciones de la Biblia. Parece que la traducción al inglés por Ferrar Fenton es una de las pocas que aclaran este punto.

Leamos Mateo 28:1. dice: “Pasado el día de reposo (sábado)…” Fenton, apoyándose en la forma plural de la palabra “sábado” en griego, ofrece la siguiente traducción: “Pasados los SÁBADOS…” La nota marginal de dicha traducción hace la siguiente aclaración: “En el griego original aparece sábados en plural.”

Según Marcos 16:1, después que el sábado hubo pasado María Magdalena y sus acompañantes compraron especias aromáticas para ungir el cuerpo de Jesús; por lo tanto, no pudieron haber preparado dichas especias antes del citado día. Sin embargo después de prepararlas “descansaron el día del reposo (sábado), conforme al mandamiento” (Lucas 23:56).

Es necesario estudiar estos dos textos con mucho cuidado. Hay solamente una explicación posible: Después del gran sábado anual, o sea, el primer día de la Fiesta de los Panes sin Levadura, fue jueves. Al día siguiente, es decir, el viernes, estas mujeres compraron y prepararon sus especias y luego descansaron el sábado semanal conforme al mandamiento. (Éxodo 20:8-11).

Una comparación de estos dos textos prueba que hubo dos sábados en aquella semana con un día intermedio. De otra manera estos versículos se contradicen. La PURA VERDAD concerniente a la crucifixión y la resurrección de Cristo está llegando rápidamente al mundo. Miles lo están viendo.

Alabamos a Dios por preservar cuidadosamente la VERDAD ORIGINAL en la Biblia. ¡Qué estudio más maravilloso es SU PALABRA! Toda la verdad no ha sido todavía puesta en la luz. Busquemos y encontremos más y más. Alimentémonos con la PALABRA DE DIOS, para no rechazar la luz verdadera, o Dios nos rechazará a nosotros. Regocijémonos en ella con alabanzas y gracias.
Tony Fontao CHURCH OF GOD IN MIAMI

Fuente: Agencia Orbita

lunes, 29 de febrero de 2016

febrero 29, 2016

NASA crea una imagen del campo magnético solar como nunca se había visto

La NASA publica una impresionante fotografía del Sol. En la imagen aparece el campo magnético del cuerpo celeste, que normalmente permanece invisible.

Habitualmente el campo magnético solar no puede verse en las fotografías tomadas por cámaras tradicionales. Sin embargo, la NASA ha combinado los datos e imágenes que capturó su telescopio espacial SDO (Solar Dynamics Observatory) para crear esta imagen, añadiendo colores con el objetivo de mostrar con más claridad lo que ocurre en nuestra estrella.

De esta manera, en la fotografía se pueden observar una curvas blancas llamadas 'bucles de corona', que son líneas magnéticas que atraviesan la corona del Sol. Además, los científicos han usado dos colores —azul y rojo— para mostrar las diferentes polaridades del campo magnético.

Como resultado de este trabajo ha sido creada una imagen que muestra al detalle el campo magnético del Sol.

Fuente: ActualidadRT

miércoles, 3 de febrero de 2016

febrero 03, 2016

EE.UU.: Prohíben paneles solares por miedo a que “absorban toda la energía del sol”


El consejo de la ciudad de Woodland (Carolina del Norte, EE.UU.) ha rechazado una propuesta de huerta solar después de que algunos ciudadanos se mostraran preocupados porque, según ellos, los paneles solares podrían “absorver todo el sol”, informa ‘New York Daily News’.
Una de los residentes de la ciudad, la jubilada profesora de ciencias, Jane Mann, presentó en la reunión del consejo municipal sus preocupaciones e indicó que los paneles acabarían con las plantas de la ciudad, puesto que no podría realizarse la fotosíntesis. Su marido, Bobby Mann, afirmó que las huertas solares “absorverían toda la energía solar” y arruinarían el negocio en la ciudad, detalla la fuente.

Fuente:dontpausegame.com