NECESITAMOS TU COLABORACIÓN

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Mostrando entradas con la etiqueta sotana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sotana. Mostrar todas las entradas
enero 03, 2020

Sacerdotes confiesan su amor y cuelgan la sotana para contraer matrimonio

Pablo ejercía como sacerdote en Argentina y a los 40 años dejó el sacerdocio e hizo pública su homosexualidad. Después de enfrentar diversos obstáculos se casó con Oscar, un organizador de eventos.

Pablo cuenta a Vice que como cura conoció y tuvo relaciones con otros hombres.Su primera experiencia homosexual la tuvo a los 21 años mientras cursaba el seminario para ser sacerdote.

A la casa donde vivía junto al resto de sus compañeros, llegó un chico colombiano que venía de intercambio. Con él, se miraban de otra manera. “Ojo de loca no se equivoca”, diría más tarde su marido. Después de buscarse el uno al otro, el colombiano, como lo llama para no comprometerlo ya que sigue siendo cura, entró en su habitación y le propuso un juego: ambos tenían que cerrar los ojos y simular ser ciegos para reconocerse los cuerpos con las manos.

Esa noche, por primera vez, Pablo tocó el cuerpo de otro hombre.Al poco tiempo él se volvió para Colombia. Varios años después me enteré de que estaba en el Vaticano. «Fui varias veces para allá, pero por alguna u otra razón él nunca estaba.A ese mal timing Pablo lo llama “gracia divina”.

Pero como Dios los cría y el viento los amontona, mucho tiempo después, en su último viaje de estudios al Vaticano, se reencontró con el colombiano. Ahí estaba ese muchacho, ya no un recuerdo regurgitado por años sino todo un hombre de voz profunda y acento fascinante con un alto puesto eclesiástico.

En ese viaje que, sin saberlo, sería su último como parte de la Iglesia, Pablo y el colombiano tuvieron la oportunidad de terminar lo que habían arrancado como seminaristas en Buenos Aires casi una década atrás. Una noche que recuerda tibia, los dos sacerdotes cogieron puertas adentro de la Santa Sede.

«Mis padres no eran creyentes. Pero a los 10 años, cuando murió mi mamá, me mudé a Salta donde me criaron mis tías. Ellas me hicieron tomar la comunión y confirmarme. Inculcaron en mí una espiritualidad que marcó el primer rumbo de mi vida. Arranqué como asistente de un cura que me convenció para ir a un retiro espiritual.

Aunque al principio no me cerró, al año siguiente me metí en el seminario. Terminados mis siete años de estudios, me ordené en Salta y ahí arranqué como sacerdote». La profesión lo obligó a estar en constante movimiento. El noviciado le tocó en la misión del Mato Grosso de Brasil. Después vino el diaconado en Montevideo, Uruguay.

La lista sigue, pero aunque en su camino conoció una envidiable cantidad de lugares, sus ocho años en el colegio San Agustín, en la Ciudad de Buenos Aires, son los favoritos de su vida eclesiástica. Ahí, además de sus tareas como sacerdote, ejerció como docente. Como los demás curas eran bastante mayores, Pablo era el encargado de los jóvenes. Con muchos de sus alumnos conserva hasta hoy una relación estrecha. Varios, incluso, estuvieron en su casamiento.


Además de todas sus tareas para la pastoral y el colegio, que le exigían casi la totalidad de su tiempo, de alguna manera se las arreglaba para interrumpir cada tanto su celibato. Pero para contrarrestar la naturalidad con la que lo cuenta ahora, insiste en que no era algo que pudiera vivir con ligereza.


Pablo en un tono igual al de los sermones que daba en la misa mensual a la que todo el alumnado estaba obligado a ir— que todavía no era cura pero hoy lo es, vino a confesarse conmigo. Estaba arrepentido de haber tenido relaciones con otra mujer que no era su esposa. En ese momento casi le cuento mi situación. Pero no me atreví. Ambos estábamos en falta. Los dos habíamos traicionado nuestros votos sagrados pero de alguna manera lo mío era peor.


La paranoia de estar viviendo lo que sentía como una doble vida lo hacía desvivirse en precauciones. Si se encontraba con otro hombre era siempre en algún telo de Provincia, nunca de CABA, por miedo a que alguien lo reconociera.

Incluso prefería no ir con su auto ante la posibilidad de que su patente lo delatara. Para hablar con hombres tenía una cuenta de Facebook alternativa con un nombre falso que no le viene a la mente. Cierra los ojos y, en una asociación rápida, recuerda el apellido: Gutiérrez, como la calle del colegio y la iglesia desde la que mandaba los mensajes.

Fuente: elbog.












noviembre 18, 2019

Sacerdote guatemalteco es detenido por abusar de una menor en San Salvador

La Policía Nacional Civil (PNC) dio a conocer, en las últimas horas, la detención de un sacerdote de origen guatemalteco frente a la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, del barrio Lourdes, en San Salvador.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), el sacerdote de nombre José Venancio Boror Uz, de 62 años, abusó de una menor de 6 años de edad.

Las investigaciones indican que el sacerdote se aprovechó de su sotana para acercarse a la menor que forman parte del coro de la iglesia.

Fue el mismo Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, el que confirmó la detención del sacerdote guatemalteco.

«El día de ayer sábado 13 de abril fue detenido por orden de la Fiscalía General de la República el sacerdote José Venancio Boror Uz, de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en el Barrio Lourdes de San Salvador. Quiero dejar bien claro que la iglesia está absolutamente a favor de las víctimas y no de los victimarios; nos interesa la defensa de los derechos de las víctimas y la protección de nuestros niños», dijo Escobar Alas.

En las próximas horas el sacerdote guatemalteco será puesto a la orden de los tribunales para que responda por el delito que se le imputa.


Fuente: elblog.com
mayo 16, 2019

"Cura bamba" casaba y bautizaba: estafó a más de 16 personas en lo que va del año

Cayó con sotana y hostias

Luis Loayza Murillo (27) amasó una fortuna de más de 40 mil soles haciéndose pasar como sacerdote de la Iglesia católica. La División de Estafas de la Dirincri seguía una investigación en su contra al recibir más de 16 denuncias en el presente año.

“Se ofreció para celebrar el bautizo y la primera comunión de mi sobrina. Fue con la indumentaria de un cura, con toda su implementación”, señaló Juan Zurita, uno de los agraviados. Dijo que el falso sacerdote le cobró a él y a sus tres hermanos sumas entre 800 a 1000 soles para realizar los sacramentos mencionados.

“Se presentó como el cura de la parroquia Santo Domingo, pero cuando se ausentó con el dinero de un vecino revisamos en internet y nos enteramos de que era un estafador”, lamentó Juan Zurita.

Se supo que el detenido llevó estudios de doctrina religiosa en Brasil y Argentina, pero que no los culminó. Según la información obtenida por la Policía, también ha realizado misas de cuerpo presente, de sanación, confirmación y hasta matrimonios. Los investigadores se comunicaron con el Arzobispado de Lima y se confirmó que Luis Loayza no es sacerdote y que los sacramentos realizados que ofició son nulos.

TERRIBLE. 
A sus víctimas también les hizo creer que era amigo de un alto general de la PNP y prometía ingresos a la Escuela de Oficiales de dicha institución, previo pago de 20 mil soles. Asimismo, cobraba 400 soles para entregar laptops, que supuestamente le iba a donar una supuesta ONG. La noche del jueves fue detenido en su casa del Rímac, donde se hallaron sotanas, hostias, cálices y tarjetas con su presentación de cura.

Fuente: ojo.pe




enero 23, 2018

Víctima de abuso sexual de sacerdote rechaza el perdón qué pidió el Papa Francisco

Víctima años atrás de un depredador sexual con sotana, un periodista chileno califica las declaraciones papales como "otro titular vacío" y exije "más acciones".

"El Papa pide perdón por abusos en La Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones", fue la respuesta que escribió en su cuenta de Twitter el periodista Juan Carlos Cruz, víctima y denunciante –uno entre muchos– de los abusos del exsacerdote chileno Fernando Karadima, acusado de agresiones sexuales contra menores de edad.

Este martes, durante su visita apostólica a Chile, el Papa Francisco aseguró en la casa presidencial del país austral –La Moneda– que es "justo pedir perdón" por los abusos cometidos por miembros de la Iglesia católica contra menores de edad en distintos países.

    El Papa @Pontifex_es pide perdón x abusos en la Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas.— Juan Carlos Cruz Ch. (@jccruzchellew) 16 de enero de 2018

Las palabras del jefe de la Iglesia católica, que tuvieron amplia repercusión en la prensa, no fueron bien recibidas por Juan Carlos Cruz, quien consideró que pedir perdón y no hacer mención a las víctimas y al dolor causado no pasa de ser "otro titular vacío del que este Papa es experto", reportó el portal Tele13.

El reportero chileno también cuestionó la presencia del obispo Juan Barros en la misa del Papa Francisco en el Parque O'Higgins,  lo que calificó como "una vergüenza".

El obispo Barros es señalado de encubrir abusos sexuales perpetrados en la década de 1980 por Fernando Karadima, quien tras el escándalo fue retirado del sacerdocio y ahora, supuestamente, lleva una vida de oración y penitencia.

Fuente: actualidad.rt.com
agosto 16, 2017

Mil abusos y una sotana: las aberrantes palabras que un sacerdote pedófilo le decía a sus víctimas

Gerald Ridsdale rodeado de niños, en una imagen que recorrió el mundo. Fue apartado de su cargo en 1993 y sentenciado por primera vez en 1994. Permanece en prisión

Gerald Francis Ridsdale se declaró culpable. Por tercera vez. Eran numerosas y contundentes las pruebas en su contra. El sacerdote, quien hoy tiene 83 años y está preso desde 1994, fue durante décadas una pesadilla para cientos de niños que estaban a su cargo. Niños que confiaban en él y en su enseñanza. Pero que jamás imaginarían que, sin embargo, era el monstruo de sus pesadillas.

Entre los cargos que reconoció este cura australiano hoy figuran asaltos indecentes que incluyen violación contra once niños y una niña. Los brutales hechos ocurrieron entre 1962 y 1988.

Ridsdale está en prisión desde 1994. Se cree que abusó de al menos mil niños durante sus casi tres décadas de sacerdocio en Australia

En cierta ocasión -según contó el fiscal Jeremy McWilliams ante la Corte del Victorian County– el sacerdote estaba en la vivienda de una familia a la que asistía espiritualmente. Era de noche y estaba junto al jefe de hogar. Este despertó a su pequeña hija, quien dormía tranquila en su habitación. En el pasillo, esperaba Ridsdale. Juntos la llevaron a la iglesia, su padre la desnudó y la depositó en el altar, donde fue sometida sexualmente por el cura. Era 1974 y la víctima tenía apenas 10 años.

"El padre la llevó al confesionario, donde la desvistió. Después la condujo hasta el altar, donde la recostó", explicó McWilliams al jurado. Ridsdale le susurró a la niña unas palabras que retumbarían a lo largo de su vida: "Jesús murió por nuestros pecados, entonces podemos ser perdonados y si confieso este pecado, podré ser perdonado". Entonces abusó de ella.

A un niño que también violó en el altar de su iglesia en Victoria también le indicó que lo hacía bajo la gracia divina. "Es parte del trabajo de Dios", le dijo mientras lo sometía sexualmente. Pero además lo amenazó: "Le dijo que si alguna vez le contaba a alguien, Dios castigaría a su familia", relató McWilliams.

A otras de sus víctimas les indicaba, cómplice: "Es nuestro pequeño secreto"; "no le digas a tu mamá, o tu papá podría morir". Toda Australia está conmovida por las revelaciones que salen a la luz durante el segundo juicio a Ridsdale. En un proceso anterior, el cura católico había sido condenado por el abuso de 53 niños entre 1961 y 1980, según consignó 9News.

Ridsdale nació en Victoria, Australia, en 1934. Comenzó a estudiar para sacerdote en 1954 en el Corpus Christi College, en Werribee. En 1961 sería ordenado y desde entonces comenzaría una carrera en su vida religiosa, pero también delincuencial. Pero no fue hasta los años 80 cuando las denuncias se harían públicas y las comunidades católicas donde estaba iniciaran campañas para expulsarlo.

En octubre de 1994 fue sentenciado a 18 años; en agosto de 2006, a otros 13 años. Y en abril de 2014, a otros ocho años más. En todos los casos, por admitir el abuso de niños y niñas que estaban en su congregación y a su cargo.

Ridsdale ha sido declarado el más prolífico pedófilo de Australia. Permanece en prisión desde agosto de 1994. Se cree que abusó de hasta mil víctimas, según la organización Broken Rites.

Fuente: infobae.com