Radio Milagro: tortura

Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

RADIOS AMIGAS

Mostrando entradas con la etiqueta tortura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tortura. Mostrar todas las entradas

jueves, 11 de octubre de 2018

octubre 11, 2018

Cristiano es obligado a matar bebé como tortura en prisión

Sobrevivientes cristianos de campos de prisioneros de Corea del Norte describieron la agonizante tortura que sufrieron. Ellos revelaron que fueron forzados a entrar en minúsculas jaulas donde no podían acostarse o levantarse. También testificaron que los guardias forzaron a un prisionero a matar a un bebé.

Una mujer cristiana, conocida por el nombre de Hea Woo (nombre ficticio), dijo a las Puertas Abiertas de USA que su hija murió de hambre en 1997 en medio de la gran hambre de Corea del Norte.

Su marido más tarde huyó a China, donde se convirtió en cristiano, pero fue capturado y enviado a un campo de prisioneros norcoreano, donde murió.

Al igual que su marido, Woo también huyó a China, pero fue capturada y enviada de vuelta a Corea del Norte, donde fue inmediatamente colocada en un campo de prisioneros. Ella recordó de muchos relatos perturbadores y de torturas que fue sometida.

“Había diferentes sectores de trabajo dentro de la prisión”, dijo la mujer. “Algunos hacían agricultura, algunos hacían obras de construcción, otros hacían minería, hombres y mujeres eran separados, todos los internos parecían estar a punto de desmayarse, ellos estaban desesperados”, explicó.

“Además, estaban hambrientos. Una persona recibió un puñado de maíz podrido y no había nada más para comer. Teníamos algo aguado, pero no daba ni siquiera para una sopa. Lo conseguimos como alimento para todo el año. Nada más”, subrayó.

Los prisioneros no sólo estaban obligados a trabajar, tenían que trabajar en condiciones extremas, llevándolos a la muerte. “Había un grupo separado compuesto sólo de personas que intentaban escapar de la prisión. Aquellas personas tenían que llevar vasijas llenas de heces”, dijo ella.

“Los recipientes estaban hechos de madera gruesa, y eran tan pesados ​​que hasta dos personas tenían dificultades para cargar. Todos los días, independientemente del tiempo, a pesar de las fuertes lluvias y de las nevadas, no tenían permiso para hacer pausas. “Eso realmente amenazaba la vida con el olor de las heces y del aire venenoso”, describió.

Ella explicó que muchos murieron en la prisión, y todos estaban al borde de la muerte debido al hambre y maltrato por los guardias de la prisión. Woo todavía dijo que los prisioneros estaban con mucha hambre, pues apenas recibían cualquier cosa para comer.

“Cuando las vacas pasaban en la calle y defecaban, la gente buscaba granos de maíz en el excremento y los cogía para comer”, recuerda ella. Hannah, otra prisionera cristiana, dijo en el mismo artículo que los seguidores de Cristo fueron colocados en pequeñas jaulas y aislados de los demás, incapaces de levantarse o incluso de acostarse.

“Fuimos separados por sexo, mi hija y yo fuimos colocados en el ala femenina y mi marido e hijo, que era sólo un adolescente, en una celda con hombres, poco después de entrar en el campo, vimos a los guardias forzar a un prisionero a asesinar a un bebé” , recordó Hannah.

“Casi todos los días, todos éramos llamados a interrogatorios y preguntas, ellos nos golpeaban tan duramente. Cuando no había interrogatorio, necesitábamos arrodillarnos en nuestras celdas de las 5h a las 12h y no hablar”, recordó.

Woo añadió que la cosa más difícil para ella no era la brutalidad física, sino de no tener la libertad de orar a Dios. “No podíamos orar libremente, pero yo todavía oraba en mi corazón, cuando la gente dormía, me despertaba para orar, era tan lamentable que no tuviéramos la libertad de fe, yo realmente ansiaba la libertad”, dijo ella.

En los casos en que ella fue capaz de orar, Woo oró no sólo por sí misma, sino por toda la iglesia clandestina.

[ Fuente: Christian Post ]

martes, 27 de septiembre de 2016

septiembre 27, 2016

Cristianos son Crucificados sobre una Cruz en llamas en Corea del Norte

Los cristianos en Corea del Norte enfrentan violación, tortura, esclavitud y son asesinados simplemente debido a su fe, así lo comprueba un nuevo y contundente informe Christian Solidarity Worldwide (CSW).

CSW, una ONG británica que lucha por la libertad, publicó este mes el informe “Total Negación: Violaciones a la Libertad de Religión y Creencia en Corea del Norte”, que muestra cómo no hay libertad de religión o de creencia en el país, liderado por el dictador Kim Jong-Un.

“Las creencias religiosas son vistas como una amenaza a la fidelidad requerida por el líder supremo, por lo que cualquier persona que mantenga la fe termina siendo severamente perseguida”, dice el documento. “Los cristianos sufren significativamente por el Partido Comunista que lidera el país y los etiqueta como antirrevolucionarios e imperialistas”.

Entre los casos documentados de violencia contra los cristianos hay casos de personas “puestas en una cruz con fuego por debajo, aplastados por una aplanadora, lanzados desde puentes o pisoteados hasta la muerte”.

Otros brutales crímenes incluyen “ejecuciones sin juicio, exterminio / trabajo forzado, traslado forzoso de población, detenciones arbitrarias, tortura, persecución, secuestros, violación y violencia sexual y otros actos similares”.

Hay una política de “culpabilidad por asociación”, en muchos casos, haciendo que los familiares de los cristianos también estén presos, incluso si no profesan la fe cristiana, dice el informe.

Aunque oficialmente se conoce que sólo 13.000 cristianos hay en Corea del Norte, se cree que el número real es mucho mayor. Hay 121 lugares de culto en Corea del Norte, dice el Centro de Datos sobre Derechos Humanos en Corea del Norte, incluyendo 64 templos budistas, 52 templos Cheondoista, tres iglesias protestantes, una catedral católica y una iglesia ortodoxa rusa.

Las cinco iglesias están en la capital, Pyongyang, sin embargo, los analistas creen que solamente se utilizan para tratar de mostrar una buena imagen de Corea del Norte a la comunidad internacional, ya que no hay servicios.

De acuerdo con las informaciones de las misiones, hay 500 casas iglesias en Corea del Norte, compuestas en su mayoría por personas cuyas familias eran cristianos antes de 1950, el comienzo de la Guerra de Corea que dividió al país. Sin embargo, no pueden establecer líderes o usar materiales religiosos.

El Ministerio de Cornerstone International, que trabaja con los cristianos de la región, estima que hay entre 200 y 300 mil cristianos en Corea del Norte que viven en el país, que no son reconocidos por el gobierno, y que se congregan en la iglesia subterránea.

Ellos se ven obligados a practicar su fe en secreto, porque si son detenidos, serán enviados a campos de trabajo forzado, bien conocidos por la población.

Un hombre que se escapó de uno de ellos le dijo a la CSW que conoció a un prisionero que fue enviado al campo simplemente porque él había pasado un mes en China estudiando la Biblia.

Fuente: Noticia Cristiana