Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

Post Top Ad

Loading...

lunes, 24 de julio de 2017

julio 24, 2017

Iglesia Evangélica de Brasil usan música heavy metal para predicar la palabra de Dios (Video)

Algunas personas siguen erróneamente considerando que el heavy metal es “la música del diablo”, pero una Iglesia en Sao Paulo, Brasil, está utilizando esa música como una manera de difundir la palabra de Dios. Crash Church es una iglesia evangélica a la que asisten fans del heavy metal que buscan adorar a Dios a través de la música.Situada en un gran garaje, la Iglesia Crash se parece más a una sala de conciertos de rock subterránea que a un lugar de culto cristiano. Los “fieles” son bastante inusuales, y van vestidos con colores oscuros, tatuajes y piercings. El Pastor Antonio Carlos Batista no lleva ninguna prenda religiosa, optando en su lugar por jeans, remera y zapatillas. Sus brazos están cubiertos de tatuajes de colores inspirados en la fe cristiana, y alrededor de una docena de piercings y aros adornan sus orejas. Lee el Evangelio desde detrás de un púlpito de aspecto medieval, mientras que la congregación lo sigue desde sus teléfonos celulares, en la pantalla de televisión que muestra los versos que lee, o en las biblias regulares. Batista utiliza la jerga cotidiana para explicar los textos religiosos, e interpreta canciones de heavy metal ​​entre sermones.

“Esto es parte del plan de Dios para derribar barreras, que tenían un formato muy cerrado y no fueron capaces de llegar a muchos aspectos de la sociedad,” Batista también es el cantante de una banda de death metal cristiano llamada Antidemon y co-fundó la iglesia en 1998 por lo que dice era una “necesidad divina”. Curiosamente, él no era fan del heavy metal en aquel entonces. Simplemente llevó a la disidencia a un número de miembros de la Iglesia Reborn in Christ, pero afirma que se le ocurrió la idea para la Iglesia Crash luego de recibir un mensaje de Dios. “He recibido un mensaje de Dios pidiendo ayuda en la conversión de los rockeros”, dijo a Veja Sao Paulo.

Pero ser parte de una iglesia que combina la religión y el metal pesado no es la cosa más fácil del mundo. A los 49 años, Batista afirma que sus feligreses están sujetos a sufrir perjuicio “de ambas partes”. Para los otros evangélicos, son adoradores del diablo, mientras que los fans del heavy metal consideran que tienen demasiado buen comportamiento.

Y como todos sabemos, el prejuicio puede tener consecuencias devastadoras. En 1996, la artista Ana Batista, entonces miembro del movimiento ‘Terorista Punk’, llegó a la Iglesia Crash con una daga oculta para asesinar al Pastor Antonio Carlos Batista, el hombre responsable de la fusión de la cristiandad y el heavy metal. “Yo odiaba la religión, quería poner fin a su trabajo”, dijo. Sin embargo, mientras prepara su ataque, escuchó el sermón del pastor y sucedió algo extraño. Pronto se convirtió en feligresa y cuatro meses más tarde fue bautizada en la Iglesia Crush. “Hoy en día soy una sierva de Dios,” asegura.La Iglesia Crush depende de las donaciones de sus feligreses para cubrir el alquiler mensual del espacio de 200 metros cuadrados y todas sus otras cuentas. Los practicantes también financian los viajes de Antidemon. Hasta el momento la banda ha viajado a más de 30 países, predicando la palabra de Dios con su música.



Fuent: periodismo.com
julio 24, 2017

Jerusalén en la tradición judía

 
Yerushalaim es la capital eterna del pueblo judío. Desde su destrucción hace casi dos mil años, los judíos de todas las corrientes anhelan regresar a Tzion y ver su reconstrucción.

Además de tres ayunos al año y tres semanas de duelo por la destrucción de Jerusalén, el anhelo por el restablecimiento de Yerushalaim como capital del reinado/Estado de Israel se manifiesta diariamente tanto en la liturgia como en la tradición judía. El origen halájico de recordar a Yerushalaim se aprende del famoso versículo del Salmo 137:

“Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, Pierda mi diestra su destreza. Mi lengua se pegue a mi paladar, si de ti no me acordare si no hago de Jerusalén la cima de mi alegría.”

El recuerdo de Yerushalaim en la tradición

-Al final de la boda el novio rompe una copa, antes de que el novio rompa la copa, el Jazán canta “Im Eshkajej Yerushalaim” como anhelo y recuerdo hacia esa ciudad que tanto nos identifica. En el judaísmo en momentos de intensa alegría personal, nunca nos olvidamos de nuestra historia, de Jerusalén, de nuestro pueblo. De hecho, la primera acción de una pareja recién casada es recordar a Yerushalaim, cuyo legado es la basis de todo hogar judío.

Esta es la forma que nuestro pueblo logra dar trascendencia a la alegría personal.

Existe también la costumbre de poner cenizas sobre la cabeza del novio en recuerdo al Beit Hamikdash que fue quemado durante la destrucción de Yerushalaim.

– Cuando se construye una nueva casa se deja un espacio de 50 cm2 sin acabado o pintura en recuerdo de la destrucción del Templo. Así expresamos nuestro sentimiento de que nuestra casa no está completa mientras la casa en la que Dios manifestaba su conexión con el pueblo de Israel está destruida.

-La mujer judía nunca debe adornarse con todas sus joyas. El esplendor y la belleza estética de Yerushalaim y del Beit Hamikdash eran reflejo de su perfección ética y espiritual. Nuestros sabios afirman que 10 medidas de belleza fueron dadas al mundo, nueve para Yerushalaim y una para todos los demás lugares. Del Beit Hamikdash se dice que aquel que no ha visto el Beit Hamikdash construido jamás ha visto una bella edificación.

Ninguna belleza es completa mientras la ciudad más bella sigue destruida, razón por la cual las mujeres jamás se adornan con todas sus joyas.

El recuerdo de Yerushalaim en la liturgia

-En todas partes del mundo el judío siempre reza en dirección a Yerushalaim. Actualmente, se pueden bajar aplicaciones  para “smartphones” que apuntan hacia Yerushalaim.

-Tres veces al día, en el Shmone Esre, que viene a ser la parte central del rezo, pedimos a Dios que reconstruya a Yerushalaim:

Y a Yerushalaim Tu ciudad regresa con misericordia y reside en ella tal como hablaste; Y constrúyela pronto en nuestros días como una construcción eterna. Y el trono de Tu siervo David establece rápidamente en medio de ella. Bendito eres Tú Eterno que construye con su misericordia a Jerusalén.

– A cada vez que comemos pan recitamos el Birkat Hamazon (bendición de agradecimiento por la comida) en la que pedimos que Dios se apiade y reconstruya a Yerushalaim.

Apiádate, Eterno Dios nuestro, de Israel Tu pueblo, y de Jerusalén Tu ciudad, y de Tzión la morada de Tu gloria, y del reinado de la casa de David Tu ungido, y de la Casa grande y sagrada sobre la cual Tu Nombre fuera proclamado. … Y reconstruye Jerusalén la ciudad de santidad rápidamente en nuestros días.

Yerushalaim es más que una ciudad. Yerushalaim representa la esencia del judaísmo y del pueblo judío. Cuando nos conectamos con Dios (rezo), disfrutamos de este mundo (birkat hamazon), formamos una nueva pareja (boda) o construimos un nuevo hogar recordamos a Yerushalaim pues en ella están representados los pilares de la vida y del hogar judíos. Cuando la recordamos de hecho recordamos quienes somos y según cuales valores debemos vivir.

Fuente:centrokehila.com
julio 24, 2017

La Iglesia Anglicana ‘sale del armario’ y camina hacia la extinción

Cuanto más hace el anglicanismo por adaptarse a lo políticamente correcto, más fieles pierde. A más relativismo, menos seguidores. Y el colmo es la Ideología de Género.

Lo único para lo que ha servido la ordenación de “obispas” o los servicios para transexuales ha sido para que muchos fieles cogan la puerta… En 30 años la Iglesia fundada en el siglo XVI por Enrique VIII ha perdido la mitad de sus seguidores. Y el goteo continúa…

Sin embargo, la jerarquía anglicana ha instado al Gobierno del Reino Unido a prohibir las terapias que algunas personas reclaman para modificar la atracción hacia personas del mismo sexo.

Los líderes anglicanos consideran que “no tiene lugar en el mundo moderno” que una persona, de forma voluntaria, busque ayuda profesional para cambiar un aspecto de su vida, en este caso la forma en que se expresa su sexualidad.

El arzobispo anglicano de York, John Sentamu, se ha manifestado de manera indubitada a favor de la prohibición: “cuando antes sea prohibida esta práctica, antes podré conciliar el sueño”.

    La prohibion de las terapias de reasignación de sexo fue Aprobada por 298 votos a favor, 74 en contra y 26 abstenciones

Por su parte, el obispo de Liverpool, Paul Bayes, ha asegurado que la orientación LGTBI no es un crimen o un pecado. “No necesitamos llevar a la gente a una terapia reparadora si no está enferma”.

La propuesta fue finalmente aprobada por 298 votos a favor, 74 en contra y 26 abstenciones provenientes de los tres “estados” del sínodo de la Iglesia de Inglaterra formados por los obispos, los clérigos y los laicos.

Servicios religiosos especiales para transexuales

El sínodo general de la Iglesia de Inglaterra también ha instado por una holgada mayoría de 284 votos a 78 a los obispos para que desarrollen servicios religiosos específicos para las personas transexuales.

La propuesta habla de elaborar “materiales litúrgicos” que puedan ser utilizados para “reafirmar su largo, angustioso y usualmente complejo proceso de transición”.

Según reporta el rotativo The Guardian, en los 75 minutos que se debatió la cuestión, ninguno de los presentes expresó la idea de que el sexo viene determinado por la biología.

    Quien fuera arzobispo de Canterbury entre 1991 y 2002, Lord Carey, ya advirtió en 2015 que “la Iglesia de Inglaterra se encuentra a solo una generación de la extinción”

Pero lejos de atenuar el éxodo de fieles, la Ideología de Género lo acentúa. Y es que la Iglesia anglicana lleva varias décadas tomando decisiones que chocan con la tradición cristiana general y que cada vez parecen más alineadas por los preceptos del relativismo.

Así, desde 1994 permite que las mujeres ejerzan como sacerdotisas, desde 2000 que los divorciados contraigan nuevas nupcias religiosas y desde 2004 que las sacerdotisas ejerzan el cargo de ‘obispas’.

El 2003, sus hermanos episcopalianos de los Estados Unidos, ordenaron al primer obispo abiertamente homosexual de la comunión anglicana.

Resulta significativo que una parte considerable de los anglicanos que abandona esa Iglesia vuelvan a Roma. No fue pequeño el número de comunidades anglicanas que en el año 2004 pidieron la plena comunión con la Iglesia católica romana: representaban a unos 400.000 fieles.

Aquella petición se hizo realidad a través de los llamados ordinariatos anglocatólicos que se formalizaron con la constitución apostólica Anglicanorum Coetibus de Benedicto XVI.

Quien fuera arzobispo de Canterbury entre 1991 y 2002, Lord Carey, ya advirtió en 2015 que “la Iglesia de Inglaterra se encuentra a solo una generación de la extinción”.

En 1983, había en el Reino Unido 16,5 millones de anglicanos. Esa cifra se ha reducido a la mitad en apenas 30 años y la asistencia semanal a sus servicios religiosos ha caído por debajo del millón de personas, alrededor del 1,4% de la población.

Fuente: Actall
julio 24, 2017

¿Qué es la Torá y cuál es la diferencia entre la Torá oral y la Torá escrita?

Usamos la palabra Torá para referirnos a una clase, para hablar de pasajes, sentimientos y veinte mil cosas. Decimos Torá para esto, Torá para aquello, Torá… Tanto así que muchos de nuestros lectores nos han preguntado qué es la Torá y cuál es la diferencia entre la Torá oral y la Torá escrita. Es una de las preguntas más difíciles que me han hecho en la vida, porque contestarla representa poner en palabras y sistemas dialógicos premisas básicas de mi fe. Sin embargo, es una pregunta medular porque en ella se fundamenta todo el judaísmo.

Hay varios niveles en los cuales la pregunta puede ser interpretada, trato de responderla desde lo más básico y fundamental sin banalizar y simplificar su significado. Espero haber logrado mi objetivo y que este artículo logre clarifique varias dudas. Ojalá lo disfruten.

¿Cómo conocemos el pasado? La Torá como historia y tradición.

Imagínate a un hombre que nace y a los pocos años es abandonado en una isla desierta. Cuando crece no sabe nada de su origen y nunca ha tenido contacto con otro ser humano. Esta persona se acostumbraría a creer únicamente en lo que sus sentidos le dicen.

De repente llega otro ser idéntico a él, logran comunicarse y le platica que nació de otro hombre. Le dice que hace muchos años era pequeño y durante nueve meses vivió en el vientre de un ser llamado “mujer”; que dentro de ese vientre se alimentó de lo que ella comía a través de un cordón conectado a su panza y que una bolsa repleta de agua lo rodeaba para protegerlo del exterior.

Si el hombre vive en una isla donde sólo hay pájaros o peces no tiene forma de creerle a la persona que le habla. No puede comprobar lo que le está diciendo aunque sea cierto. Ese hombre nació sin tradición; a través de la razón y los sentidos físicos jamás va a poder sustituir la verdad que la experiencia enseña.

Ese es el gran conflicto que la humanidad ha enfrentado por años: lo que sabemos de nuestro origen es bastante poco. La historia que nos cuentan nuestros padres y maestros sucedió mucho antes de que nosotros naciéramos. La razón nos puede indicar si lo que nos dicen es congruente o no, lógico o no, pero jamás va determinar si es verdadero en su totalidad. Mucho de lo que conocemos y creemos no es comprobable, sin embargo, no por ello falso.

Éste es el eterno problema que enfrentan ateos, agnósticos y creyentes diariamente. No sabemos cuál fue el origen del Universo, de la vida y del hombre. Tratamos de explicarlo a través de creencias y teorías, de mundos materiales o espirituales, pero al final del día lo único que nos quedan son teorías; creencias y misterios.

Si nos vamos por la vía de la ciencia, nos damos cuenta que la física, la química y la geología nos pueden dar datos físicos, nos pueden hablar del presente, sobre leyes comprobables y fenómenos medibles, pero no nos pueden dar una historia. No pueden hablar del pasado porque no pueden comprobarlo científicamente. Tampoco nos pueden hablar del futuro, porque no saben si las condiciones que estudiaron van a ser alteradas.

Cuando aceptamos una ley científica aceptamos la creencia de que un patrón que se repite en el presente se repetirá en un futuro. Cuando aceptamos una teoría, aceptamos la explicación que se le dan a esos fenómenos en su totalidad, una deducción. Sin embargo, el futuro no puede ser comprobado porque no ha sucedido y nada nos asegura que lo que sucede en el presente realmente ocurrió en el pasado.

Sólo la historia nos puede hablar del pasado. De algo que ya ocurrió, pero para creerle a la historia necesitamos creer en las personas que lo dicen. Nuevamente nos movemos en un mundo donde no hay certezas; en ese mundo, si el individuo quiere tener un poco de sanidad debe de formar su propio marco de creencias. A través de la experiencia y a través de la razón deducirá lo que considera cierto y verdadero.

Sin embargo, si quiere saber su origen y su sentido en este mundo en todo momento depende de la historia, de la memoria que sus antecesores le han legado. Depende de una tradición, de lo que hombres y mujeres construyeron antes que él y han decidido enseñarle; de los relatos que familias enteras han decidido contarles a sus hijos, de culturas que no se han dejado vencer por el tiempo y han trasmitido los conocimientos adquiridos a lo largo de siglos.

Finalmente tenemos historia y tenemos cultura gracias a aquellos que decidieron dárnosla; gracias a aquellos que quisieron darnos un legado, una tradición.

La Torá es nuestra tradición y es nuestra memoria. Son las enseñanzas que nos fueron dadas de padres a hijos a través de los milenios y que hemos decidido preservarlas.

Es lo que nos configura como judíos, el código que marca nuestro comportamiento moral con las demás personas, con nosotros mismos y con Doos; las prácticas que realizamos comunitariamente, la forma en que educamos a nuestros hijos y el sentido que le damos a nuestro futuro.

La Torá es el centro del judaísmo: en ella se encuentran las prácticas judías, la filosofía judaica y la historia del pueblo judío. Nos fue dada y la hemos preservado de dos formas distintas: una oral y otra escrita.

Torá Escrita

La Torá escrita son los textos sagrados que preservamos en rollos dentro de casas y sinagogas. Se tratan con un cuidado extremo y se les da una reverencia especial. Se leen en servicios religiosos, y fueron hechos por un sofer (un escriba) que recibió instrucción durante años y fue preparado específicamente para copiar correctamente los textos sagrados y dotarlos de la santidad requerida.

Al hacer un rollo nuevo, él copia letra por letra el texto de un rollo anterior. Si un punto, una línea de cualquier símbolo es incorrecta o tiene un pequeño defecto, todo el rollo se considera no kasher (no legal), se le entierra y se vuelve a empezar nuevamente. Esto se ha hecho por más de 4,000 años. Por esta rigurosidad hemos logrado mantener nuestros textos sagrados inmutables a través del tiempo y el espacio geográfico.

Los primeros rollos de Torá que fueron escritos, son los cinco libros del Pentateuco (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) fueron dictados letra por letra por Dios a Moisés. Desde entonces todos los rollos que se han escrito han sido una copia de los anteriores. Son divinos porque cada una de sus palabras fue dicha por Dois.

En ellos se cuentan la historia de la creación del hombre y del mundo, las historias de los patriarcas, la conformación del pueblo judío, el Éxodo en Egipto, la entrega de la Torá, la travesía por el desierto y la construcción del Tabernáculo. Es decir, cuenta la historia del pueblo judío y la conformación del judaísmo con genealogías y fechas. Es el relato que nos habla de nuestro origen.

Por si fuera poco, aparte, entre cada relato se encuentran las leyes que fueron dadas por Dios a Moisés y al pueblo judío. En ellas se encuentran normas con respecto a relaciones interpersonales, normas con respecto a rituales, rezos y prohibiciones. A estas leyes se les llaman mitzvot son 613 y alrededor de ellas giran todas las prácticas judías.

Aparte del Pentateuco, al cual uno se refiere como La Torá, tenemos otros textos escritos que se consideran sagrados pero no divinos. Son los Profetas (Nevim) y los Escritos (Ketuvim). En ellos se encuentran libros que fueron escritos por personas que tenían profecía como Ezequiel, Mica o David.

También se preservan en rollos, pero se leen en distintas épocas y de distintas formas. Se les considera parte de la Torá escrita, porque aunque no fueron dictados por Dios, tienen santidad y fueron escritos para ser preservados a lo largo de los milenios.

Juntos las tres compilaciones (Torá, Nevim y Ketuvim) toman el nombre de Tanaj, y son toda la Torá escrita que tenemos. Es decir, son la tradición escrita que nos fue dada, todos los otros textos que existen sobre judaísmo forman parte de la tradición oral.

Torá oral

En la Torá oral encontramos aquello que da vida a la Torá escrita. Es decir, nos dice cómo interpretar y llevar a cabo las leyes que aparecen en ella, da explicaciones a pasajes enigmáticos y enseña formas de conocer y domar las emociones.

De la Torá oral se desprende la halajá (la ley judía), el musar (libros sobre crecimiento personal), la cábala (mística judía), los midrashim (relatos explicativos de sucesos o personajes bíblicos), la liturgia y la hagadá (la filosofía judía).

Todas son enseñanzas de una sabiduría viva, porque el objetivo del estudio de Torá es que la persona integre los aprendizajes adquiridos a su vida; que la practique; que se relacione de una mejor forma consigo misma, con el prójimo y con Dios.

Durante años se prohibió escribir estas enseñanzas, precisamente porque se requiere estudiarlas de forma íntima para conocerlas, es decir con un maestro. La Torá oral fue pensada para ser trasmitida de padres a hijos, para que el conocimiento fuera interno y no externo como un libro. Y la persona supiera de dónde aprendió las enseñanzas, de su propio padre. Así también, la persona sabría que su padre lo aprendió de su abuelo, su abuelo de su tatarabuelo y éste de su propio padre, hasta llegar a Moisés quien lo aprendió de Dios.

Exilio

Durante siglos, el judaísmo soportó numerosos exilios con las formas de enseñanza tradicionales, recluyéndose en yeshivot (escuelas judaicas), pueblos y templos. Sin embargo, en el último exilio, el exilio romano, muchos de los centros de estudio fueron destruidos y se corrió el riesgo de perder toda la Torá oral. Por eso, Rabí Yehudá Anasi se vio en la dolorosa misión de recopilarla y escribirla, para evitar su destrucción.

Así en el siglo I e.C. se creó la Mishná, que contiene alrededor de 4,224 preceptos distribuidos en 6 tratados distintos. Los mishanyiot, los preceptos de la Mishná, son frases que contienen la halajá (ley judía). Por ejemplo, te dicen cuáles son los trabajos que están prohibidos realizarse en Shabat, qué se considera un espacio privado, qué es un tefilin y cómo se usa. Todas las particularidades que no vienen escritas en los rollos de Torá.

Eran preceptos que niños y adultos estudiaban y se sabían de memoria. Eran más de 70,000, pero quedaron escritos únicamente las que todo el mundo conocía y aceptaba. Para recopilarlas, Yehudá Anasi recorrió todos los centros y pueblos judíos existentes en el momento; preguntó a niños y adultos cuáles eran los preceptos y escribió únicamente aquellos que todos recitaban.

Más adelante, ya escrita la Mishná se escribe la Guemará, ésta es más que nada es filosofía judaica. Conecta la Torá oral con pasajes de la Torá escrita y da explicaciones a por qué se hace así la ley. La obra que recopila a ambas se llama Talmud es el corpus de libros más importante de la Torá oral, en él se encuentra la Mishná y la Guemará recopiladas y los comentarios que hacen a ambas varios de los rabinos más importantes. En el estudio del Talmud se centra casi toda las prácticas y creencias judías.

Aparte se encuentran otros libros de Torá oral que se han ido escribiendo a lo largo de los milenios como el Sidur, que es el libro de rezos más importante, el Zohar, el libro de donde se desprende toda la cábala el Shulján Aruj la recopilación de la halajá más completa que tenemos hasta nuestros días y el (El camino de los justos), que es el libro de musar más conocido en nuestros días. Éstos sólo por poner unos ejemplos bastante populares de los cientos de libros de Torá oral que existen y han sido recopilados a lo largo de los siglos.

En nuestros días

Es muy importante recordar que la Torá oral aunque haya partes de ella escrita sigue siendo oral. Hoy en día miles de rabinos siguen enseñando a sus alumnos judaísmo, siguen compartiendo reflexiones al hacer los servicios y familias enteras siguen estudiando Torá con sus hijos. Todo ello, las pláticas con amigos sobre un pasaje, las vivencias personales al festejar una celebración, los sentimientos hacia Dios y la Torá, las miles de pláticas y conferencias que se dan día a día son parte de la Torá oral. Contribuyen a que nuestra tradición no se pierda.

Hay un rabino que dice que la Torá escrita tiene una dimensión finita e infinita. Finita en cuanto a que está escrita y se puede leer de principio a fin sin problema, infinita en cuanto a que el aprendizaje que se obtiene de ella es infinito. La Torá oral representa ese aprendizaje, es inagotable porque se encuentra dentro de cada persona que se acerca a Hashem y su Torá y con cada persona con cada generación se mantiene y se renueva. Es el agua que riega a la semilla, el alimento de la fe.

Finalmente la Torá en su totalidad, de forma escrita y oral, es nuestro origen y nuestra tradición. Nuestro futuro, nuestra salvación.

El sentido por el cual fuimos creados, la verdad absoluta, el pacto más íntimo que se puede hacer con Dios. La razón por las que todas las cosas que existen fueron creadas.

Fuente: Enlace Judío
julio 24, 2017

"Por si me dan ganas": este es el sacerdote que siempre lleva un condón

    El sacerdote mexicano se mostró flexible en lo referido al celibato y la Iglesia Católica inició una investigación.

"Yo viajo y si hay necesidad de echar una partida la echo. Yo siempre llevo mi condón preparado por si viene al caso y porque una canita al aire a nadie le viene mal si te da estabilidad emocional”, afirmó el padre Tomás Herrera Seco en una entrevista este jueves con el programa radial mexicano Proyecto Puente, causando sorpresa entre los usuarios que escucharon las declaraciones y desencadenando una investigación de la Arquidiócesis de Hermosillo, Mexico.

Según informa la Agencia Católica de Información (ACI Prensa), la Arquidiócesis dio a conocer un comunicado este viernes 21 de julio en el que se señala que se procederá a “una investigación de todo lo referente a la polémica originada por sus comentarios (del P. Herrera Seco) ante el celibato”.

“El condón es por si necesito usarlo, yo llevo una vida sexual casta, si lo llevo es para que se use si se necesita, hasta ahora no lo he necesitado pero nunca digas de esa agua no he de beber”, añadió Herrera Seco en la entrevista ante la insistencia del periodista, que además le preguntó si había tenido relaciones sexuales mientras era sacerdote y si fueron con hombres o mujeres.

"¿Siendo padre si he tenido relaciones sexuales? Sí, claro", afirmó el sacerdote, pero evitó responder la pregunta del género de sus parejas. “Lo importante es el amor, el afecto, la calidad del ser, lo demás entra en el ámbito muy privado. Yo no descarto nada, la afectividad es un don, es una maravilla, no descartes género, no desaproveches”, agregó.

Según ACI Prensa, Herrera lleva varios años sin ejercer el sacerdocio y ahora trabaja como asesor principal en temas de moral y ética para funcionarios del estado de Sonora, "cargo que cumplió durante el período de gobierno de Guillermo Padrés Elías. Hace unos días el sacerdote fue confirmado como nuevo administrador parroquial de San Pedro-El Saucito, en Hermosillo", afirma la agencia de prensa católica.

Fuente: elblog.com

domingo, 23 de julio de 2017

julio 23, 2017

Todos están luchando una gran batalla

Una estrategia para profundizar tu sentido de compasión y empatía.

“Sé amable, porque cada persona que te encuentras está luchando una gran batalla”. Aparentemente este era el consejo favorito de Gloria Vanderbilt. No es lo que yo me esperaba, pero ese es el punto, ¿no? Incluso los aparentemente privilegiados, los ricos, los talentosos, no están exentos de los desafíos de la vida. Todos están luchando una gran batalla.

Porque ese es todo el sentido de la vida, y la batalla es por la vida misma. El campo de batalla ocurre en nuestra psique, en la lucha entre lo mundano y lo sagrado, la inclinación negativa y la positiva, el cuerpo y el alma.

Y es interminable. Día tras día, hora tras hora, minuto tras minuto, la lucha continúa. La línea de fuego de cada quien es diferente, pero la fuerza de batalla es similar, y así mismo debieran ser nuestras estrategias de batalla y nuestro plan de ataque. Porque si estamos involucrados en una batalla diaria por nuestras almas, entonces —como cualquier buen general—, necesitamos planear una estrategia para el éxito.

No queremos que nos tomen por sorpresa; no queremos estar desprevenidos. Esos son los errores cardinales de un líder. Y aquí tenemos la ventaja por sobre la mayoría de los estrategas militares. Sabemos que la batalla viene. No hay razón para que seamos sorprendidos inesperadamente.

Igual como un alcohólico necesita evitar las calles con carteles de neón en las que están sus bares favoritos, así mismo nosotros tenemos que mantenernos alejados de situaciones que gatillan respuestas negativas.

Si estamos a dieta, no entramos a una panadería a mirar… y oler… y… bueno, ya saben qué pasa después. Ese no sería el plan de un gran estratega.

Si constantemente llegamos tarde al trabajo, quizás debiéramos comprar un despertador sin botón de snooze (¿existen?), o poner el reloj 15 minutos más temprano (¡ya conocen los trucos!). No queremos darnos permiso a nosotros mismos para tomar la elección equivocada.

A diferencia de las películas y la televisión, nuestras batallas no son usualmente grandiosas y épicas. No se pelean en coliseos o a lo largo de fronteras internacionales. Son pequeñas y constantes peleas que asedian todos nuestros momentos despiertos.

¿Gritarle al niño que olvidó su almuerzo, o llevarlo con calma a su clase (¿o dejarlo comer el sándwich de mantequilla de maní que la maestra siempre tiene a mano?)?

¿Expresar frustración con mi pareja que olvidó recoger la ropa de la tintorería, ir yo misma o —aquí hay un pensamiento radical— ponerme algo diferente?

Luchar por saber de quién es el turno de sacar la basura, preparar la cena, leer el cuento antes de dormir, o simplemente hacerlo con una sonrisa en la cara… Estos son nuestros desafíos diarios, nuestras grandes batallas. Y nadie está inmune.

Aunque nuestro enemigo puede tener el ingenio de un terrorista, sabemos en dónde se está escondiendo y sabemos qué gatilla un ataque. Esta es nuestra oportunidad de ser inteligentes estrategas y crear un plan que funcione para enfrentar a nuestro yetzer hará, nuestra inclinación negativa.

Sí, a veces estamos durmiendo. Pero eso es culpa nuestra. Las señales están por todas partes si escogemos leerlas. También podemos apoyarnos en nuestras experiencias pasadas. Sabemos en dónde somos débiles. Sabemos en dónde somos vulnerables. Sabemos que cuando estamos cansados, nuestras defensas están bajas. Así que tenemos que planificar en torno a eso.

No juzgues tan rápido

Este es un consejo sensato para cada ser humano que está luchando la gran batalla por la vida. Pero la señorita Vanderblit lo lleva un paso más allá. No se trata solamente de la batalla que estamos luchando, sino que también es sobre la batalla que todos los que nos rodean también están teniendo.

Si recordamos que todos nuestros familiares, nuestros amigos, los miembros de nuestra comunidad y nuestros conocidos, también están luchando, esto profundizará nuestro sentimiento de compasión y empatía. No seremos tan rápidos en juzgar o ser heridos. Estaremos enfocados en sus necesidades y no las nuestras.

Es bueno que todos estén luchando una gran batalla, porque rendirse es escoger la muerte. Pero algunos desafíos son más difíciles que otros, y para algunos el costo es mayor de lo esperado. Así que tenemos que comportarnos con bondad y misericordia no solamente con nuestros amigos, sino también con nosotros mismos.

Su consejo favorito podría haber sido solamente “sé amable” y eso nos hubiera llevado lejos. Pero la segunda parte de la cita la convierte en tanto más – para nosotros y para otros. Llega al corazón de lo que significa estar vivo y desarrollarse y crecer como ser humano. Hay sabiduría en todas partes; nosotros tan sólo tenemos que hacernos receptivos a ella.

Fuente: Aish Latino

julio 23, 2017

Juntó más de 7 millones de dólares cobrando bendiciones online

Entre 2011 y 2015, Benjamin Rogovy, “hombre de negocios” de Seattle, hizo millones de dólares mediante el aprovechamiento de las creencias religiosas de las personas. A través de su página web, ChristianPrayerCenter.com, llevó a la gente a creer que los ministros y líderes religiosos orarían por ellos si pagaran entre 9 y 35 dólares por el servicio.

Increíblemente, Rogovy se las arregló para convencer a miles de personas a participar en la estafa, convirtiéndose en el único destinatario de todas sus donaciones. Para que la estafa online pareciera genuina, Rogovy se hizo pasar por el Pastor John Carlson, un personaje ficticio con un perfil de aspecto profesional en LinkedIn. Creó otros perfiles falsos para los ministros que podrían proporcionar consultas privadas y realizar ceremonias religiosas a través ChristianPrayerCenter.com y su versión española, OracionCristiana.org. Ambos sitios contenían falsos testimonios de personas que, con la ayuda de sus oraciones, habían sido capaces de evitar ejecuciones hipotecarias, ganar la lotería, tener bebés sanos, e incluso curarse del VIH.

El esquema funcionó a la perfección durante cuatro (muy rentables) años, y en la cima de su popularidad, el servicio de rezos pago de Rogovy tenía la friolera de 1.289.120 likes en Facebook. La gente posteaba todas sus oraciones online y enviaba el dinero con la esperanza de que pudiera conllevar pequeños milagros.

Pero Rogovy fue finalmente atrapado el año pasado, y después de una investigación de un año, se le pidió que cierre la página web. El Procurador General del estado de Washington Bob Ferguson también le ha ordenado para pagar los 7 millones de dólares que tomó de creyentes involuntarios.

“Creo en el poder de la oración,” dijo más tarde Ferguson, en un comunicado. “Lo que no creo y lo que no voy a tolerar son las empresas ilegales que se aprovechan de la gente (aprovechando su fe o su necesidad de ayuda) con el fin de hacer dinero rápido.”

Los investigadores descubrieron que Rogovy también engañaba a sus víctimas pidiendo pagos mensuales recurrentes a través de sus sitios web, que eran deliberadamente confusos. “La investigación demostró que una vez que los consumidores presentaban y pagaban por una oración, eran dirigidos a una página web que les daba la opción de recibir ‘bendiciones continuas'”, añadió Ferguson. “Entre 2011 y 2015, el CPC recolectó más de 7 millones de dólares de 125.000 consumidores en todo el mundo”.

De acuerdo con la sentencia, ChristianPrayerCenter.com está ahora cerrado, con el mensaje: “Le damos las gracias por todas las oraciones, apreciamos la oportunidad de haber creado un lugar donde los cristianos podían reunirse para apoyarse unos a otros.” También incluye un enlace al proceso de reclamos de los consumidores. Las personas que deseen recibir un reembolso tienen que presentar una denuncia ante la oficina del fiscal general del estado de Washington el 12 de junio de 2016.

Fuente: periodismo.com
julio 23, 2017

Desinformación hipócrita

Pareciera que Israel es una especie de laboratorio en el cual los islamistas prueban sus ataques terroristas, que luego ejecutan en otros países, pero los medios no reseñan tales asaltos de igual modo.
El último viernes, tres árabes israelíes bajaron por el Monte del Templo, disparando unas metralletas contra las fuerzas policiales israelíes que custodiaban la Puerta de los Leones en la Ciudad Vieja de Jerusalén; mataron a dos policías.

Los tres terroristas provenían de la aldea Umm el Fahem, en el norte de Israel, donde prolifera el radicalismo promovido por el grupo terrorista Hamas.

La policía precisó que los perpetradores huyeron hacia las mezquitas en el Monte del Templo. Durante la persecución se produjo un intercambio de disparos y los homicidas fueron abatidos. Ante el peligro, los funcionarios israelíes suspendieron las plegarias musulmanas del viernes, en el sitio. Hay serias evidencias de que las armas fueron escondidas en el Monte del Templo y se sospecha complicidad de alguien ligado a Waqf (autoridad de patrimonio islámico); ello, en cierto grado cambia las tácticas terroristas. Las autoridades israelíes han reabierto parcialmente el área a los musulmanes, con medidas de seguridad reforzadas.

Estos fueron los hechos. Sin embargo, asombran algunas prácticas informativas en las que se pone de manifiesto el doble rasero cuando se trata de Israel. Por ejemplo, un confuso y tendencioso titular del periódico El País de Uruguay: “Mueren cinco árabes israelíes en ataque en Jerusalén”, omitiendo que el asalto es terrorista y aprovechándose que también los dos policías asesinados eran árabes israelíes: Ahil Satawi, de la localidad drusa de Mghrar, y Camil Shnaan, de la aldea drusa de Horfish. ¿Cómo es posible que un medio supuestamente serio ponga al mismo nivel que sus verdugos, a los policías, cuyas valiosas vidas fueron segadas? ¿Cómo los pueden igualar debido a su gentilicio? Resulta un cruel y cínico agravio a los israelíes en general y a los árabes israelíes en particular. El mismo texto es impreciso al señalar a los agresores.

Los medios de comunicación florecen en una sociedad libre y democrática, por lo que deben ser coherentes e incondicionales en el combate al flagelo del terror, ferviente enemigo de nuestro sistema pluralista.

Fuente: Hatzad Hasheni
julio 23, 2017

El Gran Rabino Akiva se reía de la muerte

¿Por qué el gran rabino Akivá se reía de la muerte? Historias del Midrash

Cuando el gran rabino Eliezer enfermó sus alumnos fueron a visitarlo. Él les dijo: “Hay una ira feroz en el mundo” insinuando que Dios lo estaba castigando.

Los alumnos empezaron a llorar, Sin embargo, al levantar los ojos notaron que Rabí Akivá estaba riendo.

– ¿Cómo puedes reír en una hora como ésta? – preguntaron enojados.
– Díganme. ¿Por qué lloran? – les contestó.
– ¿Podríamos acaso ver a un erudito de la Torá perecer y no llorar?

– Esa es la razón precisa por la que río. Cada vez que veía que el vino de nuestro maestro no se hacía vinagre, su lino no se rompía, su aceite no se gastaba y sus preservas no se hacían rancias pensaba: “Dios no quiera que nuestro maestro reciba todas las recompensas de sus méritos en este mundo y no deje ni una para el mundo venidero”. Ahora que veo su sufrimiento, me alegro de la gran recompensa que recibirá en el mundo venidero.

Al escucharlo rabí Eliezer preguntó: – Akivá, ¿acaso se me ha olvidado algún principio de la Torá? ¿por qué merezco vivir este sufrimiento?

– Maestro, tú mismo nos repetiste varias veces el versículo que dice “No hay hombre justo sobre la Tierra que haga el bien y no peque”.

Fuente: Chabad.org

sábado, 22 de julio de 2017