Radio Milagro

Solo éxitos cristianos anunciando la venida de Jesucristo

Post Top Ad

julio 01, 2020

Agente con la Biblia en mano pide de rodillas por la sanidad y vida del pueblo salvadoreño

Usuarios de las redes sociales han compartido un video en el que un agente de la Policía Nacional Civil (PNC), es captado orando de rodillas por la sanidad y vida del pueblo salvadoreño.

Una alabanza acompañaba la oración del agente que pide por la salud de las personas infectadas, sus familiares y por los héroes que trabajan y combaten el COVID-19 en primera líne.

“Clamamos misericordia, para todos los pacientes, para todas las familias señor, clamamos misericordia para la Fuerza Armada de El Salvador, para todos los médicos, doctores y enfermeras” expresó el agente.

El video se ha viralizado en las diferentes plataformas digitales y los internautas han dejado muchos comentarios positivos para el agente y sus compañeros.

“Dios tenga misericordia de este pueblo, que mejor muestra la de estos policías demostrando humildad, los políticos corruptos están llenos de soberbia y prepotencia, Dios nos sacará en victoria”, comentó un joven.

El video presuntamente es grabado en un cantón o caserío del departamento de Santa Ana.

Fuente: elblog.com





junio 25, 2020

Pastor evangélico recibe condena de 12 años por aprovecharse de feligrés en Santa Ana

Mediante las redes sociales las autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR) informaron la dura condena contra un pastor evangélico por haberse aprovechado de una persona.

Según detalló la Fiscalía, el pastor evangélico está acusado de dos delitos relacionados contra la dignidad de la persona, quien goza de régimen de protección.

Las autoridades agregaron que el caso se dio en el departamento de Santa Ana, donde el líder religioso presuntamente se habría aprovechado de una o un feligrés.

Tras las investigaciones y las pruebas presentadas por la FGR en contra del pastor, que no fue identificado, los Juzgados declararon culpable al líder religioso el cual deberá cumplir con 12 años de cárcel.

Fuente: elblog.com
junio 17, 2020

Mujer de 105 años continúa Predicando el Evangelio

Hattie Mae Allen, abuela de 105 años, sigue predicando el evangelio de Jesucristo en Texas. Aunque no tenga un diploma en teología, ella asegura tener un postgrado en Jesús. Una de las hijas de Allen, de nombre Ruth Freeman, declaró lo precioso que es ver a su madre viviendo con tanto amor la obra de Dios. “¡Es una bendición!”, aseguró Freeman.

La valiente mujer fue homenajeada por su iglesia en la ciudad la semana pasada. Con la ayuda de un andador, se acerco al altar y dio unas palabras de edificación para el pueblo de Dios: “Debemos estar apartados de todo lo que no es de Dios. Tenemos que colocar a Jesús en primer lugar”.

“Tengo el anhelo de mantener mi corazón en santidad, y eso es lo que Dios honrará al final. Cuando era pequeña, era enviada a estudiar la Palabra de Dios a mi habitación y luego iba a la sala para predicarles a mi madre. Esa fue la forma en que aprendí a vivir como Cristo nos enseñó. Hemos sidos creados con amor, respeto y buenas virtudes, e intento que todos aprendan esto”, subrayó Allen.

Su actual pastor, de nombre Toliver, asegura que en todos estos años ha sido muy “bendecido por el conocimiento de Allen”. Él la describe como una mujer “llena de sabiduría y conocimiento”. “Sin duda, ella es un ejemplo para los jóvenes cristianos que teniendo las fuerzas para hablar de Dios, no lo hacen”, comenta la iglesia.

De más esta decir que esta es una noticia que comprueba que Dios es majestuoso y que se ha glorificado en la vida de esta mujer.

Fuente. critianoinformado.com
junio 16, 2020

Policías de El Salvador claman a Dios de rodillas por el fin del coronavirus

Agentes de la Policía Nacional Civil de El Salvador, realizó un momento de oración y clamor a Dios, por el fin de la pandemia del coronavirus que mantiene en angustia al país y al mundo.

Los uniformados se reunieron el domingo por la tarde en un espacio amplio dentro de las instalaciones de la sede central de la Policía Nacional Civil (PNC) en San Salvador, después que el presidente Nayib Bukele pidió al país unirse en una jornada de oración.

Las imágenes del emotivo hecho, fueron compartidas por la Secretaría de Prensa de la Presidencia, señalando que los agentes policiales estaban orando y clamando a Dios por la salud y protección de los salvadoreños.

“Su Gloria está aquí, sanando heridas, levantando al caído”. Con estas palabras inició la jornada de intercesión, en el marco del “Día Nacional de la Oración” en todas las delegaciones en todo el país.

Las oraciones estuvieron a cargo del presidente del Ministerio Cristiano Policial (MCP), comisionado Pedro Baltazar González, quien estuvo rodeado por un equipo de capellanes policiales y miembros de la institución creyentes que al unísono se dirigieron a Dios.

Todos los policías pidieron por la sanidad de los enfermos de COVID-19 y por todos los compañeros de la institución que libran esa gran batalla en contra de la mortal enfermedad.

Además, este día también se sumaron a este acto de fe, personal de diferentes instituciones que laboran en esta emergencia, así como familias enteras desde sus hogares clamando con un solo objetivo. 

Tomado de: https://www.acontecercristiano.net/2020/05/policias-de-el-salvador-claman-dios-por-fin-del-coronavirus.html

junio 15, 2020

El fin del mundo será la próxima semana, según una nueva lectura del calendario maya

Originalmente se dijo que el fin del mundo sería en diciembre de 2012, pero una nueva teoría conspiratoria señala que el calendario maya en realidad hace referencia a junio del 2020. En concreto: ¡la próxima semana!

La teoría del fin del mundo de 2012 involucra un planeta mítico llamado Nibiru que se precipita hacia la Tierra, pero eso no ocurrió en aquel año.

The Sun informa, con base en el científico Paolo Tagaloguin, que técnicamente el mundo vive el 2012.

Es decir, el calendario Gregoriano marca el 2020, pero en la realidad es que el mundo está en 2020.

“Siguiendo el Calendario Juliano, técnicamente estamos en 2012”, afirmaría el científico. “El número de días perdidos en un año debido al cambio al calendario gregoriano es de 11 días”.

En una serie de cuentas matemáticas explicó la teoría.

“Durante 268 años, utilizando el calendario gregoriano (1752-2020) por 11 días = 2,948 días. 2,948 días / 365 días (por año) = 8 años”, afirma.

En 2012 incluso la NASA intervino en la explicación del supuesto fin del mundo.

“Esa catástrofe se pronosticó inicialmente para mayo de 2003, pero cuando no sucedió nada, la fecha del fin del mundo se adelantó a diciembre de 2012”, indica “Para cualquier reclamo de desastre o cambios dramáticos en 2012, ¿dónde está la ciencia? ¿Dónde está la evidencia?”

Si el científico Tagaloguin está en lo correcto, sumando todos los días perdidos, entonces la fecha del fin del mundo, según el calendario maya, la siguiente semana.

Como sea, no hay evidencia científica, pero las teorías de conspiración en redes sociales están dándose un agasajo, sobre todo en medio de la pandemia de coronavirus.

Algunos medios confunden el calendario maya con el azteca para ilustrar esta historia, lo que agrega dudas sobre la veracidad de las teorías.

Fuente elblog.com
junio 13, 2020

¿Se puede creer en los milagros?

David Hume, en su obra Investigación sobre el entendimiento humano,[1] plantea el problema de los milagros de modo distinto a Spinoza.

Para Hume, como buen empirista, no es la razón misma sino la experiencia la que nos guía en nuestros razonamientos. La experiencia es la que nos da la evidencia de cómo son las cosas.

Todos sabemos, por ejemplo, que si ponemos la mano en el fuego nos quemaremos, o que si intentamos andar sobre el mar nos hundiremos como el apóstol Pedro. Y esto lo sabemos por experiencia propia.

De entrada, Hume no niega la posibilidad de los milagros. Si es posible que Dios exista, también, a priori, los milagros podrían darse. Sin embargo, en lo que insiste, es que de todo esto no tenemos ninguna experiencia. 

Según él, no podemos demostrar, ni empíricamente ni racionalmente, la existencia de Dios, ni la realidad de los milagros. Aunque supongamos su existencia, no podemos saber nada de cómo es ese Dios ni si se digna en hacer milagros. La experiencia no nos permite tener evidencias de que haya milagros. Por tanto los milagros no son creíbles. No podemos creer en algo que va contra nuestra propia experiencia de las cosas.

El argumento de Hume se plantea de la siguiente manera:

a. Los milagros violan las leyes naturales (o de la ciencia)

b. Tenemos la experiencia de que las leyes naturales no puedan ser violadas.

c. Por lo tanto, los milagros no son posibles.

¿Qué son las leyes naturales o las leyes básicas de la ciencia? Aquellas regularidades que rigen en el mundo natural, en la naturaleza y en el Universo. Por ejemplo, la ley de la conservación de la masa-energía en el mundo actual que afirma: “La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”.

Aunque hoy se cree, según la teoría del Big Bang, que al principio se creó toda la masa-energía del cosmos, así como el espacio-tiempo. De manera que las concepciones científicas pueden cambiar, a medida que se adquieren más conocimientos.

Otra ley importante es la de la gravitación universal de Newton, que se enuncia así: La fuerza (F) ejercida entre dos cuerpos de masas m1 y m2 separados por una distancia r es proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia, es decir:    


Donde G es la constante:




Y así, sucesivamente todas las leyes físicas, químicas y biológicas del mundo: las leyes electromagnéticas, las leyes de la óptica, las de la termodinámica, incluso las leyes estadísticas o del caos, etc.

Pero, volvamos ahora al argumento de David Hume. Con su segunda premisa: “Tenemos la experiencia de que las leyes naturales no puedan ser violadas”, Hume deduce que: como las cosas han sucedido siempre así, siempre han de seguir sucediendo de la misma manera. No habría posibilidad de alteración, ni posibilidad de milagro. Pero, esto es un razonamiento circular ya que supone precisamente lo que hay que demostrar. Es decir, que nunca ha ocurrido un milagro.

Veámoslo mediante un ejemplo: Nuestra experiencia nos dice que ningún hombre ha vuelto a la vida, por tanto, Jesús no pudo resucitar. Al decir que “nunca ningún hombre ha vuelto a la vida” se está ya suponiendo que nunca ha sucedido un milagro. Es decir, se supone, ya de entrada, aquello que se debería demostrar.

Hume cae en la falacia de creer que el pasado puede determinar, de manera absoluta, lo que debemos creer en el futuro. De manera que lo que está diciendo es: “si hasta ahora no ha habido milagros, -hagamos esa concesión- incluso aunque se produjera un milagro en el futuro, no podríamos aceptarlo como tal”. Pero, ¿deberíamos negarnos a reconocer un milagro sólo porque hasta ahora no ha sucedido?

En su opinión, si un milagro sucediera, dejaría inmediatamente de serlo, pues habría violado las leyes naturales, y dado que una ley si se viola ya no es ley, entonces tampoco habría milagro. Hume no analiza la evidencia del milagro por sí mismo, sino que lo descarta de entrada con el argumento de que nunca antes había ocurrido, o bien que, si ocurre, es porque no se trata de un verdadero milagro. No acepta ningún milagro por bien documentado que esté.

Pero si un milagro es obra de un ser superior, que escapa a la naturaleza, entonces la frecuencia no determina su probabilidad. La propia frecuencia reducida del milagro puede ser algo que forme parte de su naturaleza.

La creación del mundo, la resurrección de Jesús, así como muchos otros milagros relatados en la Biblia, fueron acontecimientos únicos y exclusivos. Su frecuencia fue igual a uno ya que sólo ocurrieron una vez. Nunca antes habían sucedido. No tenemos experiencia previa de tales sucesos. ¿Demuestra esta exclusividad que no ocurrieron? ¡Claro que no! Los milagros, si han ocurrido, han tenido también una primera vez, sean únicos (como la resurrección de Jesús) o no lo sean (como las diversas sanidades).

El apologeta cristiano Richard Whately mostró, ya en el siglo XIX, que, siguiendo este modo de argumentar de Hume, tendríamos que negar también la existencia de Napoleón, o de otros personajes históricos, como el propio Jesús, por su carácter novedoso y excepcional. Hume no puede creer en los milagros porque no quiere creer en ellos, porque en el fondo sigue pensando que los milagros no son posibles. Se negó, de entrada, a la posibilidad de cualquier evento sobrenatural, pero no pudo demostrar que éstos no se dieran en la realidad.

El teólogo Rainer Siemens, en su trabajo Los milagros ante las objeciones críticas de David Hume,[2] analiza las tres objeciones principales de Hume a los milagros (natural, histórica y religiosa) llegando a la conclusión de que tales críticas no logran negar la posibilidad de los milagros.

En realidad, el fundamento de todo el razonamiento de Hume es la negación del sobrenaturalismo. No obstante, la explicación naturalista del origen del mundo deja mucho que desear ya que implica la aceptación de que todo lo existente se originó de manera natural a partir de lo inexistente. Pero tampoco tenemos experiencia de que tales cosas ocurran en la realidad.

Sin embargo, la creencia en un Dios omnisciente y omnipotente que creó el universo por medio del mayor de los milagros es mucho más lógica. Y, si Dios creó, los milagros son posibles.

La creencia en la existencia de Dios ciertamente favorece la creencia en los milagros, pero los milagros por sí mismos, si existen, también pueden ser una prueba independiente de la existencia de Dios. 


Notas

[1] Hume, D. 2004, Investigación sobre el entendimiento humano, Akal, Madrid.

[2] Siemens, R. 2018, “Los milagros ante las objeciones críticas de David Hume”, en Cruz, A., Wiebe, D. & Siemens, R. Apologética en diez respuestas, El Lector, Paraguay, pp. 177-202; y también en la edición posterior de CLIE (2020, pp. 101-124). 

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - Zoé
junio 11, 2020

CRISTIANOS ORAN EN LAS CALLES DE EL SALVADOR

El presidente salvadoreño Nayib Bukele decretó un Día Nacional de Oración el domingo pasado (24 de mayo), para pedirle ayuda a Dios en la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus. En respuesta a la solicitud del presidente, los cristianos salieron a las calles del país centroamericano para clamar a Dios, usando máscaras y manteniendo una distancia segura.

“Muchos oran desde tempranas horas, otros durante la noche. Otros han estado orando por varios días”, dijo Bukele en las redes sociales. "Millones se unirán a ellos en oración, pidiéndole a Dios la salud de nuestra nación y de toda la humanidad", añadió.

Las oraciones comenzaron a las 2 de la tarde y fue una invitación "voluntaria", aclaró el presidente. “Los que prefieren no orar, no oren. Oraremos por usted y la salud de sus familias”, dijo Bukele. La cuenta oficial de la presidencia de El Salvador en Twitter publicó imágenes de funcionarios del gobierno orando en algunas partes del país, incluidos los militares y la policía.

La medida fue fuertemente apoyada por las iglesias evangélicas del país, que respondieron rápidamente al llamado del presidente. "Me encanta saber que, en el medio de la apretada agenda política, (...) se tomaron un momento para orar", dijo un líder religioso. "Estamos haciendo nuestra parte y debemos clamar a Dios para que haga su parte", dijo el pastor Juan Melgar, quien apoyó el llamado de Bukele.
junio 09, 2020

La Brujeria y el Satanismo crece cada Día mas en América Latina

Pese a la creencia de que la religión, cualquiera que sea, está perdiendo adeptos, un estudio internacional confirmó lo contrario. Según la investigación, un 62 % de las personas de todo el planeta se definen como religiosas. “Hay una fuerte confianza en que existe un dios”, afirmaron los especialistas.

El estudio de Worldwide Independent Network fue realizado entre 66.000 personas de 68 países, a las que se les consultó sobre la autopercepción sobre la religiosidad, sin tener en cuenta cuál es el culto que profesa o si es practicante.

Así se concluyó que, en América Latina, el país más religioso es Paraguay, con el 87 % de los encuestados. Luego se ubican Colombia y Panamá, con 84 %; Brasil, con 82 %; y Argentina y Ecuador, con 78 %. “Sigue habiendo fe y los estudios son contundentes en ese sentido, la necesidad de espiritualidad está vigente y no hay nada que la reemplace”, explicó Constanza Cilley, directora ejecutiva de la consultara Voices!, que realizó la investigación en Argentina.

Por su parte, publicó el sitio Ámbito, el teólogo José Caamaño agregó que el mundo no está “secularizado”, sino que “surgen otras formas de creer”. “Hay una fuerte confianza en que existe un dios, un ser eterno o un ser superior que nos cuida y nos acompaña”.

La tendencia en el mundo

A nivel global, según el sondeo, el país más religioso del mundo es Tailandia, donde el 98 % de sus habitantes se definen de esa manera. Luego se ubica Nigeria, con 97 %; Kosovo, India, Ghana, Costa de Marfil y Papúa Nueva Guinea, con 94 %; Fiji y Armenia, con 92%; y Filipinas, con 90 %

En el otro extremo está China, donde el 67 % de su población se define como atea, 23 % se caracteriza como no religiosa y 9 % mantiene sus creencias. Le siguen Japón (13 % de religiosos), Suecia (22 %), República Checa (24 %) y el Reino Unido (27 %).

Fuente: RT
junio 05, 2020

VENCIÓ EL VIRUS CON SU FE PUESTA EN DIOS

Ayer fue recibido en el barrio San Pedro, con mucha alegría, aplausos y carteles la persona que venció al COVID19.
Después de pasar esta dura prueba ya se encuentra con su familia, su esposa con voz entre cortada agradeció cada gesto solidario a las personas que siempre los apoyaron durante el tiempo que duro esta dura prueba para ella y su familia.
Este es el final feliz de una familia guazacapaneca que con su fe puesta en DIOS logro salir de esta pesadilla.
junio 05, 2020

REACTIVACIÓN DE SERVICIOS RELIGIOSOS

Iglesias cristianas han reanudado sus servicios en Ecuador.
3 de Junio la Iglesia de Gomez Rendón en Guayaquil reanudó sus servicios.
La Iglesia del Movimiento Misionero Mundial en Guayaquil, Ecuador, abrió sus puertas luego de la cuarentena, siguiendo los protocolos de bioseguridad establecidos en Ecuador.